DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

domingo, 7 de octubre de 2018

SOTR Capítulo 1254: ¡Largo de Aquí, Ahora!

SOTR Capítulo 1254: ¡Largo de Aquí, Ahora!



Jiang Chen estaba muy perturbado de que la Capital Celestial Eterna hubiera llegado junto con la Secta Dios de la Luna y de inmediato pidió una aclaración.

"Las dos  doncellas 
santas son la Doncella Santa Xu Shan, el discípulo más reciente de la maestra de secta mayor, así como la Doncella Santa Zi Qiong, la discípula directa de la tercera maestra de secta".

"Doncella Santa Qingxuan no vino?" Jiang Chen no pudo resistirse a preguntar.


"La tarjeta de presentación indica que solo la doncella santa Xu Shan y la don
cella santa Zi Qiong están aquí".

Jiang Chen tomó la tarjeta de visita y asintió después de una breve mirada. La segunda maestra de secta era excéntrica y sobreprotectora de su discípula más querida. Una vieja obstinada como ella nunca permitiría que la Doncella Santa Qingxuan viniera a  Capital Veluriyam. Ella ya sospechaba a pesar de que Jiang Chen solo había pasado un breve momento a solas con Xu Qingxuan durante el incidente del  Árbol Precioso del Dios de la Luna.

Jiang Chen no tuvo una buena impresión de la segunda maestra de secta. Dejando de lado el hecho de que ella había separado a sus padres, estaba encadenando a Xu Qingxuan con reglas irrazonables.


Era bastante aficionado a su hermana, aunque solo se vieron una vez. Su personalidad juguetona pero directa era muy refrescante. Debido a su sangre compartida, sintió una indescriptible sensación de parentesco con ella. Naturalmente, él no quería que su hermana fuera restringida por una antigüedad tan irrazonable.




Estaba más preocupado de que el incesante lavado de cerebro de Xu Qingxuan por la segunda maestra de secta la convirtiera en una ingrata que traicionaría a sus padres. Sería horrible si se convirtiera en una marioneta cuyo único propósito era cultivar, abandonando todo lo demás que la hizo humana.

Afortunadamente, Xu Qingxuan era bastante resistente al lavado de cerebro de la segunda maestra de secta. Jiang Chen estaba bastante consolado. A pesar de que estaba un poco decepcionado de que su hermana menor no hubiera venido, se sintió igualmente aliviado. Sin ella, él podría ser más directo en su trato con la Secta Dios de la Luna.


Si la secta realmente había unido fuerzas con la Capital Celestial Eterna, no tenía reparos en derribarlos a través de una demostración de fuerza. Por supuesto, ese no sería el caso si la secta estuviera siendo manipulada por la Capital Celestial Eterna en su lugar.


"La Secta Dios de la Luna, ¿dónde se alojan?", Preguntó el joven señor.


"Joven señor, los alojamientos de los representantes de las ocho sectas de primer rango se han organizado en la antigua mansión del Clan del Dragón Enrollado".


La Mansión del Clan del Dragón Enrollado fue una de las mansiones más destacadas de  Capital 
Veluriyam. Se había dejado vacía después de que el Emperador del Dragón Enrollado hubiera logrado un gran avance y establecido su propia facción.



El emperador ofreció generosamente dejar que su mansión fuera utilizada en el evento. Una vez que fue el clan más grande y prominente en  Capital Veluriyam, su mansión era apropiadamente espaciosa y magnífica. Era perfectamente capaz de albergar ochenta facciones, y ni hablar de los representantes de las ocho grandes sectas.

"Invite al Emperador del Dragón Enrollado y al Emperador Inigualable para una visita en este momento", ordenó Jiang Chen.


Ambos llegaron en muy poco tiempo. "Caballeros, ¿les importa acompañarme a la mansión del dragón enrollado?", Preguntó Jiang Chen con una sonrisa.


"¿Oh? Sólo los representantes de las sectas de primer rango están ahí ahora. Joven señor, ¿a quién busca?" El Emperador del Dragón  Enrollado sonrió débilmente.



"Los representantes de la Secta Dios de la Luna", respondió Jiang Chen sin rodeos.



"¿Oh? ¿Han llegado ellos también? ”Emperador del Dragón Enrollado aún no había recibido noticias de su llegada.


"No sólo a ellos. La Secta del Cielo de los Nueve Soles y la Capital Celestial Eterna también han llegado. Las ocho grandes sectas se han reunido ”. Jiang Chen se rió.


“Tsk tsk, todas las grandes sectas están aquí. Joven señor, tu influencia no tiene límites." El Emperador del Dragón Enrollado suspiró.



El emperador Inigualable rió. “Estas facciones son cada vez más astutas que las otras. Con tantas recompensas atractivas, fue solo un hecho el que ellos vinieran".

Un mensajero llegó durante su conversación. "Joven señor, los representantes de la Secta Dios de la Luna y la Capital Celestial Eterna solicitan una audiencia".


Jiang Chen se quedó atónito. El Emperador del Dragón Enrollado hizo una broma. “Parece que nuestro joven señor se ha ahorrado un viaje. ¡Tu influencia es tan grande que se muestran en la puerta ellos mismos! ¡Todas las ocho regiones superiores deben estar ansiosas por intercambiar movimientos con usted!"


Todos rieron.


“Traer a los representantes de la Secta Dios de la Luna primero. Los hombres de la Capital Celestial Eterna pueden esperar en el salón lateral ”. Jiang Chen preferiría no recibir estas dos facciones al mismo tiempo.


La tercera maestra de secta, la Doncella Santa Xu Shan, y Doncella Santa Zi Qiong pronto fueron mostrados.


"Tercer maestra de secta, es un placer tenerte aquí. Pido disculpas por no saludarte antes. Hermana mayor Xu Shan, ha pasado mucho tiempo! Has crecido mucho más fuerte desde que nos vimos por última vez. ¡Esta es una causa digna de celebración! ”Jiang Chen estaba admitiendo abiertamente que era el joven señor Shao Yuan.




Xu Shan se puso tan roja como un tomate cuando Jiang Chen dijo su nombre. "¿Debería esta hermana mayor llamarte joven señor Zhen o Sir Shao?"

"Puedes llamarme como quieras." Jiang Chen respondió con una sonrisa.


Un escalofrío recorrió la columna vertebral de la tercera maestra de secta cuando vio lo casual que se estaba comportando Jiang Chen. El rubor de Xu Shan se extendió a sus oídos y sus ojos brillaron de alegría. Esto no era una buena señal para una doncella 
santa . El amor estaba claramente floreciendo en su corazón.

La maestra de secta mayor le había confiado a Xu Shan a la tercera maestra de secta y le había pedido que no dejara que Xu Shan cayera bajo el hechizo del joven señor Zhen. Así, la tercera maestra de secta entró en pánico y caminó para interrumpirlos. “Joven señor Zhen, todavía tenemos que recompensarle por el incidente relacionado con nuestro árbol sagrado. He venido con un regalo de agradecimiento. Esperamos que lo aceptes ".


La tercera maestra de secta quería entregar un anillo de almacenamiento, pero Jiang Chen la detuvo con un gesto de barrido.


“Deberíamos dejar atrás los asuntos del pasado. Habría pedido una recompensa en aquel entonces si hubiera deseado una. En verdad, no era nada. Si la tercera maestra de secta insiste en darme un regalo, lo tomaré como un insulto para mí y para mi capital ".


La tercera maestra de secta se congeló. Ella no podía empujar el regalo al joven señor después de todo eso. La secta había planeado hacer una declaración con el regalo y que la ayuda sería devuelta con amabilidad, pero el tenía que dejar a sus doncellas 
santas en paz.

Desafortunadamente, el joven señor había rechazado su regalo. Puede ser...




La tercera maestra de secta estaba deprimida. ¿Acaso el joven señor Zhen realmente codiciaba a las  doncellas santas? Sería un gran dolor de cabeza si ese fuera realmente el caso. Su fama, talento en el dao de la píldora e innumerables historias legendarias fueron una combinación extremadamente letal para estas jóvenes doncellas.

Xu Shan lo idolatraba y lo veía como un salvador. Incluso Xu Qingxuan mostraba demasiada preocupación por los asuntos del joven señor. Fue desafortunado que la Doncella Santa Xiyuan no hubiera mostrado ningún interés en el joven señor, ya que era la candidata más probable para casarse. Carecía de sabiduría y estaba más teñida de impulsos mundanos.


Jiang Chen no se dio cuenta de que la tercera maestra de secta estaba asediada por pensamientos. Él sonrió cálidamente. “Escuché que la Secta Dios de la Luna y la Capital Celestial Eterna llegaron juntas. ¿Son sus facciones cercanas?"


La tercera maestra de secta no pensó en la pregunta. “Nos encontramos por casualidad en el camino aquí y así viajamos juntos. Nuestra secta se compone principalmente de mujeres, por lo que no tenemos mucho contacto con las otras sectas. Tristemente, la Capital Celestial Eterna era simplemente demasiado entusiasta, lo que hacía difícil rechazarlos. Joven señor Zhen, de alguna manera, debemos agradecerle por haberlos quitado de la espalda ", respondió ella con indiferencia.

La doncella santa Xu Shan y Zi Qiong asintieron en acuerdo. Estaban claramente molestas por el acoso de la Capital Celestial Eterna también.


Jiang Chen había esperado tanto. La Capital Celestial Eterna estaba organizando un espectáculo para engañar al mundo haciéndole creer que los dos estaban a punto de formar una alianza.




"Es bueno escuchar eso". Jiang Chen mostró una cálida sonrisa.

“¿Es bueno escucharlo?” La tercera maestra de secta se quedó pasmada. ¿Por qué?


"Tercera maestra de secta, puede que no lo sepas, pero me gusta mucho la Secta Dios de la Luna. Sin embargo, no puedo decir lo mismo sobre la Capital Celestial Eterna. Su naturaleza es horrible y se refleja en su reputación. Ya que ustedes dos no son cercanos, no tendré que darles cara a ellos
. Por eso dije que es bueno escuchar eso ”.

La tercera maestra de secta finalmente puso dos y dos juntos. La capital Veluriyam y la capital celestial eterna tuvieron una gran pelea debido a la píldora de la longevidad. Durante la reunión de Vasallos, fueron la única facción que apoyó al Emperador Shura que no sea Ciudad Fuego de Píldora. Era natural que la Sagrada Montaña Peafowl estuviera en malas condiciones con ellos.

"Joven señor Zhen, por favor, no malinterprete. Debido a las reglas de nuestra secta, siempre hemos mantenido una distancia con otras sectas. No estamos afiliados con la Capital Celestial Eterna en absoluto ", aclaró inmediatamente la tercera maestra de secta.


"Es verdad. Joven señor Zhen, nuestras facciones solo se encontraron por coincidencia en el camino. ”Xu Shan explicó con un sonrojo.




"Mm. De eso no tengo dudas ”, dijo Jiang Chen mientras sonreía. "Debo decir que estoy muy agradecido de que la Secta Dios de la Luna viajara hasta aquí para participar en nuestro evento".

La tercera maestra de secta sonrió. "Los rumores sobre las recompensas de la Reunión de Tigres y Dragones se han extendido por todas partes. ¿Son verdaderas las relacionadas con la Píldora Grulla de Pino y la Isla Miriada del Abismo?"

"¿Qué piensas?" Jiang Chen sonrió enigmáticamente.

"Naturalmente sabemos de lo que eres capaz. Si no hubiera sido por su ayuda, nuestro árbol precioso ya no podría estar vivo. Por lo tanto, quedamos bastante impresionados por ti, joven señor ".

Jiang Chen los despidió cortésmente después de otra ronda de cortesías.




Por ahora, los representantes de la Capital Celestial Eterna habían esperado más de cuatro horas. Estaban furiosos cuando se enteraron de que solo serían vistos después de que se marchara la Secta Dios de la Luna.

"Joven señor Zhen, nuestras facciones llegaron al mismo tiempo, pero solo les está mostrando un trato preferencial a ellos. Este es un tratamiento extremadamente bajo. Tu negligencia ha sido muy desagradable. ”El santo rey sagrado inmediatamente levantó un torrente de quejas después de poner los ojos en Jiang Chen.


Jiang Chen sonrió fríamente al Santo Rey Sagrado. "Nunca me imaginé que la Capital Celestial Eterna fuera realmente lo suficientemente valiente como para venir".


“Joven señor Zhen, ¿qué está tratando de decir?” El santo rey sagrado fingió ignorancia.


“Todas las sectas de primer rango en las Ocho regiones superiores son bienvenidas en mi capital, excepto la tuya. No los voy a matar hoy. Date prisa en ir a casa y alaba a tu santo emperador por haber escapado tan rápido con su cola entre sus piernas. No tendrá tanta suerte la próxima vez. ¡Y ahora, lárgate! ”Jiang Chen no le dio ninguna cara a la Capital Celestial Eterna ni dejó ningún terreno para la negociación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario