DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

ATG Capítulo 1576: No Hay Puertas en el Infierno

ATG Capítulo 1576: No Hay Puertas en el Infierno

Para los 5 caps adelantados por $5 dolares. (Ultimo cap subido 1581. Si van a hacerlo recuerden que sea entre el 1 y el 8 de cada mes para que tengan todo el mes los caps)
https://www.patreon.com/devilnovels

Ahora a por el atg 1577


Beihan Chu había aparecido con el halo del "Ranking Soberano Celestial de la Región del Norte" que lo rodeaba, pero Yun Che nunca lo había tomado en cuenta realmente en ningún sentido.

El genio número uno del camino profundo en la Región Divina del Este, el hombre que había hecho historia una y otra vez, Luo Changsheng, había sido abusado por Yun Che y dejado completamente a su merced en la cima del Escenario del Dios Conferido, y esa sombra oscura probablemente lo perseguiría por el resto de su vida.

¿El Ranking Soberano Celestial de la Región del Norte? ¿Qué era eso?

Pero en este momento, Yun Che no tuvo más remedio que admitir que Beihan Chu realmente era alguien.

¡Porque en realidad se había atrevido a apuntar una proyección de energía de espada a Qianye Ying’er!

"Yun Che", dijo Lu Bubai mientras jadeaba bruscamente, la intención asesina presente en sus ojos había desaparecido en su mayoría. Lo que lo reemplazó fue un profundo shock y miedo. “Nuestro Palacio Celestial de las Nueve Luces no desea ser tu enemigo y realmente no deseamos convertir esto en una escena fea. Dánosla y habrá paz entre nuestros dos lados. ¿Por qué quieres participar en una lucha de vida o muerte ... por una chica de ese clan de pecadores?"

Tenía miedo, tenía mucho miedo.

La capacidad de Yun Che para resistir su poder ya lo había sacudido enormemente. Pero pensar que aún podría aumentar su fuerza de manera explosiva ... ¡Además, su fuerza había crecido varias veces en un instante, y un golpe casi le había paralizado el brazo, el brazo de un Soberano Divino de cuarto nivel!

Qué clase de monstruo era este ... Esta exclamación de sorpresa había aparecido en su mente innumerables veces hoy.

Yun Che no habló, y su mano estaba presionada contra el hombro de la chica de túnica blanca.

Debajo de ellos, la luz en los ojos de Qianye Ying'er cambió sutilmente debajo de esa máscara negra.

Ella murmuró suavemente palabras que solo ella podía escuchar. "Dado que ha llegado a esto ... entonces vamos a tomarlo todo el camino".

Suavemente pasó un dedo por su cintura.

¡Ding!




De repente, un zumbido sonó en los oídos de todos los presentes ... Aunque era muy suave, se entrelazó alrededor de los oídos de todos y se filtró directamente en su alma.

En medio de este suave sonido de tintineo, una línea dorada larga y delgada, que estaba salpicada de un tono negro, se dibujó repentinamente en este campo de batalla opresivo y desolado.

La cabeza de Beihan Chu estaba en el centro de esta línea dorada.

La proyección de energía de espada que se extendió desde la mano de Beihan Chu apuntaba hacia Qianye Ying’er y su aura se había fijado firmemente en ella. La mirada en sus ojos era oscura y pesada y podía sentir la mirada apreciativa que Lu Bubai había lanzado hacia él, su corazón hinchado por la emoción.

Estaba convencido de que la relación que Yun Che y esta mujer compartían no era ordinaria. Si pudiera obligarlo a someterse con esta acción y recuperar a la joven que podría liberar el "Mango Diabólico" púrpura, entonces este gran logro podría compensar por completo su pecado de perder la Espada del Cielo Oculto.

¡Incluso podría recuperar parte del terreno que había perdido contra Yun Che!

A pesar de que este método era extremadamente despreciable, Yun Che fue quien despreciablemente había tratado de robarles, por lo que nadie podía decir nada en su contra.

Sin embargo ... por alguna extraña razón, todos los sonidos a su alrededor habían desaparecido repentinamente, y lo único que podía escuchar era un zumbido proveniente de un lugar desconocido.

Su visión también se había vuelto repentinamente borrosa, y su conexión con su energía profunda también se había debilitado y caído. Después de eso, todo en realidad ... desapareció por completo.

El mundo frente a él comenzó a inclinarse hacia arriba ... No, fue su visión la que se inclinó hacia atrás a medida que se oscurecía, antes de ponerse patas arriba ... De repente vio a una persona, esa persona tenía la misma figura que él, vestía la misma ropa que él e incluso la mano derecha mutilada de esa persona era exactamente la misma que la suya.

Una proyección de energía de espada negra también sobresalía de la mano izquierda de esa persona.

Pero a esa persona solo le quedaba media cabeza.




Una luz dorada que había salido de la nada se dibujó sobre la cabeza de esa persona, y parecía que esa línea dorada había partido perfectamente esa cabeza por la mitad.

En ese instante, el terror y la desesperación sin límites inundaron los últimos restos de su conciencia. Quería gritar con voz ronca, pero no pudo hacer un solo sonido. Después de eso, los últimos fragmentos restantes de su conciencia descendieron a la oscuridad eterna junto con el mayor terror y desesperación que había sentido en toda su vida.

Lu Bubai estaba aturdido, el Soberano Divino de Frialdad del Norte estaba aturdido ... Todos estaban aturdidos y era como si miles de millones de abejas hubieran surgido en sus cerebros y se hubieran llenado la cabeza con un zumbido de cacofonía.

"Chu ... Chu’er ..."

El Soberano Divino de Frialdad del Norte murmuró cuando su visión se oscureció ... Pero antes de que pudiera extender una mano hacia el cadáver de Beihan Chu, que aún estaba de pie, un rayo de luz dorada repentinamente se dirigió hacia su cuerpo.

Qianye Ying'er realmente valoraba su vida hoy en día.

Las venas profundas que pensó que estaban lisiadas para siempre habían sido curadas, había obtenido la sangre de un Emperador Diablo, e incluso tenía a Yun Che, este monstruo que la usaba a ella como quisiera. Mientras permaneciera viva, definitivamente llegaría un día en el que ella personalmente podría vengarse.

Entonces, le había advertido a Yun Che una y otra vez que no tenía permitido correr riesgos innecesarios antes de que se volvieran lo suficientemente fuertes.

Sin embargo, en el momento en que se enciende su intención asesina, ¡se volvería completamente despiadada y cruel!

Con un golpe de su espada, había cortado la mitad de la cabeza de Beihan Chu, y con su segundo ataque, su espada ya estaba cortando hacia el Soberano Divino de Frialdad del Norte en un intento por quitarle la vida. Ella no mostró una pizca de vacilación, no se contuvo en absoluto.

Como el Soberano Divino de Frialdad del Norte, se había acostumbrado demasiado a la muerte, por lo que, naturalmente, no perdería el juicio porque había presenciado uno. Pero Beihan Chu ... ¡no solo había sido el hijo del que estaba más orgulloso, sino que también había sido su futuro, el futuro de toda la Ciudad Frialdad del Norte!

Se había convertido en el discípulo número uno en el Palacio Celestial de las Nueve Luces, su nombre había sido ingresado en el Ranking Soberano Celestial de la Región del Norte, se había convertido en el genio más grande de las Cinco Ruinas Abismales, su orgullo y alegría. Todas estas cosas habían sido tan gloriosas y brillantes, pero de repente habían sido enterradas ante sus ojos en este momento.

Por lo tanto, la magnitud de este impacto no fue menor que la caída de los cielos y el colapso de la tierra.




Estaba tan distraído por este evento que su alma prácticamente había dejado su cuerpo. Entonces, cuando se enfrentó con el ataque con la espada de Qianye Ying'er, un ataque repentino que fluyó tan rápido como la luz, dejando imágenes secundarias a su paso, el Soberano Divino de Frialdad del Norte ni siquiera tuvo tiempo de hacer circular su fuerza profunda cuando volvió a sus sentidos. Apenas podía mover su cuerpo a un lado.

¡¡RIP!!

Una segunda luz dorada atravesó el aire, dibujando una línea horizontal a través del lado izquierdo del cuerpo del Soberano Divino de Frialdad del Norte, cortando las costillas en el lado izquierdo de su pecho mientras cortaba la mayor parte de su brazo izquierdo. La sangre fresca brotó en el cielo.

¡Bang!

La mitad superior de la cabeza de Beihan Chu golpeó el suelo con un ruido sordo. Pero ese sonido parecía haberse estrellado en los corazones de todos los presentes, suprimiendo todo el sonido del mundo.

¡Bang!

El brazo izquierdo del Soberano Divino de Frialdad del Norte golpeó el suelo, casi en el mismo instante en que el cráneo biseccionado de Beihan Chu aterrizó.

Todo esto sucedió en una fracción de segundo ... El aura de fuerza profunda de Qianye Ying'er solo había estado en el quinto nivel del Reino Rey Divino, y ella era una mujer en eso, entonces ¿por qué Beihan Chu, Lu Bubai y el Soberano Divino de Frialdad del Norte... incluso pondrían su guardia contra ella.

"Ah ... ¡AAAAAHHHH! ”Los lamentos de miseria del Soberano Divino de Frialdad del Norte solo comenzaron a sonar en este momento. Al mismo tiempo, el cuerpo de Beihan Chu finalmente cayó hacia atrás. Había perdido tanto a su hijo como a un brazo y un gemido agudo y miserable que no debería haber salido de la boca de un Soberano Divino resonó en el aire.

Sin embargo, ese fatal empuje de luz dorada volvió a dispararle en el siguiente instante.

"¡Ah ... UWAAAAHH!" El lamento del dolor del Soberano Divino de Frialdad del Norte rayaba en la desesperación mientras dejaba que la sangre brotara libremente del muñón de su brazo izquierdo. Con un movimiento de su brazo derecho, una gran espada verde-negra apareció en su mano y su salvaje y frenético poder Soberano Divino se concentró en su interior cuando la lanzó hacia abajo.

"¡Soberano Divino !" Lu Bubai, que se cernía sobre su cabeza, dejó escapar un grito involuntario de sorpresa cuando las pupilas de sus ojos se contrajeron.

El cultivo de Yun Che en el camino profundo estaba realmente en el quinto nivel del Reino Rey Divino, no era mentira.

Sin embargo, la profunda fuerza de Qianye Ying’er había sido ocultada por la piedra Ni Yuan. Entonces, cuando su fuerza profunda surgió de su cuerpo, expuso por completo su verdadero poder.




La piedra Ni Yuan era algo que había pertenecido al Emperador Diablo del Azote Celestial, por lo que mientras el usuario no eligiera exponer la fuerza profunda de uno, incluso los antiguos dioses y diablos no podrían ver a través de su ofuscación, y mucho menos las personas presentes.

Cuando el poder de un Soberano Divino explotó repentinamente del cuerpo de un Rey Divino de quinto nivel, ¡el momento de desconcierto que causó en todos los demás fue suficiente para ser fatal!

A pesar de que el Soberano Divino de Frialdad del Norte empuñaba su espada con una sola mano, el poder de esa gran espada todavía era increíblemente impactante. En comparación, la espada dorada larga y delgada en la mano de Qianye Ying'er parecía frágil y pequeña.

Sin embargo, en el instante en que ambas espadas chocaron, la delgada espada dorada se dobló como un látigo. Instantáneamente atravesó el poder y la espada del Soberano Divino de Frialdad del Norte como una serpiente espiritual antes de golpearlo en el pecho ... Con un sonido explosivo, atravesó su cuerpo.

¡Boom!

Qianye Ying’er tomó prestado el poder de la espada de Frialdad del Norte para moverse hacia atrás, volando con gracia por el aire. La espada flexible dejó su mano como una luz dorada y se envolvió alrededor de su delgada cintura. No se parecía a nada más que a un cinturón dorado normal.

Sin embargo, un agujero del tamaño de un puño había aparecido en el pecho del SOberano Divino de Frialdad del Norte.

"¿Maes... Maestro de Secta?"

"¡Padre Real!"

Todo había sucedido demasiado rápido y de repente. Desde el momento en que la cabeza de Beihan Chu había sido cortada hasta el momento en que se había perforado un agujero en el pecho del Soberano Divino de Frialdad del Norte, todo había sucedido en cuestión de instantes. También fue en este momento que la gente de Ciudad Frialdad del norte comenzó a gritar en estado de shock y miedo.

La gente de las Ruinas del Este, las Ruinas del Oeste y Fénix del Sur, todos quedaron estupefactos por los eventos que acababan de desarrollarse ante sus propios ojos. Cada rincón del campo de batalla de las ruinas centrales estalló en un clamor desenfrenado en este momento.

Los miembros de Ciudad Frialdad del Norte se adelantaron y corrieron hacia el Soberano Divino de Frialdad del Norte. La gran espada en la mano del Soberano Divino de Frialdad del Norte golpeó el suelo y se quedó congelado en su lugar. Sus ojos estaban vidriosos y en blanco, y era como si su alma hubiera abandonado su cuerpo.




"Padre real, ¿estás ... estás bien?", Preguntó con voz temblorosa el hijo mayor del soberano divino de Frialdad del Norte.

Aunque el brazo del Soberano Divino de Frialdad del Norte se había cortado y se había hecho un agujero en su pecho, un Soberano Divino podría reconstituir un brazo y un agujero en su pecho definitivamente no sería fatal ... Después de todo, ¿cómo podría ser tan fácil que muera un poderoso Soberano Divino?

Pero…

¡Ruido sordo!

En este momento, la gran espada cayó de su agarre y cayó al suelo.

"Chu ... er ... "Murmuró con una voz que era tan suave como una brizna de viento. Después de eso, cayó rígidamente hacia atrás, como un tronco que cae al suelo.

"Maes... Maestro de Secta !!"

Los miembros de Ciudad Frialdad del Norte gritaron con gran sorpresa. El Gran Anciano de Frialdad del Norte dio un paso adelante y atrapó al Soberano Divino de Frialdad del norte. Pero en ese momento, todo su cuerpo tembló violentamente, y fue como si hubiera sido aplastado por un enorme martillo.

Porque los órganos internos del Soberano Divino de Frialdad del norte ya se habían reducido a un desastre sangriento. Era como si millones de garras de diablo, millones de espadas afiladas, los hubieran desgarrado cruel y viciosamente. Ni siquiera quedaba el fragmento más pequeño de un órgano.

El Gran Anciano de Frialdad del Norte se había congelado en su lugar y el aura del Soberano Divino de Frialdad del Norte se disipó rápidamente de la percepción espiritual de todos antes de desaparecer por completo.

"¿Él ... murió?" Las Ruinas del Este, las Ruinas del Oeste y el Fénix del Sur ... murmuraron esas palabras. Estas dos breves palabras hicieron que temblaran más violentamente que nunca.

El cultivo actual de Qianye Ying’er todavía estaba en el tercer nivel del Reino Soberano Divino . Incluso con las ventajas que le brinda la sangre de origen del Emperador Diablo, cuando se enfrenta a un oponente como el Soberano Divino de Frialdad del Norte, un Soberano Divino de cuarto nivel, es posible que no pierda, pero tampoco había forma de que ella ganara.

Sin embargo, ella seguía siendo la anterior Diosa Monarca Brahma al final. Así que todavía poseía experiencia y conocimiento al nivel de un emperador dios y todavía poseía un método cruel y despiadado que hizo que incluso los emperadores dios se estremecieran.

Además, desde el momento en que había sido la Diosa Monarca Brahma, siempre había tenido una Espada Suave Dorada Brahma envuelta alrededor de su cintura. Su nombre era "Oráculo Divino".



Para poder matar instantáneamente a un Soberano Divino de primer nivel y a un Soberano Divino de cuarto nivel con el poder de un Soberano Divino de tercer nivel. En todo el Reino de Dios, tal vez solo Qianye Ying’er pudo realizar esta tarea.

"Ah ... Aahhhh ..." Lu Bubai estiró un brazo, sus dedos temblaban salvajemente cuando el miedo y la conmoción se apoderaron de su garganta y su espíritu como un demonio.

Beihan Chu había muerto ... ¡El primer discípulo en la historia del Palacio Celestial de las Nueve Luces que entró en el Ranking Soberano Celestial de la Región del Norte había muerto, el orgullo y el futuro del Palacio Celestial de las Nueve Luces ... había muerto!

¡Su padre, el Soberano Divino de Frialdad del Norte que estaba más cerca de él en fuerza, también había muerto!

¿Cómo podría ... tal cosa ... suceder en este mundo ...?

La muerte miserable de Beihan Chu había sido una conclusión inevitable en los ojos de Yun Che. Simplemente apuntando su proyección de energía de espada hacia Qianye Ying'er se aseguró de que incluso diez mil vidas no serían suficientes para ayudarlo a sobrevivir. Sin embargo, él no había anticipado que ella mataría al Soberano Divino de Frialdad del Norte en un instante también.

Yun Che agarró a la chica de túnica blanca y cuando descendió, la arrojó hacia Qianye Ying’er. "Protegela."

Qianye Ying'er atrapó a la chica mientras hablaba con voz fría: "Ya que ha llegado a esto, simplemente mata a todos ... Después de eso, ¡es mejor que haya preparado una explicación adecuada para mí!"

Con un resoplido frío, Yun Che se dirigió hacia Lu Bubai.

Después de haber ayudado a Yun Che a deshacerse de dos Soberanos Divinos, Qianye Ying'er dejó de atacar. En cambio, agarró a la chica vestida de blanco de una manera brusca y regresó a la barrera del Fénix del Sur.

Los dos habían dividido perfectamente sus deberes.

Cuando regresó, un coro de gritos estrangulados sonó inmediatamente dentro de la formación de batalla del Fénix del sur. Todos retrocedieron aterrorizados y Nanhuang Jian estuvo a punto de caer al suelo mientras tropezaba.

Incluso Nanhuang Mofeng se había retirado rápidamente unos pocos pasos.

Mientras recordaban cómo se había sentado tranquilamente en medio de la formación de batalla del Fénix del Sur durante la Batalla de las Ruinas Centrales, el sudor frío corrió por las espinas de todos los miembros del Fénix del Sur. En este momento, todos sus cuerpos estaban tensos y ni siquiera se atrevieron a respirar demasiado fuerte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario