DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

lunes, 24 de septiembre de 2018

ISSTH Capítulo 1107: Meta: ¡Número Uno en el Escalón!

ISSTH Capítulo 1107: Meta: ¡Número Uno en el Escalón!



La cara del cultivador se retorció y los gritos de dolor resonaron en todas direcciones. Todos los que los escucharon se conmocionaron hasta el fondo, y apenas podían siquiera imaginar cómo tal dolor podría ser posible. Era algo casi más allá de la descripción. [1. Tengo que ser honesto acerca de algo. En el chino original, en realidad dice que la sensación es imposible de describir. Sin embargo, la siguiente oración proporciona una descripción. Insertamos hábilmente la palabra "casi" para asegurarnos de que todo tenía sentido ...]

En el mejor de los casos, podría decirse que se sintió como una mano metida en su cerebro y revolviendo violentamente. La sangre salpicó de la boca del cultivador, y de repente se puso tan rígido como una tabla. Él estaba muerto.


A pesar de su muerte, su cadáver todavía se adhería a la mano de Meng Hao, y no cayó al suelo.


Después de algunas respiraciones de tiempo, los ojos de Meng Hao brillaron.


"Lin Cong, ¿eh ...? ¡Así que convertiste a tus cuatro seguidores en doppelgängers para tratar de lanzar treta sobre mí! "Bajó la mano, y el cadáver del cultivador cayó al suelo. Antes de que pudiera aterrizar, Meng Hao se había lanzado a la distancia.





Envió su sentido divino a un área amplia, buscando la verdadera forma de Lin Cong. Sin embargo, la técnica mágica de Lin Cong era extraña, y Meng Hao no podía encontrar debilidades en ella. Las cuatro figuras restantes se alejaron rápidamente en diferentes direcciones. Otra cosa extraña era que sus auras se estaban desvaneciendo lentamente. No pasaría mucho tiempo antes de que desaparecieran por completo del sentido divino de Meng Hao.

El plan original de Lin Cong había sido garantizar que no hubiera ninguna aura para que Meng Hao detectara en absoluto. Si pasaba el tiempo buscando, a lo sumo, encontraría los cuatro cultivadores con los que había cambiado de cuerpo.


Sin embargo, Lin Cong nunca pudo haber predicho que Meng Hao llegaría a la Cuarta Nación tan rápido. En lugar de cruzar a través de las otras naciones, había elegido pasar directamente sobre el templo central.


¡Eso formó una falla en su plan!


Sin embargo, todo podría resolverse mientras pasara el tiempo suficiente. Meng Hao dio un resoplido frío. Dio unas palmaditas en su bolsa de tenencia, y numerosos diablillos de vaina negra  salieron volando, que envió gritando en todas direcciones. Eran como flechas negras de rayos, emanando auras asesinas.


Bajo el control del sentido divino de Meng Hao, se lanzaron en persecución, mientras que Meng Hao no hizo nada. Él no persiguió en absoluto. Simplemente flotaba allí en el aire sobre la Cuarta Nación, equidistante de todas las versiones de Lin Cong que huían.




Su método para determinar cuál era Lin Cong fue simple. Solo esperaría a ver qué sucedía cuando los diablillos de vaina negra intentaron poseer las cuatro figuras diferentes. El éxito o el fracaso no importaban; De cualquier manera, obtendría algunas pistas.

Pronto, levantó la vista.


"¡Te tengo!", Dijo, desapareciendo.


Mientras tanto, cerca de la frontera entre la Cuarta y la Tercera Nación, Lin Cong tenía una mirada extremadamente desagradable en su rostro. Estaba rodeado por más de diez diablillos de vaina negra gritando, todos los cuales intentaban poseerlo.


"¿¡Qué son estas cosas !?" Lin Cong tenía una poderosa base de cultivo, pero en este momento, estaba reducido a aproximadamente el sesenta por ciento de su poder. En cuanto a los diablillos de vaina negra, su técnica de posesión era extraña. Si fallaban, lo transformarían en un agudo ataque de sentido divino al que Lin Cong estaba teniendo dificultades para lidiar. Una sensación de crisis mortal brotó en él, y comenzó a temblar.


A medida que la sensación de muerte inminente se hizo más fuerte, comenzó a temblar aún más violentamente.




"¡NO voy a morir aquí!" Lleno de remordimiento, envió un viento poderoso que soplaba para ahuyentar a los diablillos de vaina negra aparentemente imposibles de matar. Luego apretó los dientes y, a pesar de su forma debilitada, ¡volvió a desatar su magia Paragon!

La Santa Calavera de Réquiem se materializó frente a él, no como una forma de atacar a los diablillos, sino como un medio para tratar de encontrar una salida a su situación actual.


La cara de Lin Cong se puso pálida cuando se dio cuenta de que no había tal salida.


"¡Imposible! ¡El cielo nunca corta todos los senderos! ¡Siempre hay esperanza en cada situación! "Los ojos brillaron con una mirada feroz, se mordió la punta de la lengua, haciendo que su cuerpo se marchitara rápidamente. Su cabello incluso se puso blanco.


Fue con todo, sacrificando incluso su longevidad en un intento de obtener su magia Paragon para revelar un medio de escape.


Se oyeron estruendos, y el cuerpo de Lin Cong continuó marchitándose, cuando finalmente, encontró lo que estaba buscando en la Santa Calavera de Réquiem. Después de que lo vio, se quedó boquiabierto en estado de shock, luego, riendo maniáticamente, golpeó brutalmente su propio pecho. Una gran mancha de sangre brotó, y luego cayó al suelo.




Su risa se volvió más y más intensa mientras giraba, una mirada de determinación en su rostro. Luego empujó su dedo sobre su frente, enviando un temblor a través de su cuerpo. Sus ojos de repente se volvieron borrosos, pero rápidamente se volvieron a aclarar. Echó un vistazo a la Santa Calavera de Réquiem y se dio cuenta de que ahora estaba perdiendo algunos de los recuerdos que había tenido antes. Expresión seria, se dirigió a lo lejos.

En poco tiempo, estaba una vez más rodeado de diablillos de vaina negra. Al mismo tiempo, un largo haz de luz apareció en el aire no muy lejos, irradiando una intención asesina.


"¡Lin Cong!", Rugió Meng Hao, su voz retumbó como un trueno lleno de poder celestial, causando que Lin Cong temblara. Su sentido divino fue bendecido con el veinte por ciento del flujo de Qi del Reino Azotado por el Viento, transformando su voz en un trueno del Cielo, y rodeando su cuerpo con un lago de rayos.


Lin Cong estaba casi ensordecido por la voz de Meng Hao. Su mente giró, y la sangre brotó de su boca. Después de reformar su cuerpo, solo poseía el sesenta por ciento de su base de cultivo original, lo que hacía muy difícil usar su magia Paragon. De hecho, desperdiciando su longevidad y su fuerza de vida de la misma forma acababa de causar que su base de cultivo cayera aún más, hasta que solo alcanzó el treinta por ciento de su fuerza original.


No importaba lo fuerte que fuera antes. Con una base de cultivo así, era como una vela que parpadeaba en el viento. La mera voz de Meng Hao sacudió su corazón y le hizo salir sangre de la boca. No había nada que pudiera hacer para defenderse.




Todo lo que podía hacer era gritar miserablemente, y mirar hacia arriba con una expresión inflexible.

Odiaba a Han Qinglei, y odiaba el hecho de que había tratado avariciosamente de arrebatar el Sello del Mundo de la Octava Nación. El resultado final fue una ruina completa.

Él también odiaba el destino. La velocidad de la persecución de Meng Hao había arruinado todos sus preparativos. Todo lo que había necesitado era otra hora, y luego habría desaparecido sin dejar rastro.

Pero ahora, todo había cambiado, y no había nada que él pudiera hacer al respecto.

"Los Cielos quieren destruirme? ¡Bien, no estoy dispuesto a morir por tu mano, Meng Hao! "Lin Cong comenzó a reír, una risa estridente y alta.

"¿Quieres saber sobre Xu Qing, bueno ... vamos?", Gritó mientras flotaba en el aire. "¡Busca en el alma si quieres, saca la información de mi cerebro! ¡No me importa!

"¡Solo quiero que me des una muerte honorable!" Estaba en el Escalón, y el segundo en poder solo tras el cultivador del Escalón de la Primera Montaña.




Era un sol ardiente en la Cuarta Montaña, y era una persona orgullosa. Incluso si muriera, ¡quería morir con honor!

Meng Hao disparó hacia él como un rayo. Sin la menor vacilación, extendió la mano y colocó su mano sobre la cabeza de Lin Cong.

Meng Hao no creería nada de lo que Lin Cong le contó sobre Xu Qing; ¡Necesitaba verlo por sí mismo!

Desató su magia de Búsqueda del Alma, vertiendo su sentido divino en el cerebro de Lin Cong. Las imágenes de la vida de Lin Cong pasaron por su mente hasta que finalmente, ¡vio a Xu Qing!

Ella realmente se veía exactamente igual que antes de entrar a la reencarnación. Ella no era la mujer más hermosa del mundo, pero su rostro estaba grabado eternamente en el corazón de Meng Hao.

Lin Cong tembló por el dolor indescriptible. Apretó los dientes con fuerza, y no gimió ni se quejó en absoluto. Sus ojos comenzaron a desvanecerse, y su cuerpo temblaba. Sin embargo, su mente subconsciente ... exigió honor!




Un momento después, Meng Hao levantó su mano, y la sangre brotó de la boca de Lin Cong. Su expresión estaba en blanco, y su cuerpo aún temblaba. Su mente se había ido, y aparentemente, lo único que le quedaba ... era su honor.

Meng Hao no dijo nada. Ahora sabía que cuando Lin Cong había dicho que Xu Qing moriría si lo hiciera, había sido una fabricación completa. En realidad, Meng Hao ya había llegado a la conclusión anterior de que tal cosa no era posible.


Echó otro vistazo a Lin Cong, luego retiró su mano y le tocó la frente. Un poder masivo fluyó a través de él, borrando cualquier vida que quedaba. Lin Cong se estremeció, y por un breve momento, sus ojos se volvieron brillantes y lúcidos. Luego los cerró ... y murió.


Su cadáver cayó al suelo, pero Meng Hao le arrebató la bolsa de tenencia. Dentro estaba el Sello del Mundo de la Cuarta Nación.


"Qing'er ..." murmuró, "entonces, eres un discípulo de Ksitigarbha, en la Cuarta Montaña ...


"Solo espérame, Qing'er. ¡Una vez que salga de este Reino azotado por el viento, iré por ti! "Luego se volvió y desapareció en un destello de luz.


Dejó la Cuarta Nación, atravesó la región del templo 
central y entró en la Novena Nación. De repente, un temblor lo recorrió, y se volvió para mirar a la Cuarta Nación.



"¡Algo esta mal! Maté al cultivador del Escalón de la Cuarta Montaña. De acuerdo con la ley natural del Reino Azotado por el Viento, ¿no debería ser recompensado por romper un récord previo ...? "Apartando sus pensamientos de Xu Qing, de repente revisó todo lo que había pasado con Lin Cong. Finalmente, sus ojos se agrandaron.

Luego golpeó su bolsa de tenencia y produjo una nota promisoria. Después de mirarla detenidamente, confirmó que era la nota promisoria de Lin Cong, y de repente sonrió.

"Definitivamente, estas personas merecen estar en el Escalón. Han Qinglei tenía sus planes, y Lin Cong sus tramas. Parece que realmente matarlos no será fácil.

"Entonces, no estás muerto, Lin Cong. Sin embargo, no tendrás posibilidades de alcanzar prominencia aquí en el Reino Azotado por el viento. ¡Te verás obligado a esconderte de mí, sin atreverte siquiera a asomar la cabeza!



"Puede que no pueda localizarte y matarte, pero he masacrado su corazón. ¡He plantado una sombra allí, asegurándome de convertirme en tu diablo interno!

"No eres el primero, ni serás el último. El Reino Azotado por el Viento ... es el lugar donde YO, Meng Hao, se destacará en las Nueve Montañas y Mares. ¡Me levantaré a la prominencia en el Escalón!

"Cuando salga de este lugar, lo haré como ... el número uno en el Escalón". No regresó a la Cuarta Nación para seguir buscando a Lin Cong. La vida o la muerte de Lin Cong ya no le concernían. Con el estatus que Xu Qing tenía actualmente en la Cuarta Montaña, ella no era alguien con quien se pudiera jugar fácilmente.

Meng Hao brilló por el aire hacia el Monte del Sello Blanco. ¡Después de todos sus años practicando la cultivación, fue solo durante estas batallas que gradualmente había formado un estilo único y dominante que era completamente suyo!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario