DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

miércoles, 15 de enero de 2020

CSG Capítulo 722: El Grupo Misterioso en la Cordillera de Bestias Mágicas


Capítulo 722: El Grupo Misterioso en la Cordillera de Bestias Mágicas

"¡Houston!" Murmuró Jian Chen. Un destello de luz explotó en sus ojos mientras que en su mente, no pudo evitar pensar en el viejo pero lacio cuerpo del tío Xiu.

“Houston, tío Xiu. El maestro de secta de la Secta de la Espada de Sangre en realidad tiene el mismo apellido que el tío Xiu del Valle de la Longevidad. ¿Quizás son las mismas personas?” Pensó Jian Chen. No pudo evitar pensar en el momento en que el tío Xiu vio por primera vez al pequeño tigre blanco.

Pensando en el tigre, Jian Chen no pudo evitar mirar su hombro. Solo vio al tigre blanco como la nieve profundamente dormido, acurrucado sobre su hombro como un pequeño gato. Estaba digiriendo los efectos medicinales depositados en su cuerpo por los recursos celestiales.

Después, Jian Chen miró a la poderosa Wang Yanhong. Solo vio a Wang Yanhong mirándolo con una mirada parpadeante, ignorando por completo al tigre blanco en su hombro. Claramente no pudo discernir la verdadera identidad del tigre blanco.

"Jian Chen, ¿tal vez has visto al maestro de secta de la Secta de la Espada de Sangre?" Los ojos de Wang Yanhong brillaron con curiosidad y miraron profundamente a Jian Chen. Wang Yanhong también había visto a los cuatro hombres vestidos de rojo que habían aparecido en la mansión Changyang, y ya había adivinado sus identidades por la espesa Fuerza Yin Siniestra que emitían. Eran personas de la Secta de la Espada de Sangre que había desaparecido hace mil años, y no eran débiles. Claramente tenían un cierto estatus dentro de la secta.

Wang Yanhong también tenía mucha curiosidad acerca de por qué la Secta de la Espada de Sangre había venido a la mansión Changyang. Ella quería saber la respuesta. Su primera suposición fue que Jian Chen tenía alguna conexión con la Secta de la Espada de Sangre.

Jian Chen sacudió la cabeza, "Mayor, apenas hoy he aprendido sobre la Secta de la Espada de Sangre, y mucho menos conocer al maestro de la secta." Aunque lo había dicho de esa manera, las imágenes del tío Xiu constantemente flotaban en su mente. Jian Chen siempre sintió que el tío Xiu era extremadamente profundo, y compartía el mismo apellido con el maestro de la secta Secta de la Espada de Sangre. Además, la situación familiar del tío Xiu coincidía extremadamente bien con lo que había sufrido el maestro de secta. No tenía pareja, solo un hijo y un nieto. Jian Chen simplemente no sabía cuántos años tenía Xiu Mi.

Además, solo el gran anciano de Ciudad Mercenaria y el tío Xiu podían decir la identidad del tigre blanco con una mirada hasta ahora. Eso fue suficiente para mostrar el extraordinario tío Xiu.

Sin embargo, Jian Chen solo supuso que el maestro de la Secta de la Espada de Sangre podría tener alguna conexión con el tío Xiu. Aún no lo había confirmado.

Al salir del jardín, Jian Chen de inmediato gastó una gran cantidad para comprar un ataúd de hielo de mil años, en el que colocó los cadáveres de sus padres dentro. Aunque los poderosos Maestros Santo Radiante podían revivir a los muertos, los cuerpos tenían que permanecer en buenas condiciones.

Jian Chen se quedó en la mansión Changyang durante siete días. En esos siete días, la mansión Changyang siempre estaba cubierto por una nube de tristeza y después de los siete días, muchos de los que habían venido a expresar su simpatía ya se habían ido. Apenas quedaba alguien, pero aún no habían dado un solo paso en la mansión.

Siete días después, Jian Chen había superado su pena. Sin embargo, lo que le había sucedido a sus padres dejó una marca inamovible en Jian Chen. Causó que se volviera más frío, siempre con una expresión severa. Todas las sonrisas que poseía habían desaparecido.

Ese día, Jian Chen se despidió de la gente de allí. Partió de la mansión Changyang con los ataúdes de hielo que llevaban a sus padres. Estaba a punto de emprender un largo viaje y solo temía que un accidente descuidado ocurriera en los cuerpos de sus padres. Como resultado, necesitaba encontrar un lugar seguro para guardar los ataúdes que pudieran garantizar que no sucedería nada. Solo así podría irse sin preocupaciones.

Aunque los ataúdes de hielo podrían colocarse en anillos espaciales, Jian Chen no hizo eso. Él ya era un poderoso Gobernante Santo, pero aún tenía enemigos en el Continente Tian Yuan. Además, los cinco Gobernantes Santos lo perseguían actualmente. Si algo le sucediera, sus padres nunca volverían a ver el día de la luz.

El tiempo podría embotar todo. Después de siete días de amortiguación de la tragedia que había ocurrido con el clan Changyang, ya había comenzado a establecerse. Mientras tanto, Jian Chen llevó los ataúdes de hielo y se elevó en el cielo. Se apresuró al Reino Qinhuang mientras planeaba mantener los cuerpos de sus padres en el Palacio Celestial Qin, un lugar que le pertenecía para vivir.

El mismo día, el tío de Jian Chen, Bi Dao, renunció a su cargo como comandante de la guardia imperial. Dejó el Reino Gesun en una bestia mágica de clase cuatro.

En ese período de tiempo, Bi Dao había pensado todo. Quería aumentar rápidamente su fuerza y, aparte de entrenar duro y templarse en situaciones de vida o muerte, solo el bautismo de sangre podría ayudarlo. Su sobrino fue el mejor ejemplo. Si permanecía ciegamente dentro del palacio imperial, ni siquiera sabía cuánto tiempo le tomaría convertirse en un Maestro Santo Cielo.

Jian Chen atravesó la Puerta Espacial en el Reino Dazhou y regresó al Reino Qinhuang. Luego, colocó los ataúdes de sus padres en el Palacio Celestial Qin, confiándolos a la protección de los otros cuatro Protectores Imperiales.

El rey del Reino de Qinhuang y Qin Ji también se sintieron bastante angustiados por la muerte de los padres de Jian Chen. Consolaron adecuadamente a Jian Chen.

Sin embargo, bajo la enérgica solicitud de Jian Chen, no se anunció la situación con sus padres. Solo unas pocas personas dentro del reino lo sabían.

Después de dejar a sus padres, Jian Chen tuvo una conversación secreta con los otros cuatro Protectores Imperiales en otras partes del palacio. Luego, partió del reino al día siguiente y viajó al Reino Dazhou a través de la Puerta Espacial.

Después, Jian Chen visitó el clan Tianqin para ver a Qin Xiao una vez más. Jian Chen originalmente planeó que Qin Xiao fuera con los Mercenarios de la Llama para entrenarlo, pero ahora con todo lo que había sucedido con los mercenarios y el hecho de que estaba a punto de alejarse de ellos, solo podía renunciar a la idea de llevarse lejos a Qin Xiao.

Esto se debió al hecho de que los Mercenarios de la Llama enfrentaban un gran desafío, a pesar de que poseían un cierto nivel de fuerza. Los mercenarios ya no estaban a salvo, por lo que llevar a Qin Xiao allí tal vez solo le traería problemas. Además, debido al Dios Tigre Alado, los Mercenarios de la Llama definitivamente se ocuparían del asunto tarde o temprano, e incluso el clan Changyang no podría escapar de él. Si consiguió que Qin Xiao se uniera a los mercenarios, sin duda lo arrojaría al fuego. Si sucediera algo malo, incluso atraería al clan Tianqin.

La razón por la que Jian Chen pensó así fue porque tenía una fuerte premonición. Una vez que saliera la noticia del Dios Tigre Alado, probablemente se convertiría en un enemigo público del continente.

Al abandonar el Clan Tianqin, Jian Chen regresó directamente al Reino Gesun. Luego, llamó a Jiede Tai y Nubis. Les contó a los dos sobre el Imperio Sagrado, así como lo que los Protectores Imperiales del Reino Qinhuang habían solicitado.

Cuando escuchó lo que dijo Jian Chen, Nubis lo rechazó de inmediato, sin ningún pensamiento adicional “Jian Chen, definitivamente no debes arrastrarme a eso. Cada uno de los tres grandes clanes del Imperio Sagrado tiene Reyes Santos y posee la fuerza de los antiguos clanes. No pueden ser subestimados. Además, yo, el gran Nubis, no tengo nada que ver con el Imperio Sagrado. Sus luchas internas no tienen nada que ver conmigo, así que yo, el gran Nubis, definitivamente no me veré arrastrado a esto. Básicamente es un hoyo infernal. Quien salte sufrirá pérdidas.”

Jian Chen no estaba muy sorprendido con la declinación de Nubis. Luego miró hacia Jiede Tai.

Jiede Tai mantuvo una expresión neutral. Dijo extremadamente indiferente: "Jian Chen, ya te he prometido lealtad. Incluso mi vida es tuya, así que acato todo lo que digas.”

Jian Chen asintió pero no dijo nada más. El comportamiento de Jiede Tai le había permitido elevarse a un gran lugar en la mente de Jian Chen.

Jian Chen pensó para sí mismo por un momento antes de hablar: “Nubis lo ha dicho bien. De hecho, no necesitas ser arrastrado a las luchas internas del Imperio Sagrado. Si algo sale mal, solo le causará más problemas, e incluso podría haber un resultado que sea la muerte. Lo que sea, los dos deben quedarse y hacer guardia, para proteger la Mansión Changyang y los Mercenarios de la Llama. Saldré mañana.”

"Jian Chen, no necesitas participar en este difícil y arduo asunto ..." Nubis intentó persuadir a Jian Chen, pero antes de que terminara, fue cortado por la mano de Jian Chen.

“Tengo que ir al Imperio Sagrado. Tienen la única esperanza de revivir a mis padres, así que no importa cuán grandes sean los peligros, tengo que ir.” El tono de Jian Chen tenía una determinación que nunca antes había aparecido.

...

La mañana del día siguiente, Jian Chen se despidió de todos antes de partir de la Mansión Changyang.

Jian Chen se transformó en un rayo en el cielo y llegó a las fronteras del Reino Gesun muy pronto. Luego, viajó otros miles de kilómetros, entrando en el Reino del Viento Azul.

Dentro del Reino del Viento Azul, había muchos mercenarios y comerciantes en diferentes atuendos que constantemente entraban y salían de la Ciudad de la Tercera Clase, Ciudad Despertar. A unos veinte kilómetros de Ciudad Despertar, había una gran cordillera. Era la Cordillera de las Bestias Mágicas.

En ese período de tiempo, siempre había un rumor que flotaba en Ciudad Despertar. En las profundidades de la Cordillera de las Bestias Mágicas, había un grupo misterioso. Nadie sabía de dónde venía el misterioso grupo, ni sabían la identidad del grupo. Solo sabían que cada miembro poseía una fuerza extremadamente grande, y que siempre se movían en la cordillera, específicamente cazando bestias mágicas de clase alta. Nunca dejaron la cordillera y rara vez fueron a las afueras tampoco.

Además, en los últimos tiempos, siempre habría rugidos de bestias mágicas que sacudirán la tierra procedente de la cordillera en el medio de la noche. Haría eco en toda la ciudad. Además, hechos como ese ya habían sucedido muchas veces.

Mientras tanto, el Gran Maestro Santo que vivía en Ciudad Despertar podía discernir de los rugidos si se originaban en Bestias Mágicas de Clase 5.

No mucho después, un grupo de mercenarios emergió de las profundidades de la cordillera en condiciones horribles. Trajeron noticias espeluznantes. En las profundidades de la cordillera, los expertos sin nombre del misterioso grupo decapitaron una Bestia Mágica de Clase 5 con un solo golpe.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario