DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

lunes, 3 de septiembre de 2018

COS Libro 3, Capítulo 25

Dedicación (3)

El Duque Lobo Huargo fue gravemente herido en la guerra contra el Ducado de la Roca Blanca. Sería casi imposible para él obtener incluso un esqueleto draconico más , olvida tres.


Dada la tasa actual de progreso de Richard y un poco de suerte, se convertiría en duque en una década. Eso naturalmente le daría los medios para obtener suficientes ofrendas. Sin embargo, él estaba impaciente.


Flowsand suspiró levemente, dos escenas sonando frente a sus ojos. La maga 
legendaria Sharon, flotando en un vacío sin fin. La chica bárbara Mountainsea, cargando hacia un ejército entero con entusiasmo. Richard había visto originalmente estas visiones durante su última ceremonia de sacrificio a través del poder del tiempo. Cuando accedió a contarle, no tuvo que decir una palabra; ella misma había sido capaz de presenciarlas a través de una resonancia del poder del tiempo.

Flowsand estaba inusualmente amargada por las imágenes que se habían revelado. Originalmente había pensado en seguir adelante después de una sola mirada, pero había visto más de lo que quería.


(nooo no hagas nada precipitado flowsand :C)

Las visiones rotas en su cabeza eran mucho más claras para ella. Hubo una tercera visión, una de guerra furiosa contra un cielo hermoso y estrellado. Enemigos de distintas formas y tamaños salían del vacío, y a pesar de los mejores intentos de Richard para resistir con su ejército, había demasiados. Sus hombres cayeron uno tras otro, dejándolo solo. Encontró su propio final, atrapado por una docena de enemigos que eran más fuertes que él. Sus ojos estaban llenos de pesar e ira.

Si tan solo ... Si solo tuviese más poder; la situación podría evitarse por completo.


Flowsand también había visto una visión de sí misma. Miles y millas de distancia, ella estaba en medio de una gran coronación. Una simple corona descansaba sobre su frente, dándole el poder de un Papa. Ella pronto tendría la autoridad para ordenar a la Iglesia en guerras seculares. Sin embargo, la guerra que había comenzado desde la revelación de un nombre 
verdadero ya había llegado a su fin.

"Si me vuelvo más fuerte ... ¿Seré capaz de cambiar el futuro?", Se preguntó a sí misma.


Una jovencita suspiró levemente, borrando todas las imágenes de su mente y regresando a su habitación. Ella ya había esperado este resultado, pero se había negado a ser convencida todavía.




Sus experiencias agotadoras en este plano desconocido terminarían en el momento en que regresaron a Norland. Richard era el joven más prometedor de la familia Archeron, destinado a incursionar en innumerables planos. Ella seguiría siendo una de las mejores sacerdotisas del Dragón Eterno. Sus caminos estaban destinados a divergir.

Flowsand regresó a su habitación, cerró la puerta con cuidado y estableció una barrera divina que también podría bloquear las auras. Si Richard venía, sabría que estaba haciendo algo importante y esperaría a que ella terminara antes de que él regresara.


No habría problemas si alguien fuera testigo de su próximo ritual. Sin embargo, no quería que Richard lo mirara; si llegara a saber, sin duda sería interrumpido.


Ella colocó el Libro del Tiempo en un modesto altar, abriéndolo a una página específica y comenzando un canto. El libro derramó un brillo divino al momento siguiente, misteriosas runas emergiendo en las páginas en blanco. Una simple y desolada plataforma de luz se construyó en el aire, permitiéndole a uno colocar ofrendas.


Flowsand vaciló por un momento, pero finalmente estiró su mano y la apoyó en el altar. Su voz era suave pero resuelta, "Yo, Alba Flowsand, prometo entregar mi vida al noble Dragón de la Eternidad y la Luz. ¡La Iglesia del Dragón Eterno será siempre mi hogar! "


(ha llegado lo que más me temía???)

Un intenso resplandor surgió del libro en el momento en que ella terminó la frase, brillando sobre ella. Se volvió translúcida bajo la iluminación de la luz divina, la marca entre sus cejas repentinamente palpitando con un dolor insoportable cuando comenzó a cambiar. El poder del tiempo inundó todo, cada línea se expandió a medida que la runa crecía cada vez más intrincada. Hilos dorados de tiempo se arrastraron alrededor de la cabeza de Flowsand, finalmente envolviéndolo por completo.

Este era el poder de un voto hecho a un dios. Si Flowsand alguna vez rompió su juramento, el poder divino interno la destruiría por completo.


Los poderes del título de Flowsand se mejoraron con la afluencia de poder. La precisión de su evaluación se incrementó, mientras que el costo del Susurro del Tiempo se redujo drásticamente. La Lente del Tiempo también fue fortalecida, ahora más efectiva contra los seres que tenían un nivel más alto. Ella ahora podía conjurar el hechizo en seres seis niveles más altos mientras que la duración también aumentaba.


El fortalecimiento de su título fue una de las bendiciones que recibió a cambio de su vida. Una enorme cantidad de gracia divina comenzó a inundarse desde todas las direcciones, coagulándose en una enorme bola de energía de tiempo. Todo tipo de siluetas brillaban en su interior, varias bendiciones y regalos presentes en abundancia.


Esto fue una bendición para los devotos, pero el costo fue enorme. Tan enorme, de hecho, que era insoportable.




En la superficie, parecía común para aquellos del clero comprometer su vida a su dios. La relación de Flowsand con Richard tampoco cambiaría mucho; aún podían hacer lo que quisieran. Incluso podría continuar luchando a su lado en la miríada de planos siempre que no hubiera conflicto con la Iglesia. Lo único que cambió fue el destino de su alma, de su misma existencia; ella cambió de alguien al lado de Richard a un sirviente del Dragón Eterno.

Sintió una repentina punzada en el corazón al ver la energía que se coagulaba ante ella. Era tan doloroso que no podía respirar, cada hebra de energía cortaba profundas heridas en su corazón.


Ella no sabía por qué las cosas eran así, cuando las cosas habían cambiado. Su primer encuentro fue en su carruaje en el camino para recoger algunos esclavos. Sus primeros pensamientos sobre este joven aprendiz de maestro de runas fueron que era guapo y brillante, pero justo después llegó su empobrecido estado; una característica de los Archerons. Alguien que se preparaba para una guerra planar solo tenía un contrato de alma y una cantidad patética de rollos de esclavitud. Apenas tuvo dos docenas de soldados, mientras que todos sus gastos fueron pagados por la Iglesia.


En silencio, ella tuvo un cambio de corazón.


Ay.


Flowsand suspiró en silencio, buscando la bola de la gracia divina. El ritual fue completo, inalterable. Dedicarse al Dragón Eterno era una aventura modesta y directa, que carecía de mucha extravagancia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario