DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

martes, 4 de junio de 2019

SOTR Capítulo 1750: Una Aterradora Vena de Tierra.

SOTR Capítulo 1750: Una Aterradora Vena de Tierra.



Si no fuera por el Corazón de Piedra y la conciencia especialmente robusta, Jiang Chen se habría retirado de las profundidades de la Montaña Camello de Nube como cualquier otro.

El ambiente era empalagoso e incómodo aquí, poseía un filo que lo ponía ansioso y nervioso solo por pasar un poco de tiempo aquí.

“Ahora sé por qué la Casa Yan tiene ese tipo de actitud hacia este lugar. El simple hecho de vivir cerca es un esfuerzo en sí mismo ”. Cuanto más caminaba Jiang Chen, más hormigueaba su cuero cabelludo.

Debería haber muchos seres malévolos viviendo en un lugar con una intención asesina tan espantosamente aterradora. Sin embargo, no vio un solo ser vivo en su camino hacia adentro.

Ni siquiera uno. Incluso el conejo más pequeño o ardilla estaba ausente. Cada planta que creció encarnaba la atmósfera asesina que colgaba en el aire. No es que representaran una amenaza letal, sino que se fusionaron con el entorno que los rodeaba. La montaña entera parecía ser un mundo propio.

De repente, Jiang Chen sintió algo cerca de él ansioso por la acción. Era el Tigre Blanco Astral que lo había seguido todo este tiempo.

Cuando Long Xiaoxuan y el Pájaro Bermellón se quedaron en la isla para cultivar, el tigre se había quedado a su lado. Debido a su inicio tardío, en este momento era un poco más bajo que Long Xiaoxuan.

Sin embargo, a Jiang Chen no le preocupaba en absoluto el cultivo del tigre.

En la antigüedad, las cuatro bestias sagradas eran conocidas por la rapidez y la ferocidad de su cultivo. Solo habían pasado algunos años desde que había recogido el tigre, sin embargo, ya había crecido de un cachorro a un reino casi empíreo.

Para estas bestias sagradas, el reino empíreo era solo un escalón en su largo sendero de cultivo. Nacieron con cucharas de plata en la boca.




La hiperactividad actual del tigre, sin embargo, puso a Jiang Chen un poco sonso. Había permanecido sobre él al transformarse en algo tan pequeño como una semilla de mostaza, y ahora se expandió para revelar su cuerpo.

Ya no era el peluche borroso que alguna vez había sido de niño; se parecía cada vez más a un señor real de las bestias. La intimidación irradiaba de su forma salvaje.

"Pequeño Blanco, debes haber estado aburrido durante bastante tiempo". Jiang Chen saludó a su compañero en el antiguo lenguaje de las bestias.

"Joven maestro Chen, ¿qué es este lugar? Se siente ... familiar." El tigre se estiró lánguidamente, pero las palabras que salieron de su boca fueron asombrosas.

"¿Familiar?" Jiang Chen estaba confundido. "¿Dices que este lugar es familiar, Pequeño Blanco?"

"Sí". Aunque el tigre había comenzado a madurar físicamente, en realidad aún era muy joven. No se dio cuenta de la sorpresa de Jiang Chen debido a su inmadurez.

"¿Realmente lo crees?", Preguntó el joven con curiosidad a su compañero.

Pequeño Blanco olfateaba el aire exageradamente, como si estuviera disfrutando del placer de todo lo que lo rodeaba. “¡Todo esto es super familiar para mí! El aire, la vida vegetal, y todo lo demás. Joven maestro Chen, escuché que los humanos tienen lugares a los que llaman sus hogares. ¿Tal vez este es mi hogar?"

Jiang Chen no sabía cómo responder a eso. ¿Su hogar?

De repente, el joven recordó algo. Pequeño Blanco es un Tigre Blanco Astral. Su atributo es el metal y la masacre, un ajuste perfecto con la atmósfera de la Montaña Camello de Nube.

La realización tenía perfecto sentido.

Una vez que crecieron y se despertaron por completo, los Tigres Blancos Astrales fueron los más sanguinarios de las cuatro bestias sagradas. Un tigre adulto puede causar que la mayoría de las personas normales se desmayen con solo su aura asesina.




Jiang Chen se golpeó la frente con una sonrisa. "Este lugar podría ser inesperadamente un tesoro para ti, Pequeño Blanco".

Todavía no estaba seguro, pero el tigre le había advertido de la posibilidad de que la Montaña Camello de Nube pudiera ser un área donde la matanza hubiera prevalecido. Dichas áreas estaban ya fuera de los campos de batalla o contenían enormes venas de mineral de metal con atributos de matanza.

¿Hay realmente venas de mineral en estas montañas?

"Intenta sentir un poco más el mundo que te rodea".

El tigre asintió en un estupor intoxicado. "¿Puedo caminar un poco, joven maestro Chen?"

"Claro", sonrió Jiang Chen, "pero no vayas demasiado lejos ni seas visto por cultivadores humanos. Querrán atraparte sin importar qué ".

Pequeño Blanco todavía era inmaduro debido a su edad. Tenía un miedo natural al mundo exterior.

"Voy a dar un paseo cerca". Dicho esto, el tigre desapareció en un torbellino de color blanco. Los Tigres Blancos Astrales favorecieron la rapidez y la decisión.

Jiang Chen esperaba el regreso del tigre en el acto. La intensa aura asesina que impregnaba el aire sirvió como una especie de prueba para él.

Tomó una hora más o menos para que el tigre apareciera una vez más. Justo cuando estaba empezando a preocuparse, el amigo felino salió disparado desde una esquina. Pequeño Blanco se llenó de alegría.

"Joven maestro Chen, este lugar, este..." el tigre tropezó con sus propias palabras en su emoción. "Hay una gran vena de tierra debajo de esta montaña. Su ritmo es muy claro. ¡Esta debe ser una vena divina de los tiempos antiguos! Tengo que quedarme y cultivarme aquí ".

El tigre estaba muy entusiasmado con encontrar un lugar que aparentemente había sido hecho a medida para él. ¿Fue un golpe del destino?

A Jiang Chen también le conmovió la noticia. ¿Una gran vena de tierra? Eso confirmó perfectamente sus especulaciones.




"Llévame a ella de inmediato".

A decir verdad, él había sido muy precavido antes porque el aura asesina en el aire implicaba que este lugar era muy peligroso. Debido a esto, él tampoco había enviado ninguna Rata Mordedora de Oro.

Pero las noticias de Pequeño Blanco fueron demasiado explosivas para ignorarlas. La tentación venció su prudencia inicial.

El tigre sacudió su peluda cabeza. "No te voy a llevar, joven maestro Chen. Es bastante aterrador cerca de la vena. El ambiente es muy peligroso allí, incluso mortal. Naturalmente, soy inmune a él, por alguna razón, pero no sé si tú serás de la misma manera ".

“¿Ambiente peligroso? ¿Cómo es eso?"

“La vena está muy bien escondida. Hay cosas afiladas por todas partes. Son lo suficientemente afiladas como para cortar tierra, roca, todo lo que vive. También hay bestias compañeras."

"¿Bestias compañeras?" Jiang Chen se sorprendió. "Pero ... ¿cómo lo hiciste?"

"No tengo miedo de ellos", respondió Pequeño Blanco descuidadamente.

"Iré contigo, y si realmente no puedo entrar allí, volveré a salir. ¿Está mejor? "El joven todavía no había renunciado a sus planes.

El tigre inclinó su cabeza por un segundo, luego asintió después de una deliberación. "Te protegeré, pero tú no puedes correr por todos lados. No quiero que dispares las cosas afiladas ".

Jiang Chen tenía curiosidad por lo que realmente eran estas "cosas afiladas". Él tenía muchas ganas de verlos por sí mismo.

"Acuéstate sobre mi espalda, joven maestro Chen, y mantente bajo".

Una vez que Jiang Chen estuvo en su lugar, el Tigre Blanco Astral cargó adelante. Aceleraron hasta que una región oscura se alzaba hacia delante, como si fuera una entrada de algún tipo. Pequeño Blanco se disparó dentro como una flecha.

En poco tiempo, Jiang Chen sintió que había descendido a gran profundidad.




"¿Lo ves, joven maestro Chen? Las extrañas luces alrededor marcan los bordes de la vena de tierra. Son minerales de metal raros que pueden atravesar rocas a través del aire. Si pisas sus campos de influencia, te atacarán sin dudarlo ".

Evidentemente, estos eran una parte innata de los recuerdos del Tigre Blanco Astral. Hablaba con elocuencia sobre ellos, ya que su conocimiento era perfectamente natural.

Jiang Chen se puso serio. Aunque todavía no estaba familiarizado con este lugar, podía ver que Pequeño Blanco decía la verdad. No había un patrón en el diseño de las luces, pero presentaban una amenaza omnipresente.

Se sentía como si hubiera caído en los dieciocho infiernos, por lo que la sensación era escalofriante.

El Tigre Blanco Astral, por otro lado, estaba perfectamente cómodo en lo que parecía ser su entorno natural. A cada paso que tomó se evitó con facilidad los campos de luz. Esto le permitió a Jiang Chen proceder con seguridad más allá.

Recordó solo algunos detalles sobre entornos como estos de los recuerdos de su vida anterior. Sin embargo, estaba seguro de una cosa. Las luces podrían infligir un daño increíble. Podrían ser armas letales si se excavan y refinan. Si se fusionaran en cuchillas, el filo de las cuchillas se multiplicaría varias veces.

Si se pulieran en un espejo, se crearía un medio de asesinato más clandestino. Un solo destello sería suficiente para matar.

Definitivamente había un tesoro aquí, lo suficientemente valioso para que él babeara. Por desgracia, el tesoro era como una flor venenosa; Útil, pero difícil de adquirir. Podría lastimarlo fácilmente en el proceso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario