DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

domingo, 7 de abril de 2019

Ismene capítulo 1


I
Teñida de rojo yacía en medio de los cuerpos inertes de sus familiares y el precioso líquido que brotaba de estos, el mismo color de sus ojos, rojos, brillantes e hipnotizantes que la caracterizaban y hacían única.
Aquella sonrisa inhumana presente en su rostro regresó a su forma tenue y pétrea mientras jugaba con los mechones rubios de su sirvienta que parecía dormir, apacible, en su regazo.
Adorable la encontraba en estos momentos.
—María, has florecido hermosamente —le dedicó por última vez el halago más bello que podía dar.
Desistió de sostener el cuchillo, cuyo filo rojo se hallaba, dejándolo caer y de su querida sirvienta, a quien con mucha delicadez la acomodó en suelo.
Se levantó teniendo aún en su visión a María y sintió que faltaba algo; desvió la mirada y vio jarrones de flores quebrados y esparcidos por el piso. Tomó uno de los ramos y empezó ha adornar el contorno del cuerpo con pétalos.
Cuando culminó su labor, sus ojos brillaban emocionados y sus mejillas se encontraban ruborizadas ante tal imagen. Un lecho digno de su atesorada María quién florecía entre agua preciosa.
Entonces empezó a caminar.
Las paredes, pilares, telas que caían de estos adornando la sala, candelabros e incluso el piso tallado, antes pulcro, por donde se trasladaba se encontraba manchado del líquido precioso, embelleciendo su salida.
Su visión satisfecha se mostraba al ver la escena de su matanza y abandonó la sala.
Ya en sus aposentos, se tumbó cansada en sobre la vasta cama existente, acurrucándose y mirando enternecedoramente hacia la nada. Se mantuvo así hasta quedarse dormida.
Tras unas horas despertó, sintiéndose sucia y ajena a ese mundo cegado por la belleza voluptuosa y efímera.
Caminó desnuda hacia la bañera.
Introdujo la punta de su pie para probar la temperatura, tras notar que era de su agrado ingresó por completo, sumergiéndose por unos segundos para luego acomodarse.
Recogió entre sus manos el agua ya enrojecida como un atardecer y observó su imagen cruel y retorcida.
De pronto todo oscureció y se sintió asfixiada. Sus intentos de liberarse fracasaron, su fuerza era mermada y vida drenada.
Mientras era arrastrada fuera, sin una pizca de delicadeza, pudo apreciar una infame sonrisa.
—Así que era eso, ¿eh?
Entró en ese sueño perpetuo reservado para todo ser vivo, aunque para ella tan sólo fue instante.
Florecimiento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario