DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

jueves, 10 de septiembre de 2020

WMW Capítulo 895: Tomando el control

Tomando el control

"Aunque es posible para mí tratar con un Profesional basado en la magia en el rango 15 o superior, realmente no tiene sentido ..." Leylin observó al sacerdote criatura mientras sentía un dolor de cabeza.

Él era solo un mago de rango medio de rango 12, y no podía hacer nada que traspasara los límites de lo que era correcto. Tal cosa atraería la atención de fuerzas poderosas, que era lo último que quería Leylin.

Sin embargo, con una fuerza espiritual que excedía la de los Magos regulares, así como las funciones de escaneo del Chip I.A, Leylin pudo descubrir algunas ondulaciones mágicas que se habían ocultado.

De repente dio un paso hacia un lado, girando a la izquierda para esquivar una repentina flecha verde larga. Esta flecha corrosiva no redujo su fuerza ya que zumbó a través del cuerpo de una criatura, convirtiéndolo en espuma.


'¡Flecha venenosa de alto grado!' Leylin se veía sombrío y la Armadura de Mago incrustada en su uniforme se activó.

“¿Por qué no estás en tu Tribu Sangre Negra? ¿Qué estás haciendo aquí?"

"Jeje ... eso no es algo que necesites saber, ¡porque tu cabeza está a punto de convertirse en mi botín!" El sacerdote frente a él se rió disimuladamente.

En este momento, la situación volvió a cambiar. ¡Otra criatura de alto grado emergió de repente, lanzando un ataque furtivo contra Aulen!


Una daga con aterradora energía corrosiva negra se clavó en su pecho. "¡AH ... AULEN!" Al ver esto, un qi poderoso y deslumbrante brotó de Rafiniya. Pareció tener un efecto ardiente, lo que hizo que las otras criaturas a su alrededor retrocedieran mientras ella tomaba a Aulen en sus brazos.

"¿Mira esto? Tu líder va a morir. ¡Rindanse! Mientras renuncien a su fe, juren en nombre del Dios de la Caza y se unan a nosotros, puedo dejarlos vivir... '' Palabras tentadoras salieron de la boca del sacerdote criatura. Quizás también se había dado cuenta de que Leylin sería difícil de tratar. Si bien era posible ganar, existía una alta probabilidad de que Leylin se escapara.

"Hmm ..." Leylin se rió entre dientes y eso hizo que la expresión del sacerdote cambiara de repente. Al ver que los rayos de invocación se iluminaban en el cuerpo del oponente, Leylin supo que sus preparativos habían sido exitosos.

Incluso cuando el sacerdote parecía confundido, de repente se retiró y activó los pergaminos de hechizos que había preparado hace mucho tiempo.

¡Barrera mágica II! ¡Espinas! ¡Invocar guardias!

Las barreras de hechizos inmensamente poderosas despejaron instantáneamente el área, envolviendo a Leylin y sus compañeros de equipo. Mientras tanto, un bosque espinoso se elevó rápidamente del suelo. Se construyeron soldados fuertemente armados a partir del suelo, que se levantaron para enfrentarse a las criaturas.

"¿Que esta pasando?" Después de ver la caída del sacerdote criatura, algunos líderes se acercaron de inmediato.

“Nuestra base está siendo atacada. ¡Debe ser un complot de esos astutos humanos!" El sacerdote habló con frustración.

Las expresiones de los otras criaturas cambiaron rápidamente. "¿Qué hacemos?"

Las criaturas de alto rango observaron a Leylin y a los demás dentro de la barrera. Si bien básicamente todos tenían heridas, naturalmente aún podían luchar hasta cierto punto y tenían protección mágica. Si bien no era imposible atravesarlos y eliminarlos, necesitaban tiempo ...

En este período de tiempo, ¡su propio campamento podría desaparecer! Sin embargo, si tuvieran que dividir sus tropas, no conocer el poder del oponente sería muy peligroso. Las tropas de Leylin no eran del tipo benevolente.

Estos viles humanos no tenían ninguna importancia en comparación con su propia misión. Si bien las criaturas eran sinónimos de salvajes sin cerebro, los que podían convertirse en líderes aún poseían algún nivel de inteligencia.

"¡Vamonos!" De repente, el líder agitó los brazos y los demás se retiraron rápidamente.

"¿Qué hay de ellos ..." Uno de ellos parecía no estar dispuesto a hacerlo, pero fue derribado de inmediato. "Solo piensa por un momento con tu estúpido cerebro. ¿Qué es más importante, nuestro campamento o estos humanos?"

El sacerdote también estuvo a favor de esta decisión. Cuando se fue, le dio a Leylin una mirada profunda. "¡Esta no es la última vez que nos verá!"

"¡Eso espero!" Leylin respondió con una leve sonrisa.

Se retiraron rápidamente. En decenas de segundos, desaparecieron por completo.

¡Ojo Arcano! Después de usar algunos hechizos de detección, Leylin asintió con seguridad, "Realmente se fueron y no dejaron ninguna trampa ..."

"¡Oh, lo logramos!" "Jaja ... ¡sobreviví!" "Sabía que no moriría tan fácilmente ..."

El éxtasis de vivir una situación desesperada hizo que los soldados que habían sobrevivido cayeran de inmediato en un caos. Muchos de ellos incluso comenzaron a llorar.

Después de esta emoción, miraron su campamento que ahora parecía estar en completo desorden, así como sus compañeros que estaban muertos o gravemente heridos. Un soldado comenzó a sollozar, y pronto y todo tipo de lamentos comenzaron a brotar de los demás.

"¡Ley-Leylin!" Aulen tenía una gran herida en el pecho. Incluso con Jinx aplicando presión y lanzando hechizos divinos con luz blanca lechosa, la sangre aún brotaba. La sangre brillante tiñó de rojo la túnica blanca de sacerdote de Jinx, haciéndola lucir un poco inquietante.

"Te dejo a mis hermanos. ¡Prométeme que los llevarás de vuelta a Argluna con vida!" Los labios de Aulen estaban agrietados, parecía un viajero al borde de morir de sed.

"¿Qué debo hacer? ¿Qué debo hacer? ¡Este tipo de herida necesita como mínimo un hechizo de curar heridas graves! He usado todas mis ranuras para hechizos divinos ..." Jinx sollozó. Los clérigos y sacerdotes que usaron toda su magia divina eran incluso más inútiles que los Magos sin ranuras para hechizos. (Che weon, ni idea ps, le ponen cleric y luego priest a la Jinx esta)

"¡Lo prometo!" Leylin asintió con tristeza.

"Entonces ... puedo relajarme ahora ..." Las manos de Aulen colgaron, sus ojos se cerraron ligeramente.

"¡Capitana! ¡Capitana!" Jinx empezó a llorar.

"¡Ella no está muerta todavía!" Leylin se quedó sin palabras mientras apartaba a Jinx, un pergamino de hechizo apareció abruptamente en sus manos.

¡Crea agua! ¡Congelar! La poderosa magia envolvió a Aulen en una gigantesca capa de hielo como un insecto. Todavía había una expresión de sorpresa en su rostro.

"Ella podría aguantar un poco más." Leylin parecía serio. "¡Jinx!"

"¡Si!" La sacerdotisa miró hacia arriba, atónita.

"¡Tengo una tarea importante para ti!" Leylin miró a la sacerdotisa frente a él. “Necesito que la escoltes de regreso. Eres nuestro única sacerdotisa además de Aulen, solo tú puedes mantenerla con vida ... ¡En cuanto a seguridad, enviaré a algunas personas para que te acompañen!"

"¡No hay problema!" Jinx se secó las lágrimas y respondió rápidamente. Después de que perdieron a Aulen, Leylin ahora tenía el derecho de comandarlos a todos.

"Espera, ¿no volverás con nosotros?" Jinx solo logró reaccionar después de un momento, preguntando con sorpresa.

"¿Regresar? ¿Quieres estar en un consejo de guerra? Cassley definitivamente no nos dejará ir ..." Leylin se veía serio. "¡Me quedaré atrás y completaré la misión! "

Leylin ahora tenía un aura noble similar a la de un héroe, que tocó el corazón de Jinx.

"Oh ..." Sus lágrimas comenzaron a fluir de nuevo. "No te preocupes, completaré la tarea sin falta y le contaré a la iglesia tus logros ..."

Como era una sacerdotisa, Jinx era alguien que no sería criticada. Obviamente, creía que Leylin le estaba dando esta oportunidad de supervivencia, lo que la conmovió por completo. Leylin eligió a dos soldados que parecían estar bien para enviar a Jinx y a los que estaban gravemente heridos.

Después de que Aulen se fue, todo el escuadrón ahora estaba completamente bajo el control de Leylin. Con la sacerdotisa saliendo, no había nadie que estuviera monitoreando a Leylin, ¡y ahora podía actuar sin reservas!

“Pero este método… ¿funcionará? Nunca había oído hablar de eso antes ... "

Al ver salir el gran carruaje de caballos con hielo adentro, Rafiniya se paró al lado de Leylin, luciendo confundida. "¿El uso de hielo puede ralentizar el empeoramiento de las lesiones?"

Con este método, los negocios en el santuario mejorarían. Los Magos también comenzarían a prestar más atención a los hechizos de tipo hielo, pero Rafiniya nunca había oído hablar de esto antes.

“Sí, en teoría. Aunque no lo he probado antes ..." Leylin asintió.

"¡EN TEORÍA!" La mujer caballero gritó.

"Si. ¡Eso es al menos un poco de esperanza!" Leylin respondió irresponsablemente, y luego aplaudió para reunir al resto de los soldados.

De pie en lo alto, Leylin miró a los pocos hombres que tenía debajo. Originalmente, el equipo tenía menos de 50 personas, y con la masacre de anoche y la salida de los heridos de hoy, solo quedaban una docena de personas. Parecía bastante lamentable.

"Definitivamente me preguntarán por qué no vamos a regresar ..." La voz de Leylin era baja. Ahora, con la muerte de muchos líderes y los que se habían ido, él tenía la mayor autoridad aquí y era el único comandante razonable.

Por supuesto, Leylin solo necesitaba esta autoridad. Sería mucho más fácil para Leylin simplemente morir que hacer uso de estos restos dispersos de una tropa derrotada. Para que trabajen juntos, Leylin incluso habló de lo que había sucedido antes con la misión, así como de su hostilidad con Cassley.

Después de decir todo esto, vio expresiones de desesperación en los ojos de los soldados.

"Si. Con Cassley alrededor, nos convertiremos en desertores si regresamos y nos enviaran a juicio ... No piensen en escapar, porque su identificación como ciudadanos libres, así como tu familia, están todos en Argluna..." La voz de Leylin tuvo un extraño efecto infeccioso.

“¡Esta batalla no es solo para ustedes, es para su futuro! Debemos eliminar a esas miserables criaturas. Por lo menos, debemos tener éxito en la batalla y regresar sin culpas…” Los soldados de abajo estaban primero desconcertados y asustados, pero ahora las llamas ardían en sus ojos. Al darse cuenta, Leylin se echó a reír en secreto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario