DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

lunes, 2 de septiembre de 2019

AST Capítulo 284 – Estela de Piedra del Tigre Agazapado en la cordillera, otro paso para la Forma del Tigre.

Capítulo 284 – Estela de Piedra del Tigre Agazapado en la cordillera, otro paso para la Forma del Tigre.

“De acuerdo, todos practiquen por su cuenta, explicaré los siguientes diez pasos en tres días. Ahora, todos pueden golpear el acero mientras está caliente y entrenarse o discutir entre ustedes.” El anciano se rió suavemente. Estos diez movimientos de hecho le tomaron tres horas.

Qing Shui encontró un espacio vacío para practicar después de que el anciano se bajara del escenario. Él primero aumentó su presencia poco a poco, la contuvo, y la dejó derramar mientras sacaba su espada.

Estaba a punto de irse después de rápidamente practicar y estabilizar los diez movimientos, ya que aún podía entrenarlo en el Reino Violeta Jade Inmortal en la noche. Solo necesitaba recordar los puntos clave por ahora, el resto de su tiempo diurno era para las estelas de piedra.

Observó, y descubrió mucha gente alrededor mirándolo sorprendido, y los miró de vuelta titubeante.

“Eso es una locura, ¿Cómo podría él ser tan asombroso solo después de su primer práctica?”Exclamó alguien.

“¿Cómo sabes que esta es su primera vez?” Otro estaba claramente en desacuerdo.

“¿Alcanzarías este nivel si te diera tres años?” El primero desaprobó despreocupadamente. Aparentemente ellos no eran extraños.

Qing Shui sacudió su cabeza, no había punto para esas palabras, él había estado ligando todo ahora a la Antigua Técnica de Fortalecimiento, así que atesoraba todo lo que tenía ahora.

“¡No tienes permitido irte!” Una amable voz se escuchó.

Qing Shui vio una hermosa dama deteniéndolo. Su piel era pura como el jade, sus cejas como lunas crecientes, un especialmente atractivo par de ojos con un distintivo blanco y negro, y el vestido fluido esmeralda pálido en ella le daba un aire de indiferencia.

“¿Porqué no?” Qing Shui frunció el ceño, mirando con asombro a la hermosa mujer que lo detuvo.

“La hermana menor Ling’er no está bien. Tú la molestaste y la hiciste llorar, ella raramente se acerca a alguien, ¿Quién eres tú para tratarla así?” La dama estaba disgustada y miró al atractivo hombre frente a ella.

“¡Loca!” A Qing Shui no le gustó la irrazonable manera en la que ella hablaba, y estuvo sorprendido un rato, antes de responder con desagrado e irse.

“Me gusta eso, en realidad hay un hombre que le habla así a Xi Yue.”

“La manera en la actuó tan indiferente es tan encantador, si tan solo me llamara loca a mi también.” Una mujer con pechos enormes miró la espalda de Qing Shui con anhelo.

“Loca” Una débil vos se escuchó.

“¿Quién fue el maldito que habló? Sal de ahí, no te atrevas a soñar con dormir en mi cama.”

…………

Xi Yue recuperó sus sentidos un buen tiempo después de que Qing Shui se fuera, y se fue con una extraña expresión. Ella sabía que Yan Ling’er debe tener algunos sentimientos por ese tipo.

Incluso aunque ella no lo diga, Xi Yue pudo verlo y decidió actuar esa escena justo ahora, y Yan Ling’er no fue capaz de detenerla a tiempo.

Aunque ella no esperaba que ese tipo la llamara loca. Siempre desde que nació, el mundo revoloteaba alrededor de ella. Ella era la hija amada en casa, la manzana a los ojos de sus padres. Su esbelta y hermosa apariencia la hicieron una de las más hermosas incluso una en mil millones, incluso Yan Ling’er era menos femenina que ella.

“Ling’er, lo siento, solo te causé problemas.” Xi Yue le dijo a Yan Ling’er que estaba ahí mirándola aturdida.

“Hermana Xi Yue, soy yo quien tiene que disculparse, hice que te sintieras mal.” Yan Ling’er respondió decepcionada.

“Esta bien no seamos tan educadas entre nosotras hermanas.” Xi Yue jaló a Yan Ling’er y se fueron caminando.

Qing Shui ya estaba en su camino hacia las estelas de piedra. No se tomó en serio lo que acababa de pasar, pero estaba molesto por lo pomposa que actuó esa mujer. Era de lo más irritante cuando la gente actuaba tan irracionalmente incluso cuando no tenían idea sobre la situación y aún así se comportaban tan altaneros.

En realidad Qing Shui la había mal interpretado. Después de todo, ella había actuado desde la perspectiva de una amiga, y con la apariencia de Yan Ling’er y todos los otros factores era mejor tratar de razonar con Qing Shui después de hacerla llorar no estaba mal. Era una pena que Yan Ling’er fuera parte del Clan Yan.

Casi era medio día cuando Qing Shui llegó a las estelas de piedra, no había mucha gente ahí, ya que muchos de ellos se movían como si fueran parejas, moviéndose en pares.

Qing Shui no sabía si reír o llorar cuando escuchó las conversaciones.

“Fei Fei mira, incluso el ‘látigo’ del tigre fue esculpido con tal exquisitez.” Un hombre guapo comentó asombrado.

“Qué tontería, esa es su pata trasera. Eres tan malo, cómo podría el ‘látigo’ del tigre ser tan grande…” La atractiva dama respondió coquetamente.

“¿Porqué no ves el mío? Es definitivamente enorme.” El hombre estalló en carcajadas.

“Te lo cortaré si te atreves a mostrarlo” La mujer se rió coquetamente.

Qing Shui se sintió feliz por la pareja después de escuchar eso, él estaba completamente envidioso viéndolos interactuar tan armoniosamente, Qing Shui en realidad tenía un fuerte gusto por una esposa coqueta y una vida sencilla.

Qing Shui pensó y descubrió que ni siquiera había logrado una meta tan promedio, Shi Qingzhuang era su esposa en papeles oficiales, pero ella era una chica tan distante. ¿Quién sabe cuando se volvería más amable? Zhu Qing y él fue un accidente. Él era un extraño para ella, más obsesiva que no, y Mingyue Gelou, para él, carecía de un cierto algo.

Llegando a las tabletas de piedra en las Montañas del Tigre, un feroz tigre se sentó en ellas, un tigre agazapado dominaba sobre las montañas como un rey, haciendo uso de la altura natural de las montañas para mirar desde arriba al suelo debajo.

Todos sabían que la ferocidad del tigre era como un dragón volando en los cielos cuando ascendía en las montañas, pero era de hecho el más poderoso en una posición agazapado. Cuando el tigre estaba agazapado, significaba que era el rey de las montañas, el regente, ya en el pico de estatus, que incluso un tigre ascendiendo no se podía comparar.

Un dragón enroscado y un tigre agazapado, un tigre agazapado en las montañas.

Qing Shui miró seriamente al aire y la expresión del feroz tigre agazapado, del destello en los ojos del tigre, ya no era más un tigre solitario. Era un imponente, tigre enorme, su presencia era así de una montaña y cada uno de sus ataques era una enorme montaña.

Esta era la entrada para alcanzar el dominio del Puño de Forma de Bestia. Qing Shui se sintió refrescado en ese instante. Como si uno hubiera entrado a un callejón sin salida, pero el obstáculo que yacía ante uno desapareciera repentinamente para dar forma a una amplia calle que era espaciosa e infinita.

En ese momento, Qing Shui sintió una fuerza extra en su cuerpo, una fuerza especialmente tenue, pero Qing Shui estaba emocionado.

La Forma del Tigre estaba completa, como el Galope del Ciervo, en un mundo más alto, y ese poder dentro de su cuerpo era la fuerza de ese feroz tigre agazapado en las montañas, era una fuerza de “presencia” que vivía dentro del cuerpo y se añadía a sus movimientos.

Qing Shui lo experimentó lentamente, y levantó su cabeza. De hecho completó una representación del Feroz tigre ascendiendo las montañas en una tarde y los resultados eran satisfactorios.

De regreso a sus aposentos, descubrió a Yan Ling’er debajo y a su lado estaba la mujer que lo detuvo en la mañana, Qing Shui estaba cansado y entró en silencio.

“¡Hermano Qing Shui!”

Qing Shui acababa de dar un paso y se volteó renuente. “Yan Ling’er, ¿Qué quieres?”

Al escuchar las palabras de Qing Shui Yan Ling’er se sintió especialmente agraviada. Ella miró a Qing Shui, “Solo quería ser tu amiga. ¿De verdad te desagrado tanto? No sé porqué odias al Clan Yan, pero ¿ni siquiera tengo el derecho de hablar por el Clan Yan? Lo entenderás cuando vayas ahí en el futuro.”

“Ling’er ¿Porqué eres tan servicial con una persona tan ingrata?”

Qing Shui miró a la mujer que estaba viéndolo enojada y la ignoró. Eso hizo que la mujer se sintiera vacía, incluso peor que ser llamada loca.

Qing Shui lo pensó y accedió en silencio, qué hay de malo en jugar con ella, viendo indefenso a la muchacha cuya vida podría sufrir en el futuro.

“Es por tu propio bien, o te sentirás terriblemente peor en el futuro. Lo entenderás la próxima vez.” Qing Shui dejó esas palabras y entró, dejando a las dos mujeres aturdidas.

“¿Tiene algo en contra de tu familia?” Xi Yue preguntó de mal humor.

“Él es tan joven y nuestras familias ni siquiera están en el mismo país. Él solo vio una hermana mía siendo intimidada mientras vendía hojas de té afuera, y tuvo una mala impresión de mi familia…”

“Eso significa que tiene un exterior frío pero un corazón cálido.” Señaló Xi Yue con nostalgia.

“Él es un buen hombre. Incluso me enseñó los movimientos de espada la primera vez que nos conocimos, pero empezó a ignorarme después de que descubrió que soy del Clan Yan.” Yan Ling’er recordó el Qing Shui que vio la primera vez, una persona totalmente diferente de la de ahora.


“¿Sabes porqué esa hermana tuya está vendiendo hojas de té?”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario