DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

lunes, 3 de febrero de 2020

AST Capítulo 466 – El Experto del Clan Feng, El nivel actual de Qing Shui.

Capítulo 466 – El Experto del Clan Feng, El nivel actual de Qing Shui.

Cang Wuya y Fei Wuji nunca habrían esperado que Qing Shui tuviera un progreso tan aterrador. De repente recordaron cómo él había hecho un gran progreso de repente después de que él había ido a visitar al Viejo Ancestro. Una vez que lo conectaron con el Viejo Ancestro, todo parecía ser natural.

“Jajaja, de acuerdo, pero Qing Shui, todavía tienes que tener cuidado. Cuando llegue el momento, te apoyaremos. Este viejo no es mucho, pero aún tengo unos pocos amigos que no son malos”. Dijo Cang Wuya sonriendo.

Qing Shui sonrió. Sabía que el Viejo Maestro Cang había sonreído por su gran progreso. Si Qing Shui estuviera solo en este nivel, no se hubiera atrevido a desafiar al Clan Feng. Por lo tanto, Qing Shui sabía que, aunque el Viejo Maestro había dicho que estaba bien, no le dejaría desafiar al Clan Feng.

Pero Qing Shui todavía tenía el Elefante Gigantesco de Diamante. Con eso, Qing Shui sintió que las cosas eran mucho más fáciles.

Incluso aunque esta bestia mutada que desafía al cielo aún era joven, ya era una existencia terrorífica en el Continente Greencloud.

Qing Shui esperaba el crecimiento del Elefante Gigantesco de Diamante. En su conciencia, sabía que este Elefante Gigantesco de Diamante podría crecer hasta más de 30 metros de largo, más de 10 metros de altura, en su fase adulta, similar a una pequeña montaña. Podría ser capaz de elevarse en el aire y cavar en el suelo. Era una existencia lo suficientemente fuerte como para coincidir con un dragón. Se rumoreaba que dragones y fénix existían en el mundo de los nueve continentes. Eran todas existencias legendarias.

Cang Wuya y Fei Wuji no preguntaron mucho. Fue porque cuando el Viejo Ancestro estaba involucrado, no preguntarían. Sin embargo, todavía estaban ligeramente preocupados.

“Qing Shui, entre los Ancianos Supremos en el Clan Feng, hay uno cuyo nivel está alrededor de los 4 países. ¿Tienes confianza?” ¡Cang Wuya recordó al viejo Anciano del Clan Feng, Feng Shamo!

“¿El poder de 4 países?” Qing Shui estaba asombrado también. Había esperado que los Ancianos Supremos del Clan de Feng fueran ligeramente más fuertes, pero con una fuerza de alrededor de 3 países. También había pensado en la posibilidad de que pudiera haber personas en el Pico del Rey Marcial que tuvieran la fuerza de cuatro países, pero eventualmente descartó la idea.

¡Fue porque incluso el Viejo Ancestro estaba solo en el nivel de 5.5 países!

“Así es, se llama Feng Shamo. Aunque ya no es la cabeza del Clan Feng, tiene mayor autoridad que la cabeza del clan mismo y él es el respaldo del Clan Feng. En todo el Palacio Celestial, aparte del Viejo Ancestro, este viejo compañero es considerado uno de los Reyes Marciales pico más fuertes. Otra cosa sobre él era protector hacia los más cercanos a él.“

Qing Shui pensó en cómo los descendientes del Clan Feng siempre lanzaban su peso, pero nadie se atrevía a enfrentarse a ellos. También entendió por qué habían dicho que eran del Clan Feng después de saber quién era él.

La expresión de Fei Wuji había sido muy extraña y sus pensamientos se agitaban muy rápido. Intercambió una mirada con Cang Wuya, como si quisiera decir algo, pero finalmente no lo hizo.

Qing Shui vio toda la escena y sonrió hacia Cang Wuya y Fei Wuji, diciendo: “Viejo Maestro, Tío Marcial Fei, no hay necesidad de molestar al Viejo Ancestro. Puedo resolver esto yo mismo. Descansen seguros. No voy a bromear con mi vida en la línea.“

Cang Wuya sonrió impotente y luego dijo gradualmente: “Qing Shui, incluso si ahora estás en el nivel de 4 países, todavía no serás el oponente de Feng Shamo a pesar de que ambos están en el mismo nivel”.

Cang Wuya sabía cómo ese viejo se había cultivado durante cientos de años, y no era alguien con quien Qing Shui, que había recibido un impulso repentino en su nivel, pudiera luchar. Era solo que él no era consciente de que Qing Shui tenía el tesoro desafiante del cielo, el Reino del Jade Inmortal Violeta.

“Viejo Maestro, en realidad tengo otras cosas de las que depender. Por favor, estén seguros” Qing Shui pensó en su Elefante Gigantesco de Diamante. Esa cosa era una existencia que era comparable a una fortaleza de batalla y su defensa podría alcanzar el equivalente de hasta 8 países. Cuando ejecutara la Imprudencia del Poderoso Elefante, podría tener una fuerza de ataque de 5 países e incluso su ataque normal podría alcanzar hasta 4 países. Lo único que a Qing Shui no le gustó fue su Poderoso Pisotón del Elefante, que solo se encontraba en el nivel de 4 países. La fuerza dada por el Qi Diamante no se consideró como parte de su fuerza física, aunque no fue muy diferente.

¡Incluso Qing Shui no sabía si debería estar feliz o triste!

El poder del Qi Diamante era que podía elevar los poderes de Qing Shui en un pliegue en cualquier momento. No importa a qué nivel haya aumentado el cultivo de Qing Shui, siempre será capaz de aumentar la fuerza de ataque por un pliegue.

Pero aunque podría usarse con cualquier técnica, no aumentaría la fuerza de su cuerpo.

A largo plazo, esto se consideró razonable. En retrospectiva, Qing Shui sintió que esta técnica pasiva era la más monstruosa de todas.

Huoyun Liu-Li miró a los otros antes de volverse hacia Qing Shui y decir: “Qing Shui, simplemente déjanos estar completamente seguros. Veamos qué es lo que te da tanta confianza.”

Qing Shui sabía que tarde o temprano tendrían que saberlo. Además, estas personas eran consideradas su familia, por lo tanto, no era un gran problema dejarles echar un vistazo al Elefante Gigantesco de Diamante. Además, no se sabía mucho sobre esta criatura. Aunque también había elefantes dorados en el mundo de los nueve continentes, había muchas variaciones de diferentes tamaños. El Elefante Gigantesco de Diamante de Qing Shui podría dar a otros la impresión de que se trataba de un elefante dorado a medio crecer. Por lo tanto, es posible que no atraigan demasiada atención. Ellos solo estarían asombrados acerca de su nivel de cultivación.

“Entonces salgamos afuera. Lo entenderán después de que lo hayan visto ustedes mismos”. Dijo Qing Shui sonriendo.

Al ver que todos habían sonreído y asintieron, Qing Shui los condujo a todos afuera. Luego llamó al Elefante Gigantesco de Diamante del Reino del Jade Inmortal Violeta.

Todos miraron con asombro a este imponente elefante dorado. Sin embargo, cuando Cang Wuya, Fei Wuji e incluso Canghai Mingyue lo vieron, parecían haber visto algo increíble.

Estaban asombrados del nivel de cultivación del Elefante Gigantesco de Diamante. Aunque no podían sentir su verdadero nivel, sabían que era muy fuerte. Fue una intuición.

¡Especialmente para Cang Wuya!

“Qing Shui, ¿Esto es?” Huoyun Liu-Li no sabía cuándo Qing Shui había obtenido este elefante dorado. Ni siquiera lo llevó a la arena durante la batalla con Tan Yang.

Las otras personas también estaban desconcertadas. Lo que Huoyun Liu-Li preguntó era lo que tenían curiosidad por averiguar.

“Este es ese jabalí de aquel entonces. Es solo que ha evolucionado” Qing Shui extendió su mano para palmear a ese alegre Elefante Gigantesco de Diamante.

“¿Qué? ¿Es ese pequeño jabalí que ya había evolucionado una vez en la arena?” Ahora, era el turno de todos de sorprenderse. Después de todo, esto fue realmente increíble, o mejor dicho, se podría decir que la suerte de Qing Shui fue demasiado buena.

No era nuevo enterarse de la evolución de las bestias demoníacas, pero no había muchas personas que pudieran verlo por sí mismas. La mayoría de las personas solo lo escucharon de boca en boca.

La evolución de una bestia demoníaca y el despertar de su línea de sangre. El primero se refiere a la bestia demoníaca que recibe un impulso general en sus habilidades, logra una mayor fuerza y tenacidad, elevando la tasa de crecimiento.

El segundo era un signo raro en este mundo. Fue porque todas las bestias demoníacas ahora provienen del linaje de algunas bestias demoníacas fuertes en el pasado muy lejano. El despertar de la línea de sangre sería un despertar parcial o un despertar completo.

El Ave de Fuego de Qing Shui sufrió un despertar parcial. No se convirtió en ese fénix que surgió de las cenizas. Ahora, el Ave de fuego tenía una porción más fuerte de sangre del fénix en comparación con antes. Esto fue lo que despertó parcialmente.

La transformación del Jabalí Demoníaco de Diamante en el Elefante Gigantesco de Diamante se consideró un despertar completo. El Jabalí Demoníaco de Diamante, que había cambiado para parecerse a un ternero, se consideraba un despertar parcial.

“Viejo Maestro, ¿Estás seguro ahora?” Qing Shui se rió entre dientes.

“La tuya es considerada una bestia demoníaca del Pico del Rey Marcial, pero no significa que pueda defenderse de todo el Clan Feng. ¿Qué harías si más de diez cultivadores del Pico del Rey Marcial del Clan Feng avanzan?” Cang Wuya miró a Qing Shui y preguntó.

“Jaja, viejo maestro, puedes intentar golpearlo una vez con toda tu destreza”. Qing Shui instó a Cang Wuya.

“Qing Shui, debes mostrar amor a tu propia bestia demoníaca” Cang Wuya negó con la cabeza y dijo.

Qing Shui: “...”

“Viejo Maestro, el ataque de este elefante dorado es considerado el más bajo entre las bestias demoníacas del Pico del Rey Marcial. Pero su fuerte es su defensa. No hay muchos en el Continente Greencloud que puedan dañarlo en lo más mínimo”. Qing Shui explicó pacientemente.

“No mucha gente puede lastimarlo… ¿Esto significa que su resistencia también es de 4 países?” Cang Wuya miró a Qing Shui, asombrado.

“¡El viejo maestro es corto por la mitad!”

Cang Wuya: “...”

¿Quién era Cang Wuya? Con este breve análisis, logró señalar el meollo del problema. No había nadie que pudiera atravesar las defensas de este elefante dorado. Además, con su destreza de ataque, no les preocupaba ganar con números.

Con esto resuelto, ya nadie estaba preocupado. Al mismo tiempo, también pensaron cuán afortunado era Qing Shui. Sin embargo, dado que era alguien cercano a ellos, todos eran más felices que el propio Qing Shui por su fortaleza.

“Qing Shui, tu jabalí ha pasado por una segunda evolución. ¿Qué pasa con esto? Mira a mi conejito* No me importa, debes ayudarme” Huoyun Liu-Li dijo tirando del brazo de Qing Shui. *( ¡diablos señorita! ¿Delante de todos?)

Qing Shui sonrió amargamente. Esta chica pensaba altamente de él demasiado. Sin embargo, ayudarla no fue problema. Todavía le quedaban 70 Píldoras de la Bestia. Simplemente no estaba seguro de si esta pequeña cosa podría ser afortunada una vez más.

“Te daré esto. Dáselo a tu conejo. Que evolucione o no todo dependerá de la suerte del Rey Conejo Demoníaco Piedra de Oro.“ Qing Shui se rió entre dientes, entregando a Huoyun Liu-Li todas las Píldoras de la Bestia.

La otra vez, él ya le había dado algunas a Canghai Mingyue. También le había dado a Cang Wuya y a Fei Wuji, aunque no había visto antes sus monturas.

“Sé de esto. ¿Hay tantos? ¡Se las daré de comer todas a mi conejo!” Huoyun Liu-Li dijo alegremente cuando abrió la botella para descubrir que estaba llena de Píldoras de la Bestia con las que estaba familiarizada.

Qing Shui sonrió y asintió. Al ver lo feliz que estaba, Qing Shui también se sintió muy cálido por dentro.

Después de todo, el Rey Conejo había tomado la Hierba Cola de Fénix. Aunque originalmente era el eslabón más débil de la cadena alimenticia, había logrado saltar muchos niveles arriba.

Cuando el Rey Conejo Demonio Piedra de Oro vio las Píldoras de la Bestia en las manos de Huoyun Liu-Li, sus ojos estaban llenos de interés, pero no parecía querer arrebatárselos. Solo siguió mirando a Huoyun Liu-Li.

“¡Esta pequeña cosa se está volviendo más y más inteligente!” Qing Shui pensó para sí mismo. Después de todo, Huoyun Liu-Li y el Rey Conejo no eran comparables con su Elefante Gigantesco de Diamante y el Ave de Fuego.

“Qing Shui, ¿Crees que evolucionará después de comer estas?” Huoyun Liu-Li miró a Qing Shui con optimismo.

“¡Solo hay un 1% de posibilidades!” Qing Shui sonrió amargamente y dijo.

“¡Tú Idiota! ¿No puedes inventar una mentira?” Huoyun Liu-Li hizo un puchero y dijo enojada.

Qing Shui: “...”

“Qing Shui, también espero que mi conejo pueda evolucionar para ser tan fuerte como tu elefante dorado. Entonces, tres días después, también puede ayudarte en tu lucha con el Clan Feng”. Huoyun Liu-Li miró a Qing Shui, su mirada especialmente suave.


En este momento, Qing Shui sintió que su corazón estaba en paz con un toque de dulzura. Esta sensación fue muy especial, muy cálida. En este momento, Qing Shui tuvo la sensación de querer protegerla con toda su vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario