DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

domingo, 13 de enero de 2019

SOTR Capítulo 1458: Las Cortinas Caen.

SOTR Capítulo 1458: Las Cortinas Caen.



La batalla en las fronteras de la Nación del Cielo Azul estaba destinada a pasar como un evento fundamental en la historia humana.

Cuando el Emperador Pillzenith formó su coalición del norte, casi todos los cultivadores en el dominio humano se mostraron pesimistas sobre las perspectivas de Veluriyam. La facción parecía segura de ser aplastada bajo la barrera de sus vecinos del norte.

Sin embargo, tanto el proceso como la conclusión fueron asombrosos.

Pillzenith había sido mutilado como un perro muerto, y comido hasta el hueso por innumerables ratas Mordedoras de Oro. Aunque sus venas y meridianos habían sido destruidos, su esencia vital no se había disipado. Por lo tanto, fue excelente nutrición para las ratas.

La rápida esqueletización del gran emperador, una vez orgulloso, inspiró asombro en sus antiguos seguidores. La caída de Pillzenith fue como un monumento en sus corazones siendo demolido. No esperaban en absoluto que el gran emperador casi invencible fuera aplastado tan fácilmente por el joven señor de Veluriyam. ¡Esto era una brecha real, medible!

Pillzenith había conspirado una y otra vez para derrocar a Jiang Chen. Esta vez, sin embargo, claramente había ido demasiado lejos. El joven le había devuelto el favor aplastando por completo al emperador y su facción como un rayo.

Esto hizo que todos se dieran cuenta de que Veluriyam nunca había temido a Fuego de Píldora ni siquiera desde el principio. En cambio, el joven señor Jiang Chen nunca había visto a Fuego de Píldora como un rival a largo plazo de ningún tipo. ¡En sus ojos, Pillzenith era poco más que un payaso bailarín!



Los hombres de Ciudad Fuego de Píldora estaban todos muertos, pero Jiang Chen no pidió que sus Ratas Mordedoras de Oro se retiraran todavía. Ellos pululaban alrededor de los desertores.

Jiang Chen no creyó ni por un segundo que la ética tuviera que ver con su deserción. Solo se habían derrumbado debido a su miedo colectivo a la muerte.

“Las ocho sectas de primer rango de las ocho regiones superiores se supone que son sus pilares. Mira lo que han hecho en su lugar! Día tras día, todo lo que manejan son engaños y complots el uno del otro. ¡Le hacen un gran daño a la gente común simplemente por existir!

"Los dejo ir hoy con sus vidas, pero no es por su inocencia. Dediquen un poco más de esfuerzo a pensar en lo que deberían hacer en el futuro ”. Haciendo una pausa, Jiang Chen lanzó una mirada fría hacia la Capital Celestial Eterna. Su  emperador santo se estremeció cuando detectó los ojos del joven. “Luo Jue, puedo absolver a las otras sectas de su responsabilidad ya que fueron armados por Fuego de Píldora. ¡La Capital Celestial Eterna, sin embargo, no puede ser perdonada!"

La secta se había abierto camino hacia la lista de objetivos de Jiang Chen hace mucho tiempo.

"¡Joven señor Jiang Chen!" Escupió Luo Jue con resentimiento, "¿te estás volviendo contra mi después de engañarme para que me entregue?"

"No hay necesidad de defenderse", Jiang Chen sonrió débilmente. "No estoy interesado en escuchar tus excusas. Ya sea que te resistas o no, tu destino no cambiará ".



El pánico atravesó la cara del jefe de la secta. "Jiang Chen", gritó, "si estás dispuesto a perdonar a estos otros leales a Fuego de Píldora, ¿por qué no puedes mostrarnos algo de misericordia también? Sí, fuimos responsables del Dominio Eterno hace muchos años. Aún así, ¿no ha sido la supervivencia de los más aptos la ley tácita del dominio humano desde tiempos inmemoriales? ¿Qué diferencia hay entre nosotros y la secta del Cielo de los Nueve Soles? ¿Por qué te diriges únicamente a nosotros, joven señor Jiang Chen?"

Él no se había rendido en salir de su destino.

"¿Supervivencia del más fuerte?" Jiang Chen se echó a reír. “¿Así es como lo entiendes? Muy bien, ya que ahora estoy más preparado para sobrevivir que tú, eso significa que deberías morir porque yo lo digo. ¿Cierto?"

Estaba usando el propio argumento de Luo Jue contra él. Debido a esto, el señor de la Capital Celestial Eterna no tuvo respuesta. Sí, ¿por qué la supervivencia del más apto no puede aplicarse aquí también?

El jefe de la secta quería decir más, pero Jiang Chen no estaba interesado en darle la oportunidad. "Piedra Grande, ¡terminalo!"

El joven estaba decidido a eliminar a todos sus enemigos. Tanto la capital celestial eterna como su emperador santo carecían de mucho en comparación con Ciudad Fuego de Píldora. No había habido nada que este último hubiera hecho, lo que hacía que el caso del primero no tuviera ninguna esperanza.

El emperador santo quería hacer una última parada, pero apenas podía mover un dedo antes de que los ocho hermanos golem lo sometieran a la misma suerte que el emperador Pillzenith.



El diseño de las ocho regiones superiores se alteró en lo sucesivo. La Capital Celestial Eterna fue sacada de la lista de las ocho sectas de primer rango.

En el choque entre dos superpotencias, Veluriyam fue el vencedor final. Fuego de Píldora se vio obligado a declinar, marcando el final de una era.

Para Veluriyam, la victoria había sido poco menos que total. Fue una oportunidad de oro para el desarrollo de la facción. Junto con las muchas ventajas que ya poseía, se sentía como si estuviera en la cima del mundo entero.

Jiang Chen sin embargo, estaba bastante infeliz.

Los impostores enviados por la facción misteriosa se habían suicidado ante sus propios ojos. Él no había sido capaz de interrogar a ninguno de ellos, a pesar de su gran deseo de hacerlo.

Jiang Chen no temía a Fuego de Píldora ni a ninguna otra facción de primer rango dentro de las Ocho Regiones Superiores. Después de una exposición prolongada a ellos, los conoció como la palma de su mano.

Todas sus cartas y recursos fueron un libro abierto. Incluso cuando la situación de Veluriyam había estado en su peor momento, Jiang Chen nunca había estado especialmente presionado. Sin embargo, la facción misteriosa ... su capacidad de crear tantos impostores en tan poco tiempo lo hizo desconfiar.

Ignoró las miradas temerosas de los demás después de erradicar a los cultivadores de la Capital Celestial Eterna.



La Secta del Dragón Celestial, el Templo del Acorde Sublime y el Palacio del Río Empíreo, ninguna de las tres sectas tenía rencor mortal con Jiang Chen. No había ninguna razón para que el joven los derribara.

“Si siguiera mis emociones, caballeros, me encontraría matándolos a todos para estar perfectamente bien conmigo. Después de todo, actuaron como el perro de caza de Ciudad Fuego de Píldora en su incursión en el territorio de Veluriyam ".

Los otros murmuraron medio asentimiento. No pudieron ni estar de acuerdo ni en desacuerdo.

"Sin embargo, no soy exactamente del tipo sangriento y asesino. El dominio humano no puede tolerar más luchas y conflictos. El emperador Pillzenith me ha visto como su mayor amenaza durante mucho tiempo. Supuestamente era una especie de desafío a su autoridad personal. ¡El era un completo y absoluto tonto! El peligro se ha desarrollado durante mucho tiempo sobre el dominio humano, del tipo que no pueden esperar entender.

"Los demonios y los extranjeros fuera de las estelas fronterizas están merodeando por las debilidades en nuestras filas. Es absurdo que, como líder nominal de la raza humana, Fuego de Píldora nunca haya pensado en cómo manejar una invasión potencial. En su lugar, se centró únicamente en oponerse a mi. ¿Es ese el comportamiento apropiado para un verdadero líder? Podría haberlos llevado de la pobreza a la riqueza, ¡pero es mucho más probable que los haya llevado a un abismo sin fondo!

"Pero no importa eso". Jiang Chen agitó una mano. "Cuidense. Los demonios invadirán tarde o temprano. Si todavía están solo interesados en disturbios civiles y política insignificante, ¡serán los primeros en perecer cuando lleguen los demonios!"

Estas personas fueron humilladas por las críticas de Jiang Chen. Sin embargo, se alegraron mucho al escuchar que el joven señor les había concedido permiso para irse. Más bien se sintió como si hubieran sido amnistiados.



La marea de Ratas Mordedoras de Oro finalmente retrocedió.

Bajo órdenes transmitidas por el rey rata, sus hijos comenzaron a retirarse. En unos quince minutos, todas las ratas habían desaparecido de la escena, como si nunca hubieran estado aquí en primer lugar.

Las sectas incómodas pidieron inmediatamente permiso al joven señor.

Jiang Chen reaccionó con frialdad despreocupada. Le había dado clemencia a estas personas, pero eso no significaba que le gustaran un poco. Simplemente no tenía ningún deseo de ganar la reputación de un tirano brutal.

Además, estas sectas seguramente tendrían pesadillas al escuchar su nombre después de la pérdida de hoy. Era extremadamente improbable que se opusieran a él nunca más.

En el momento en que tuvieran la oportunidad de regresar, Jiang Chen no tuvo reparos en eliminarlos.

La vergonzosa partida de los tres antiguos aliados de Fuego de Píldora provocó una exclamación de Han Qianzhan. “Las sectas de primer rango en las ocho regiones superiores se rebajarían tan bajo ... ¡Miserable! Absolutamente miserable. ¿Se supone que debo pensar que son los pares de la secta Espada del Cielo del Gran Yu?

"Daoista Han", se rió Su Huanzhen. "No creo que debas pensar de esa manera. Al final del día, todavía son lo suficientemente fuertes como para ser considerados sectas de primer rango. Si están dispuestos a reconocer el error de sus caminos, su efecto potencial en las Ocho regiones superiores no debe ser subestimado".



La segunda maestra de secta de la secta Dios de la Luna estaba extrañamente silenciosa. Su expresión era una mezcla de incertidumbre y conmoción.

"Felicitaciones, joven señor Jiang Chen". Su tono era tan conflictivo como su mirada.

"¿Por qué hay que felicitarme?" Jiang Chen suspiró suavemente. “No había alegría en esa batalla. ¿De qué sirve si mato a un grupo de mis compañeros humanos? Solo espero que todas las sectas y facciones humanas puedan coexistir pacíficamente de ahora en adelante ".

El emperador Fuente también suspiró. “La caída de Fuego de Píldora puede ser una oportunidad para las ocho regiones superiores. Especialmente en el norte, Fuego de Píldora ha tenido un monopolio sobre cada canal y recurso relacionado con las píldoras. Debido a esto, las otras sectas de primer rango serán revitalizadas ahora que la nube que se cierne sobre ellas se ha ido. Seguro que habrá cambios, posiblemente radicales ".

El punto de vista del emperador era agudo e incisivo. Instantáneamente vio el efecto de la destrucción de Fuego de píldora en el mundo. El mayor cambio fue que las ganancias monopolizadas de Fuego de Píldora ahora se dividirían entre sus vecinos suficientemente poderosos. Mucho dinero iba a cambiar de manos.

Jiang Chen se volvió pesado en la opinión ofrecida.

“Joven señor, creo que Veluriyam debe hacerse cargo de lo que Fuego de Píldora ha dejado atrás. De lo contrario, puede haber luchas internas graves derivadas del vacío de poder, tal vez en una escala inasequible. ¡Además, Veluriyam debe comandar tanto al sur como al norte si desea gobernar sobre la totalidad del dominio humano! ”La sugerencia del emperador Fuente fue igualmente estimulante.

Tal como había dicho, el vacío de Fuego de Píldora solo podía ser llenado por Veluriyam. La cantidad de ganancias en la mesa podría provocar la sed de sangre del pacifista más fiel. ¿Cómo podría un dominio humano en guerra oponerse a una invasión demoníaca?

Jiang Chen estuvo completamente de acuerdo con el análisis del gran emperador.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario