DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

jueves, 12 de septiembre de 2019

AST Capítulo 305 – El despertar del talento, Corona del Ave de Fuego.

Capítulo 305 – El despertar del talento, Corona del Ave de Fuego.

Qing Shui miró cómo el ave de fuego volaba felizmente, estaba esperando, esperando por el día en que ese 1% de probabilidad de despertar su talento natural ocurriera.

Solo entonces, un destello de luz roja apareció en el cuerpo del Ave de Fuego, soltó un grito agudo, tan claro y alegre, lo que Qing Shui pudo sentir a través de su mente. También pudo sentir que el Ave de Fuego estaba creciendo más fuerte incluso solo un aumento del 10% de su poder total, no era un asunto pequeño para ser despreciado.

Qing Shui esperó hasta que el Ave de Fuego regresó a su estado normal. Sin embargo, el milagroso despertar por el que esperaba no pasó en absoluto. Aunque Qing Shui ya lo había adivinado, todavía se sintió decepcionado. Después de todo, tenía esperanza de que pudiera pasar.

Donde hay esperanza, hay decepción. Entre más grande la esperanza más grande la decepción.

1% de posibilidades de despertar era demasiado bajo. Incluso aunque la posibilidad es 1 de 100, había apostado su esperanza en ese 1%. Si Qing Shui tuviera suerte, sería capaz de verlo. Pero si no tuviera suerte, no sería capaz de verlo incluso si probara su suerte por enésima vez.

Qing Shui sacó otra Píldora de Bestia para el Ave de Fuego. Cuando vio la píldora medicinal, el Ave de Fuego gritó emocionada, parece que el Ave de Fuego finalmente había probado el dulce beneficio de la Píldora de la Bestia.

Qing Shui rió mientras ponía la segunda píldora en la boca del Ave de Fuego. Solo después de que se la tragó, un destello de luz roja empezó a aparecer instantáneamente. En ese momento, Qing Shui pudo sentir otro 10% de aumento en el poder del Ave de Fuego, pero el talento natural todavía no aparecía. Él supo esto porque el despertar del talento natural no solo traería un 10% de aumento en su poder general.

El Ave de Fuego todavía estaba volando en los alrededores alegremente… Qing Shui de hecho todavía tenía altas esperanzas de que el Ave de Fuego despertara sus talentos naturales. Sería lo suficientemente increíble si el Ave de Fuego expandiera ampliamente su poder más allá de la imaginación, y más aún si se convirtiera en un Fénix. Después de que su talento natural hubiera despertado, el crecimiento personal de Ave de Fuego sería mucho más grandioso.

La tercer píldora le dio el mismo efecto. Qing Shui sintió que el poder y gloria del Ave de Fuego había aumentado claramente a un nivel completamente nuevo. Después de todo, el Ave de Fuego ya había aumentado su poder un 30%

Cuarta píldora…

Qing Shui sintió que se empezaba a rendir. Ultimadamente, todo lo que tenía era una pequeña esperanza de 1% de posibilidad de despertar. Además, el concepto de despertar el talento natural era un poco confuso. Él pensó que entre más fuerte fuera la bestia, las oportunidades de despertar su talento natural deberían ser más pequeñas.

Quizás el despertar del talento natural requiere del despertar en la sangre. Sería genial si la valiosa Ave de Fuego de Qing Shui pudiera despertar su natural talento a través de despertar su sangre. Esta clase de despertar era capaz de permitir que el Ave de Fuego posea algunas tácticas del Fénix.

Esta era la cuarta vez que Qing Shui le daba una píldora al Ave de Fuego, pero todavía no despertaba su talento natural. Dudó por un tiempo antes de darle la quinta píldora al Ave de Fuego y observó de cerca su transformación. Esta sería la “última” vez que le daría una Píldora de la Bestia al Ave de Fuego.

Al final, Qing Shui se quedó devastado. Lo único que esas 5 píldoras de la Bestia hicieron fue aumentar el del ave de fuego 50% él todavía se sintió decepcionado incluso aunque el Ave de Fuego se veía feliz y despreocupado.

Qing Shui sabía que las posibilidades serían mayores a través del despertar de la sangre, pero todavía deseaba que el Ave de Fuego despertara con éxito su talento natural.

El Ave de Fuego ya había comido la quinta Píldora de la Bestia. Qing Shui miró el ciento de Píldoras de la Bestia que sostenía en sus manos, y lo pensó realmente duro. Al final procedió a tomar otra píldora y se la dio al Ave de Fuego.

El Ave de Fuego no titubeó y felizmente se tragó la píldora. En un instante, Qing Shui notó el mismo destello de luz roja en el cuerpo del Ave de Fuego. Estaba extasiado de que el ave de fuego ganara más de la mitad de su poder, pero el talento natural todavía no despertaba.

Resulta que después de 5 píldoras, el aumento de poder sería significativamente debilitado, hasta que no mostrara más efectos. La pregunta era: ¿El raro efecto de despertar el talento natural todavía existe?

En su séptima píldora, la luz roja todavía apareció, pero el poder ganado se estaba volviendo más pequeño. Esta vez, Qing Shui consideró si seguir alimentando al Ave de Fuego con esas píldoras.
“Olvídalo, estas píldoras actualmente son inútiles de todos modos. No me importa si hay algún efecto o no, no hay nada que perder.”

Qing Shui se decidió y alimentó al Ave de Fuego con la octava píldora.

La novena píldora.

¡La 32ª píldora!

Pronto, el Ave de Fuego ya se había llenado con aproximadamente 30 o más píldoras en su estómago. La tenue luz roja parpadeando era lo único que le daba a Qing Shui un poco de esperanza.

Al Ave de Fuego todavía amaba comer las Píldoras de Bestia sin importar si su poder dejara de aumentar o si ya no le gustaban las píldoras. Las Píldoras de la Bestia deben ser muy deliciosas, pensó Qing Shui. O Quizás la luz roja estaba haciendo que el Ave de Fuego se sintiera reconfortado.

Qing Shui incesantemente lanzó píldoras al Ave de Fuego, la Luz Roja parpadeaba y se detenía. Continuó alimentándolo una y otra vez, sin esperanzas de ver el despertar del talento natural.

¡67ª píldora!

¡68ª píldora!


Los ojos de Qing Shui se volvían rojos mientras su temblorosa mano estaba ahora automáticamente lanzaba píldoras al Ave de Fuego. Esperaba a que la luz roja parpadeara, pero ya no hubo parpadeo.

Esto hizo que Qing Shui se desesperara por completo.

“Qué mierda, así que eso es todo. No más luz roja parpadeando.” Dijo Qing Shui mientras contaba alrededor de 20 Píldoras de Bestia en sus manos.

Justo cuando Qing Shui estaba titubeando si seguir alimentando al Ave de Fuego con las restantes Píldoras de la Bestia, notó que se estaba poniendo inquieto. Repentinamente, el Ave de Fuego voló hacia el enorme Árbol de Parasol Chino cercano.

Qing Shui corrió y siguió al ave de fuego con inseguridad. Vio a la gruesa rama donde aterrizó. El Ave de Fuego gritó repetidamente en un tono fuerte, con cada grito cada vez más fuerte.

Qing Shui empezó a preocuparse de que las píldoras pudieran tener un efecto colateral ya que el Ave de Fuego se tragó un montón. ¿Qué si algo malo le pasara al Ave de Fuego? Sería una gran pérdida para él.

Qing Shui miró con angustia mientras el Ave de Fuego seguía gritando fuertemente, se sintió indefenso, como si solo notara los efectos colaterales ahora.

Solo entonces, Qing Shui sintió una irresistible energía emanando del Ave de Fuego. En un instante, su cuerpo dejó salir una ráfaga de vigor y al mismo tiempo un destello de luces brillantes.

Luces de tres colores: Rojo, Naranja, Amarillo.

¡Rojo como una bola de fuego, naranja y amarillo como la luz clara y pura.

En ese momento, Qing Shui estaba cegado por la brillantez de la luz. Fue tan repentino, pero Qing Shui instantáneamente supo que el Ave de Fuego tuvo éxito incluso cuando esta era su primera vez presenciando la luz brillante.

Su talento natural finalmente había despertado.

Qing Shui sintió como si estuviera soñando. Todo lo que acababa de pasar no se sentía como si fuera real. Pero él sabía que no era un sueño, y que era real. El Ave de Fuego finalmente despertó su talento natural después de comer alrededor de 80 Píldoras de la Bestia.

El Ave de Fuego estaba envuelto en una hermosa luz tricolor. Qing Shui lo miró con el corazón lleno de esperanza. Temía que si parpadeaba, se perdería cualquier belleza de la luz del Ave de Fuego.

Mientras la luz estaba brillando, Qing Shui cuidadosamente miró al Ave de Fuego, que estaba ahora sentado encima de una gran rama del Árbol de Parasol Chino, notó que el Ave de Fuego todavía tenía sus ardientes plumas rojas, pero el encanto en general y la astucia habían cambiado.

Qing Shui pudo sentir que se había vuelto mucho más fuerte que antes. Inesperadamente, el Ave de Fuego ahora se había convertido en una bestia nivel Rey Marcial. El Núcleo Demoníaco dentro de su cuerpo se había fortalecido muchos niveles, no menos que aquel Halcón Monarca Campeón Negro.

¿Quién sabría que este Ave de Fuego una vez estuvo indefenso frente a la cabeza de la Secta Espada Inmortal y que solo podría definitivamente huir ante el peligro. Si decidiera llevarlo a la batalla, el Ave de Fuego no sería considerado un Nivel Rey Marcial normal incluso si no usara su Bola de Llama Violeta.

Qing Shui empezó a darse cuenta de que el Ave de Fuego podría solo usar sus garras, picos y alas para derrotar fácilmente a un oponente en al menos los primeros tres niveles del Rey Marcial. Esto se considera una gran mejora en el carácter del Ave de Fuego, no importa si se tratara de fuerza o velocidad.

Las primeras 5 píldoras ya habían aumentado suficientemente el poder del Ave de Fuego, pero combinándolo con el despertar de su talento natural, el Ave de Fuego había renacido con un poder extraordinario.

De pronto, Qing Shui pudo ver una “corona” apareciendo encima de la cabeza del Ave de Fuego. Se veía pequeña porque estaba parado bastante lejos del Ave de Fuego. Pero fue capaz de ver la “corona” Después de fijarse con cuidado.

Qing Shui estaba familiarizado con la “corona” porque el Halcón Monarca Campeón Negro era una bestia que tenía una “corona en su cabeza. La “corona” no es un asunto pequeño, ya que solo bestias con sangre noble podían poseer tales coronas.

Justo como el tigre anterior, su frente tenía la palabra “Rey”, el Rey de las Bestias. El Fénix es el Emperador de las Aves.

Qing Shui llamó al Ave de Fuego y notó que sus interacciones se habían vuelto más claras. Era una rara sensación, como si el Ave de Fuego se hubiera vuelto uno con él.

Cuando Qing Shui vio al Ave de Fuego Descender de la rama como si estuviera surgiendo del cielo, supo que había algo anormal acerca de la velocidad del Ave de Fuego. En ese momento, Qing Shui se dio cuenta que el Ave de Fuego o cualquier bestia que posea Sangre de Fénix era capaz de adquirir enormes beneficios una vez que hayan despertado sus talentos naturales.

Cuando se acercó le echó un vistazo a la “corona.” Qing Shui estaba impactado porque la corona se veía como la legendaria “Corona del Fénix”.

Este era el talento natural del Ave de fuego, el despertar de la sangre de Fénix.

Aunque se veía pequeña en la gran cabeza del ave, y era tan pequeña como la corona de una cabeza humana, la corona todavía era deslumbrante. Lo que es más, la corona se veía poderosa y muy notable. Parecía que el Ave de Fuego había evolucionado a un ave legendaria.

Como un ave ordinaria convirtiéndose en un Fénix.

“Esta es un inesperadamente rara Corona de Fénix.” Qing Shui jadeó asombrado, ya estaba encantado cuando vio la corona, pero no sabía si sería la Corona de Fénix.

Era una pena que la “corona” fuera un poco más pequeña de lo que esperaba Qing Shui, pero ya estaba satisfecho con que solo tuviera la corona. Aunque la corona del Halcón Monarca Campeón Negro se veía invencible, Qing Shui sintió que ambas coronas se veían realmente diferentes entre ellas.

Solo las Aves podrían tener la “corona”. Además, Coronas Reales y Coronas de Fénix todavía eran consideradas como Coronas Imperiales. Por supuesto, el mismo tipo de “corona” puede ser diferenciado en términos de calidad, el tamaño de la “corona” también puede ser afectado por el poder y rango.

El Halcón Monarca Campeón Negro del Viejo ciego tenía una corona real. Su corona era enorme, al menos diez veces más grande que la Corona de Fénix del Ave de Fuego. Sin embargo, el rango entre coronas era enorme. Ambas no podían ser comparadas.

Cuando Qing Shui extendió su mano y tocó al Ave de Fuego, pudo sentir las alturas de sus habilidades, especialmente su velocidad, la cual era mucho más fuerte que la del Halcón Monarca Campeón Negro. El aspecto prominente del Ave de Fuego era su velocidad, la cual había mejorado varios pliegues.

Cinco Píldoras de la Bestia eran capaces de aumentar 50% el poder. Eso contribuiría al enorme crecimiento en la fuerza, resistencia, velocidad y constitución del Ave de Fuego. Con el talento natural despertado, el poder sería multiplicado por varios pliegues. Anteriormente, solo dos cosas podían mejorar; la velocidad y la Bola de Fuego Violeta que podía sacudir a oponentes en los niveles primarios del nivel Rey Marcial.

El Ave de Fuego nunca pudo huir cuando se enfrentó al Halcón Monarca Campeón Negro hace un tiempo. Pero ahora las tablas se habían volteado. Qing Shui se sintió aliviado y no pudo esconder su sentido de orgullo.


“Ja ja, aplastar el Clan Yan ahora tiene otro seguro para su éxito esta vez.” Qing Shui lo pensó alegremente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario