DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

viernes, 10 de julio de 2020

CSG Capítulo 945: Tercera Capa del Cuerpo Caótico (uno)

Capítulo 945: Tercera Capa del Cuerpo Caótico (uno)


La expresión de Changyang Zu Yunkong se oscureció. Volvió la vista hacia la primera ciudad que había sido construida exclusivamente de aleación de tungsteno y tenía más de cien mil miembros. Sus ojos estaban llenos de dolor.


Solo había podido abrirse paso hasta Gobernante Santo y regresar al continente porque su nieto abandonó por completo su seguridad personal y arriesgó su vida para obtener la Saliva del Dragón del Océano de la Fantasía Estelar. Si no fuera por la Saliva del Dragón, ¿cómo habría podido regresar al continente desde la Isla de las Tres Santas? Probablemente todavía estaría esperando en silencio el final de su vida, para nunca poder abrirse paso.


Como resultado, Changyang Zu Yunkong sintió una profunda gratitud hacia su nieto. Sin embargo, ahora mismo, la Ciudad de la Llama de su nieto estaba a punto de ser tomada por otra persona, mientras que todo lo que podía hacer era mirar impotente. Esto abrumó a Changyang Zu Yunkong con dolor y tristeza.


Esta ciudad tampoco era una ciudad vieja, sino una que había sido construida completamente de aleación de tungsteno, que era diez veces más valiosa que las monedas moradas. Sería capaz de situarse en paralelo a las siete capitales del continente.


"Kong, vamos. No podemos interferir con los asuntos aquí en absoluto." Dijo Changyang Zu Yeyun suavemente. Ella también estaba dividida entre las emociones. Ella entendió claramente el dolor de su hijo. También sintió una intensa gratitud hacia Jian Chen porque permitió que su familia se reuniera. Sin embargo, todo lo que se desarrolla actualmente estaba más allá de lo que podían ayudar.


You Yue y Bi Lian, que estaban al lado de Changyang Zu Yunkong, también se sintieron abrumadas por el dolor cuando lágrimas claras cayeron incontrolablemente por sus mejillas. Los dos sabían que si les quitaban Ciudad de la Llama se convertiría en una realidad inmutable con todo esto ahora.


La ciudad era propiedad de Jian Chen. Era la tarea que les había entregado a las dos. Habían dedicado varios años de esfuerzo y trabajo arduo en la ciudad, casi agotando todos los recursos que Jian Chen había dejado atrás. Se necesitaron más de cien mil personas para construir, pero tan pronto como se completó, ocurrió una tragedia. Los llenó a los dos de dolor absoluto y una falta de voluntad para simplemente retirarse.


Se habían dedicado tanto, pero al final sería tomado por otros. Lucharon por soportar o aceptar esto.


“Jian Chen, lo siento. No pude cumplir con tus expectativas. No pude mantener la Ciudad de la Llama." Yoy Yue sollozo suavemente. Su voz estaba llena de impotencia y una sensación de agravio.


Wang Yifeng, Little Fatty, Dugu Feng, Yun Zheng, Senior An y los otros expertos de los Mercenarios de la Llama se centraron en las dos chicas. Todos y cada uno de ellos estaban deprimidos y abatidos, ya no poseían ninguna voluntad de luchar.


Claramente, ya sabían sobre el destino de la ciudad.


Changyang Zu Yunkong dudó durante mucho tiempo antes de suspirar profundamente: "Muy bien, vámonos. Pero me llevo a todos los que están relacionados con Jian Chen." En ese momento, Changyang Zu Yunkong parecía envejecer mucho más.


Nadie en el continente Tian Yuan tenía el poder de interferir con lo que se desarrollaba ante ellos, ya que era la decisión de los diez clanes protectores.


Changyang Zu Yunkong agitó su manga, levantando lentamente a You Yue y a los demás en el aire con sus habilidades como un Gobernante Santo. Se puso de pie con Changyang Zu Yunxiao mientras miraba hacia abajo. "Bi Hai, Jiede Tai, volvamos primero al clan Changyang."


Bi Hai y Jiede Tai dudaron un poco antes de volar también. Planearon irse con Changyang Zu Yunkong porque ya podían adivinar vagamente que la Alianza de Extinción no los dejaría ir si continuaban quedándose.


Bi Jian inmediatamente se puso extremadamente feo cuando vio que todos los importantes para Jian Chen estaban a punto de ser llevados. Él gritó: “Espera, como miembro del clan Changyang, tú, Changyang Zu Yunkong, puedes irte naturalmente. Pero no son miembros de los clanes protectores, por lo que no pueden irse." Bi Jian ya había puesto sus ojos en la vida de los que estaban cerca de Jian Chen, sin querer dejar ir a nadie. ¿Cómo podía dejarlos irse tan fácilmente?


Solo con eso podría desahogar su odio por Jian Chen y liberarse de este rencor.


La cara de Changyang Zu Yunkong se oscureció cuando la luz fría comenzó a parpadear en sus ojos. Antes de que pudiera hablar, la voz de Changyang Zu Yunxiao sonó: "¿Cuándo tienes derecho a criticar a quién puede quitarle el clan Changyang? Si quieres hablar más, no voy a ser fácil contigo, incluso si puede parecer intimidación." Changyang Zu Yunxiao formó una mirada fulminante. Su voz era extremadamente severa, poseyendo la furia que luchaba por ocultar.


Aunque Changyang Zu Yunxiao vivía en Ciudad Lore, él era un gran anciano del clan protector Changyang, por lo que sabía sobre este asunto. Sabía que todo había sucedido solo por Bi Jian y su padre, por lo que su odio hacia los dos era muy intenso.

Bi Jian se calló de inmediato cuando se enfrentó a la fuerte voz de Changyang Zu Yunxiao, sin ganas de hablar más. Aunque confiaba en que su padre Rey Santo lo apoyaba, no se atrevió a provocar directamente la dignidad del gran anciano de un clan protector.


Bi Jian se quedó en silencio, apretando y soltando sus manos varias veces. Su corazón estaba lleno de renuencia a permanecer. No pudo completar su venganza contra Jian Chen ahora que todas las personas se habían llevado.


You Yue miró con lágrimas la ciudad de abajo. “Como quieres esta ciudad, tómala. Nosotros, los Mercenarios de la Llama, nos rendimos."


Los Mercenarios de la Llama solo podían rendirse con la situación actual. Cualquier resistencia ante el gran ejército de los Mercenarios de la Llama y los veintitantos Gobernantes Santos sería inútil.


“¿Cómo puede ser tan fácil con solo una rendición? Mata, gente de la Alianza de Extinción. No dejes a nadie vivo.” Dio Bi Jian la orden con ojos inyectados en sangre. Parecía extremadamente salvaje.


Inmediatamente, los gritos de batalla volvieron a sonar cuando el ejército de la Alianza de Extinción se lanzó hacia la Ciudad de la Llama.


"Suspiro." El Rey Santo del Pabellón del Corazón Puro exhaló suavemente. Señaló suavemente y la energía circundante del mundo comenzó a moverse de inmediato, erigiendo un muro de varios cientos de metros de altura y más de diez kilómetros de largo. El muro bloqueó la Alianza de Extinción, impidiendo su avance hacia Ciudad de la Llama.


“Los Mercenarios de la Llama ya se rindieron, entonces, ¿por qué deben matarlos a todos? No han cometido ningún pecado imperdonable. Detente." Dijo la persona suavemente, pero su voz llegó a los oídos de todos. Su voz se llenó de paz, borrando inmediatamente todos los sentimientos imprudentes y sedientos de sangre de las personas de abajo.


El ejército se detuvo, antes de retirarse después de algunas dudas. Todos sabían que, dado que los clanes protectores habían hablado, incluso sus capitanes tendrían que obedecer.


:Maldita sea, bastardo. ¿El Pabellón del Corazón Puro nunca interfiere con las cosas? ¿Por qué han comenzado a preocuparse por los negocios de otras personas?" Bi Jian constantemente maldijo por dentro, pero no se atrevió a decirlo en voz alta. Incluso si fuera cien veces más valiente, no se atrevería a maldecir al Rey Santo justo en frente de él.


Al final, Changyang Zu Yunxiao salió a través de una Puerta Espacial con su grupo de personas. No regresó al clan protector sino al clan Changyang en Cuidad Lore.


Mientras tanto, todos los miembros de los Mercenarios de la Llama abandonaron la ciudad con desánimo. Una parte de ellos se quedó, planeando viajar cien mil kilómetros hasta el Reino Gesun, mientras que los demás dejaron a los mercenarios todos juntos, corriendo en todas las direcciones. Con esto, los Mercenarios de la Llama se habían visto muy afectados; aunque no se disolvieron, su fuerza estaba lejos de ser anterior.


Ciudad de la Llama fue tomada por la Alianza de Extinción y pasó a llamarse Ciudad de Extinción. Se convirtió en un lugar famoso que era igual a las siete capitales del continente.


Aunque Bi Jian esencialmente había destrozado a los Mercenarios de la Llama, no se sintió feliz en absoluto, ya que no mató ni siquiera a una sola persona de todos los que eran importantes para Jian Chen. El gran anciano de Ciudad Mercenaria se los llevó o el Clan Changyang se los llevó.


Muy pronto, la batalla de Ciudad de la Llama se extendió por todo el continente como una tormenta, provocando un gran alboroto en todo el continente. Aunque los Mercenarios de la Llama fueron derrotados al final, su fama se hizo aún mayor, superando con creces a la Alianza de Extinción que ocupó la Ciudad de Extinción.


Esto se debió a que los Mercenarios de la Llama fueron el primer grupo de mercenarios que requirió la aparición de los diez clanes protectores. Solo eso fue suficiente para ser reconocido en todo el continente.


En un pequeño y tranquilo valle al borde de las Montañas Cruzadas, un anciano se sentó en su cama con los ojos cerrados. Parecía un viejo monje.

Lentamente abrió los ojos y suspiró suavemente. "Está bien si se toma, no es necesariamente malo. Little Fatty debería comprender mejor la importancia de la fuerza después de esto. Si quiere proteger su tierra natal y su familia en el Continente Tian Yuan, necesita tener una gran fuerza. Necesita volverse tan poderoso que nadie se atreva a provocarlo."


“Jian Chen está en el reino del mar ahora mismo. Me pregunto cuál es su fuerza actual. Necesita lidiar con el asunto de Ciudad de la Llama. Espero no tener que esperar demasiado hasta el día en que gane la fuerza para poder lidiar con los clanes protectores."


“El pakchoi se consume casi por completo. Es hora de plantar un poco más ..."


Murmuró el viejo mientras salía con el arado en el hombro. Lo había tomado de la esquina de la habitación.


...


En un abrir y cerrar de ojos, pasaron cuatro años. Una torre dorada del tamaño de un puño flotaba en el aire dentro del Salón Divino de Octoterra mientras brillaba con una tenue luz dorada.

Jian Chen actualmente estaba sentado en el centro de una gran sala dentro del espacio de artefactos. Los Espíritus Espada Azulet se habían materializado sobre su cabeza. Refinaban constantemente núcleos de monstruos y cristales de calidad divina en la energía más pura, que Jian Chen absorbió.


Las montañas de núcleos de monstruos de clase alta, monedas de cristal de gran calidad y cristales de calidad divina habían desaparecido a su alrededor. Todo había sido refinado en energía pura, antes de ser transformado en una poderosa Fuerza Caótica.


El caótico neidan de Jian Chen giró lentamente en su dantian. Hilos de Fuerza Caótica gris se enrollaron alrededor del neidan, mientras que el mismo ya había alcanzado el tamaño del puño de un adulto.


Cuando el núcleo monstruo final había sido refinado, Jian Chen abrió lentamente los ojos. Reveló alegría que luchó por ocultar mientras murmuraba: "Solo un último paso y mi cuerpo caótico alcanzará la tercera capa." Con un movimiento de su mano, una pieza de cristal de gran calidad de diez metros de altura emergió de su anillo, aterrizando pesadamente en el salón vacío con un estruendo.


Este cristal era el trono que Jian Chen había obtenido en el primer piso de la sala.


Jian Chen saltó al trono ágilmente y se sentó con las piernas cruzadas. Él comenzó a refinarlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario