DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

jueves, 9 de mayo de 2019

SOTR Capítulo 1696: Un Desafío Arduo

SOTR Capítulo 1696: Un Desafío Arduo




La novena cueva era un infierno siempre cambiante que invocaba los peores temores del corazón humano. El desierto sin fin se transformó abruptamente en un pantano sin fondo, en el que extrañas criaturas acechaban, listas para atacar en cualquier momento.

Jiang Chen pisaba hielo fino. Sabía que un solo paso en falso podría llevar a una catástrofe inimaginable. Afortunadamente, el sello en su conciencia se hizo más activo cuanto mayor era el peligro que enfrentaba, ayudándole a detectar instantáneamente cualquier amenaza.

Su versatilidad una vez más le dio una ventaja. Fue atrapado varias veces, pero las vides del Loto lo sacaron de los problemas una y otra vez.

El pantano representaba una seria amenaza, pero las interminables vides de Loto eran lo suficientemente duras como para soportar el duro ambiente. Terminó usando las vides para formar un puente, lo que le facilitó mucho más cruzar el paisaje hostil.

Llegó al otro lado sin dificultad. Las criaturas del fondo del pantano lo emboscaron de vez en cuando, pero los mató a todos con facilidad. El pantano no pudo atraparlo. Él empujó hacia adelante.

Pronto, abandonó el pantano y entró en una pradera que se extendía solo unas pocas millas. Delante había un área de piedras dispersas. Rocas de formas inusuales estaban delante de él, formando una jungla de piedras.

Mientras contemplaba qué hacer, el suelo bajo sus pies temblaba. Las piedras se lanzaron al cielo como si les hubieran crecido las alas y llovieron sobre él como bolas de cañón. El peligro aquí no era el impacto físico de las piedras, sino su poder para crear un vacío ineludible.

Innumerables rocas cayeron del cielo como meteoritos, formando un espacio extraño que selló todas las rutas de escape, impidiéndole correr en cualquier dirección.

Jiang Chen activó el Orbe Bodhisattva de la Tierra, formando una zona segura para evitar que las rocas lo golpeen.

"Maldita sea. La novena cueva es peligrosa y está llena de trampas mortales. Él comenzó a sudar por los peligros implacables. Hubo muchas llamadas a las puertas de la muerte cerradas.



"Alguien menos versátil está destinado a fallar terriblemente en esta cueva". Mantuvo la guardia en alto, incapaz de ver el final de la zona rocosa. Innumerables piedras se dispararon en el aire. Él fue capaz de evitar que se acercaran, pero su camino hacia adelante fue bloqueado cuando las piedras cayeron a su alrededor.

El cuero cabelludo de Jiang Chen se estremeció mientras miraba la densa lluvia de rocas voladoras. ¿Habían colapsado diez mil montañas simultáneamente? ¿Por qué habría tantas rocas de lo contrario?

La lluvia de piedras se hizo más intensa. La barrera formada por el Orbe Bodhisattva de la Tierra impidió que algo llegara a un par de metros de radio de él, pero la lluvia de piedras no tenía un final aparente.

Las piedras se amontonaron, rodeando el espacio a su alrededor. En menos de quince minutos, se había formado una montaña que abarcaba decenas de kilómetros, atrapándolo debajo. Jiang Chen no sabía si reír o llorar. ¡Las piedras voladoras no eran un ataque! Eran una poderosa formación destinada a atraparlo.

La formación tomó la forma de una montaña en su etapa final, evitando que los seres vivos que están debajo de ella se escapen.

A pesar de su realización, ya era un poco tarde. La montaña recién formada no debería ser tan difícil de romper, pero él no podía destruir una montaña de tal escala solo con sus propios puños.

Más importante aún, la montaña de piedra era una formación que se fortificó. Ese poder era lo más difícil de destruir.

Intentó varias veces escapar, pero fue en vano. El poder crudo solo no era suficiente. Consideró cavar hacia abajo, pero la formación le impidió hacerlo también. El terreno se hizo sólido e irrompible.

Todos los otros intentos fallaron miserablemente. No sabía si debía reír o llorar.

"He tenido una imparable racha de éxitos, pero ahora estoy atrapado debajo de la montaña. Aunque no estoy en peligro de morir, no puedo detenerme aquí ".

Se negó a aceptar la derrota. Él estaba aquí para conquistar la cueva. Él no sería capaz de perdonarse a sí mismo si fallara.



De acuerdo con las reglas de la novena cueva, si no se escapara en un día, fallaría en su desafío.

Todavía quedaba mucho tiempo, pero si no se escapaba, no habría ninguna diferencia si tuviera una docena o cien días más. Incluso un experto empíreo estaría indefenso en su lugar.

"¿Es imposible pasar esta cueva?" La cabeza de Jiang Chen era clara a pesar de su frustración. Hizo lo mejor que pudo para calmarse.

Se le ocurrió una idea.

Ah! Las ratas Mordedoras de Oro! Él sonrió ampliamente. ¿Cómo pudo haberse olvidado del ejército de ratas?

Conocidos por su capacidad de consumir cualquier cosa y todo, no había ninguna fortaleza que las Ratas Mordedoras de Oro no pudieran derribar. La montaña de piedra puede ser resistente, pero no era lo suficientemente fuerte como para detener a las ratas.

Además, tenía a su disposición un gran número de ellos.

Convocó al Rey Rata Mordedor de Oro de inmediato. "Estoy atrapado dentro de una montaña de piedra, Viejo Dorado, y la montaña está reforzada por una formación. No puedo salir por mi cuenta. ¿Puedes comer la montaña desde dentro?"

El Rey Rata se rió. "Eso es en lo que somos mejores, joven maestro Chen. Deberías haberme convocado antes. Salgan, hijos míos."

En su orden, un ejército de ratas mordedoras de oro se desbordó del Nido de Piedra y se lanzó en todas direcciones. Devoraron todo en su camino.

Jiang Chen se maravilló de su capacidad.

En menos de media hora, el ejército de Ratas Mordedoras de Oro había creado un largo túnel. Jiang Chen observó por un tiempo. Podía decir que las ratas estaban cerca de cavar completamente a través de la montaña de piedra.



"Eso es suficiente, Viejo Dorado. Llama a tus hijos. No los quiero expuestos ".

Mientras las ratas permanecieran dentro de la montaña, permanecerían ocultas. Sin embargo, si cavaban a través de la montaña y salían, los que observaban fuera de la cueva podrían verlos.

Jiang Chen decidió romper el último poco por su cuenta. Estaba seguro de que sería capaz de manejar eso. Usó sus dedos como herramientas de corte y cortó la piedra pieza por pieza. Después de menos de quince minutos, un rayo de sol brillaba a través de una grieta que había hecho.

......

Mientras Jiang Chen estaba atrapado dentro de la montaña de piedra, los tres primeros y los ancianos observaban los cambios en la cueva con gran atención.

“La novena cueva es impredecible. Es poco probable que Shao Yuan tenga éxito ".

"Es bueno que los jóvenes sean valientes y ambiciosos. Su experiencia en el interior mejorará su fortaleza mental ".

"Primer Primero, ¿puedes ver lo que está sucediendo en la cueva con el ojo de tu mente?", Preguntó un anciano, girándose hacia el líder de los números primos.
(creo que debi haberles puesto principales en vez de primeros, pero no podía saber que iba a haber un primer primero xD, desde este punto los cambiare a principales)

Ella sonrió. "Ha superado muchas áreas, incluidas las arenas movedizas y el pantano, pero ahora está atrapado en la montaña de piedra. Parece que está teniendo problemas para salir ".

La cara de Ziju Min cayó ante esta noticia. Sabía lo difícil que era el desafío de montaña de rocas que caían.

Si Shao Yuan se había movido alrededor de la montaña, tenía una buena oportunidad de pasar el área. Pero una vez atrapado, él estaba en un gran problema. Tendría que superar no solo las piedras, sino también la formación fortificadora.

Se necesitaría incluso un experto empíreo de rango medio para escapar de la montaña, por no hablar de un joven en el gran emperador pico.

"Está tan cerca de escapar de la cueva. Qué vergüenza para él fallar con solo algunos desafíos más por delante. Sin embargo, su actuación ya es notable ".



"En efecto. El anciano Ziju ha prestado un gran servicio a la tierra sagrada. Primer Principal, la montaña no va a causar ningún daño permanente a Shao Yuan, ¿verdad? "

"Cierto. No queremos que le pase nada a un genio como él ".

El principal sonrió débilmente. "No te preocupes demasiado. La mayoría de las áreas en las Nueve Cuevas Sinuosas ofrecen protección a los retadores. Sólo unos pocos lugares son fatales. Hay peligros que amenazan la vida en la montaña de piedra, pero creo que Shao Yuan podrá lidiar con ellos ".

Ziju Min suspiró aliviado. No importaba si Shao Yuan fallaba en la novena cueva. Todo estuvo bien mientras sobreviviera. Ya había establecido un récord suficientemente grande.

"¿Hay alguna posibilidad de que Shao Yuan escape de la montaña?", Preguntó uno de los ancianos.

El principal negó con la cabeza. "No lo sabemos todavía". De repente, ella parpadeó cuando una luz aguda salió de sus ojos. Ella miró hacia adelante con incredulidad. "Este joven está lleno de sorpresas".

"¿Qué ha pasado?" Los demás se volvieron hacia ella, sorprendidos por su cambio de tono.

La principal respiró hondo. "¡Él forjó un camino a través de la montaña y ha escapado!"

"¿Qué? ¿Ha roto la montaña? ¿No está reforzada por una formación? ¿Cómo puede un gran emperador pico destruir la formación fortificadora?" Todos los ojos se abrieron en shock.

La principal sacudió la cabeza con una sonrisa irónica, sus ojos brillaban con asombro y desconcierto. Un destello de deleite imperceptible cruzó su cara.

Estaban presenciando el surgimiento de un genio.

Ella había llegado a reconocer plenamente que gran genio Ziju Min había traído a la Tierra Sagrada Eterna. No importa de dónde haya venido este genio, no importa quién haya sido, siempre que no sea un espía de una de sus facciones enemigas, no deben escatimar esfuerzos para apoyarlo.



Jiang Chen atravesó la montaña y tomó aire fresco. La emoción se hinchó en su corazón. Saltó de la montaña y se fue corriendo. No quería estar atrapado de nuevo.

Mantuvo la guardia alta incluso después de abandonar la formación. La cueva estaba llena de peligros y no podía permitirse descuidarse. Amenazas fatales acechaban en cada esquina. Puede que no sea tan afortunado la próxima vez.

No mucho después, se encontró a sí mismo entrando en un área de bosque denso lleno de exuberante vegetación.

A su alrededor había plantas antiguas. La hierba estaba al nivel de las rodillas, y los árboles se elevaron hasta el cielo. También hubo varias especies de vides extrañas.

El sello en la conciencia de Jiang Chen se activó tan pronto como entró en el bosque, lo que significaba que los peligros esperaban. Desplegó las espadas divinas Pentacolor para cortar una franja a través de la hierba.

Los árboles eran claramente visibles, mientras que la hierba podía albergar a muchos seres peligrosos. Nadie sabía qué peligros acechaban en el pasto crecido. Además, estaba su sello también actuando de nuevo.

De repente, un viento extraño barrió el césped. En su opinión, toda la hierba y las vides rastreras se transformaron en serpientes de diferentes colores. No había nada más que serpientes multicolores a su vista.

Su siseo combinado envió un escalofrío por la columna vertebral.

Incluso una persona normal estaría bien con la vista de un par de serpientes, pero estar rodeado de tantas era una historia diferente. La densidad por sí sola puede hacer que el cabello se ponga de punta.

Los labios de Jiang Chen se contrajeron mientras se reía. "¿Cómo se atreven, pequeñas serpientes espirituales a interponerse en mi camino?"

Levantó sin temor las espadas divinas Pentacolor y gritó: "Primera espada, sacudiendo el cielo y la tierra ...



"Segunda espada, moviendo la existencia en sí...

"Tercera espada, separando el yin y el yang ...

"Cuarta espada, reclamando dominio sobre el mundo ...

“Quinta espada, reuniendo los cinco elementos y formando el trueno. ¡Torrente de Diez Mil Espadas, asesinando a los cielos!"

Había usado el Torrente de Diez Mil Espadas de la Técnica de Espada de los Cinco Tronidos Divinos. El torrente era imparable. Era la técnica perfecta para usar en una batalla de grupo.

Los cortes sin fin no dejan nada intacto dentro del área de efecto. Cada una  de las serpientes espirituales fue convertido en pequeños pedazos por las cuchillas, salpicando carne y sangre por todas partes.

Jiang Chen desafió la lluvia de sangre. Hizo una pausa, su nariz se contrajo. Un asqueroso olor asaltó su sentido. De repente, el árbol que estaba delante de él explotó.

La tierra detrás del árbol se fracturó. Una enorme serpiente espiritual de tamaño aterrador salió del suelo y enderezó su cuerpo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario