DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

martes, 26 de noviembre de 2019

AST Capítulo 405 – La mujer llamada Chen Di, Limpieza de muchos Puntos de Acupuntura.

Capítulo 405 – La mujer llamada Chen Di, Limpieza de muchos Puntos de Acupuntura.

Parado sobre el Tigre Plateado que se Eleva en los Cielos, el hombre miró sombríamente a la Señora del Salón Nublado. De pie en la parte inferior, Qing Shui podía distinguir que había una pizca de complicación en sus ojos.

“Chen Di, ¿Por qué tienes que ir contra mí todo el tiempo?” El hombre miró hacia la Señora del Salón Nublado y preguntó.

“¿El nombre de la Señora del Salón Nublado es Chen Di? Este hombre sabe su nombre… ¿Se conocen?” Qing Shui estaba desconcertado. Con el carácter de la Señora del Salón Nublado, ella no debería conocer a alguien de la Torre de la Espada, y mucho menos hablar con ellos en tal tono.

Además, Qing Shui parecía haber percibido algo de el rostro de este hombre, pero no estaba seguro. Después de ver el apuesto rostro de esa persona con aura envejecida, sin embargo, sintió que este tipo era mucho mejor que esos gigolós. Podría ser que…

Qing Shui no entendió a la Señora del Salón Nublado, y aún más, su relación. Sin embargo, todavía estaba asombrado por este pensamiento.

“Él pertenece a nuestro Palacio Celestial, ¿Qué hay de malo en defenderlo?” Dijo la Señora del Salón Nublado, sin siquiera mirar a ese tipo.

“Hermana Menor Marcial, incluso si hubiera hecho algo mal en el pasado, no has perdido nada. ¿Por qué tienes que seguir haciéndome esto? Además, yo, acerca de ti…”

“No soy tu hermana menor, ni quiero escuchar nada de lo que dices. Otra cosa, en el futuro, es que no menciones la Torre de la Espada para amenazar a los miembros de nuestro Palacio Celestial. No me importa ir a una guerra total entre el Palacio Celestial y la Torre de la Espada. Eso es, si ustedes están dispuestos y pueden manejarlo“. La Señora del Salón Nublado interrumpió lo que el hombre estaba diciendo.

“¡Suspiro!”

El hombre dejó escapar un suspiro, mirando en silencio a la Señora del Salón Nublado que no devolvía la mirada.

“Nunca has hecho esto antes, pero por el bien de este tipo, esta es la segunda vez que has venido de tan lejos. ¿Es que no puedo ser comparado con él?” El hombre miró a la Señora del Salón Nublado, no dispuesto a rendirse.

Lo que le respondió fue silencio. No hubo reacción a lo que él había dicho, como si ella no hubiera escuchado nada. Ella se quedó ahí en el Luan Azul sola.

Desde el norte llegó una deslumbrante doncella, cuya belleza se destaca sola. Una mirada hacia ella, y las ciudades caerían… [1]

¡El hombre voló en el Tigre Plateado que se Eleva en los Cielos!

De pie, Qing Shui miró a la Señora del Salón Nublado que estaba en la espalda del Luan Azul. Ella miró de vuelta a Qing Shui, luego al Luan Rojo y a la gente en él.

“¡Señora del Salón!” ¡Canghai Mingyue y Huoyun Liu-Li miraron felizmente a la Señora del Salón Nublado!

La Señora del Salón Nublado asintió con la cabeza hacia las dos damas y reveló una leve sonrisa. Había una gran distancia entre ellos, y uno debe estar al menos en el nivel de Xiantian para poder ver esa débil sonrisa.

¡Swoosh!

¡La Seda Inmortal de los Nueve Cielos se disparó hacia Qing Shui!

Qing Shui la atrapó y fue halado por la Señora del Salón Nublado. Fue levantado y pronto aterrizó en la Espalda del Luan Azul.

“¡Volveré en un momento!”

Después de hablarle a su familia, Qing Shui se fue con la Señora del Salón Nublado. Esta fue la segunda vez. También había montado en el Luan Azul de la misma manera que la otra vez.

“¡Gracias!”

Qing Shui dijo, sonriendo amargamente. Hacia la Señora del Salón Nublado, Qing Shui ya no sabía qué sentimientos tenía. Ambas veces, ella había venido a salvarlo cuando él estaba en la situación más peligrosa. No importaba qué tipo de persona era, ya se había convertido en una presencia indestructible en el corazón de Qing Shui.

“En el pasado, realmente te había subestimado. Para poder progresar tanto en este corto período de tiempo, parece que serás capaz de convertirte en una figura que pueda asumir grandes cosas muy pronto, no necesitas agradecerme. Solo dependo de mi propio instinto cuando hago las cosas.“

Escuchar su tono casual asombró a Qing Shui. Seguir sus instintos cuando hace las cosas significaría que lo que sea que haga estará sujeto a su propia intención. Si era algo que ella quería hacer, no le importarían las pérdidas personales.

Originalmente, Qing Shui quería preguntar por qué había hecho esto, pero decidió callarse después de pensar en lo que ella había dicho antes. Además, los dos realmente no se conocían bien, por lo tanto, Qing Shui también había descartado la idea de preguntarle sobre el hombre.

“¿Todavía tienes del vino que me diste?” La Señora del Salón Brumoso parecía avergonzada al preguntar esto.

Antes de que Qing Shui pudiera responder, ella continuó: “Ese vino me ayudó con mi avance. Puedo negociar por él con artículos…”

Mirando la expresión de la Señora del Salón Nublado, Qing Shui sabía que podría ser la primera vez que tomaba la iniciativa de pedirle algo a alguien, o de intercambiar cosas…

Cuando Qing Shui escuchó sus palabras, se sintió lleno de alegría. No fue porque ella había aceptado cambiarlo por otros artículos, sino porque finalmente pudo ayudarla. Después de haber recibido su ayuda por dos veces seguidas, finalmente pudo sentirse un poco más a gusto después de saber que ella necesitaba este artículo. A veces, uno podría sentirse extremadamente feliz solo por poder ayudar a otras personas.

¡Una deuda de gratitud es lo más pesado de soportar!

No pensaba mucho en su Vino de Flor de Ciruelo, pero no se podía decir lo mismo de otras personas. Por lo tanto, rápidamente dijo: “No es necesario el intercambio, pero tiene que esperarme un día. Esto no se puede preparar en grandes cantidades cada vez. Se lo llevare mañana. En el futuro, lo guardare todo para ti.“

“¡Mmm!”

La Señora del Salón Nublado miró a Qing Shui y respondió.

Los dos se quedaron en silencio. Era cierto que Qing Shui no la entendía, pero lo mismo podría decirse de ella. Ella tampoco entendía a Qing Shui.

Qing Shui tenía mucho que decir, pero no se atrevió a hablar. Sus sentimientos hacia ella eran principalmente de respeto.

De repente, recordó que el hombre se había dirigido a ella como Chen Di. Su apellido era Chen. Este apellido era muy raro, pero era un apellido de buena reputación. Un clan extremadamente grande en el Continente Central usaba el apellido Chen.

“¡Esta debe ser la razón por la que has dejado el Palacio Celestial!” La Señora del Salón Nublado podría haber sentido que era demasiado incómodo, por lo tanto, ella habló.

“Mmm. Originalmente pensé que sería capaz de manejar esto con mis habilidades. Es solo que nunca hubiera pensado que el que vino era otro experto de la Torre de la Espada. Si no hubieras venido hoy, probablemente habría estado lleno de remordimientos.“ Qing Shui dijo con amargura.

La Señora del Salón Nublado también se sintió un poco indefensa. Hubo varias conexiones misteriosas entre Qing Shui y ella misma. Esta vez, esa conexión con Qing Shui la hizo sentir muy incómoda, al igual que la vez anterior. Fue el por que no tuvo elección sino que hacer otro viaje.

Esta era ya la segunda vez. Era justo como lo que aquel bestial Hermano Marcial suyo había dicho, nunca había hecho tanto esfuerzo por el bien de un hombre. Pero ahora, había hecho excepciones, y lo había hecho dos veces por el mismo hombre.

“En el futuro, no te dejes abrumar por tales amenazas. El Palacio Celestial es tu respaldo. Su Torre de la Espada no irá a la guerra con el Palacio Celestial, al menos no ahora. Todavía me tienes. Si tienes algún problema, puedes buscarme también. Si es dentro del Continente Greencloud, aún podré ayudarte.” Dijo la Señora del Salón Brumoso con indiferencia.

Qing Shui se sintió muy cálido por dentro. Giró la cabeza para mirar a esta dama que era la más cercana a “Divino” en su sentido espiritual. De repente, Qing Shui no supo por qué su Técnica de Visión Celestial se activó de repente. *(Sí claro, no sabe porqué jaja)

Con su activación, Qing Shui pudo ver que el cuerpo de la Señora del Salón Brumoso tenía un montón de pequeños resplandores.

“¡Hay tantos puntos de acupuntura limpios!” Qing Shui estaba asombrado. Nunca hubiera pensado que ella también conocía el arte de limpiar puntos de acupuntura. Y en comparación con la suya, ella tenía más puntos de acupuntura limpios.

Él hora tenía alrededor de un centenar de puntos de acupuntura limpios, y también los tenía la Señora del Salón Nublado. Más importante, Qing Shui pudo ver algunos de sus puntos de acupuntura tenían un tenue brillo, similar a la luna oculta detrás de las nubes.

Revelaban el más mínimo resplandor.

Estos eran los puntos de acupuntura que estaban a punto de ser limpiados. Más importante, Qing Shui pudo ver que uno de sus puntos de acupuntura importantes estaba a punto de ser limpiado.

¡Punto de acupuntura Yongquan!

Si la dejaba que ella misma lo limpiara, probablemente le llevaría mucho tiempo. Qing Shui estaba en una pérdida. Fue debido a que él tenía los medios para ayudarla a aclarar este punto de acupuntura en una hora. Fue una pena que el punto de acupuntura Yongquan estuviera ubicado en la base de su pie, un poco más adelante del arco del pie de uno.

Qing Shui quería ayudarla a limpiarlo con su acupuntura, pero le preocupaba que ella lo malinterpretara. Además, ¿cómo una dama como ella, que incluso cubriría su rostro, dejaría que un tipo le tocara los pies? Incluso tendría que hacerse con su pie desnudo…

“¿Sabes que tu punto de acupuntura Yongquan se limpiara muy pronto?” Qing Shui decidió probarla. Después de todo, fue su decisión sobre si ella estaría de acuerdo con su ayuda. Solo quería expresarle su gratitud.

Qing Shui realmente no tiene pensamientos inapropiados hacia ella. Qing Shui no tuvo el valor de perseguir a una dama como ella. Ante ella, Qing Shui se dio cuenta de que no había nada de lo que pudiera estar orgulloso en sí mismo. En otras palabras, simplemente se sentía inferior.

Inferior frente a ella.

Aun así, Qing Shui sintió que era muy normal. Entre los billones de personas en el Continente Greencloud, ¿quién no se sentiría inferior ante ella? Por lo tanto, sintió que era muy normal. Además, Qing Shui sintió que los sentimientos que tenía hacia ella eran principalmente de gratitud.

La Señora del Salón Nublado miró a Qing Shui con curiosidad con sus hermosos y deslumbrantes ojos. Eran similares a la luna, pero negros y profundos. Cuando Qing Shui entró en contacto con su mirada, rápidamente desvió la mirada. Tenía miedo de perder su tranquilidad. Sin embargo, su obvio rechazo fue notado por la Señora del Salón Nublado, quien reveló una débil sonrisa. Fue una pena que Qing Shui no viera esos bellos ojos que tenían un rastro de sonrisa.

“Parece que también has cultivado tales Artes para Limpiar los Puntos de Acupuntura.“ Dijo la Señora del Salón Nublado mirando a Qing Shui. Ella tenía un indicio de sorpresa y una sonrisa en sus ojos.

“Sí. Puedo ayudarte a limpiar tu punto de acupuntura de Yongquan con acupuntura.”

Al escuchar las palabras de Qing Shui, la Señora del Salón Brumoso miró seriamente a Qing Shui. Sabía la importancia de este punto de acupuntura y que le tomaría al menos cinco años limpiarlo sola. Incluso podría tomar hasta diez o incluso veinte años antes de que ella pudiera limpiarlo.

Ella sabía que con la acupuntura, ella necesitaría quitarse los zapatos y no tener nada sobre su pie. Además, necesitaría tocar directamente su pie… ella instintivamente, quería rechazarlo cuando pensaba en ello. Sin embargo, recordó la escena en sus sueños cuando su pecho ya había sido tocado por él, el corazón latía con fuerza los sentimientos que había sentido…

Recordó que, en cierto modo, era como si él hubiera sentido su pecho muchas veces. Ella podría simplemente tomar este evento como una de las escenas en el sueño…

Qing Shui vio la mirada vacilante de la Señora del Salón Nublado. Sabía desde hace mucho tiempo que las posibilidades eran posiblemente cercanas a cero, por lo que levantó la cabeza, sonrió y dijo: “No te fuerces. Siento que los puntos de acupuntura que has limpiado son diferentes a los míos. De otro modo, también puedes considerar cultivar mi Arte para Limpiar los Puntos de Acupuntura.“

¡La técnica de Visión Celestial de Qing Shui era muy sorprendente!

Las palabras de la Señora del Salón Brumoso hicieron que Qing Shui se quedara estupefacto. Al pensar en sus pensamientos anteriores, ella se sonrojó al mirar amargamente a Qing Shui.

De esa mirada, Qing Shui había visto algo en esa mirada. Sin embargo, nunca hubiera pensado que era porque había hablado demasiado rápido. Pensó que era debido a su pensamiento abrupto lo que le hizo perder la oportunidad de tener un “tiempo de acercamiento” con la Señora del Salón Nublado.

“Está bien, también te enseñaré mi Arte para Limpiar los Puntos de Acupuntura. Puedes pasármelo mañana cuando me lleves el vino. Puedes tomar esto”. Dijo la Señora del Salón Nublado y le pasó a Qing Shui algunas páginas de color plateado.

Qing Shui titubeó y las recibió, manteniéndolo a salvo.

“Mmm, ya que no hay otras cosas con las que lidiar ahora, podemos quedarnos aquí dos días. Mingyue y Liu-Li siempre han estado llenas de admiración por ti.”


[1] La canción de belleza, es una canción compuesta por un músico chino durante la dinastía Han, que se convirtió en el músico de la corte durante el reinado del Emperador Wu.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario