DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

martes, 10 de marzo de 2020

AST Capítulo 504 – Leopardo Nube de Llamas Furiosas.

Capítulo 504 – Leopardo Nube de Llamas Furiosas.

Un agudo chillido que hizo que el cuero cabelludo de Qing Shui se entumeciera resonó, y luego se tranquilizó. ¡Qing Shui poco a poco sacó su brillante Espada Osa Mayor!

Este Rey Escorpión Tricolor era extremadamente venenoso, con poderosas defensas. Cuando los guerreros comunes Rey Marcial Pico se cruzaban con él, no tenían más remedio que huir. Además, también tenía muchos ‘subordinados’. Sin embargo, Qing Shui no sintió el Aura del Rey que había encontrado en la Reina Lobo Plateada.

Los brillante tres colores en el Rey Escorpión Tricolor muerto poco a poco desaparecieron, revelando una concha roja carmesí. Debido a los tres colores anteriores, solo ahora descubrió que el Rey Escorpión Tricolor también era un escorpión de color rojo carmesí. Sin embargo, el rojo era extremadamente translúcido.

¡Qing Shui vio la flecha que todavía estaba perforada en la espalda del escorpión!

“Qué defensa tan fuerte. Una armadura hecha con este caparazón definitivamente sería muy fuerte…”

La mujer también había caminado hasta Qing Shui en este momento.

“Sacaré el Núcleo. Puedes llevártelo y dejar que ese alquimista lo refine. Pero si no hay efectos o si hay alguna anormalidad, recuerda darle a tu madre la píldora medicinal que te di”. Qing Shui dijo en voz baja.

“Confío en ti. No hay necesidad de este Núcleo.” La mujer dijo con calma.

“¿Realmente confías tanto mí?” Qing Shui sonrió y la miró.

La mujer asintió con firmeza.

Qing Shui sonrió y no dijo nada más. Sin embargo, aún cortó el cadáver del Rey Escorpión Tricolor, trozo por trozo.

El Núcleo era rojo carmesí y del tamaño de dos puños pequeños. Qing Shui se lo pasó a ella.

“Tómalo. Casi perdiste la vida por esto. Me gusta una mujer con piedad filial. Tales mujeres son las más bellas”.

¡La mujer extendió su mano lentamente y lo tomó!

Qing Shui después desarmó el caparazón del Rey Escorpión Tricolor, su gran cola, pedipalpos y sus huesos antes de almacenarlos en el Reino del Jade Inmortal Violeta.

 “¡Vamos! ¡Te sacare de la Montaña Flor de Fruta!” Dijo Qing Shui y se dirigió hacia afuera. La mujer silenciosamente lo siguió.

Básicamente, nadie se atrevió a montar una bestia voladora en la Montaña Flor de Fruta ya que ocasionalmente pasarían por poderosas bestias demoníacas como el Cuervo Negro Divino. Por lo tanto, en comparación, era más seguro viajar por tierra.

Qing Shui llevó a la mujer a pasar el territorio de la Reina Lobo. ¡Al menos este lugar todavía estaba seguro!

La mujer sintió que era extraño que los incontables Lobos de un Cuerno de Plata no hicieran nada con respecto a Qing Shui. Mientras lo miraba, ella sintió cada vez más que este hombre era muy misterioso.

Fue un viaje de un día fuera de la Montaña Flor de Fruta, y dejaron el territorio de la Reina Lobo Plateada muy rápidamente. Fue bueno que el área se considerara la más cercana de las fronteras.

Cuando Qing Shui llegó cerca de ese valle tranquilo, sintió que algo andaba mal. Este sentimiento lo hizo sentir muy incómodo, pero no estaba especialmente preocupado.

Qing Shui pronto descubrió lo que era. Decenas de esos tipos corpulentos habían aparecido. ¡Y a juzgar por la situación, los números seguían aumentando!

¡Oso Gigante de Montaña!

Con una altura de tres metros y una longitud de siete metros, su cuerpo parecía tan duro como una roca, y tenía una fuerza tremenda y gruesas defensas. Lo único era que sus movimientos eran un poco lentos.

¡No mucho después, unos cientos de ellos habían aparecido!

Qing Shui se sintió deprimido. ¡No había esperado encontrarse con tal situación cuando ya casi habían salido de la Montaña Flor de Fruta!

Qing Shui volteó para mirar a la mujer y notó que estaba mirando a los Osos Gigantes de Montaña a lo lejos. Su expresión seguía siendo la misma, fría e indiferente.

Qing Shui no pudo evitar dejar que sus pensamientos volaran, pensando en si todavía podría estar tan tranquila y fría si estuvieran teniendo relaciones sexuales…

Llamó al Elefante Gigantesco Diamante. No había otra opción, ¡Solo podían tratar de huir!

“¡Mujer, sube!”

Qing Shui subió al Elefante Gigantesco de Diamante. ¡Aun así, aún no estaban a una altura comparable a esos Osos Gigantes de Montaña!

“Siéntate aquí y no te muevas!”

¡Qing Shui hizo que la mujer se sentara encima de la Tormenta del Señor Supremo! Sin embargo, pronto cayó en un breve aturdimiento. En el momento en que la mujer se sentó encima de la Tormenta del Señor Supremo, inconscientemente había exudado un aura dominante que pertenecía a las mujeres.

Qing Shui todavía estaba aturdido. Cuando Shi Qingzhuang montaba el Corcel Emberlion, se veía muy hermosa, su arrogancia mezclada con su frialdad. Pero ahora, esta mujer había llevado esta sensación de arrogancia a una altura aún mayor.

Retrajo su mirada he hizo que el Elefante Gigantesco de Diamante ejecutara un Poderoso Pisotón del Elefante hacia los Osos Gigantes de Montaña.

¡Imprudencia del Poderoso Elefante!

Qing Shui cargó mientras agitaba su Escudo Divino de Oro Violeta y la Espada Osa Mayor.

¡Ataque de Escudo!

Cada ataque de Qing Shui derribó a un grupo de osos. ¡Los poderes de Qing Shui ahora no eran algo que estos Osos Gigantes de Montaña pudieran igualar!

¡Ataque de Escudo!

¡Ataque de Escudo!


Qing Shui siguió repitiendo la misma acción, avanzando con el Reino Uno con el Elefante. Este fue también el motivo por el cual Qing Shui montó el Elefante Gigantesco de Diamante.

Por otra parte, el Poderoso Pisotón del Elefante de Qing Shui ya era mucho más fuerte que el del Elefante Gigantesco de Diamante.

Bajo la fuerza bruta de Qing Shui, cada uno de sus ataques despejó un gran espacio. El Elefante Gigantesco de Diamante atacó imprudentemente, sus monstruosas defensas le permitieron a Qing Shui desatar su tremenda fuerza sin ningún cuidado.

La mujer se sentó en la Tormenta del Señor Supremo, mirando como Qing Shui continuaba golpeando con su escudo gigante, derribando a los Osos Gigantes de Montaña una y otra vez. Este hombre ocasionalmente miraba hacia ella y sus alrededores. Si notara que había algún Oso Gigante de Montaña cerca de ella, los derribaría primero.

Este fue el segundo hombre que la colmó de tanto amor y protección. El primero era su padre, pero él ya la había dejado para siempre… La mujer miró a la espalda de Qing Shui, aturdida.

Después de todo, los poderes de Qing Shui estaban surgiendo ahora. Los poderes de los Osos Gigantes de Montaña no eran nada comparados con él. ¡Ni siquiera había usado el Qi del Emperador!

Condujo a la mujer fuera de la Montaña Flor de Fruta, y montaron  en el Ave de Fuego durante medio día antes de que aterrizara gradualmente.

“Mujer, puedes irte ahora. ¡Ten cuidado cuando estás por tu cuenta!”

Qing Shui dijo en voz baja. Siempre y cuando salieran de la Montaña Flor de Fruta, no había muchos que pudieran competir con ella. Además, todavía tenía su Grulla de Hielo, una bestia demoníaca del Rey Marcial Pico.

“¡Gracias!” Esta fue la segunda vez que la mujer dijo gracias a Qing Shui. ¡Su tono todavía era muy rígido y frío!

Sin embargo, para Qing Shui, ¡era mucho mejor que la primera vez que lo dijo!

“¡Vete!” Qing Shui sonrió a la mujer.

La mujer titubeó un momento antes de subir a su Grulla de Hielo. Le dio una larga mirada a Qing Shui antes de irse.

Qing Shui había pensado en entablar una relación con su Clan, pero finalmente descartó este pensamiento. Él no preguntó de qué continente era ella, ni siquiera preguntó por su nombre.

¡Observó mientras la Grulla de Hielo se hacía cada vez más pequeña, y eventualmente desapareció de su vista!

Qing Shui creía que, con sus habilidades, definitivamente alcanzaría la cima. Aunque la había salvado, no deseaba que ella se sintiera agobiada ya que sentía que ya estaba muy cansada.

Como él no deseaba tener ninguna relación con ella, ¡lo mejor sería simplemente dejarla irse en paz!

En cuanto a si acababa de ser una buena persona, Qing Shui decidió no pensar en eso. Sintió que un efecto presupone una causa, y que siempre existiría el karma. Simplemente lo tomó como si hubiera hecho un buen acto.

Qing Shui no quería nada a cambio de esto. Lo que sucedió hoy lo hizo recordar a la niña que estaba en la Ciudad Hundred Miles que lo había ayudado a atrapar peces y langostinos.

Habían pasado algunos años desde entonces. Se preguntó cómo estaría ella ahora.

Qing Shui no sentía que fuera una persona muy sentimental. Podría ser porque después de su encuentro con esa niña, él le había dicho que lo buscara en la Tienda Médica del Clan Qing si necesitaba ayuda. Ella solo necesitaría dar su nombre.

Fue muy fácil para el Clan Qing ayudar a una chica como ella. Pero hasta ahora, él no sabía si ella había estado en el Clan Qing.

Qing Shui entonces pensó en otras dos personas. Una gran belleza y una pequeña belleza del Clan Qianyu del Continente Central. Qianyu Qingqing… En aquel entonces, Qing Shui pensó que ella era Qingqing.

¡Y esa niña, esa chiquilla traviesa!

Qing Shui sacudió la cabeza. No sabía por qué había dejado que sus pensamientos divagaran. No sabía si iría al Clan Qianyu. Quizás lo haría cuando fuera al Continente Central.

Llevó al Ave de Fuego de vuelta a la Montaña Flor de Fruta. Con el crecimiento de sus poderes, Qing Shui no debería tener problemas para mantenerse a salvo en la Montaña Flor de Fruta. Con el Reino del Jade Inmortal Violeta y el Ave de Fuego, él tenía el mayor seguro para su vida. Sin embargo, solo podía montar el Ave de Fuego de vez en cuando en la Montaña Flor de Fruta.

En la montaña y los bosques, el Elefante Gigantesco de Diamante era más fuerte con su defensa monstruosa. Además, para realizar su ataque más fuerte, aún necesitaba trabajar con el Elefante Gigantesco de Diamante para entrar en el Reino de Uno con el Elefante.

¡Pico de la Diosa!

Qing Shui recordó la escena de la vegetación y la puesta de sol en el mapa del tesoro. Caminó hacia las áreas interiores de la Montaña Flor de Fruta. Sin embargo, a Qing Shui le resultó difícil calmarse. Después de todo, cuanto más avanzaba hacia el oeste, se dirigía hacia las profundidades de la Montaña Flor de Fruta.

Si él fuera a cruzase con las bestias demoníacas Santo Marcial…

¡Qing Shui vaciló! ¡Pero aún tomó la decisión de echar un vistazo y solo ver…!

Pasó una semana. Qing Shui no entró en pánico y se dirigió lentamente hacia la Montaña Flor de Fruta. Después de caminar no menos de diez mil li, Qing Shui perdió la cuenta de cuántas poderosas bestias demoníacas había evitado. Bajo la situación en la que no usó la Píldora de Revitalización Mayor, Qing Shui podía permitirse luchar contra uno de ellos. Sin embargo, las bestias demoníacas llegaron en manadas y también hubo grupos que llegaron en cantidades demasiado grandes para contar…

En la masiva Montaña Flor de Fruta, Qing Shui se dio cuenta de lo afortunado que era de haber encontrado el segundo mapa del tesoro. Unas semanas lo llevaron a perder la esperanza por completo ¿Cómo podría posiblemente encontrar el tesoro en una montaña que abarcaba un área de un millón de li?

Dong Dong…

Repentinamente, un sonido estremecedor resonó, haciendo que Qing Shui frunciera el ceño.

Este era el sonido de un grupo de grandes bestias demoníacas corriendo alrededor. ¡Venía de la parte posterior de la montaña ante a él! *(Jumanji!!!!!! Jajaja)

Qing Shui rápidamente se elevó y miró hacia la dirección de donde provenía el sonido.

¡Leopardo Nube de Llamas Furiosas!

Qing Shui se sintió ligeramente suprimido. Pensar que bestias demoníacas de semejante nivel habían aparecido en tales números. Qing Shui decidió venir a buscar el mapa del tesoro en el futuro.

El Leopardo Nube de Llamas Furiosas, la bestia demoníaca más rápida bajo el Reino Santo Marcial. Un Leopardo Nube de Llamas Furiosas maduro podría tener hasta un 50% de posibilidades de convertirse en una bestia demoníaca perfecta del Rey Marcial con la fuerza de diez países. Parecería extremadamente poderoso con una longitud de 20 metros, una altura de metros, un cuerpo aerodinámico y ágil con llamas que brotan por todas partes.

También se dijo que su velocidad era la más rápida. Entre las bestias demoníacas bajo el Reino Santo Marcial, fueron las más rápidas. También se clasificarían entre los tres primeros como las bestias demoníacas más aterradoras en la Montaña Flor de Fruta. Después de todo, también eran bestias demoníacas que vivían en un gran grupo.

Qing Shui estimó que había miles de ellos, corriendo con gran poder y velocidad a lo largo de los valles. Para ellos, esta velocidad era como si simplemente estuvieran caminando.

Squeak Squeak…

En ese momento, los sonidos chirriantes vinieron del otro extremo del valle. Cuando los Leopardos Nube de Llamas Furiosas oyeron este sonido, la mayoría de ellos se tensaron.


¿Qué fue lo que causó que tantas poderosas bestias demoníacas lo trataran tan seriamente?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario