DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

sábado, 27 de octubre de 2018

PT Capítulo 2 – Su Ming



Traductor: Hokarou

Arco 1: Si tan solo la vida fuera tan bella como parece a simple vista.

  Montañas. Opulentas, verdes montañas.

  Estas montañas formaban una cadena que parecía cubrir una distancia infinita a través de la tierra, parecían la espalda de un dragón recostado. La cadena montañosa cubría las grandes llanuras. Había muchos tipos de plantas en las montañas y entre ellas; también sonidos tanto de aves, como de bestias.

  Había cinco grandes protuberancias las cuales formaban cinco cimas montañosas. Parecían una mano humana levantada con los dedos apuntando al cielo, como si esperaran atrapar el cielo. En medio de las cimas había una muy grande roca vacía y un joven estaba escondiéndose en la sombra de esta. A su lado había una canasta llena de hierbas medicinales, las cuales llenaban el área con un olor agradable y terapéutico.

  El joven tenía una cara atractiva, pero el era muy delgado, así que lo hacía ver débil a primera vista. El vestía una playera hecha de piel de bestia y alrededor de su cuello tenia un colmillo blanco en forma de luna creciente. Su cabello alborotado era atado por un hilo de paja.

  El estaba sentado, ahí, con un pergamino hecho de decenas de pieles de bestia en sus manos. Él lo leía con fervor y sacudía la cabeza en desacuerdo algunas veces.

  “Desde la creación del mundo y del hombre, la Tribu Berserker ha existido y aun existe hasta la fecha… La gente que lleva el poder de los berserkers son conocidos como berserkers. Ellos pueden volar por los cielos, mover montañas y cambiar la marea del mar… Aquellos que tienen una Marca Berserker pueden leer el futuro y obtener el poder del sol, la luna y las estrellas… “Mientras el joven leía esto, suspiro.

  “Aun así, sin el Cuerpo Berserker, es imposible convertirte en un practicante de las Artes Berserker… Berserker… Berserker… Su Ming, es tu destino que solo puedas recoger hierbas y convertirte en un curandero común en la tribu. Convertirte en un Berserker que practique el Camino de los Berserkers es un sueño imposible.” El joven se burló de si mismo y bajo el pergamino. Después miro hacia la distancia y dejo que su mente vagara.

  Él había leído el pergamino un sinfín de veces. No podía memorizarse el contenido al revés, pero aun así lo conocía como la palma de su mano.

  “El cielo es redondo y la tierra es plana, como si no tuviera fin, sin fronteras…” Mientras Su Ming leía el texto murmurando, empezó a imaginarse el mundo como era descrito en el pergamino. Eventualmente, el cielo oscureció y las nubes oscuras empezaron a formarse en el cielo.

  El viento que lo rodeaba, también lo hizo más húmedo. Mientras se hacía paso a través de los arboles y hojas, creaba un sonido crujiente.

  Cuando Su Ming vio las nubes oscuras en el cielo, quedo aturdido momentáneamente.

  “¡Las predicciones del Anciano se están volviendo realidad! ¡La Saliva del Dragón Oscuro puede ser hallada hoy realmente!”  Los ojos de Su Ming brillaron y se levanto rápidamente, guardando el pergamino en su pecho. Agarro la canasta con su mano izquierda y la ato a su espalda. Después, con un movimiento sutil, agarro una cuerda y escalo hacia la cima de la montaña.

  El cuerpo frágil del joven cargo explosivamente hacia adelante con una fuerza tenaz. Se movía como un simio. Con un par de saltos, ya había recorrido una docena de metros en la distancia.

  Las nubes oscuras del cielo llegaron como olas y rugieron mientras venían. Era como si la ira de los dioses hubiera sido desatada en la cadena montañosa. Las nubes oscuras cubrieron los cielos completamente como si conectaran el cielo y la tierra, Cubrieron la tierra en oscuridad y se acercaron a la cadena montañosa rápidamente.

  Su Ming escaló aún más rápido y en el momento que las nubes se esparcieron sobre las montañas, llego aun lugar unas docenas de metros de distancia de la cima. Una piedra con forma extraña estaba ahí, parecía naturalmente formada. El centro de la piedra estaba hueco y había varios hoyos del tamaño de un puño en su superficie. Era como si el rey de las serpientes se hubiera estirado a través de las montañas.

  Por debajo de la piedra misteriosa había una piedra con forma de colmillo. La piedra era Horripilante a la vista. Era extraño porque era una protuberancia de la montaña, parecía que colgaba en el aire. Era muy difícil escalar esta piedra, a menos que uno pudiera volar.

  Su Ming se agarro de la cuerda con su mano izquierda y con su mano derecha agarro una pequeña botella de su canasta. La sostuvo entre sus dientes y lentamente se inclino en el sentido opuesto de la piedra. Se movió hasta que la cuerda a la cual se sostenía estaba tan estirada que se inclinaba con él. Después se agarro a las paredes de la montaña y pego su cuerpo a ellas. Levanto su cabeza hacia el cielo y miro a las nubes oscuras en el cielo. Sus ojos brillaron mientras su cuerpo estaba quieto.

  Después de un tiempo, las nubes cubrieron el cielo completamente y los truenos rugieron. El sonido era tan fuere, que pensó que se podía quedar sordo. El viento empezó a soplar despiadadamente, como si intentara mandar a volar la cadena montañosa del suelo. Los nudillos de Su Ming ya estaban de color blanco de agarrarse a la montaña en medio del huracán, pero se mantenía inmóvil. Fuerza brillo de sus ojos mientras continuaba viendo hacia el cielo.

 

  El huracán se hizo aun mas fuerte y las plantas de las montañas fueron desprendidas sin poderse resistir. El sonido del viento era como el sonido de los rugidos de una gran bestia. Hacia que todas las ramas rotas y hojas muertas volaran, causando que el lugar entero estuviera lleno de ramas y hojas volando alocadamente en el aire.

  Algunas ramas mas grandes e incluso algunas bestias pequeñas fueron levantadas por el huracán y subsecuentemente, arrojadas a la distancia. Los gritos de agonía fueron silenciados por el sonido del viento.

  Su Ming no iba a aguantar mucho tiempo mas en el huracán. El cielo estaba completamente cubierto de nubes oscuras. Con el sonido de los truenos, grandes gotas de lluvia cayeron del cielo. En ese momento, era como si el mundo estuviera cubierto por una gran cortina de agua.

  La lluvia persistía y se hacia mas fuerte cada minuto, pero Su Mingo se agarro fuertemente de la cuerda y su cuerpo se mantenía firme contra la pared de la montaña. No hizo nada para evadir ser empapado por la lluvia y se mantuvo tan inmóvil como siempre. Sus ojos se mantenían fijos en la piedra cobre la piedra con forma de colmillo.

  Paso una cantidad incierta de tiempo y la lluvia se seguía haciendo mas fuerte. El mundo estaba cubierto de lluvia y niebla. Bajo la presión de la lluvia, la piedra con forma de colmillo empezó a secretar un líquido negro.

  El liquido negro se mezclo con el agua de la lluvia y formo una corriente que fluía hacia abajo.

  Cuando Su Ming vio esto, sus ojos se llenaron de emoción, aun así, se mantenía inmóvil hasta que la secreción de liquido negro se hizo mas lenta y finalmente se convirtió en un color dorado impresionante. Su Ming entrecerró los ojos y sin dudarlo, se soltó de la montaña. Mientras se deslizaba hacia abajo, agarro la botella de su boca con su mano derecha.

  La cuerda en su mano izquierda ya estaba posicionada diagonalmente para empezar. Cuando se solo de la montaña, su cuerpo completo se columpio con la fuerza de la cuerda a una velocidad aterradora hacia la piedra con forma de colmillo.

  Su Ming llego junto a la piedra que parecía flotar con la ayuda de la cuerda. Esto fue gracias a la inclinación y la gran precisión con la que acomodo la cuerda. Con su mano izquierda, se agarro de la cuerda; y con la derecha, agarro la botella. Rápidamente puso la botella debajo de la piedra en forma de colmillo mientras se acercaba a ella. En el momento breve en el que la cuerda llego al zenit de su columpiada, empezó a ir de vuelta, alcanzo a llenar media botella con el líquido dorado.

  Aún así, en este momento, escucho un perforante chillido. Ciempiés negros del tamaño de cuatro o cinco brazos salieron de los muchos hoyos de la piedra misteriosa, abalanzándose ferozmente hacia el aun colgante Su Ming.

  Su Ming no estaba ni un poco sorprendido. En el momento que los ciempiés aparecieron, se soltó de la cuerda, cayendo a una velocidad aterradora, evitando el ataque de los ciempiés.

  “¡Xiao Hong!” Su Ming estaba cayendo a medio aire rápidamente, su cuerpo se puso rígido mientras sentía el huracán cortando ferozmente su cuerpo como hojas afiladas. Aun evitando el ataque de los ciempiés, se haría carne molida si caía en el suelo.

  Pero el no estaba asustado. Una sombra roja se apresuro hacia el precipicio del lado donde Su Ming esta cayendo. Atrapo a Su Ming una vez que llego a él. La sombra roja era un pequeño mono rojo. Estaba sonriendo y sus ojos estaban llenos de vida.

  El joven y su mono cayeron del precipicio con la cuerda. Era el mismo precipicio en el cual Su Ming estaba leyendo hace unos momentos. Los ojos de Su Ming estaban llenos de nerviosismo e inmediatamente guardo la botella que sostenía en sus manos.

  “¡Xiao Hong, tenemos que huir! ¡Tome demasiada Saliva de Dragón Oscuro esta vez! Huh, ¿Qué tienes en la mano?” Mientras Su Ming hablaba, vio una pequeña pieza de piedra negra en la pata del mono.

  La mirada del mono inmediatamente se puso aguda y escondió su pata detrás de él, silbando a Su Ming. Su Ming no se molesto e inmediatamente camino unos pasos antes de saltar y agarrarse aun pedazo de cuerda. Cayo rápidamente con el mono.

  Detrás de ellos, sonidos chillantes llenaron los cielos y los ciempiés negros los siguieron mientras tomaban velocidad bajando por la montaña. Eran como numerosas líneas negras cayendo, persiguiendo incansablemente al par.

  El pequeño mono rojo silbo hacia Su Ming y se movió constantemente. Ocasionalmente, se volteaba a ver a los ciempiés que los perseguían, su mirada llena de terror e ira.

  “No es como si fuera la primera vez que huimos. Esos dragones negros no bajaran de la montaña aun así, así que deja de fingir. Mismas reglas, te daré la mitad de la Saliva de Dragón Oscuro.” Aunque Su Ming estaba huyendo a una velocidad impresionante, su tono era relajado. Una vez que hablo, el mono inmediatamente sonrió, haciendo obvio que solo estaba fingiendo.

  El hombre y el mono estaban familiarizados con la cadena montañosa. Por alguna razón, los ciempiés no viajarían a ciertos lugares, en vez, irían alrededor de ellos. Por ende, mientras Su Ming y su mono no eran tan rápidos como los ciempiés, ellos elegirían saltar hacia abajo y agarrarse de una cuerda. Después de hacerlo unas cuantas veces, lograron escapar de la montaña y desaparecieron en el bosque.

  Como era esperado, los ciempiés no salieron de las montañas. Después de unos cuantos chillidos de ira, regresaron a su montaña disgustados.


Las nubes oscuras se fueron tan rápido como llegaron. Después de un par de horas, la cadena montañosa regreso a la normalidad.

  Su Ming y el mono se hicieron paso hacia los bordes del bosque. Para entonces, ya era de noche. Había unas tenues bolas de fuego a la distancia, todas pertenecían a la tribu de Su Ming.

  “Ya te di tu parte, ¿aún quieres más?” Su Ming estaba completamente empapado cuando salió del bosque, pero no le importaba. En vez, sonrió levemente mientras miraba al mono siguiéndolo con esperanza en los ojos.

  Este mono era muy inteligente. Su Ming lo encontró por pura casualidad hace tres años mientras paseaba por las montañas. Incluso tuvieron una pequeña pelea, se hicieron mejores amigos.

  El mono parpadeo y se rasco la cara, revelando un poco de indecisión. Pero rápidamente le dio a Su Ming la pieza de piedra negra que no quería soltar, mostrando su intención de cambiarla por un poco mas de Saliva de Dragón Oscuro.

  “Está bien, te daré un poco más, pero no quiero esa estúpida piedra. Te la puedes quedar.” Su Ming sonrió y tomo una pequeña botella de la canasta y se la dio al mono.

  El mono rápidamente la tomo y le dio una bocanada. Su cara mostró un total encanto. El mono se tambaleo un poco y eructo. Le lanzo la pieza de piedra junto a la botella a Su Ming y salió corriendo de regreso al bosque.

  Su Mingo miro la pequeña y vacía botella y sonrió ligeramente. Guardando la botella en su canasta de nuevo, puso toda su atención en la pequeña piedra negra.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario