DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

sábado, 10 de agosto de 2019

AST Capítulo 264 – A ella le gustas, excepto que aún no se da cuenta.

Capítulo 264 – A ella le gustas, excepto que aún no se da cuenta.

Ríos de lágrimas cayeron por sus mejillas incontrolablemente, y sus débiles sollozos eran casi inaudibles.

Huoyun Liu-Li ya estaba dispuesta a morir el momento en que tomó el golpe mortal por Canghai Mingyue. Incluso antes de que fuera golpeada, ella pudo sentir el agudo dolor en su rostro. Sin embargo a ella no le importó porque sabía que no sobreviviría al golpe.

Pero, cuando ella abrió sus ojos y vio los conocidos rostros de Qing Shui y Canghai Mingyue, estuvo instantáneamente envuelta en felicidad. El sentimiento de ser capaz de vivir de nuevo no era algo que pudiera ser experimentado por muchos. Cuando su mano sintió la aterradora herida en su rostro, ella sabía que era fea en su actual estado incluso sin la ayuda de un espejo. Fue así al grado de que ni siquiera la palabra ‘fea’ podía describirla más.

Ella estaba orgullosa de sus rasgos faciales durante todos estos años, pero ahora su aspecto se había ido, deseaba nunca haberlo tenido en primer lugar. El impacto que recibió fue peor que cuando los cultivadores Xiantian tenían su cultivación lisiada.

“Es mejor así, puedo estar sola para siempre de ahora en adelante…”

Huoyun Liu-Li en secreto hizo planes por su cuenta.

Después de que tomó una decisión, su mente al principio estaba llena de pensamientos sobre la sonrisa de Qing Shui y todo lo que había pasado entre ellos dos, desde la primera vez que lo vio y se lo encontró en el Paraíso Terrenal. Hasta cada exquisito evento que ocurrió después. Las lágrimas cayeron de sus ojos, manchando una gran área de la bufanda púrpura debajo de ella.

Qing Shui y Canghai Mingyue salieron de la sala. Ellos entendieron que Huoyun Liu-Li tenía extremadamente roto el corazón. Ella no quería que su lado débil y delicado quedara expuesto a los demás. Al final, ellos solo podían dejara sola por un tiempo así ella podría atender sus propias heridas.

“Qing Shui, ¿Qué harás con Liu-Li? Ella está muy trastornada justo ahora.” Canghai Mingyue también estaba entristecida por el hecho. Nadie entendía a Huoyun Liu-Li más de lo que ella lo hacía. Muy en el fondo, ella sabía que Huoyun Liu-Li no solo había perdido su buen aspecto sino a Qing Shui también.

“No necesitas preocuparte por esto. Definitivamente encontraré una forma de restaurar su aspecto. Honestamente, estoy más preocupado por lo que pasará mañana.” Qing Shui dijo completamente serio.

“Es verdad, hay un mayor obstáculo esperándonos.”

La voz de Canghai llegó viajando desde la distancia.

“Padre”

“Mayor”

Canghai y su esposa sonrieron amablemente a Qing Shui y a Canghai Mingyue. Qing Shui descubrió que no importa lo que enfrentara Canghai, mantendría un comportamiento calmado. Este era el comportamiento básico para tener éxito en la vida.

Los problemas no pueden ser resueltos si estás cegado por el odio y la ira. Será difícil recuperarse de eso y nunca termina bien.

“Mayor, aparte del Viejo Ciego de la Secta Espada Inmortal, ¿hay algún cultivador especialmente fuerte?” Qing Shui estaba repentinamente recordando al hombre de mediana edad vestido con una túnica púrpura. Si más de estas personas existieran en la Secta Espada Inmortal, entonces sus oportunidades de sobrevivir serían extremadamente bajas.

“El ancestro de la Secta espada Inmortal, Zhu Gejian es un Rey Marcial grado 4 y el siguiente anciano más fuerte es un Rey Marcial grado 3”.

En el reino Rey Marcial, una diferencia de un grado era suficiente para presionarte hasta la muerte y la diferencia en dos grados no podía ser vencida solo con números. En aquel entonces, el grado de Canghai era más algo que el Viejo Ciego, por lo tanto pudo abrumar a la gran secta. Sin embargo, la gran secta pudo haber sido fácilmente eliminada si él hubiera avanzado…

“Hay alguien más en la Ciudad Sur que quiera destruir la Secta Espada Inmortal?” Qing Shui preguntó a Canghai.

“Los hay, pero con el Viejo Ciego aquí, ni siquiera tendrán las agallas de hacerlo.” Canghai se rió. Él sabía que lo que Qing Shui trataba de decir pero era inútil depender de otros hasta este punto. Él se sintió más amargo cuando pensó sobre los eventos que pasaron anteriormente.

“¿Qué si el viejo muere?” Los ojos de Qing Shui ardieron con pasión.

El corazón de Canghai se agitó, pero al final miró a Qing Shui y sacudió la cabeza. “Nadie en la Ciudad Sur es capaz de matarlo.”
Qing Shui no respondió pero sus ojos brillaron con determinación.

“Qing Shui, recuerda, puedes contar conmigo mañana. Tienes que escucharme a toda costa.” Notando el brillo en sus ojos, Canghai continuó apresuradamente.

El sol brillaba reluciente desde el este, transformando la apariencia de la tierra en un brillante estado dorado, Qing Shui se dio cuenta de que ya era mediodía y aún no había comido.

“No importa, cultiva, podemos ir a casa a comer juntos en la tarde.” Qing Shui golpeó su frente mientras caminaba hacia el lugar que en el que normalmente hacía su entrenamiento matutino.

Pasos Altos de la Grulla.

Justo ahora, Qing Shui no quería pensar en nada excepto en velocidad. No le importaría agotar todo su poder en un instante si esto significaba que su velocidad pudiera aumentar al pico de sus habilidades.

Circulando el Qi de la Antigua Técnica de Fortalecimiento, continuó practicando los Pasos Elevados de la Grulla. Los pasos Elevados de la Grulla agotaban su poder en grandes cantidades, a pesar de que se dijo que tres veces más el poder consumido equivaldría al igual tres veces el aumento de la velocidad. Pero Qing Shui se dio cuenta que no era realmente el caso entre mayor fuera la energía consumida, la velocidad sería mayor que tres veces la cantidad consumida.

Había ventajas que venían con un gran consumo de poder. Él sería capaz de emboscar a uno de los Ancianos de la Secta Espada Inmortal. Durante su última batalla con el Anciano Ying, la distancia entre él y el Anciano Ying estaba demasiado lejos así que no pudo arreglárselas para realizar un ataque furtivo en él. Encima de eso, el Anciano Ying estaba blandiendo una hoja larga, causando que los Pasos Elevados de la Grulla fueran forzados a retirarse sin ningún éxito. Más importante de apuntar era que ya había alcanzado el ciclo 90 de circulación de Qi.

Después de sobrepasar el ciclo 90 de circulación de Qi, si fuerza ya había aumentado tremendamente. El excelente entrenamiento que había hecho en el Reino Violeta Jade Inmortal también le había ayudado a subirlo a otro nivel.

Qing Shui pacientemente cultivó en el terreno vacío, tomándose un descanso de vez en cuando antes de continuar practicando nuevamente.

Ya había pasado el medio día antes de que Qing Shui parara de cultivar para sacar la Campana del Alma y procedió a refinarla de una forma lenta. Un largo periodo de tiempo había pasado desde que había sido elevada a un grado más alto, y desde entonces nada había cambiado.

La refinó diez veces sin parar, incluso entró al Reino Violeta Jade Inmortal a medio camino para liberar la porción de energía refinada.

Desafortunadamente, la Campana del Alma todavía no se actualizaba. Estaba frustrado porque cuando llegara el siguiente día, se enfrentaría a la Secta Espada inmortal, la Gran Secta más importante tanto en el estado como en la Ciudad Sur.

Qing Shui estaba preocupado de que no fuera capaz de usar la Campana Del Alma en lo mejor de sus habilidades cuando el momento llegara. Él no quería terminar con arrepentimientos en su vida. Qing Shui sabía que mayor uso de la Campana del Alma era un desafío del orden natural en el mundo de los nueve continentes.

Era una pena que el grado fuera tan bajo.

Mientras miraba al cielo, caminó en dirección al pabellón donde Huoyun Liu-Li se quedaba, cuando entró en la habitación, descubrió que ella ya se había despertado, y lo saludó con un leve sonrisa en su rostro.

Sonriendo, Qing Shui se sentó en la orilla de la cama de Huoyun Liu-Li para tomarla de la mano.

Huoyun Liu-Li se apartó en el instante en que vio que él extendía su mano, pero Qing Shui se las arregló para capturar ambas manos al final.

Sin decir una palabra, cuidadosamente circuló el Qi de la Antigua Técnica de Fortalecimiento para calentar sus meridianos, huesos y órganos.

“Liu-Li, sé que no creerás lo que sea que te diga, no diré mucho más, solo quiero que sepas que sigo siendo el mismo Qing Shui de antes, y tu sigues siendo la Liu-Li que conozco.”

Qing Shui amablemente miró a Huoyun Liu-Li mientras decía suavemente esto, extendiendo su otra mano para tomar la mano de jade níveo de Huoyun Liu-Li.

Los ojos de Huoyun Liu-Li estaban llenos de felicidad, así como de calidez, soledad y decepción.

Qing Shui no se atrevió a decir nada más, y estaba perdido sobre qué hacer. Justo ahora, ni siquiera pudo hacer una broma, por no mencionar los chistes sexuales. Si el no lo hubiera intentado, su imaginación se volvería loca con pensamientos negativos, pero si lo hacía solo la haría sentirse peor.

“Liu-Li, ¿Cómo te sientes? Ya he mirado tus heridas, ya no son gran problema. Ven, te llevaré afuera a caminar.” Dijo Qing Shui mientras dirigía sus ojos a Huoyun Liu-Li que parecía aburrida sobre el colchón.

“¿Ya puedo levantarme?” Huoyun Liu-Li preguntó sorprendida.

“Sí. Ven. Despacio.” Qing Shui sonrió y entonces simplemente la cargó en sus brazos.

“Liu-Li, ¿Sabías que cuando te vi en ese estado, mi corazón se sintió como si se hubiera hecho pedazos? Si algo te hubiera pasado, nunca podría perdonarme.” Dijo Qing Shui en un tono bajo, su ronca voz. A pesar de que el cambio en su voz no era obvio, definitivamente sonó.  diferente que antes.

“Qing Shui, para, lo sé. Hermana Mingyue me lo contó todo, eres tan tonto, ¿Porqué te estás tratando así? Si algo te pasa, ni siquiera moriría en paz.” Habiendo dicho eso, ella abrazó a Qing Shui del cuello y estalló en llanto.

“¿Cómo se atreve ella a decirte eso? La confrontaré más tarde.” Dijo enojado Qing Shui.

“No te atrevas.” Huoyun Liu-Li levantó su rostro cubierto de lágrimas. No había rastro de gracia y encanto en su rostro justo ahora pero no se veía diferente a los ojos de Qing Shui. Ella todavía era hermosa, justo como le gustaría a alguien incluso si tuvieran defectos.

“De acuerdo de acuerdo, no lo haré.” Qing Shui llevó el delicado cuerpo cubierto de delgadas ropas.

“Qing Shui, a Hermana Mingyue le gustas, excepto que ella aún no se da cuenta, por favor sé bueno con ella, nunca había visto que ella tratara a otro chico igual que como te trata a ti.” Huoyun Liu-Li dijo mientras miraba a Qing Shui.

“Liu-Li, ¿Te gusto?” En lugar de responderle, él preguntó de forma seria.

Después de preguntar eso, sintió que Huoyun Liu-Li se quedaba en shock antes de sonreír. Ella evitó la mirada de Qing Shui y agitó la cabeza. “No me gustas, ya no me gustas.”

“Liu-Li, si me convierto en un lisiado un día, estarás asqueada y me odiarás?” Preguntó suavemente Qing Shui.

“No, nunca, todavía te amaré sin importar en lo que te conviertas…”

Huoyun Liu-Li dijo apresuradamente asustada. Ella notó la sonrisa en su par de embriagantes ojos y se quedó callada.

“Es como tu dijiste, Liu-Li, me gustas. Tu siempre serás la hermosa y encantadora Liu-Li que conozco en mi corazón.


Después de decir eso, Qing Shui se inclinó sobre ella para besar esos pálidos labios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario