DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

jueves, 14 de febrero de 2019

SOTR Capítulo 1522: Hiriendo Gravemente a Shu Wanqing

SOTR Capítulo 1522: Hiriendo Gravemente a Shu Wanqing



El Rey Proctector Viento Gentil era un hombre muy astuto. Eliminó las restricciones sobre Ye Chonglou y el resto sin pedirle ayuda, y también lanzó el antídoto para sus dolencias.

"Déjame ver eso", Jiang Chen interrumpió fríamente cuando vio el antídoto.

Viento Gentil entregó la medicina. "Te garantizo que no hay nada de malo en ello", juró. "Si lo hay, déjame ser golpeado por el cielo y la tierra!"

Su vida dependía del desempeño presente. Viento Gentil no se atrevió a intentar nada precipitado. Sólo quería buscar el perdón y el favor de Jiang Chen.

Jiang Chen dio un vistazo al viejo tutor y a los otros antes de asentir. "Pueden tomarlo. El antídoto es real ".

Los miembros de la Secta del Árbol Precioso estaban bastante avergonzados. "Joven señor Jiang Chen, siempre le causamos problemas".

Jiang Chen sonrió. “¿Por qué decir tales cosas, señor? Esta es una temporada llena de muchos problemas. No creo que deban volver a la secta por el momento. Vengan a la residencia del joven señor de Veluriyam. Ese lugar está bien defendido y es seguro. No tendrán que preocuparse por sus vidas ".

El viejo tutor estaba muy contento. “¿Por qué rechazaríamos una invitación a la residencia del joven señor? ¡Tang Hong, asegúrate de agradecer a tu hermano Chen!"


Tang Hong era un hombre grande y robusto. Era casi el doble del tamaño de algunas personas normales, no tan gigantesco como un golem de piedra, pero lo suficientemente excepcional.

"Gracias, hermano Chen". El tipo grande se rascó la cabeza. Era un chico sencillo y simple que conoció a Jiang Chen por primera vez en una pelea.

Pero desde sus días en la Secta del Árbol Precioso, la brecha entre Jiang Chen y él mismo había crecido cada vez más. Esto había hecho que su relación se volviera más distante también. En este momento, se sentía ligeramente inferior a Jiang Chen.

Jiang Chen le dio una palmadita en el hombro. "Viejo Tang. Has perdido un poco de tiempo en los reinos mundanos. ¡Un hombre de tus talentos debería haber ido a Veluriyam en su lugar!"

Lamentó que no hubiera traído a Tang Hong allí antes. Había sido por una preocupación que la Secta del Árbol Precioso pensara demasiado en las cosas. Después de todo, la secta lo veía como su mejor heredero. Si Jiang Chen se lo llevara de manera tan imprudente, ¿no sería percibido como fuera de lugar?

Pero la situación actual era más que clara. Las sectas y facciones más pequeñas tenían que unirse a sus pares más grandes o retirarse de la historia. El no poder elegir uno significaba que serían destruidos. Nadie se salvaría de esta marea que envolvía al mundo.

Esta era la razón más simple. Ningún hombre podía estar solo contra el resto del reino.

La Secta del Árbol Precioso en realidad había mantenido un perfil bastante bajo. No se notaban fácilmente entre los reinos mundanos. ¿Quién hubiera esperado que la Orden fuera tan generalizada? Los había capturado en un momento tan crucial.

Afortunadamente, Jiang Chen había estado allí para ayudarlos.



"Ahora no es un buen momento para hablar. Date prisa y sigue tu camino. Toma mi Medallón Pluma progenie y encuentra el ejército de Veluriyam. Enviaré a otros para protegerlos en el camino ".

Todavía estaban en el territorio de la Orden; La Formación de Nueve Laberintos de Jiang Chen fue lo único que mantuvo a sus ejecutivos en su lugar. Si lograban liberarse, serían una seria amenaza.

Al invocar a sus ratas Mordedoras de Oro, Jiang Chen les encargó que escoltaran a las personas de la Secta del Árbol Precioso a la seguridad lo más rápido posible.

Mientras tanto, el Rey Protector Viento Gentil  era tan honesto y humilde como una codorniz ante Jiang Chen.

"No importa. No necesitas morir, pero sufrirás un poco ". Cuando Jiang Chen dijo esto, Viento Gentil se desplomó en el suelo.

En lugar de matar al hombre, Jiang Chen lo tiró a un rincón antes de regresar al campo. Esta vez, su objetivo era Xiahou Jing.

Sin embargo, cuando se acercó a la Formación de Nueve Laberintos, el shock le recorrió el corazón. ¡Shu Wanqing estaba casi fuera!

Actualmente, Jiang Chen solo podía hacer uso de una parte del verdadero poder de la formación. Por lo tanto, aún no podía atrapar por completo a un experto del nivel de Shu Wanqing. ¡Permitir que Shu Wanqing se escape ahora sería tan fatal como dar amnistía a un criminal sediento de sangre!

Pero sin los cuatro hermanos golems de piedra a su lado, Jiang Chen solo podía usar sus Marionetas de Confusión para mantener cualquier terreno. Dando su nivel de cultivo, solo podía usar dos al mismo tiempo. Le costaría mucho enfrentar al experto empíreo.



Jiang Chen supuso que Shu Wanqing era al menos un reino empíreo de tercer nivel. Un poco más fuerte que Xiahou Jing, quien quedó en segundo nivel. Aunque todavía era un reino empíreo menor en lugar de medio, la diferencia entre los niveles empíreos era marcada y significativa.

Era extremadamente difícil salvar ese tipo de diferencia sin ser un genio especial.

Al acercarse a su formación, Jiang Chen disparó una flecha hacia el Shu Wanqing que casi escapó.

El experto empíreo estaba concentrado totalmente en una forma de abrirse paso cuando de repente sintió una fuerza letal proveniente de atrás. En ese instante, apenas evadió lo suficiente como para escapar de la peor parte.

Sin embargo, la arquería de Jiang Chen era legendaria. Otras dos flechas llegaron casi simultáneamente detrás de la primera. Los movimientos de Shu Wanqing fueron inmensamente rápidos, pero los proyectiles fueron incluso más rápidos que eso.

¡Pfft!

Una flecha de aspecto vicioso se incrustó en el muslo de Shu Wanqing. El experto empíreo aulló de dolor.

El poder del Arco del Dragón Santo era inigualable. Una sola flecha era suficiente para incapacitar a más de la mitad de sus capacidades.

El chillido agudo de Shu Wanqing atrajo la mirada de los demás. Sudor goteando en la frente del experto empíreo. Arrastró su pierna floja, esquivando como un rayo de luz entre la multitud. A pesar de que estaba oficialmente discapacitado, todavía era increíblemente rápido si intentaba escapar.



Jiang Chen se aferró a su Arco del Dragón Santo sin disparar más. Disparar el arco en rápida sucesión requería mucha energía. No quería perder su resistencia limitada en ataques inútiles.

Estos ejecutivos de la Orden eran todos expertos, pero no valían la pena. Se dirigiría a Shu Wanqing y Xiahou Jing solamente. Este último fue lo suficientemente astuto como para saber que las cosas habían ido bastante mal debido al apresuramiento del primero. Esquivó enérgicamente en la emulación del ritmo de Shu Wanqing.

Claramente, tanto los expertos empíreos como los otros desconfiaban de las flechas asesinas de Jiang Chen. Por el momento, eran bestias atrapadas dentro de la Formación de Nueve Laberintos.

"Daoista Shu, ¿no dijiste que casi habías encontrado la salida?" Xiahou Jing no pudo evitar preguntar después de alcanzarlo.

Shu Wanqing contuvo la furia desenfrenada. "Si me hubieras respaldado, ¡hubiera encontrado la salida hace mucho tiempo para todos!"

Su corazón se acobardó. Esta fue la primera vez que sintió una amenaza personal de este joven humano. Antes de ahora, él había sido únicamente hostil hacia el joven señor. Nunca había considerado posible que Jiang Chen pudiera amenazarle de una manera concreta. Pero ahora, se vio obligado a admitir que había subestimado al joven.

La lesión perturbadora en su pierna no era algo que pudiera curarse a corto plazo. La destrucción de estas flechas se extendió más profundamente que la carne en sus tendones y meridianos. Lo más preocupante, sus operaciones corporales habían sido afectadas.

Si la herida no se tratara de manera oportuna y se le permitiera empeorar, estaría aún más en desventaja.



"¿Ves lo que está pasando, Señor Supremo? Si se permite que las cosas se salgan de control de esta manera, seremos reducidos como el trigo, tallo por tallo. Eso no es una exageración ". La expresión de Shu Wanqing se oscureció, al igual que su tono.

Los músculos faciales de Xiahou Jing se contrajeron ligeramente. Podía ver tan bien como todos los demás que incluso Shu Wanqing había sido gravemente herido. El joven de Isla Miriada del Abismo se sentía más débil que el experto del dominio humano. ¡Esto significaba que Jiang Chen tenía la capacidad más que suficiente para amenazar su vida!

"Daoista Shu, ¿qué debemos hacer? ¿Tienes alguna buena idea?"

"Hmph, la tengo! He encontrado la ubicación aproximada de la salida, pero las flechas de ese chico son casi imparables. Necesito que tu gente me proteja ”. Shu Wanqing fue brutalmente sincero.

En otras palabras, necesitaba escudos de carne para interponerse en el camino.

No era necesariamente efectivo, pero era mucho mejor que enfrentarse a las flechas de Jiang Chen.

"¿Se debe hacer eso?" Xiahou Jing reflexionó.

No le importaban las vidas de sus subordinados, pero tal orden era difícil de hacer en primer lugar. Si lo hiciera, estos ejecutivos de la Orden lo dejarían, por lo que la Orden sería una cáscara vacía de su antiguo ser.

Si sus seguidores ya no deseaban seguirlo, la Orden podría cerrar en cualquier momento.



Su vacilación enfureció a Shu Wanqing. "¿No quieres? ¡Entonces que el cielo decida nuestros destinos! Estoy herido, pero puedo protegerme sin ningún problema. ¡Veremos quién muere primero! "

Xiahou Jing estaba muy en conflicto. Sabía que solo los dos expertos empíreos podían encontrar una salida. Los otros no podrían llevar a cabo tal hazaña. Pero si tuvieran que enfrentar las flechas de Jiang Chen, ¿cómo podrían concentrarse?

Este fue un impasse por excelencia.

Xiahou Jing eligió ser contundente. “Amigos”, gritó, “¡oyeron lo que dijo el daoísta Shu! Tenemos que encontrar la brecha en esta formación si queremos salir de aquí, pero solo Daoista Shu y yo tenemos la oportunidad de hacerlo. Por lo tanto, necesitamos a alguien que nos proteja, lo cual es una propuesta extremadamente peligrosa. Si tuviera que delegar esto a cualquiera de ustedes, estaría insatisfecho conmigo, pero debe hacerse. ¿Que creen que debería hacer?"

El ambiente se hizo muy pesado.

Todos habían estado conspirando para la autoconservación después de escuchar la declaración de Shu Wanqing. Aun así, era difícil negar que el señor supremo tenía un fuerte argumento. Esta era la única solución. Sin hacer esto, era probable que Jiang Chen cosechara las vidas de todos al final.

"Señor Supremo, tenemos que arriesgar nuestras vidas si esta es la única estrategia".

“Deja que el cielo decida. ¡Deberíamos sortear!"

"Sí, vamos a sortearlo. ¡Quienquiera que salga debe cumplir con su deber! "

Los ejecutivos de la Orden no pudieron encontrar una mejor manera de decidir. Fueron obligados a confiar en el más primitivo de los métodos para determinar el desafortunado guardaespaldas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario