DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

jueves, 4 de julio de 2019

AST Capítulo 238 – Herrero Arrogante, Qinghan Ye de la Secta Jubilosa.

Capítulo 238 – Herrero Arrogante, Qinghan Ye de la Secta Jubilosa.

Las palabras de Qing Shui llenaron al joven con asombro interminable. Miró a Qing Shui con una mirada de victoria asegurada en sus ojos mientras añadía. “Si pierdes, me seguirás de regreso a mi clan y serás mi herrero personal. De ahora en adelante, solo tienes que escuchar mis órdenes.”

“Seguro, pero si pierdes quiero que sostengas mi letrero y te pares afuera de mi tienda un total de tres días.” Se rió Qing Shui mientras apuntaba al recién hecho letrero suyo.

En ese exacto momento, otra voz se escuchó de entre la multitud. “Joven Maestro Yin, es esta tienda. Esta es la tienda de la que estaba hablando.”

Qing Shui frunció el ceño porque vio una línea de personas con batas blancas y sosteniendo espadas largas entrando a su tienda. El momento en que los otros clientes vieron sus uniformes, inmediatamente hicieron espacio y se pararon a un lado. Sin atreverse a obstruir su camino.

Una vez que vio la insignia de la Secta Espada Inmortal, Qing Shui no pudo evitar reír amargamente. Una vez que vio que ese súper gordo, Qing Shui ya sabía que era lo que estaba pasando.

Él se estaba sintiendo extraño. ¿Porqué no vino ese súper gordo a buscar problemas con él antes? La respuesta finalmente fue revelada. Ese gordo ya había descubierto su ubicación pero decidió traer refuerzos antes de venir.

“Pequeño gordito, este fue el hombre que causó que perdieras la cara?” Un hombre de más de 30 años miró al gordo a su lado.

“Pequeño gordito?” Qing Shui casi escupe sangre. ¿pequeño? Pequeña tu madre, Qing Shui miró al bien constituido joven al lado del gordo. Pudo ver una luz de crueldad destellando en los ojos de ese hombre.

“Primo, es él. él es la persona que tiró mi cara. No solo eso, él avergonzó a nuestra entera Secta Espada Inmortal también.” El gran gordo respondió, con miradas de agravio en sus ojos.

“De verdad no entiendo porqué el abuelo no quiere que yo interfiera gordito, no te preocupes. Tu primo aquí vengará todos los errores que has sufrido.” Se rió el joven, pareciendo extremadamente confiando mientras miraba al gordo.

“No te preocupes primo, ya he reservado dos bellezas de clase superior del nivel superior de la Corte Peonía para que disfrutes.” El gran gordo habló a la ligera, pero Qing Shui pudo escuchar sus palabras como si el gordito estuviera de pie a su lado.

¿Corte Peonía de nuevo? El nivel superior también… ¿Había alguna diferencia? Qing Shui quería preguntarle a Canghai Mingyue sobre la Corte Peonía. Cuando pensó en cómo se fue en un berrinche la noche anterior, él sabía que con su personalidad, no había forma de que ella viniera a buscarlo por su propia cuenta.

Se estaba sintiendo ansioso y agitado. Qing Shui no sabía como se las arregló para ofender a Canghai Mingyue. No es de extrañarse que la gente diga que las mujeres hermosas son todas difíciles de manejar.

“Pequeño mocoso, ¿Sabes que somos de la Secta Espada Inmortal?” Una pesada y áspera voz resonó que no era de otro más que del hombre con el físico hercúleo cuyos ojos brillaban con una luz de aspecto cruel.

“Lo sé, por supuesto que lo sé.” Al contrario, Qing Shui no estaba acobardado en lo absoluto. Todavía tenía la cara de sonreír en respuesta.

“Mocoso, no pareces ser tan estúpido, ¿Porqué insistes en hacer estupideces? De verdad que no lo entiendo.” El hombre hercúleo dejó salir una fría carcajada mientras agitaba la cabeza.

“No entiendes porque eres estúpido. Tan estúpido como un cerdo.” Qing Shui respondió indiferente, pero el tono de su voz causó que la ira  del hombre de antes estallara hasta sus límites.

“¡ME JODERÉ A TU MADRE! ¿ESTÁS CORTEJANDO LA MUERTE?” El hercúleo hombre abruptamente agitó su espada moviéndose hacia Qing Shui.

El punto débil de Qing Shui no era otro que su madre. Independientemente de las palabras o acciones Qing Shui se aseguraría completamente de que el culpable visitaría los manantiales amarillos mientras insultara a su madre.

Los ojos de Qing Shui se entrecerraron mientras su mirada se volvía tan afilada como una espada. Sosteniendo el enorme martillo en sus manos, golpeó hacia delante con el poder del trueno.

THUMP THUMP.

Al momento del contacto, el martillo de Qing Shui golpeó dos veces en rápida sucesión. Mientras un rugido ensordecedor hacía eco en medio del baño de sangre. Ni siquiera la más mínima similitud podía verse en la pulpa restante.

“Aquellos que se atrevan a insultar a mi madre, no importa quién sean. No serán dejados con vida.” Qing Shui habló ligeramente mientras se giraba a mirar a la estupefacta multitud.

Arrogante, esto fue verdadera arrogancia.

“Gordo, ya te había dicho antes que si te volvía a ver, aplastaría tu pito en pedazos. ¿Lo has olvidado?” Qing Shui lanzó una mirada al atónito gordo. Después de lo cual, el martillo en su mano salió volando, aplastando la mitad inferior del cuerpo del gordo en total desastre.

“NO, NOoOoOoO…” El gordo gritó, pero ya todo fue demasiado tarde.

“Lárgate, si quieres venir de nuevo, trae a alguien con suficiente poder.” Qing Shui le dio la espalda mientras sonreía, hablándole al resto de los miembros de la Secta Espada Inmortal que estaban empapados en sangre.

Desde el inicio, Qing Shi ya no tenía ninguna buena voluntad con respecto a los miembros de la Secta Espada Inmortal. Él ya había tenido disputas con el Joven Maestro Feng, Abuelo Feng y algunos otros ancianos. Ahora, estaba este súper gordo de tamaño jumbo.

Los discípulos de la Secta Espada Inmortal cargaron al inconsciente gordo y se lo llevaron, mientras corrientes de sudor caían incesantemente de la cara del joven hombre que estaba en la primer etapa de Xiantian. El momento en que Qing Shui exudó su poderoso Qi, el joven ya sabía que había cometido un error que no debería haber cometido.

“Este herrero es demasiado poderoso.” Señaló otro joven.

“Solo ahora sé que las artes de herrería pueden ser usadas también para matar personas. Su martillo es su mayor arma…”

“Definitivamente debo casarme con un herrero.” Una ligeramente carnosa mujer estaba fascinada mientras murmuraba.

“¿Porqué no aprendí herrería cuando era más joven?” un envejecido tío se lamentó.

Qing Shui entonces cambió su mirada de nuevo hacia el confiado joven de antes que estaba en la primer etapa del Xiantian. El reto entre ellos aún tenía que empezar.

“No peleemos más, iré a sostener el letrero por tres días.” El joven apresuradamente respondió sonrojado.

Qing Shui no pudo contener su risa. Terror no fue suficiente para describir el sentimiento que los otros clientes sintieron después de que vieron los sangrientos métodos de Qing Shui. Ahora, lo vieron con una sonrisa en su rostro de nuevo. Tan increíble como un demonio pero aún así ¿Porqué era tan atractivo?

Después de que la multitud se dispersó, la mano izquierda de Qing Shui todavía estaba sosteniendo la Espada Bronce Azul. En ella no había el menor rastro de sangre porque Qing Shui ya había decidido regalarle esa espada a Huoyun Liu-Li. Esto fue también el porqué eligió usar el martillo antes en lugar de su espada.

Solo con esa conmoción, la mayoría de la tarde ya había pasado. Qing Shui recogió el martillo ensangrentado de nuevo, lo enjuagó de los restos y sangre en él. sin embargo, justo cuando se preparaba para empezar a forjar de nuevo, una mujer entró a su tienda. La figura de esta mujer era llenita pero sin excesos de grasa. Todos y cada uno de sus movimientos estaba lleno de un inconcebible encanto. De ahora en adelante, Qing Shui supo que no importa cuantas veces la viera en el futuro, él siempre recordaría el primer día que la conoció.

Su cintura de serpiente de agua y el modo de andar de sus piernas esbeltas y largas que culminaban en ritmo de izquierda-derecha  que rebotaba en todo su trasero, era sin duda capaz de hacer que cualquier hombre salivara.

Ella tenía ojos de flor de melocotón, así como también una nariz recta. Sus labios de cereza estaban ligeramente curvados enana sonrisa mientras miraba a Qing Shui.


De la Secta Jubilosa Qinghan Ye.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario