DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

miércoles, 13 de marzo de 2019

AST Capítulo 151 – Coqueteando con una belleza.

Capítulo 151 – Coqueteando con una belleza.

Qing Shui dudó un tiempo. Asintió con la cabeza hacia la mujer antes de mirar a Qing Yi, al escuchar la estridente risa de Qing You y los otros, caminó hacia el patio trasero una vez más.

Esta vez, Qing Shui se dijo así mismo que usaría el calor de su corazón sincero para derretir la frialdad de Shi Qingzhuang.

Justo como la vez anterior, la mujer de su deseo estaba vestida con un atuendo rojo fuego, era similar al hielo envuelto en brasas. En cuanto ella volteo y vio a Qing Shui, su expresión permaneció sin cambios, sin alegría o tristeza.

“Qingzhuang, he aplastado a aquellos que se atrevieron a obstaculizarnos.” Qing Shui miró el semblante estoico de Shi Qingzhuang, no pudo evitar sentir un poco de dolor en su corazón, amaba ver su sonrisa y especialmente el aspecto que tenía cuando hacía un puchero.

Después de escuchar las palabras de Qing Shui, Shi Qingzhuang obviamente tuvo una sensación de impacto y sorpresa surgiendo en su corazón. Sus ojos claros se nublaron en cuanto miraron a Qing Shui. Incluso ahora, Qing Shui no podía entender lo que pasaba en el corazón de Shi Qingzhuang.

“Estoy aquí para proponerte matrimonio, tu madre dijo que no estás dispuesta a salir, así que decidí venir y acompañarte.” Continuó Qing Shui.

“La fecha de la boda aún no se ha establecido, solo dime cuándo estarás dispuesta a casarte. El día de tu elección será el día en que me casaré contigo. ¿Qué te parece?” Qing Shui miró a Shi Qingzhuang, solo para ver un par de ojos que lo miraban fijamente.

“¿Qing Shui, podrías no forzarme? Dame un poco de espacio.”

Qing Shui estaba aturdido después de escuchar las palabras de Shi Qingzhuang. Después de que se recuperó, respondió amargamente. “Siempre y cuando no te cases o busques a otro hombre, te daré todo el espacio que necesites. No me digas… ¿No pretendes casarte en esta vida?”

Una vez que escuchó las palabras de Qing Shui, Shi Qingzhuang inesperadamente respondió. “No tienes que ser así, 5 años, 5 años después, si todavía me quieres, me casaré contigo. Pero quien sabe, podrías tener un harem para entonces.”

“Qing Shui se quedó sin palabras, sin embargo, ya lo había prometido, así que sin mencionar 5 años, incluso si fuera 10, entonces él estaría de acuerdo con ello. Una vez que estuvo de acuerdo y Shi Qingzhuang aceptó, su estatus podría ser considerado como comprometido.

“De hoy en adelante, eres la prometida de mi, Qing Shui. Estoy muy feliz, finalmente tengo una belleza encantadora como mi prometida. En cuanto a tu futuro esposo, ¿Tengo algunos privilegios especiales? ¿por ejemplo… ayudarte a calentar tu cama…? Jeje.” Qing Shui se carcajeó.

“Nop, sin privilegios especiales. A pesar de que mucha gente dice que ya soy tu mujer, no te permito tocarme.” Shi Qingzhuang hizo un puchero encantadoramente. El poder asesino contenido dentro de esa cara molesta era excepcionalmente poderoso, especialmente cuando una mujer tan fría como la princesa de hielo Shi Qingzhuang la hacía.

“¿Porqué no has invitado a tu futuro esposo a entrar a tu habitación? Necesito hacer una inspección por si estás escondiendo algún hombre dentro.”

“Ve a buscarlo entonces.”

Qing Shui sonrió mientras pasaba ante Shi Qingzhuang y se preparaba para entrar a su habitación. En cuanto se acercó a Shi Qinzhuang, su mano se escabulló y sostuvo las manos de Shi Qingzhuang.

Shi Qingzhuang solo tuvo tiempo para dejar salir un pequeño grito de sorpresa antes de que fuera jalada dentro de la habitación por Qing Shui.

Ese sentimiento familiar de las suaves y pequeñas manos, como su semblante, era frío al contacto. Sosteniéndolas en sus manos, causó que Qing Shui quisiera calentarlas, junto con su corazón helado, quería ver como se vería Shi Qingzhuang después de que derritiera su helado semblante.

“¿Qing Shui, qué estás haciendo? Dijiste que me darías algo de espacio.” Shi Qingzhuang entró ligeramente en pánico mientras se sonrojaba. Trató de liberarse de las manos de Qing Shui, pero él la agarraba fuertemente.

“Solo quiero sostener tu mano. ¿Qué crees que quiero hacer? ¡Podría ser que estas pensando… no soy un hombre tan casual. Si quieres tomar ventaja de mi, me resistiré!” Qing Shui bromeó mientras veía al por siempre enrojecido rostro de Shi Qingzhuang.

“¡Eres tan atrevido, vete al infierno!” Shi Qingzhuang rápidamente extendió su mano para palmear el cuerpo de Qing Shui unas cuantas veces.  Siempre amablemente, el movimiento de sus manos estaba golpeando contra su pecho.

Viéndola tiernamente, Qing Shi la jaló y abrazó fuertemente.

“Qingzhuang, desde que te dejé ese día, siempre has estado en mi mente. No sé si esto es amor. Los hombres somos diferentes de las mujeres. Para un hombre, la lujuria siempre viene primero antes de que el amor se desarrolle. Ese día cuando te conocí por primera vez en el Clan Qing, siempre te quise desde el principio…”

“Deja de hablar. No tienes permitido pensar en eso sin mi permiso. Si realmente me… amas, ¿Puedes respetarme un poco?” Shi Qingzhuang sintió que Qing Shui era demasiado exagerado en la forma en la que hablaba.

Esta también era la solución que Qing Shui había descubierto para derretir el corazón de Shi Qingzhuang. No importa cuán congelado como el jade pareciera su rostro, él solo tenía que balbucear tonterías sin vergüenza hasta que ella no pudiera mantener su expresión, esto estaba separando la capa exterior de frialdad que velaba su verdadera naturaleza.

“Naturalmente, te respetaré, en cualquier caso, no sería tan malo en la medida de que por ejemplo, si rasgara tu ropa durante el acto… por lo menos te compraría un nuevo conjunto, no sería como cuando tu me trataste así después de que me arrancaras las ropa…”

El rostro de Shi Qingzhuang se volvió rojo como un tomate, escondió su cara en el pecho de Qing Shui, sin atreverse a mirar arriba. Qing Shui amó el encanto que emanaba de Shi Qingzhuang incluso más cuando estaba apenada, él estalló en carcajadas.

Un momento después.

“Qing Shui no tienes permitido hablar de eso nunca más en el futuro…”

Shi Qingzhuang finalmente inclinó su rostro rosado mientras se quedaba de algún modo sin aliento. Qing Shui preferiría verla en ese estado que a su usual semblante helado.

“Qinzhuang, tu apariencia es tan adorable ahora. Deberías ser más así en el futuro, un ser humano debería estar lleno de sus emociones, no mantenerlas cubiertas bajo una capa de hielo.

“Ya estoy acostumbrada a ello. Los hábitos son muy aterradores, en cualquier caso, no creo que sea algo malo, no quiero cambiar por nadie, y tampoco hay nadie que posea las calificaciones suficientes para que yo cambie por él.” Respondió con indiferencia Shi Qingzhuang.

Qing Shui también sabía que él no tenía las calificaciones para cambiar a Shi Qingzhuang aún. Después de escuchar eso, no pudo evitar solo abrazarla más fuerte, esperando que ella pudiera sentir el calor de su corazón sincero.

“Qing Shui, déjame ir.”

Qing Shui se sintió mejor cuando escuchó eso, mientras renunciaba a su abrazo. Las palabras de Shi Qingzhuang no fueron simplemente un frío ‘déjame ir.’ Esta pequeña victoria ya era suficiente para hacer que Qing Shui se sintiera un poco feliz.

“Qingzhuang ¿Qué planes tienes en el futuro?” Después de que Qing Shui la liberara de su abrazo, empezó a supervisar su habitación.

La habitación tenía un aspecto sencillo, ya que las paredes y el techo estaban pintados de un color verde claro, lo que daba a las personas una sensación vibrante. Dentro de su habitación, había otra puerta. Después de ver eso, Qing Shui caminó directo hacia ella.

“¡No puedes entrar ahí!” Shi Qingzhuang atrapó a Qing Shui en un estado de nerviosismo.

“¿Hay un hombre escondido ahí?” Se rió Qing Shui.

“Vete al infierno, entra entonces.” Shi Qingzhuang hizo un puchero mientras empujaba a Qing Shui hacia la puerta.

“Jaja”

Qing Shui se reía y abrió la puerta de un empujón. El espacio era muy limitado en la habitación que acababa de abrir. Las paredes estaban pintadas en un extremadamente rosa claro, contrastando con los colores de las paredes afuera. Qing Shui estaba muy sorprendido. ¿Podría ser que el corazón de Shi Qingzhuang no era frío como ella pretendía ser?

Una cama un poco más grande que el tamaño de una cama individual cubierta con una colcha blanca apareció mientras un aire fragante flotó en el ambiente.

“En, esta es la misma fragancia en el cuerpo de Qingzhuang.”

“¡Ay!”

En cuanto la mirada de Qing Shui aterrizó en la cama, descubrió algo que se le había pasado antes. En la cama, de hecho había unas pantys de color negro yaciendo ahí…

En ese momento, Shi Qingzhuang se sonrojó mientras que rápidamente metió sus pantys debajo de la colcha.

“Has visto suficiente…”

“Oh, pero no me has dicho aún tus planes a futuro.” Qing Shui se sentó al lado de Shi Qingzhuang, hombro a hombro en la cama.

En cuanto Shi Qingzhuang giró su cabeza hacia atrás, su expresión era como un ciervo en la mira. Esa nariz recta suya era especialmente sexy, y su conmovedor rostro invocaría involuntariamente deseos en los hombres que no podrían evitar querer besarla.”

“Después de que el año termine, iré a una secta a aprender un arte.”

Qing Shui murmuró estar de acuerdo, pero no preguntó cuál secta quería, después de todo, no estaba bien informado acerca de los nombres de las varias sectas del continente.

“Tu señor esposo hoy no preparó ningún regalo especial para ti, después de que el año termine, tu señor esposo preparará algo que definitivamente te gustará.” Qing Shui habló después de un momento de contemplación.

Shi Qingzhuang ni siquiera lo refutó cuando Qing Shui se refirió a si mismo como su señor esposo. “¿Regalo? No lo necesito.”

“¿Qué tal si es un regalo que aumentará tu cultivación?” Qing Shui bromeo mientras miraba a Shi Qingzhuang.

“Oh, tendré que agradecerte por el regalo entonces, no me decepciones.” Shi Qingzhuang agregó humorísticamente, era raro para ella adoptar semejante comportamiento.

“No importa que, una vez que vine todo el camino hasta aquí el día de hoy, deja que tu señor esposo, yo, te de algo como regalo.” Después de que terminó de hablar, justo como le enseñó a Wenren Wushuang, Qing Shui le pasó el Galope del Ciervo a Shi Qingzhuang.

A pesar de que Qing Shui era algunos años menor que ella, ella tuvo una sensación de impotencia cada vez que interactuaba con él. De alguna manera, sin darse cuenta, se enamoró de este prometido suyo.

Qing Shui estaba extremadamente feliz durante ese momento. Las técnicas que había desbloqueado era todas habilidades de apoyo por naturaleza. Y así era posible impartirlas a otros. Sin embargo, sin el Qi de la Antigua Técnica de Fortalecimiento para apoyarla, otros solo podrían ser capaces de por lo mucho, cultivarla a la etapa de los pequeños éxitos. Sin embargo, ser capaz de ganar un aumento del 20% en la agilidad de uno no era tan malo tampoco.

Esta vez, Qing Shui desvergonzadamente se aprovechó todo lo que pudo, sus pequeñas manos, su esbelta cintura, su alegre trasero…

“¿Todavía estas tocando?” Shi Qingzhuang también perdió el rastro de cuantas veces ya había hecho pucheros.

“Qingzhuang, ven y dame un beso de despedida. Me iré pronto.”

Shi Qingzhuang, “…”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario