DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

lunes, 12 de agosto de 2019

AWE – Capítulo 257: ¡¿¿Buu??!

Capítulo 257: ¡¿¿Buu??!

Mientras Bai Xiaochun estaba en medio de su pelea con Xiao Qing, Yang Hongwu y Zhang Yunshan, Song Junwan estaba moviéndose a toda velocidad por el Antiguo Sendero de Sangre gracias a la ayuda que le proporcionó Bai Xiaochun. Incluso quemó un poco de su propia sangre vital para acelerar persiguiendo a Xuemei.

Más adelante, Xuemei frunció el ceño y también aceleró aún más. Sin embargo, el hecho de que Song Junwan estuviera quemando su propia sangre vital aseguraba que solo siguiera acercándose cada vez más. En poco tiempo, llegó lo bastante cerca para atacar, y ambas empezaron a luchar.

Para cuando la batalla comenzó, el rostro de Song Junwan estaba más pálido que nunca. Sorprendentemente, las heridas de Xuemei no solo habían sanado completamente, su base de cultivo también parecía haber progresado un poco, colocándola exactamente al mismo nivel que Song Junwan. Debido a su intensa batalla, las dos mujeres bajaron de velocidad, y en poco tiempo, pudieron escuchar estallidos y explosiones detrás de ellas. También se oyeron algunos diálogos, pero debido a los estruendos, no era posible oírlos con claridad.

La expresión de Song Junwan cambió un poco. Aunque le importaba el título de maestra de sangre, también estaba preocupada por Cripta Nocturna. Después de todo, luchar simultáneamente contra Xiao Qing, Yang Hongwu y Zhang Yunshan lo pondría en un gran peligro.

El hecho de que estuviera poniendo su propia vida en riesgo para ayudarla a volverse maestra de sangre, hizo que su corazón se llenara de dolor. También estaba confundida, insegura de si estaba haciendo lo correcto. Sin embargo, no había tiempo de pensar en el asunto. Con una risa amarga, continuó atacando a Xuemei con todo su poder.

Xuemei no dijo mucho, y por la mirada en sus ojos, parecía estarse poniendo muy ansiosa. Sin embargo, Song Junwan tenía una base de cultivo profunda, y no era fácil encargarse de ella. Mientras su pelea seguía, los sonidos detrás de ellas cesaron repentinamente. Al mismo tiempo, las dos mujeres se acercaban gradualmente al final del Antiguo Sendero de Sangre.

Ahora se podía ver una entrada en arco que emanaba una intensa luz del color de la sangre. Claramente, más allá de esa puerta, existía un qi de sangre tan poderoso, que era difícil siquiera describirlo con palabras.

Ese lugar… era la cavidad del corazón, y también era la ubicación del cristal de sangre. Quienquiera que llegara primero, tendría la oportunidad de obtener el cristal de sangre y volverse el maestro de sangre del Pico Medio.

En el momento en el que el final del sendero se pudo ver, las dos mujeres escucharon sonidos viniendo desde atrás que parecían ser estallidos sónicos, como si un poderoso experto estuviera desatando todo el poder a su disposición para moverse hacia ellas.

También, era obvio que, quienquiera que fuera esta persona, le tomaría el tiempo de solo unos cinco o seis respiros llegar a ellas.

Xuemei sabía que las probabilidades de que esta persona fuera Cripta Nocturna no eran muy grandes, pero no estaba dispuesta a apostar a ello. Mientras ella y Song Junwan se acercaban a esa puerta arqueada, luchando durante todo el camino, repentinamente dejó salir una sonrisa.

“Song Junwan, el título de maestra de sangre no te pertenece.”

Aunque no se podía ver su sonrisa debido a la máscara, se podía percibir su arrogancia en su voz. En este momento, extendió su mano, y allí en su muñeca se podía ver una marca violeta triangular.

Casi en el mismo instante en el que se pudo ver la marca, esta voló desde su piel y se transformó en tres marcas de sellado con forma de diamante, ¡las cuales salieron disparadas de inmediato hacia Song Junwan, emitiendo una presión poderosa!

Se pudieron escuchar estruendos, y Song Junwan tembló. Entonces le salió sangre de la boca y fue empujada lejos de la puerta. Las tres marcas de sellado con forma de diamante estaban dando vueltas alrededor de ella, emanando un poder de sellado del que Song Junwan simplemente no podía librarse.

Song Junwan tembló cuando vio a su alrededor las marcas de sellado. El método de sellado que estaba siendo usado estaba casi más allá de su comprensión, y Song Junwan llegó rápidamente a la conclusión de que tenía que ser obra del Patriarca Ilimitado. “¡Xuemei maldita perra barata! No solo has hecho trampa, ¡el Patriarca Ilimitado también ha ignorado las reglas y te ha dado un tesoro de sellado! Incluso si te conviertes en la maestra de sangre ¡¡el Clan Song no dejará las cosas así!!”

“Ahora se una buena niña. El título de maestra de sangre no te pertenece de todos modos.” dijo Xuemei riéndose un poco a la vez que daba un paso hacia la entrada del color de la sangre.

En los ojos de Song Junwan se podía ver una gran amargura y desesperación, y su odio por Xuemei había llegado al máximo. Fue en este momento, justo cuando Xuemei estaba por entrar a la puerta, que un estallido ensordecedor llenó el área.

Bai Xiaochun apareció justo a un lado de Song Junwan. Cuando vio las tres marcas de sellado, su expresión cambió, y les dio un puñetazo con su mano derecha.

Ese golpe, estaba respaldado por el poder del demonio celestial, pero cuando impactó a los tres diamantes violeta, las marcas de sellado ni siquiera se vieron afectadas. De hecho, la fuerza de su golpe incuso le fue devuelta. Bai Xiaochun quedó boquiabierto.

“¿Ese es un sello al nivel de un patriarca?”

Song Junwan no tenía tiempo de pensar en cómo Cripta Nocturna habría logrado pasar sobre Xiao Qing, Yang Hongwu y Zhang Yunshan. Entonces inhaló profundamente, sus ojos se llenaron de determinación, y levantó su mano derecha. Allí sobre la palma de su mano, se encontraba un medallón de comando del color de la sangre.

Había algo muy extraño sobre el medallón, y casi tan pronto apareció, las marcas de sellado alrededor de ella empezaron a retorcerse y distorsionarse. Aunque no se destruían, estaba claro que colapsarían en el tiempo que toma en quemarse un palillo de incienso.

Desafortunadamente, Song Junwan no tenía tanto tiempo.


“Cripta Nocturna, toma mi medallón de comando de maestro de sangre. No me importa como lo hagas, ¡tienes que volverte el maestro de sangre! ¡¡¡No puedes dejar que lo logre esa perra!!!” Song Junwan se estaba olvidando de todo. Sin dudar ni un segundo más, le arrojó el medallón de comando a Bai Xiaochun. Debido a las extrañas propiedades de ese medallón, pasó directamente a través del sello, y fue sujetado en el aire por Bai Xiaochun. Casi de inmediato, pudo sentir como si pulsara con alegría, como si viera a Bai Xiaochun con la máxima aprobación.

A Bai Xiaochun se le abrieron los ojos de par en par, pero no había tiempo de pensar en el asunto. Si Xuemei tenía éxito, él estaría en un gran peligro, y no podía dejar que pasara eso. ¡Apretando sus dientes, salió disparado con una velocidad deslumbrante hacia esa entrada del color de la sangre!

Mientras Song Junwan veía como pasaba esto, su cuerpo entero parecía haberse debilitado, y, sin embargo, apareció una sonrisa en su rostro.

“Cripta Nocturna, si lo logras, ¡haré todo lo posible para asegurarme de que tu posición como maestro de sangre sea estable!” Repentinamente, le dio la sensación de que esta era definitivamente la decisión correcta. Si Cripta Nocturna lograba volverse el maestro de sangre, ¡eso sería algo que el Clan Song quizás podría aceptar!

Habiendo hecho esto, Bai Xiaochun desapareció más allá de la entrada.

El mundo de la cavidad de sangre estaba lleno con una luz del color de la sangre. Y justo en el centro, se podía ver un corazón gigantesco, aunque estaba totalmente quieto e inmóvil, irradiaba una presión intensa que podría sacudir los Cielos y la tierra.

Desde este se extendían hacia todos lados enormes vasos sanguíneos, haciendo que el lugar entero pareciera un laberinto.

Precisamente sobre el corazón, estaba posado un cristal de sangre que brillaba con una luz radiante, e irradiaba una presión muy intensa. Por la sensación que emanaba, parecía que quienquiera que lo obtuviera tendría control sobre parte de un legado. Controlaría… ¡uno de los dedos del Ancestro de Sangre!

¡Ese cristal de sangre lo requería quienquiera que deseara volverse el maestro de sangre del Pico Medio!

En este momento, Xuemei estaba acelerando en dirección al cristal de sangre, en sus ojos se podía ver una luz extraña. Curiosamente, había un cristal del tamaño de una cabeza flotando al lado de ella, dentro del cual había una figura borrosa que gritaba a todo pulmón.

“¡Ahí está! ¡Justo ahí…!”

“¡Cállate!” rugió Xuemei, aumentando su velocidad aún más. Sin embargo, fue en este momento que sus ojos se estrecharon, y volteó hacia atrás para ver a Cripta Nocturna pasando por la entrada.

Xuemei quedó boquiabierta, y su intención asesina llegó al máximo de inmediato. Sin embargo, todo lo que hizo fue regresar su mirada hacia el corazón y moverse con toda la velocidad que le era posible.

Bai Xiaochun inhaló profundamente y observó a su alrededor. Tan pronto alcanzó a ver a Xuemei, sus alas se sacudieron y salió disparado hacia ella. Convocando los poderes protomagnéticos de gravedad y repulsión, era capaz de generar una velocidad que sobrepasaba por mucho la de Xuemei. En el mismo instante en el que ella llegó al corazón, él la alcanzó a ella.

De hecho, Bai Xiaochun estaba un poco deprimido. Su meta había sido volverse el gran anciano, pero gracias a una súper extraña combinación de factores, ahora estaba luchando para volverse maestro de sangre. Pero no había tiempo de pensar en la situación; definitivamente no podía dejar que Xuemei tuviera éxito, y por lo tanto, no tenía más opción.

“Supongo que subestimé la audacia de Song Junwan,” dijo Xuemei riendo, y luego su mano derecha destelló con un gesto de conjuro. Al instante, un arco eléctrico dorado salió disparado desde su dedo hacia Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun estaba a punto de contraatacar, pero luego su rostro cambió. Ese arco dorado de electricidad parecía aún más aterrador que cualquier cosa que hubieran desatado Xiao Qing, Yang Hongwu o Zang Yunshan. Sin dudar en lo más mínimo, Bai Xiaochun usó la Embestida Sacude Montañas para evadir la electricidad y arremeter directamente contra Xuemei.

Apenas apareció frente a ella, desató un puñetazo, haciendo que sus pupilas se contrajeran. Su encantadora mano izquierda destelló con un gesto de conjuro y recibió el puñetazo con su palma. Tan pronto sus manos hicieron contacto, la mano de ella se volvió dorada, y Bai Xiaochun abrió la boca del asombro por la sensación de intenso poder, la cual parecía incluso compararse a el poder de su propio cuerpo carnal. Mientras se tambaleaba hacia atrás, levantó la mirada para ver el asombro en los ojos de Xuemei, quien también había salido volando hacia atrás.

Justo cuando Xuemei estaba a punto de desatar otro ataque en su contra, el cristal de sangre pareció responder a la presencia de Bai Xiaochun. Repentinamente se elevó vibrando por el aire y salió disparado hacia él.

Esa impresionante escena hizo que a Xuemei se le llenaran los ojos de asombro. Al mismo tiempo, la figura borrosa dentro del cristal que flotaba al lado de ella, gritó fuertemente, “¡Detenlo! ¡¡No dejes que lo obtenga!!”

“¡Cállate!” dijo Xuemei apretando sus dientes. Repentinamente, sus ojos se tornaron de color dorado brillante, y la luz color sangre que la rodeaba se desvaneció. En cambio, una luz dorada apareció a su alrededor, y se podía ver como claramente se volvía más delgada mientras usaba una habilidad divina que le daba un gran poder a costa de un poco de su fuerza vital. Hecho esto, extendió su mano derecha y apuntó hacia Bai Xiaochun.

¡Este era precisamente su as bajo la manga más poderoso!

Una mano se materializó detrás de ella, que se veía idéntica a su propia mano derecha, con un dedo extendido. Era enorme, e irradiaba un poder intenso que llenó a Bai Xiaochun con una gran sensación de crisis mortal. ¡Su cuerpo se llenó de punzadas de dolor, como si la estructura básica de este estuviera siendo alterada!

La sensación de peligro que lo inundó excedía todo lo que había sentido al luchar con Xiao Qing, Yang Hongwu y Zhang Yunshan, e incluso sobrepasaba las sensaciones que había experimentado cuando fue perseguido por el Clan Luochen. Lo único que se podía comparar, era la sensación que había experimentado debido a la niña en el vestido blanco, en el Mundo de la Espada Caída.

Su mente se llenó de ruidos estruendosos, y sabía que no podía simplemente sentarse y esperar a que pasara esta crisis. Ni podía intentar escapar. Si lo hacía, moriría. Su intuición le decía que la única manera de lidiar con esta habilidad divina… ¡era atacarla de frente!

La base de cultivo de Bai Xiaochun estalló de poder, y sus alas se sacudieron velozmente a la vez que hacían erupción los poderes de gravedad y repulsión, llenando la Embestida Sacude Montañas con aún más poder que antes, ¡y mandándolo disparado a toda velocidad hacia Xuemei!

“¡Toque Dorado!” Mientras estas palabras salían de la boca de Xuemei, estas retumbaron como el trueno. Al mismo tiempo, movió su dedo hacia abajo, y la enorme mano detrás de ella arremetió, emanando una presión como la de los Cielos.

Mientras se acercaban el uno al otro, el dedo de Xuemei apuntó apuñalando a la frente de Bai Xiaochun. Al mismo tiempo, el pulgar y el dedo índice de él, se juntaron mientras desataba el Agarre Destructor de Gargantas.

En este momento, no estaba conteniéndose en lo más mínimo. Estaba… ¡dándolo todo con todo el poder que tenía! El wok de tortuga apareció, cubriéndolo mientras estiraba su mano hacia el cuello de Xuemei.

Justo cuando estaban a punto de hacer contacto, el cuerpo de Xuemei repentinamente se movió, y evadió a un lado, sin embargo, Bai Xiaochun había estado preparado para esta posibilidad, y una fuerza gravitacional estalló desde su palma con un poder sin precedentes. Se fijó sobre Xuemei, haciéndole imposible salir del camino. Entonces apareció una mirada de pánico en sus ojos, y justo en ese momento… su máscara se cayó…

Ahora era posible ver… ¡un rostro espectacularmente hermoso, con una piel blanca y pura!

En el instante en el que Bai Xiaochun vio sus facciones faciales, sintió como si a su mente le hubieran caído 100.000 rayos, y su cerebro estaba a punto de estallar. No podía creer lo que veía, y gritó instintivamente, “¿¡¿¡Buu!?!?”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario