DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

lunes, 4 de mayo de 2020

CSG Capítulo 855: Paradero expuesto

Capítulo 855: Paradero expuesto

Al llegar a un acuerdo con la gente de la Unión de Maestros Santos Radiantes, se fueron inmediatamente. No mencionaron ninguna solicitud excesiva, no estaban dispuestos a ofender demasiado a Jian Chen.

Con la partida de la unión, Jian Chen y Nubis también se fueron y viajaron hacia el territorio de la raza marina.

Hacia la parte posterior de la Isla de las Tres Santas, una pesada puerta de piedra se levantó lentamente, revelando una cueva negra. Con una serie de suaves pasos, la Hechicera Celestial vestida de púrpura emergió lentamente con su cítara en sus manos.

Cuando llegó a la entrada de la cueva, la Hechicera Celestial miró distraída las varias docenas de tallos de saliva del dragón en el suelo en silencio. Sus ojos estaban mezclados con emociones.

Estas hierbas fueron obtenidas por Jian Chen a través de su relación con el Dragón Dorado Divino Rui Jin. Cada tallo se acercaba a un millón de años; en el Continente Tian Yuan, eran tesoros invaluables. Jian Chen en realidad solo se había quedado con diez para él y le dio el resto. Conmovió profundamente a la Hechicera Celestial una vez más.

Un rato después, ella pareció regresar a sus sentidos. La Cítara del Grito Demoníaco desapareció de sus manos y lentamente se agachó. Extendió su mano blanca y elegante para recoger cuidadosamente las hierbas del suelo. Después, ella entró en la cueva una vez más.

Una docena de perlas luminosas del tamaño de un puño se alojaron en el techo de la cueva, brillando con una luz suave.

La Hechicera Celestial estaba sentada con las piernas cruzadas sobre una enorme roca de jade, su expresión abatida. Mientras tanto, no pudo evitar recordar todas las cosas que habían sucedido en el Océano de la Fantasía Estelar, así como todo lo que había experimentado en el espacio formado por la Roca Santa Yinyang. También pensó en las palabras del gran experto humano, Mo Tianyun.

“Jian Chen, puedes haber tomado mi cuerpo pero me salvas la vida al mismo tiempo. ¿Debería odiarte?" La Hechicera Celestial murmuró suavemente. Parecía bastante abatida.

Como estaba demasiado emocionada cuando acababa de despertarse, hizo algunas cosas imprudentes. Ella quería matar a Jian Chen como una salida para su odio. Pero después, cuando se calmó lentamente, también lo pensó gradualmente. Jian Chen no tuvo otra opción cuando lo hizo también; si él no hiciera eso, ambos habrían muerto allí, para nunca poder ver el sol exterior nunca más.

Además, había obtenido grandes beneficios a pesar de perder el objeto más preciado que tenía una mujer. Su fuerza se disparó después de absorber las energías del equilibrio del yin y el yang y el delgado Supremo Qi Yin en la superficie de la roca. Había alcanzado un nivel de fuerza que incluso ella misma encontraba increíble.

Al mediodía del día siguiente, una Puerta Espacial apareció de repente sobre la Isla de las Tres Santas. Un hombre de mediana edad y aspecto ordinario salió con Bi Jian, que parecía mucho más viejo.

La mirada del hombre era fría, sin la más mínima emoción. Su rostro estaba lleno de un aire condescendiente, como si hubiera muy pocas cosas en el mundo que en realidad no despreciaría.

Bi Jian se paró a su lado y gritó hacia la Isla de las Tres Santas. “Hechicera Celestial, sal. Mi padre ha venido personalmente esta vez. ¿Es así como vas a tratar a tus invitados?"

“Mayor Bi Yifei ha venido personalmente. No he podido recibir desde lejos, así que por favor perdóname. Sin embargo, actualmente estoy en medio de un cultivo aislado. No puedo recibir invitados personalmente, así que perdónenme. Xiao Qian, Xiao Que, reciban al mayor Bi Yifei en vez de a mí, por favor." La voz de la Hechicera Celestial retumbó en el cielo, pero el origen de la misma no se pudo encontrar solo por el sonido. La voz parecía tener un gran encanto, capaz de hechizar a la gente. Tan pronto como Bi Jian lo escuchó, un asomo de desconcierto apareció en su rostro. Casi había perdido la compostura.

Un destello de luz brilló inmediatamente en los ojos de Bi Yifei. Dijo sorprendido: "Hechicera Celestial, no pensé que tu fuerza aumentaría tan rápido. De hecho, has pasado de Gobernante Santo a Rey Santo."

"¿Qué? Papá, que dijiste? ¿La Hechicera Celestial es un Rey Santo ahora?" Bi Jian miró a su padre con incredulidad. Estaba asombrado.

“Correcto.” dijo Bi Yifei bruscamente. Incluso él luchó para creer la velocidad a la que la Hechicera Celestial estaba mejorando.

"Imposible. Cuando nos encontramos en la tierra santa de Ciudad Mercenaria hace unos años, su fuerza era la misma que la mía, un Gobernante Santo de la Sexta Capa Celestial. ¿Cómo podría alcanzar a el nivel de Rey Santo desde la Sexta Capa Celestial en solo unos pocos años? Eso es imposible." Bi Jian estaba lleno de incredulidad.

Xiao Qian y Xiao Yue volaron desde la Isla de las Tres Santas. Tan pronto como oyeron que su maestro ya había llegado a Rey Santo, se llenaron de alegría. Luego, invitaron a los dos invitados a la isla con un tono extremadamente cortés.

Bi Jian y Bi Yifei permanecieron en el cielo sin moverse. Bi Yifei dijo: "¿Dónde está esa persona que hirió a mi hijo?"

“¿Estás hablando del maestro Jian Chen? El maestro Jian Chen se fue hace mucho tiempo. Nosotras tampoco sabemos a dónde se ha ido." Xiao Qian fue directo al grano.

"¿Qué dijiste? ¿Jian Chen? Al escuchar este nombre, la expresión de Bi Yifei cambió instantáneamente. Inmediatamente comenzaron a brillar con interés, cambiando de la indiferencia de antes. Sacó un dibujo de su Anillo Espacial y dijo: “Mira esto con cuidado. ¿Es este el Jian Chen del que estás hablando?"

Xiao Qian y Xiao Yue aceptaron el dibujo y lo miraron con dudas. Después, asintieron simultáneamente y Xiao Qian dijo: "Correcto, él es el maestro Jian Chen. Mayor Bi Yifei, ¿por qué tendrías un dibujo del maestro Jian Chen?" La voz de Xiao Qian estaba llena de curiosidad.

"No necesita preocuparse por eso. Dime honestamente, ¿dónde está Jian Chen?" Bi Yifei era severo.

"Realmente no lo sabemos." Xiao Qian y Xiao Yue no tenían ni idea.

Al ver cómo Xiao Qian y Xiao Yue no parecían mentir, Bi Yifei no las molestó más. Dijo bruscamente: "Bi Jian, vámonos." Con eso, Bi Yifei se dio la vuelta e inmediatamente estableció una Puerta Espacial. Sin decir nada más, desapareció en la Puerta Espacial mientras arrastraba a Bi Jian con él.

La distancia no era un problema para los Reyes Santos . Solo necesitaban un solo paso para atravesar millones o incluso decenas de millones de kilómetros.

Bi Yifei abrió otras dos puertas espaciales, una tras otra, para regresar al continente. Después, se reunió de inmediato con sus buenos amigos que eran extremadamente cercanos a él, informándoles sobre la aparición de Jian Chen en el océano.

Su buen amigo era un gran anciano de la Secta Yiyuan de los diez grandes clanes. También era un Rey Santo y cuando escuchó esta noticia, quedó inmediatamente asombrado.

“Bi Yifei, ¿hablas en serio? ¿Jian Chen realmente apareció en el océano?" El gran anciano se emocionó.

"Estoy absolutamente seguro. Ya obtuve la autenticación e incluso ha herido a mi hijo." Dijo Bi Yifei con confianza.

"Correcto. La persona que me lastimó está en el dibujo. Se ve exactamente igual. Debe ser Jian Chen." Bi Jian también vio el dibujo de Jian Chen y juró solemnemente.

"Fantástico. Voy a contactar a los otros grandes ancianos ahora mismo. Lo perseguiremos en el océano de inmediato." Dijo el gran anciano justo cuando se iba.

"¡Espere!" Bi Yifei detuvo al gran anciano. “Ling Yuanzi, incluso solo uno de nosotros puede lidiar con Jian Chen fácilmente. No hay necesidad de movilizar a todos. Además, si los grandes ancianos de su secta Yiyuan se mueven todos al mismo tiempo, probablemente despertará cierta sospecha entre los otros clanes protectores. En ese momento, será difícil saber con quién terminará el Dios Tigre Alado. Lo más importante es que Jian Chen ya ha dejado la Isla de las Tres Santas. Yo mismo no tengo idea exactamente a dónde se fue. Si te tomas demasiado tiempo, correrá bastante lejos. La dificultad de la búsqueda también aumentará. Si no fuera por el hecho de que no conocía una técnica de búsqueda de largo alcance y no podía encontrar a Jian Chen, lo habría agarrado hace mucho tiempo y lo hubiera entregado a su secta Yiyuan."

“El hermano Bi Yifei tiene razón. Mi Secta Yiyuan te debe un gran favor por esta vez. No podemos alargar esto. Salgamos ahora mismo."

El gran anciano Ling Yuanzi y el dúo padre-hijo inmediatamente cortaron el espacio a su alrededor y se dirigieron hacia el océano.

...

Jian Chen y Nubis actualmente se apresuraron a través del uso de la Fuerza Espacial en lo alto del cielo azul sobre el océano. Formaron vagos desenfoques, viajando directamente en dirección al territorio de la raza del mar.

“Según mis recuerdos heredados, la raza marina no debería estar lejos de nosotros. Debería haber otros pocos miles de kilómetros.” Se comunicó Nubis a través de un mensaje mental.

“Nubis, ya tenemos algunos conocimientos básicos de la fuerza de la raza marina. Son mucho más poderosos que el Continente Tian Yuan. Tenemos que tener cuidado cuando lleguemos allí. No debemos causar una gran conmoción o será muy difícil para nosotros sobrevivir." Jian Chen dio una severa conferencia.

"Lo sé. No necesitas decirme esto. Como forasteros, seguramente enfrentaremos el rechazo de la raza marina. Si lo tratamos mal, incluso podríamos convertirnos en enemigos públicos de ellos, perseguidos por toda la raza marina." Nubis también entendió lo bueno y lo malo. Era la primera vez que parecía tan cuidadoso.

En este mismo momento, la tez de Jian Chen cambió de repente. Con su presencia mucho más poderosa, podía sentir claramente una oleada extremadamente oscura que pasaba entre los dos.

“Oh no, algunos expertos nos han descubierto. Si no es el padre de Bi Jian, entonces son los expertos del continente. Necesitamos aumentar nuestra velocidad de inmediato.” Dijo Jian Chen con seriedad.

Con eso, la tez de Nubis también cambió. Él dijó. “Esto debe ser debido a que el sindicato informo a los diez clanes protectores. Esos bastardos, quieren usar los diez clanes para eliminarlo y recuperar su artefacto santo. Jian Chen, tu comprensión de los misterios del mundo es demasiado baja. Te llevaré y correré." Nubis agarró la mano de Jian Chen y su fuerza como un Gobernante Santo de la Novena Capa Celestial explotó sin detenerse en absoluto. Empujó los misterios del espacio hasta el límite y desapareció en el horizonte como si se estuviera teletransportando.

Nubis fue extremadamente rápido, pero al final no fue más rápido que los Reyes Santos. El espacio ante ellos comenzó a distorsionarse violentamente y una Puerta Espacial se formó rápidamente. Inmediatamente, un aura vasta e ilimitada irradiaba desde adentro; Este aura comprime el espacio, haciendo que el área circundante se vuelva viscosa.

Tanto Jian Chen como Nubis sintieron de inmediato que se habían sumergido en el barro. Hubo una gran resistencia a sus movimientos.

"Jian Chen, ¡quiero ver dónde correrás esta vez!"

Una vieja voz retumbó. El gran anciano de la Secta Yiyuan, Ling Yuanzi, y el dúo padre-hijo salieron y les bloquearon el camino.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario