DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

sábado, 29 de agosto de 2020

CSG Capítulo 992: Paradero de las siete pieles de bestias

Capítulo 992: Paradero de las siete pieles de bestias


Jian Chen finalmente por completo su mayor deseo con la resurrección de sus padres. Estaba extremadamente feliz en los últimos días.


Medio mes después, Jian Chen se reunió con Bi Yuntian y Changyang Ba. Los dos se habían recuperado por completo. Sin embargo, algo pesado parecía estar pesando en sus mentes.


"Xiang’er, nos hemos quedado en Ciudad Mercenaria durante tanto tiempo. Ya es hora de que nos vayamos. Regresaremos al clan Changyang.” Dijo Bi Yuntian.


“Suspiro, ha pasado tanto tiempo en un abrir y cerrar de ojos. Xiang’er, hemos dejado el clan Changyang por demasiado tiempo. Aprendimos sobre algunas de las situaciones que experimentó el clan Changyang, pero todavía estamos impacientes por regresar." Dijo Changyang Ba también. La idea de volver a casa había permanecido en la mente de la pareja durante todo el tiempo que descansaron. Estaban demasiado débiles antes, por lo que no lo mencionaron.


Jian Chen estuvo de acuerdo sin dudarlo después de escuchar esto. Dijo: "Madre, padre, ya que tanto quieren volver, salgamos de Ciudad Mercenaria lo antes posible." Jian Chen pareció pensar en algo mientras hablaba allí. Dudó un poco antes de hablar con emociones encontradas: “Madre, padre, el clan ha cambiado mucho ahora. Porque quería que se recuperaran pacíficamente después de que sus almas se fusionaran con sus cuerpos, les oculté algunas cosas."


De hecho, Jian Chen había explicado la situación del clan Changyang a la pareja aproximadamente en los últimos días, pero no entró en detalles. Escondió muchos asuntos y no mencionó en absoluto a los clanes protectores. Hizo esto para que sus padres recientemente revividos pudieran recuperarse pacíficamente. Después de todo, sería demasiado impactante para los dos si relatara la conexión entre el clan Changyang de Ciudad Lore y el clan protector Changyang.


Jian Chen ya no tenía preocupaciones ahora que Bi Yuntian y Changyang Ba se habían recuperado por completo. Narró todo lo relacionado con el clan Changyang de una manera más completa, incluida la situación con el clan Changyang de los clanes protectores y el regreso del fundador, Changyang Zu Yunkong.


Changyang Ba y Bi Yuntian estaban a punto de regresar al clan, por lo que Jian Chen solo quería informarles sobre la situación de antemano. Esto les permitiría prepararse mentalmente. De esa manera, no se quedarían estupefactos después de su regreso.


Changyang Ba y Bi Yuntian se quedaron estupefactos una vez más después de enterarse de estos asuntos. Sus corazones se agitaron y lucharon por calmarse incluso después de mucho tiempo.


Los dos nunca habían pensado que el clan tendría una historia tan profunda, y mucho menos pensar que el fundador era en realidad un miembro de los diez clanes protectores del continente.


Jian Chen salió de la habitación, proporcionando a sus padres un ambiente pacífico para que pudieran aceptar todo. Jian Chen solo repasó lo que había pasado en los últimos diez años con algunas frases y no entró en detalles. Había experimentado mucho derramamiento de sangre y bailado entre el borde de la vida y la muerte muchas veces. No planeaba contarles a sus padres sobre esto, ya que los haría preocuparse.


Al mismo tiempo, Jian Chen no les contó sobre su conflicto con los diez clanes protectores. Eso no era algo en lo que la pareja pudiera interferir en absoluto, por lo que si él les contaba sobre eso, solo los agobiaría.


Después, Jian Chen encontró a Ming Dong y Tie Ta. Había aprendido de Tian Jian que Ming Dong había alcanzado la cima de Maestro Santo Cielo hace mucho tiempo y siempre había estado atrapado en el obstáculo de llegar a Gobernante Santo, sin poder atravesarlo.


Jian Chen sacó tres piezas de piel de bestia blanca y un pergamino de su Anillo Espacial. Luego, le pasó estas cosas a Ming Dong. Dijo: “Ming Dong, estos elementos pueden ayudarlo a comprender los misterios del mundo y, por lo tanto, ayudarlo con su avance. Confié en ellos para llegar a Gobernante Santo antes. Deberías quedarte en Ciudad Mercenaria y trabajar duro en la cultivación en los próximos días para que puedas llegar a Gobernante Santo lo más rápido posible."


Ming Dong no intentó rechazar estos artículos por cortesía y tomó las tres pieles de bestia y el pergamino de Jian Chen. Asintió con determinación y dijo: "No te preocupes, Jian Chen. La próxima vez que nos encontremos, definitivamente ya me habría convertido en un Gobernante Santo."


En este momento, Tian Jian entró. Casualmente miró los artículos en la mano de Ming Dong. Al principio, no le prestó atención, pero al momento siguiente, sus ojos se entrecerraron de repente. Comenzó a mirar fijamente a las tres pieles de bestia blanca. Con un ligero movimiento, llegó inmediatamente ante Ming Dong. Después, tomó las tres pieles de las manos de Ming Dong y comenzó a examinarlas. Él estaba sorprendido.

Ming Dong, Jian Chen y Tie Ta quedaron atónitos con la forma en que Tian Jian había reaccionado. Después, Jian Chen pareció darse cuenta de algo y un destello de luz brilló en sus ojos. Preguntó: "Mayor Tian Jian, ¿reconoces estas tres pieles de bestia?"


Tian Jian no respondió de inmediato. Acarició las pieles de la bestia durante bastante tiempo antes de asentir levemente. Miró a Jian Chen con interés y preguntó: "¿De dónde sacaste estas tres piezas de piel de bestia, Jian Chen?"


“Los obtuve de varios lugares años antes. Mayor Tian Jian, ¿conoce el secreto que se esconde dentro de ellos?" Preguntó Jian Chen. Ya había aprendido información básica sobre las pieles de Mo Tianyun, pero era limitada. No sabía nada más que el hecho de que había dieciocho en total y solo el alma de un Emperador Santo podía fusionarlos nuevamente.


Jian Chen siempre había sido extremadamente curioso por el secreto escondido dentro de estas pieles de bestia.


Después de pensarlo un rato, Tian Jian dijo: “Ciudad Mercenaria también tiene un trozo de piel de bestia. Un anciano lo obtuvo accidentalmente hace varios cientos de miles de años, y lo hemos conservado hasta ahora. La misteriosa y poderosa energía se esconde dentro del pelaje de la bestia y, a medida que oscila, nadie puede sentirla. Pero cuando despierta, puede mostrar los misterios del mundo. Es extremadamente maravilloso. Sin embargo, la piel de la bestia es extremadamente resistente. Nadie en el mundo puede destrozarlo. Incluso yo no puedo."


“Muchos de mis predecesores de Ciudad Mercenaria han intentado adivinar el secreto de las pieles de bestia antes. Sin embargo, no dijeron nada más que adivinar que provenía del Dios Tigre Alado de la antigüedad."


Tian Jian frotó las pieles de las bestias suavemente y murmuró: "Ciudad Mercenaria tiene una pieza, los diez clanes protectores se aferran a seis piezas y con las tres piezas en tu poder, hay un total de diez que han aparecido ahora. Me pregunto cuántos hay en total."


Jian Chen no pudo evitar sentirse decepcionado después de que no pudo aprender nada sustancial de Tian Jian. Sin embargo, aprendió una cosa; al menos supo el paradero de otras siete piezas. Uno estaba con Ciudad Mercenaria y seis estaban con los clanes protectores. Solo se desconocía la ubicación de los ocho restantes.


“Estas pieles de bestia solo se pueden fusionar con el alma de un Emperador Santo. ¡No hay necesidad de apurarse!" Pensó Jian Chen. Él tomó una decisión; necesitaba reunir todas las piezas de alguna manera en el futuro.


Tian Jian le pasó las pieles de bestia a Ming Dong una vez más y dijo: “Debería ser solo cuestión de tiempo antes de que llegues a Gobernante Santo con estas tres pieles de bestia. Es una lástima que el pelaje de la bestia en posesión de Ciudad Mercenaria esté en el salón divino que dejó el señor de la ciudad. Un gran anciano del Emperador Santo lo dejó allí hace tantos años, así que no puedo recuperarlo en absoluto. De lo contrario, te lo habría prestado hace mucho tiempo para que pudieras llegar a Gobernante Santo lo antes posible."


Entonces, Tian Jian miró hacia Jian Chen y dijo: “Jian Chen, sé que debes irte. Ve con tus padres. Ming Dong y Tie Ta se quedarán aquí. Una vez que Ming Dong llegue a Gobernante Santo, irá a buscarte. Sin embargo, la identidad de Tie Ta es relativamente especial. Su constitución como dios de la guerra ya se ha despertado por completo y sus características especiales se han vuelto aún más obvias. Mientras tanto, entrarás en contacto con los clanes protectores muy a menudo en el próximo período de tiempo, por lo que Tie Ta no puede ir contigo. Incluso yo no podré hacer nada una vez que sea reconocido por los clanes protectores. Después de todo, él no es un miembro de la raza humana, y los clanes protectores tienen una venganza pendiente contra el dios de la guerra anterior."


Jian Chen asintió en silencio. Tian Jian tenía razón. La identidad de Tie Ta era demasiado especial. Su fuerza aún no era suficiente para competir con los clanes protectores, por lo que sería mejor si no interactuaba con los clanes protectores. Jian Chen definitivamente apoyaría a Tie Ta si su identidad fuera expuesta. Sin embargo, una vez que ayudó a Tie Ta, los clanes protectores que lo odiaban probablemente lo tildarían de traidor. Incluso el clan Changyang de Ciudad Lore se vería involucrado en el asunto y tendría consecuencias extremadamente graves.


El rostro de Tie Ta se oscureció inmediatamente después de escuchar las palabras de Tian Jian. Se sintió extremadamente apesadumbrado. (Abatimiento y consternación)


Jian Chen palmeó el pecho de Tie Ta y dijo: "Tie Ta, solo cultiva aquí a gusto. Volveré en los próximos días."


Tie Ta asintió en silencio.


Después de despedirse de los dos, Jian Chen se fue con Bi Yuntian y Changyang Ba, junto con Rui Jin y Hei Yu. Xiao Ling naturalmente trató de persuadirlo de que se quedara antes de que él se fuera. Tomó un gran esfuerzo antes de que Jian Chen lograra convencer a Xiao Ling.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario