DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

lunes, 5 de noviembre de 2018

TNE Capítulo 127


Capítulo 127. Funeral (1)

Mi cuerpo se sentía pesado y los mareos se extendieron por mi cabeza.

En esta situación en la que apenas podía aferrarme a mi cordura, una extraña sospecha surgió dentro de mí.

¿Este mundo era una novela o una realidad?

De repente, las frases que escribí en mi novela aparecieron en mi cabeza. El contenido de mi novela cobró vida, y los relatos heroicos de Chae Jinyoon pasaron a mis ojos. La Torre del Deseo, revueltas de artefactos, y la Torre del Milagro....

Sin embargo, estas cosas ya no podían suceder.

Por primera vez, me sentí abrumado al darme cuenta de que había matado a una persona. Podía escuchar el sonido de algo rompiéndose dentro de mí.

Este mundo era sólo una novela...

Era el sonido de esa creencia subconsciente rompiéndose.

*Tsss.

Botas negras descendían sobre el granizo que cubría el suelo. Levanté la cabeza aturdido. Las pupilas oscuras de la Jefa entraron en mi vista. Su cuerpo ondeaba en el campo de nieve.

"Cuida del cadáver".

La Jefa murmuró. Me quedé mirando a Chae Jinyoon, que estaba tendido trágicamente con la mitad de su cabeza destrozada.

Se había transformado parcialmente en un demonio. Aún quedaba energía demoníaca en su cuerpo, que pronto se convertiría en una gran explosión.

La Jefa me ayudó a levantarme. En ese instante, noté que mi cuerpo estaba medio quemado. La ropa fina que llevaba puesta para el disfraz de Jain se había quemado cuando disparé mi arma.

Aunque mis pies estaban en el suelo, no podía permanecer de pie. Tambaleándose, mi cabeza cayó sobre el hombro de la Jefa. La Jefa se quedó quieta y me aceptó.

Pronto, un portal apareció cerca. Jain y Khalifa salieron de su interior, y cuando vieron lo que pasó, sus expresiones se volvieron terribles.

En ese momento, energía demoníaca brotó del cadáver de Chae Jinyoon.

Ahí fue donde mi memoria terminó.


**

El 3 de enero, una noche particularmente fría y oscura.

¡KWANG!

Chae Shinhyuk abrió la puerta.

Dentro de un lugar de descanso de cadáveres, se encontró con un rostro familiar.

"...Hola, Chae Shinhyuk-ssi."

Científico forense, Kim Joongho.

Se unieron 11 años después de la muerte de la esposa de Chae Shinhyuk.

“….”

Sin perder tiempo para saludar, Chae Shinhyuk se acercó al cadáver que yacía junto a Kim Joongho.

Cuando vio el cadáver, apretó los dientes.

Un cadáver frío de un hombre con la cara medio reventada. Era su hijo, Chae Jinyoon.

"¿Tiene alguna pista sobre el sospechoso?"

Chae Shinhyuk mantuvo su compostura tanto como pudo.

"Aún no. Una barrera de aislamiento debe haber estado alrededor de la escena del crimen. No queda ni un solo rastro del incidente".

Los investigadores de hoy en día tenían todo tipo de Dones sobrenaturales: psicometría, lectura en frío, etc. Sin embargo, ni siquiera los investigadores más competentes de Corea pudieron encontrar ninguna evidencia.

"¿Fueron los Djinns?"

"... No estamos seguros."

"Pero aquí hay energía demoníaca".

Chae Shinhyuk señaló la energía negra que se unía alrededor del brazo derecho de Chae Jinyoon.

"¿Parezco un tonto?"

De los ojos enrojecidos de Chae Shinhyuk empezaron a fluir lágrimas.

"...Chae Shinhyuk-ssi."

Kim Joongho suspiró suavemente.

No tuvo más remedio que decir lo que no quería decir.

"Esta energía demoníaca... proviene del cuerpo de Chae Jinyoon."

"...¿Qué?"

La cara de Chae Shinhyuk se retorció espantosamente.

Kim Joongho lo miró con ojos abatidos.

"Esta energía demoníaca vino de su cuerpo, pero se detuvo en medio de un viaje por sus venas. Y eso debe ser porque murió".

“….”

Chae Shinhyuk no pudo entender las palabras de Kim Joongho.

No, se negó a aceptarlo.

¿La energía demoníaca provenía de su cuerpo? Eso era imposible.... a menos que Chae Jinyoon fuera un Djinn.

"Si eres tú, debería ser fácil encontrar al maldito asesino que mató a tu hijo."

Kim Joongho continuó hablando mientras Chae Shinhyuk lo miraba con los ojos abiertos y la respiración agitada.

"Con el poder de Daehyun, con el poder de Chae Joochul, incluso arrasando con Pandemonio no debería ser difícil. Sin embargo, ya no vivimos en los 80".

La mirada de Kim Joongho se posó en el brazo derecho de Chae Jinyoon.

"...Jinyoon se convirtió en Djinn. No, es la primera vez que veo un brazo así. Esto es aún más elaborado que la Transformación Demoníaca de los Djinns. Puedes ver que persiste incluso después de su muerte."

La respiración de Chae Shinhyuk se volvió aún más confusa. La intención de matar se podía sentir desde sus ojos mirando a Kim Joongho.

"Sólo puedo suponer que algo sucedió hace cuatro años durante la operación de supresión de Djinn.... Para descubrir la razón exacta y buscar al culpable, será necesaria una autopsia. Sin embargo, una autopsia revelará el verdadero estado de Jinyoon".

Chae Shinhyuk miró a su hijo.

La mirada del padre escudriñó el cuerpo de su hijo.

Un rostro medio destrozado, un ojo cerrado para siempre, un cuerpo con huesos frágiles, y.... un brazo derecho devorado por una existencia misteriosa.

Chae Shinhyuk cerró lentamente los ojos.

Una emoción que fluía de lo más profundo de su corazón lo devoraba.

"Este brazo derecho."

Tras un momento de silencio, Chae Shinhyuk habló.

"¿Eres el único que lo sabe?"

Kim Joongho guardó silencio y asintió.

"¿Estás seguro?"

"...Sí, pero es algo que tendremos que revelar algún día. Por la humanidad."

“….”

Chae Shinhyuk puso su mano en la mejilla de su hijo. Su piel ya estaba fría y seca.

Acariciando lo que no era diferente a un pez, murmuró Chae Shinhyuk con un tono sombrío.

"... Nunca pensé que llegaría el día en que mi hijo se despertara."

Pensó que Chae Jinyoon había muerto hace cuatro años.

Le dolía la deuda que no podía pagar.

Pero hace dos semanas, cuando su hijo se despertó milagrosamente, se sintió como si estuviera en la cima del mundo.

"Hoy, perdí a mi hijo por segunda vez."

Su hijo falleció demasiado rápido, casi como si se hubiera despertado para despedirse por última vez.

Eso fue un dolor desgarrador, uno que Chae Shinhyuk soportaría por el resto de su vida.

"... Pero no quiero perderlo por tercera vez. Por Nayun, quiero enterrarlo pacíficamente."

Chae Shinhyuk habló, mirando a Kim Joongho. Debido a la profunda tristeza de su voz, Kim Joongho no pudo decir nada.

Las lágrimas fluían de los ojos de Chae Shinhyuk.

Kim Joongho se inclinó con un suspiro.

"...Haré lo mejor que pueda. Me despido por ahora."

Con eso, Kim Joongho le dio a Chae Shinhyuk un tiempo a solas con su hijo.

“….”

En una habitación vacía con sólo la frialdad del acero y un cadáver, Chae Shinhyuk acarició la cara de su hijo con su temblorosa mano.

Debido a las lágrimas que le obstruían su garganta, no pudo decir nada.

Sólo tenía un deseo.

Hijo.... hijo mío... espero que tengas un mejor padre en tu próxima vida....


**


Era un recuerdo del pasado.

Aunque carecía de color y le faltaban varios fragmentos, era un recuerdo que soñaba a menudo.

-Nayun.

Después de verme practicar tiro con arco durante mucho tiempo, Oppa me llamó por mi nombre.

-¿Si?

-...Puedes tomarte un descanso si es muy difícil.

Se acercó a mí con cuidado y me levantó la mano. Cuando vio mi mano sangrar con ampollas y cortes, puso una expresión triste, pero yo agité la cabeza.

-Me voy a esforzar aún más. Quiero convertirme en un héroe aún más grande que Oppa.

Escuchando mi comentario arrogante y atrevido, Oppa sonrió y me acarició el cabello.

Sus manos eran cálidas y confiables.

-Espero que tú también lo hagas. Por cierto, no te olvidaste de la semana que viene, ¿verdad? Vamos a un parque de atracciones.

Un viaje al parque de atracciones más famoso de Corea, Tierra Eterna. En vez de estar feliz, el yo en mi memoria sacudió mi cabeza con una cara de preocupación.

-Um, no puedo ir. Voy a otro lado con mis amigos.

-...¿En serio?

Aunque parecía decepcionado, rápidamente sonrió.

-Entonces supongo que tendremos que ir en otro momento. Oppa va a trabajar ahora, así que no te esfuerces demasiado. No crecerás más alto si lo haces.

-Si~ hasta luego, Oppa~

Por una razón, esa mañana permanecía tan viva en mi memoria.

Esa noche, Oppa volvió en coma.

"...Ah."

Las lágrimas fluían de mis ojos en el momento en que me desperté. La deslumbrante luz del sol brilló a través de la ventana y me pinchó los ojos.

La mañana en la Montaña Baekdu había llegado. El aire de la escuela de artes marciales de Yoo Sihyuk era claro y refrescante. Fenómenos de maná como la niebla y la barrera no se veían hoy en día.

Me levanté y miré al lado de mi cama.

Las preciosas fotos que tomé con Oppa estaban alineadas en marcos.

"...Huhu."

Una sonrisa surgió en mi cara.

Después de mirar alrededor de la habitación para asegurarme de que no había nadie aquí, saqué una foto que tenía escondida debajo de ellos. Era la foto de Kim Hajin y yo.

"Salió tan bien."

No estaba mirando esta foto por ninguna razón en particular.

Fue sólo porque salió muy bien.

Definitivamente no fue porque Kim Hajin estaba en ella.

"Auu~"

Después de volver a poner la foto, me estiré. Sonriendo a la cálida luz del sol fuera de la ventana, me dirigí al baño.

"¿Estás aquí, Unni?"

En cuanto entré en la bañera, una niña de 10 años me saludó.

"Oh hey, tú también te has levantado temprano."

"Es Jihae."

"Correcto, Jihae."

Yoo Sihyuk tenía 16 discípulos oficiales, ocho hombres y ocho mujeres.

Recibieron entrenamiento bajo la dirección de Yoo Sihyuk y otros cinco.

Sin embargo, Kim Suho, yo y los otros 10 ‘miembros del campamento’ no fuimos incluidos entre los discípulos oficiales. Sólo nos quedaríamos aquí durante las vacaciones de invierno y desapareceríamos después.

"Auu, muy bien."

Después de ducharme, me metí en las aguas termales. No hay nada malo en alojarse en un manantial de aguas termales ricas en maná.

Salí después de unos 20 minutos de descanso.

Cambiándome el uniforme, salí al patio delantero donde se llevaba a cabo el entrenamiento matutino.

"Hola, Chae Nayun."

Shin Jonghak y Kim Suho. Parecía que también se habían bañado.

Me reí y hablé.

"¿No es una hermosa mañana?"

"Sí, lo es".

"Siento que hoy puedo darte una paliza, así que mejor que tengas cuidado."

¿Fue por el cielo despejado? Me sentía particularmente bien hoy.

Kim Suho me miró asombrado y se rió.

"¿Por qué estás tan enérgica hoy? ¿Es porque hoy es el día de las cartas?"

"¿Eh?"

3 de enero.

Era su décimo día aquí.

Había un evento especial en la agenda de hoy.

"N-No, eso no tiene nada que ver".

La tecnología electrónica no funcionaba en la Montaña Baekdu, por lo que resultaba imposible comunicarse con el resto del mundo. Aunque este problema podría ser evitado, el Maestro Yoo Sihyuk dejó las cosas como estaban.

Sin embargo, hoy era el día en que se podía comunicar con el mundo exterior.

La 'hora de la carta' de hoy es exactamente eso.

"Tiene razón, Kim Suho, a la única persona a la que le gustaría escribirle una carta está aquí, así que deja las tonterías."

"Cállate tú.... caray."

Golpeé el hombro de Shin Jonghak. Me hacía decir groserías cuando estaba tratando de arreglar mi forma de hablar.

"Ya viene".

Yoo Sihyuk caminaba hacia nosotros con las manos en la espalda.

"Prepárense".

Estábamos en línea recta.

¿Cuánto duraría el entrenamiento de hoy?

¿10 horas? ¿12 horas?


**

...14 horas después.

El sol se había puesto hace mucho tiempo y el entrenamiento infernal finalmente había terminado.

Actualmente, Chae Nayun estaba acostada en su cama, mirando un pedazo de papel.

[Hola, estoy en la Montaña Baekdu.]

"... Eso no suena bien."

Ella ya escribió la carta para enviársela a Chae Jinyoon.

Seguir su corazón, 30 minutos fue suficiente. Sin embargo, necesitaba más tiempo con esta carta en particular.

[Estoy en la montaña Baekdu. El entrenamiento es muy fácil. ¿Qué has estado haciendo? ]

"No, eso no es mucho mejor..."

Al final, Chae Nayun se despeinó y tiró su bolígrafo al suelo.

‘Debería haber leído algunos libros. ¡No sé escribir para nada!’

Chae Nayun suspiró. Pero sin querer renunciar a esta oportunidad que se presentaba una vez cada diez días, recogió su bolígrafo de nuevo.

Mientras Chae Nayun pensaba...

*Tok, tok-

Alguien llamó a su puerta, y la puerta se abrió de golpe.

"¡¿Qué?!"

Asustada, Chae Nayun escondió la carta con su cuerpo. Cuando levantó la cabeza lentamente, vio a Yoo Sihyuk mirándola.

"...Chae Nayun."

Su voz era baja y sombría.

Chae Nayun puso la carta en su bolsillo y lentamente se levantó.

"Sí, Maestra. Deberías llamar antes de entrar al cuarto de una dama".

"...Ven afuera un minuto."

Yoo Sihyuk hablaba inusualmente seria.

"¿Sí?"

"...Sólo ven afuera."

Parecía amable, a diferencia de su forma habitual de ser.

Mientras Chae Nayun la seguía, se devanó los sesos para recordar si había hecho algo malo.


**

5 de enero.

El día en que se anunció la trágica noticia fue un día despejado. Después de recibir las noticias de su padre y su madre, Yoo Yeonha terminó rápidamente una reunión y se subió a su coche.

Chae Jinyoon murió.

Sus padres no le dijeron nada más.

Yoo Yeonha sintió como su cabeza se quedaba en blanco mientras se sentaba en el asiento del coche.

De repente, pensó en Chae Nayun.

Fue hace sólo un par de semanas que se alegró de que su hermano despertara.....

Cuando recordó esto, sintió que su corazón se hundía. A pesar de que no era asunto suyo o algo que ella experimentó, sintió que su corazón se tensaba.

"... Bajemos."

Yoo Jinwoong habló en voz baja.

Yoo Yeonha siguió a sus padres fuera del coche.

Ningún reportero se atrevió a asediar la funeraria de Daehyun, haciendo que el lugar fuera tranquilo y solitario.

"...Eh?"

Yoo Yeonha se detuvo mientras caminaba hasta la entrada.

Bajo la sombra de un árbol cercano, podía ver a una persona conocida.

Kim Hajin.

Estaba fumando un cigarrillo y mirando a la funeraria con una expresión compleja.

"¿Por qué no va a entrar? ...y está fumando?"

"Yeonha, ¿qué estás haciendo?"

En ese momento, su madre la llamó.

"Ah, sí, ya voy."

Por ahora, Yoo Yeonha siguió a su madre adentro.

Tan pronto como entró en la pequeña funeraria, buscó a Chae Nayun.

Chae Nayun estaba perpleja. Sus ojos vacíos estaban llenos de desesperación. Para ella, Chae Nayun siempre fue brillante y alegre. Era la primera vez que veía este lado de Chae Nayun.

Tragando su suspiro, Yoo Yeonha se paró frente a la familia del difunto.

"Nayun".

"...Ah, Yeonha...viniste."

Chae Nayun saludó a Yoo Yeonha. Intentó sonreír alegremente, pero eso la hizo lucir aún más lamentable. Sus ojos sin vida parecían estar listos para estallar en lágrimas. Sin embargo, se estaba conteniendo desesperadamente.

Yoo Yeonha lo entendió.

Esa era la clase de chica que era Chae Nayun.

"Sí, espera un momento."

Después de ajustarse el vestido, Yoo Yeonha se paró frente al retrato de Chae Jinyoon y se inclinó con su familia.

"Chae Shinhyuk-ssi."

"...Oh, estás aquí."

Mientras los dos padres hablaban, Yoo Yeonha regresó a Chae Nayun. Se miró a los ojos y sostuvo suavemente sus manos.

"Um, Nayun... ¿dónde están los otros?"

"... No se los dije. No se los dije, así que no los llames aquí".

Chae Nayun parecía desesperada. Sin embargo, Yoo Yeonha pensó en Kim Hajin, que estaba esperando afuera fumando un cigarrillo.

"Incluso si dices que.... esa persona ya está afuera."

"...¿Esa persona?"

Preguntó suavemente Chae Nayun.

"Kim Hajin".

Escuchando el nombre Yoo Yeonha mencionado, Chae Nayun cayó en un estado de desconcierto.

Estaba sentada inmóvil, como si la hubiera golpeado una gran conmoción.

"Volveré pronto".

Luego, salió de la funeraria.

“….”

Chae Nayun ni siquiera podía caminar correctamente. Le temblaban las piernas.

La forma en que Chae Nayun se tambaleó hacia delante fue demasiado diferente a la de su yo energético habitual.

Yoo Yeonha sólo podía sentir lástima.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario