DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

martes, 9 de octubre de 2018

TNE Capítulo 112


Capítulo 112. Verdad (1)

Una cueva submarina cerca del Canal de Bristol en Inglaterra.

La Compañía Camaleón fundó una nueva base aquí. Se planeó una expedición de gremios cerca de la fábrica abandonada de Suwon y como han querido mudarse a una nueva base por un tiempo, aprovecharon esta oportunidad para hacerlo finalmente.

"Oooh..."

Hoy, la Compañía Camaleón se ha reunido para evaluar sus ingresos para el tercer trimestre y discutir la destreza en la batalla de su 'candidato a escaño'.

O al menos, ese fue su plan inicial.

Pero debido a que varios miembros estaban ocupados con misiones o asuntos personales, sólo cinco se habían encontrado para la reunión de hoy.

De pie frente a estos cinco, la Jefa exhibió un video de Kim Hajin en el desempeño de su misión.

"Mató a 20 personas en sólo 21 segundos. ¿Es eso siquiera es un arma?"

Un hombre guapo de cutis suave habló con asombro. Era el asiento Verde de la Compañía Camaleón, Jin Yohan.

"¿Cómo puede un arma ser tan fuerte? Qué Don misterioso".

"¿Y? ¿Qué te parece?"

Jain le instó a que diera su evaluación.

"Hmm, no estoy seguro, pero debería estar al nivel de un Héroe de rango medio alto."

"¿Qué? ¿Tan alto?"

"¿Eh? ¿Cómo es posible que sea alto?"

El tono de Jin Yohan hizo que Jain frunciera el ceño.

Este era el problema que tenía con la gente fuerte. Subestimaban demasiado el nivel de los rangos inferiores.

"10 Héroes de rango medio alto son suficientes para golpearte."

"No, eso es una exageración. Tal vez cien pueden".

Jin Yohan agitó la cabeza mientras se alababa generosamente.

"¿Entonces qué piensas, Jain?"

"Creo que es de rango medio. Al igual que Kim Suho, debería estar en un rango medio entre el 7 y el 9 grado. No estoy seguro de cómo le irá contra un oponente fuerte, pero parece útil para luchar contra muchos oponentes débiles".

Jain rápidamente señaló la fuerza y debilidad de Kim Hajin, pero si él mismo Kim Hajin lo escuchara, se estremecería por haber sido alabado en exceso.

"Eeeh, ¿sólo rango medio?"

"Yo también estoy siendo generoso. Si tiene tanto potencial ahora que sólo tiene 17 años... piensa en cómo será dentro de 5 años. Será un arma increíblemente afilada".

Jain ya había llegado a su propia conclusión.

Que Kim Hajin tenía un Don de armas que realzaba y transformaba las armas usando su poder mágico, y que tenía un Físico Anti-Magia que transformaba su poder mágico interno en una propiedad anti-mágica.

"Necesitamos a Gyeong para evaluaciones como ésta. ¿Sigue en el Reino de los Demonios?"

"Sí, ese tonto no parece querer salir."
El Reino de los Demonios.

Era otro nombre para un lugar llamado Pandemonio.

Aunque los humanos evitaban hablar de ello, Pandemonio era más lujoso y placentero que Las Vegas, un lugar en el que cualquiera podía entrar, siempre y cuando tuvieran la fuerza para atravesar la multitud de monstruos que lo rodeaban.

Cheok Jungyeong estaba disfrutando de la lucha en este lugar.

"¿Qué piensa la Jefa?"

Jain dirigió la pregunta al líder. Sin embargo, no obtuvo respuesta. Jain giró la cabeza y vio a la Jefa haciendo clic en una consola de videojuegos.

"...Jefa, ¿estás jugando un juego?"

"¿Hm? Ah.... no es nada."

Cuando Jain preguntó, la Jefa respondió con indiferencia, con los ojos fijos en la consola.

Se veía bastante linda.

"¿Te enamoraste de repente de la electrónica después de intercambiar algunos mensajes con Kim Hajin?"

“….”

*Pibibibip... Se escuchó un efecto de sonido de Game Over.

La Jefa entonces apagó su consola de juegos y se volteó hacia Jain con sus ojos morados.

"Jain, no te pongas arrogante."

Escuchando esto, Jain lentamente apartó su mirada.

Pero al recordar lo amigable que era cuando le enviaba mensajes de texto a Kim Hajin, se sintió ofendida.

Sintiéndose un poco celosa, cambió el tema a Droon.

"Droon, has limpiado bien, ¿verdad?"

"Sí. ¡Las víctimas fueron rescatadas, y yo me comí el resto! Tanto humanos como balas".

Droon lo dijo con una sonrisa reluciente.

Jain suspiró.

"...Di 'alimentado'. Es espeluznante decir que te los comiste. Además, ¿averiguaste lo que era ese lobo?"

"¡Sí, es la mascota de Kim Hajin!"

"No, eso no es lo que yo..."

Había una cosa de la que Jain no estaba seguro. Ese fue el misterioso lobo que de repente salió disparado del pecho de Kim Hajin.

"No te preocupes por eso."

La Jefa intervino.

"Se lo preguntaré yo misma. Kim Hajin parece confiar mucho en mí."

"...¿En serio?"

"Me creerá incluso si digo que usas frijoles rojos para hacer vino."

"Bueno, si tú lo dices..."

Por ahora, Jain asintió.


**

Dos días después.

Como prometí, nos encontramos frente al restaurante coreano al que nos invitó Chae Nayun.

Han Jung Gak, un restaurante Michelin de 3 estrellas.

Aunque se suponía que sólo vendrían cinco, terminé uniéndome también.

"Bienvenidos. Pasen, pasen".

Como una cliente habitual que disfrutaba comer en Han Jung Gak desde que era una niña, Chae Nayun dirigía el grupo.

El interior de Han Jung Gak, inspirado en el de una casa tradicional coreana, estaba limpio y acogedor.

Seguimos a Chae Nayun hasta nuestros asientos reservados.

Era una mesa larga para seis, y me senté en el asiento más profundo.

A mi lado estaba Kim Suho, luego Yi Yeonghan. Delante de él estaba Chae Nayun.

"La comida aquí es increíble. Puedes esperarlo con ansias".

Dijo Chae Nayun mientras me miraba a los ojos. Sorprendido por su mirada directa, miré hacia abajo mientras fingía asentir con la cabeza.

Chae Nayun inició la conversación con voz alegre.

"Estar aquí juntos me recuerda el pasado."

"¿El pasado?"

“1972. Estuvimos allí durante unas 7 semanas. Mis habilidades mejoraron mucho mientras estuve allí. No he perdido ni una vez desde que volví".

"...¿No perdiste con Rachel?"

"¡Eso fue un empate!"

Los otros charlaban felices. Hablaron de lo que pasó en el mundo del pasado como un recuerdo agradable y hablaron de las preocupaciones que tenían sobre los próximos exámenes.

Esperando que llegara la comida, escuché en silencio. Entonces, de repente, me di cuenta de que alguien estaba actuando de forma extraña.

Era Shin Jonghak.

"Oye, Kim Suho, ¿va bien tu preparación para el examen?"

"Más o menos. ¿Qué hay de ti?"

"¿Me has visto estudiar para un examen? Soy diferente a ti".

"Oh, ¿es eso cierto?"

"Claro, soy diferente a ti desde que nací. Alguien como tú que tuvo éxito a través del trabajo duro probablemente no pueda entenderlo".

Aunque Shin Jonghak mostraba rivalidad hacia Kim Suho, no actuaba de manera particularmente hostil.

Debería haber sido más intimidante si hubiera sido el mismo que en la historia original, pero las acciones actuales de Shin Jonghak eran suaves hasta el punto de que resultaban graciosas.

Por supuesto, esto era algo positivo, pero aún así.... tenía curiosidad.

¿Por qué Shin Jonghak cambió tanto?

"Su comida está aquí".

Un camarero entró en nuestra habitación privada, cortándome el pensamiento.

Todo tipo de platos como costillas estofadas, cangrejo marinado con salsa de soja, kimchi y arroz en olla de piedra, fueron colocados sobre la mesa. Era la típica comida coreana.

De más de una docena de platos, sólo la hamburguesa de costilla a la parrilla estaba limitada a una por persona. Como también era mi comida favorita, recogí y tomé un bocado.

"Vaya, esto es increíble."

La hamburguesa prácticamente se derritió cuando entró en mi boca, dejando un sabor increíble que me dejó exclamando inconscientemente.

"Sí, es muy bueno."

Kim Suho también comentó desde mi lado.

Parecía el tipo de persona que saboreaba su comida cuando sólo un pequeño rincón de su hamburguesa fue mordido.

Sin embargo, yo no era de ese tipo.

Me puse toda la hamburguesa en la boca.

"Es bueno, ¿verdad? ¿Verdad? Ves, te dije que iba a ser bueno."

Viéndome masticar la hamburguesa, Chae Nayun vitoreó con éxtasis.

"Es bueno, ¿verdad?"

"Es, tan silencioso."

"Huhu".

Me tragué la hamburguesa y volví a observar a Shin Jonghak.

Estaba mirando a Kim Suho con ojos de halcón. Parecía estar atento a cualquier violación de los modales en la mesa para poder escarbar y atacar, pero pronto se dio por vencido y se concentró en su propia comida.

También miré mi plato.

"...¿Qué?"

Por alguna razón, había otra hamburguesa a la parrilla en mi plato.

¿Qué ha pasado? ¿La escupí de nuevo?

Después de mirar a la hamburguesa desconcertado, levanté la cabeza. En ese momento, mis ojos se encontraron con los de Chae Nayun. Ella me sonreía contenta.

Así que esto fue obra suya.

Cuando señalé la hamburguesa con mis palillos, Chae Nayun movió la boca sin hacer ruido.

"Puedes quedártela".

“….”

Su amabilidad era un poco agobiante.

Sin embargo, el olor salado de la hamburguesa me hizo cosquillas en la nariz.

*Gulp.

Tragué con fuerza.

Al final, me rendí ante la hamburguesa y le di un mordisco. Mientras la masticaba, una repentina corriente de electricidad me hizo chispas en la cabeza.

Miré a Chae Nayun, que estaba comiendo bibimbap, y luego me volteé hacia Shin Jonghak.

Kim Suho, Shin Jonghak, Chae Nayun.

En esta relación a tres bandas, la fuente más grande del desarrollo del carácter de Shin Jonghak fue....

Chae Nayun.

Miré intensamente a Chae Nayun.

¿Darle la cápsula del tiempo la afectó demasiado?

No, eso es imposible. A Chae Nayun le gustaban los hombres guapos.

En ese momento, Chae Nayun se rió.

"¿Por qué me miras así? ¿Quieres que pida más?"

"¿Eh? Oh, um, no."

"¡Disculpa, tía!"

Antes de que pudiera detenerla, Chae Nayun llamó a un camarero.

"¿Puede darnos dos hamburguesas más de costillas asadas?"

Con pena y ansiedad inexplicable, vi a Chae Nayun ordenar alegremente.


**

El siguiente rumbo después del almuerzo fue el karaoke. El grupo fue a un bar de karaoke cerca de Han Jung Gak y se turnó para cantar.

Chae Nayun era sorprendentemente buena cantando, y Kim Suho y Yi Yeonghan también eran decentes. Shin Jonghak, cuyo canto Yoo Yeonha esperaba escuchar, también estaba mejor que el promedio.

Sin embargo, Kim Hajin estaba... en un nivel totalmente diferente.

Estaba en su propia liga, tanto que habría tenido éxito como profesional.

"Guau, mis oídos se están derritiendo."

"¿Por qué no te haces profesional?"

Mientras Kim Suho y Yi Yeonghan hacían un escándalo, Yoo Yeonha miró a Chae Nayun.

El canto de Kim Hajin acababa de terminar, pero Chae Nayun aún tenía los ojos cerrados, aparentemente saboreando las imágenes que perduraban.

Fue entonces.

Yoo Yeonha recibió un mensaje de su reloj inteligente.

[Ven afuera. Tengo algo de lo que hablarte.]

El remitente era Kim Hajin.

Yoo Yeonha miró a Kim Hajin, y luego salió de la sala de karaoke.

Después de esperar unos tres minutos....

"Hey, buddy."

Alguien la llamó en un tono amistoso.

Yoo Yeonha no pudo evitar reírse.

"...¿Buddy? ¿Qué pasa con el inglés repentino?"

"Significa amigo. ¿No lo sabes?"

"¿Crees que no lo haría? ...Bueno, de todos modos, ya sabes cómo soy, ¿verdad?"

Kim Hajin se rió y asintió.

Yendo directo al grano.

Yoo Yeonha no es del tipo que le gustaba la charla trivial.

"Por supuesto que sí. Necesito que me hagas unas balas".

"¿Eh? ¿Balas?"

Era una petición que Yoo Yeonha no esperaba.

"Sí, pero no estoy buscando productos manufacturados. Estoy pidiendo balas hechas a medida. Es posible, ¿verdad?"

"...Sí, y el taller de la Esencia del Estrecho tiene tecnología de punta para ello."

Incluso la bala más grande es más pequeña que la mayoría de los pulgares.

Comprimir e inyectar maná en un objeto tan pequeño era una tecnología de última generación que sólo se desarrolló en la década del 2000.

"Ya lo sé. Pero también..."

Kim Hajin sacó una pequeña hoja de su bolsillo. Yoo Yeonha no podía decir si era una hoja caída que recogió del suelo o una hoja fresca que arrancó de una rama, pero seguía siendo un objeto que no se ajustaba a la situación.

"...¿Qué es esto? ¿Una hoja?"

"Tritúralo y mételo dentro de las balas".

"¿Repite otra vez?"

Después de tomar la hoja de Kim Hajin, Yoo Yeonha la escudriñó cuidadosamente. Pero no importaba cuánto buscara, no podía encontrar nada especial al respecto. Yoo Yeonha frunció el ceño y miró a Kim Hajin.

"¿No me dirás lo que es aunque te lo pida?"

Kim Hajin asintió en silencio.

"...Sólo tengo que molerlo y ponerlo en las balas?"

"Sí".

"De acuerdo".

"Gracias. Ah, dile a los otros chicos que me voy a casa primero."

Yoo Yeonha ladeó la cabeza.

"Nosotros también nos vamos pronto, así que ¿por qué no te quedas?"

"No me siento cómodo. Shin Jonghak me está mirando demasiado."

Con eso, Kim Hajin tocó el hombro de Yoo Yeonha. Asustada, Yoo Yeonha dio unos pasos hacia atrás.

"No hagas eso.... Duele".

"Ah, lo siento. De todos modos, me voy".

"...Sí, nos vemos."

Yoo Yeonha vio a Kim Hajin alejarse mientras se frotaba el hombro. Entonces, llegó un mensaje de emergencia en su reloj inteligente.

[Maestro, puede que hayamos encontrado un incidente relacionado con Kim Hajin.]

Los ojos de Yoo Yeonha se abrieron de par en par cuando vio el mensaje.

[Reporte.]

[Algo llamado Incidente Kwang-Oh ocurrió el año en que nació Kim Hajin. Hay un gran encubrimiento de cualquier información en él. Uno de nuestros hombres fue atacado mientras lo investigaba.]

"¡¿Atacado?!"

Yoo Yeonha rápidamente empezó a escribir su respuesta. La cantidad de esfuerzo y dinero que gastó en encontrar a sus investigadores permaneció en su mente.

[¿Está bien?]

[Sí, se está recuperando sin problemas.]

[Envíenme lo que han reunido hasta ahora y detengan la investigación por ahora. La seguridad de los investigadores siempre es lo primero.]

[Entendido, Maestro.]

Después de terminar la conversación, Yoo Yeonha miró fijamente las palabras 'Incidente Kwang-Oh'.

"Incidente Kwang-Oh... Incidente Kwang-Oh... ¿por qué me suena tan familiar?"

Luego, recordó haber visto la frase en un libro de casos dentro de la biblioteca de su casa familiar.

No, más que un libro de casos, era como el diario de su padre.

Aunque sólo tenía siete años cuando lo vio, lo recordó claramente.

No podía leerlo en detalle porque la mayor parte estaba escrito en Hanja, pero su padre la había regañado duramente por haberlo leído sin su permiso.

"...Tendré que echar un vistazo más tarde."

Ya que papá se va de viaje este viernes, puedo echar un vistazo.

"Huhu".

Yoo Yeonha se sintió orgullosa.

Ahora, sentía que podía devolverle correctamente el favor a su 'aliado'.

Cuando se volvió alegremente, vio a Chae Nayun mirándola fijamente.

"¡Hiik!"

Yoo Yeonha se sorprendió.

"Oye, Nayun, ¿qué pasa?"

"Me preguntaba a dónde.... fuiste."

Con su barbilla, Chae Nayun le hizo un gesto para que volviera a la sala de karaoke.

"Uh, sí.... Oh, Nayun, esa persona dijo que se iba primero."

"¿Qué? ¿Por qué? ¿De qué habló contigo?"

Chae Nayun frunció el ceño y preguntó.

Encontrando este aspecto de ella bastante lindo, Yoo Yeonha empujó su costado con el dedo.

"¡Ak! ¿Qué es esto?"

"Cielos, no tienes que mirarme así."

"Como, hey, aaahhh, d..detente!"

Yoo Yeonha siguió pinchándola.

Empezando desde su costado hacia una zona más sensible.

"Ahnh, deja de tocarme."

"¿Qué fue eso?"

"En serio, Aang. ¡Hey!"

Incapaz de soportarlo por más tiempo, Chae Nayun se cubrió los pechos con sus manos.

"¿Por qué me estás pinchando ahí? ¿¡Estás loca!?"

"Es porque estoy celosa."

Incluso mientras explicaba, Yoo Yeonha mantuvo sus ojos abiertos para ver si había alguna abertura.

No podía evitar preguntarse cómo alguien podía tener una figura tan perfecta con una suavidad y un aspecto tan perfecto. Además de todo esto, su piel también era de color blanco lechoso.

*Pok, pok.

"Ah, aah. Para, no lo hagas. Tengo cosquillas, ah, para..."

Chae Nayun huyó de la delicada pulsación de Yoo Yeonha con la cara sonrojada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario