DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

sábado, 11 de agosto de 2018

SOTR Capítulo 1147: Una Formación de Sangre

SOTR Capítulo 1147: Una Formación de Sangre



"Hmph. ¡Están aquí mucho antes de lo que esperaba!", Murmuró para sí mismo el maestro de veranda con una sonrisa siniestra. Dio unas palmadas y convocó lengua tras lengua de llamas rojas carmesíes alrededor del altar, inundando la zona con una funesta aura.

El maestro de Veranda sonrió. "Xing'er, algunas ratas grandes intentan traspasar. Debo mostrarles algo de hospitalidad. Por favor discúlpeme por un segundo. No te preocupes, somos marido y mujer después de todo. Te cuidaré bien después de tratar a los bichos. Te aliviaré de tu virginidad y tendrás un buen rato antes de que mueras ".


Wei Xing'er se sintió extremadamente disgustada cuando escuchó esas palabras pervertidas. "¡Cui Yu, bastardo inescrupuloso! ¡Los cielos te castigaran algún día! "


"¡Jajaja! Si los cielos realmente tuvieran ojos, ¡nunca habrían dejado que el clan Yan se hiciera cargo de la Región Media Gran Escarlata! ¡Los humanos despreciables deberían haberse extinguido hace mucho tiempo! "El maestro de Veranda se rió siniestramente y desapareció en el aire con un destello de su figura.


Jiang Chen estaba escondido en un rincón oscuro y no sintió el menor alivio cuando vio al maestro de Veranda irse. Las acciones extrañas le habían dado un sentimiento ominoso. ¿Qué quería decir exactamente el maestro de Veranda?




Humanos despreciables? ¿Esto significa que él no es un cultivador humano? Esas dos palabras enviaron un escalofrío a la espina dorsal de Jiang Chen. No pudo evitar vacilar luego de escucharlo. Wei Xing'er estaba justo en frente de él. ¿Debería o no debería salvarla? Al final, decidió hacer lo correcto.

Aunque el maestro de Veranda no había llegado lejos todavía, tenía que salvarla ahora ya que esta era la única oportunidad. Apareció en la zona y se lanzó a Wei Xing'er con el Escape Meteorico del Kunpeng y se abrió paso a través de las cadenas de su pierna con la Espada Divina Pentacolor.

Wei Xing'er quedó estupefacta por el giro inesperado de los acontecimientos. "Tú…"

Jiang Chen hizo un gesto de barrido. "No hables. Ven conmigo."

Wei Xing'er inspiró profundamente cuando escuchó la voz de Jiang Chen. "T-tú ... ¿cómo me has encontrado? ¿No te dije que no vinieras?"





Jiang Chen respondió suavemente. "Tenía la sensación de que no consumirías el polvo, así que tenía un plan de respaldo. Deja la conversación para más tarde. Hay algo muy desagradable sobre el maestro de Veranda. No estamos seguros aquí ".

Wei Xing'er asintió. Su vida era más importante que las respuestas. "¡Es un lunático! Vamos a escapar ahora! ¡Ese pervertido no está bien en la cabeza!"


De repente, una risa siniestra resonó en el aire.


"En efecto. Soy un pervertido con algo muy malo sobre mí. ¡Jajaja! Wei Xing'er, ¡eres más encantadora de lo que esperaba! ¿Alguien vino a salvarte? ¡Esto está realmente fuera de mis expectativas! "Cuando la risa se calmó, el maestro de Veranda apareció de repente en las regiones exteriores del altar como un fantasma. Miró a Jiang Chen y Wei Xing'er como si fueran presas. La leve sonrisa en su rostro transmitió completamente su sed de sangre.


El color desapareció de la cara de Wei Xing'er cuando el maestro de Veranda reapareció. Ella inmediatamente apartó a Jiang Chen. "¡Vete! ¡Déjame!"


No sabía lo que el maestro de Veranda estaba planeando, pero lo entendía lo suficientemente bien como para saber que estaba tramando algo muy malo.


"¿Irse?" El maestro Veranda sonrió suavemente. "¿Realmente puedes escapar de mí?"




Su rostro se oscureció mientras miraba a Jiang Chen. "Mocoso, ¿quién eres tú? ¿Cómo contactaste con ella debajo de mi ojo? ¡Esta moza es mucho más una tentadora de lo que pensaba! ¡De hecho, hay hombres que arriesgan sus vidas por ella!"

Wei Xing'er estaba abrumada por el temor y la ansiedad. Sabía por la voz del maestro que estaba completamente furioso, ¡que sus siguientes pasos eran cometer asesinatos!


Jiang Chen sonrió suavemente. "Maestro de Veranda, debes estar muy satisfecho de ti mismo por haber ideado estos planes. Sin embargo, ¡probablemente no se dé cuenta de que sus cuatro protectores lo están viendo como una tajada de carne! ¡La familia real y las tres grandes sectas ya te han puesto los ojos encima! ¿Todavía crees sinceramente que puedes reclamar el trono de Gran Escarlata?


Jiang Chen pensó que sus palabras enfurecerían al maestro de Veranda, pero este último no pareció verse afectado en absoluto. De hecho, su sonrisa estaba incluso teñida de burla.


"¿Familia real? Tres grandes sectas? ¿Y qué? Mis esquemas y tramas fueron todo por el bien de este día! ¡Estaría aún más decepcionado si no vinieran! ¡He planificado todo meticulosamente para atraerlos aquí!"




"¿Qué?" Wei Xing'er y Jiang Chen se sorprendieron.

Jiang Chen ya había sospechado que el maestro de Veranda estaba tramando algo después del primer ataque a Wei Xing'er. Su pregunta simplemente había sido una investigación para desenterrar los verdaderos motivos del maestro. La respuesta confirmó su sospecha de que todo formaba parte de un plan mayor.


El plan era muy meticuloso y bien hecho y en realidad tenía planes dentro del plan. Utilizando un avance de cultivo como fachada, el maestro de Veranda dejó migas de pan y reveló el tesoro en un reino secreto en el momento más apropiado. Él estaba echando comida para atraer peces a la red.


Cada parte estaba conectada a otra y, en general, estaba muy intrincadamente tejida. Jiang Chen no sabía cómo el maestro de Veranda planeaba lidiar con el ataque de la Región Media Gran Escarlata, pero la confianza de este último era un claro indicador de que todo había sido considerado.


La familia real y las tres grandes sectas creían que se habían infiltrado con éxito en Veranda Esmeralda Resplandeciente y que habían accedido a los secretos del maestro de Veranda, pero en realidad las tablas habían sido volteadas hace mucho tiempo.




Jiang Chen miró fríamente al maestro de Veranda. No quería participar en la pelea de perros entre la gente de Gran Escarlata. Preferiría quedarse a un lado y ver la pelea pasar si las circunstancias lo permitían. Sin embargo, no pudo evitar sentir una sensación de peligro frente a él.

El maestro de Veranda sonrió tranquilamente a Jiang Chen. "Maldición, estoy un poco impresionado. ¡Ser capaz de mantener la calma en estas circunstancias es un talento en sí mismo! Todos los demás han ido por el tesoro de atributo tierra, sin embargo, tu estas aquí. ¿Tal vez amas a las mujeres más que al poder?"


"Cui, ¿de verdad crees que la victoria está cerca?" Jiang Chen sonrió fríamente.


"¿No es ese el caso?" El maestro de Veranda habló en un tono burlón, como un cazador engañando a su presa.


"¡Hmph! ¡Veremos entonces! "Jiang Chen agarró la cintura de Wei Xing'er y activó el Escape Meteorico del Kunpeng en acción. Se transformó en un destello de luz y disparó a las afueras.


"¡Hmph! ¡Eres más rápido de lo que pareces!" El maestro de Veranda sonrió indiferente e hizo un gesto amplio. Una bandera roja carmesí apareció de repente en sus manos.




Cuando la bandera ondeó, un mar de sangre emergió del aire y selló el área circundante. Jiang Chen fue rápido, pero el océano sangriento fue más rápido. Estaba a punto de liberarse cuando las olas rugieron hacia él.

La luz sangrienta era extremadamente corrosiva y podía disolver instantáneamente la carne de un cultivador. Jiang Chen sintió que un escalofrío le recorría la columna al acercarse. Agitó sus mangas y barrió la luz justo antes de que lo golpeara. Él no tenía miedo a la luz corrosiva. Simplemente estaba preocupado de que el cuerpo de Wei Xing'er no fuera capaz de manejarlo.


Continuó intentando escapar, pero no importaba cuánto lo intentara, el océano siempre estaba un paso por delante de él y bloqueaba su ruta. Oleadas de luz sangrienta materializadas y desmaterializadas en las regiones exteriores. Destellaron como un cielo rojo, impartiendo una siniestra sensación de fatalidad. Las ondas rojo sangre habían sellado por completo el área alrededor del altar.


Jiang Chen siguió intentándolo, pero se dio por vencido al final y regresó a un rincón del altar.



"Mocoso, eres bastante rápido. Es lamentable que no fue lo suficientemente inteligente. ¿Por qué vendrías aquí aunque supieras que solo te espera la muerte? "Se burló el maestro de Veranda.

Jiang Chen miró solemnemente a la luz sangrienta a su alrededor. Sabía que era una formación muy avanzada y probablemente estaba impulsada por el altar.

Si activaba por completo su Cuerpo de Demonios y 
Dioses y lo incorporaba al Escape Meteorico del Kunpeng, estaba un noventa por ciento seguro de poder liberarse. Sin embargo, si tuviera que llevar a Wei Xing'er con él, la probabilidad bajaría hasta el diez por ciento. Tener otra persona realmente no afectaba su velocidad, pero le preocupaba que el cuerpo de Wei Xing'er no fuera capaz de soportar la erosión.

"Cui, esta formación de sangre es un arte demoníaco. Debes haber vendido tu alma a los demonios. "La voz de Jiang Chen era fría y premonitoria.

El maestro de Veranda fue ligeramente sorprendido. "T-tú ... ¿quién eres exactamente? Parece que sabes mucho ".




Jiang Chen asintió. "Como se esperaba. ¡Pensar que un seguidor demoníaco aparecería fuera del Dominio Eterno! Cui, de ahora en adelante, serás el enemigo común de todo el dominio humano!"

"¡Jajaja! ¿Humanos?" El maestro de Veranda estalló en una risa salvaje. "¿Qué hay de bueno en ser humano? ¡La raza humana debería haberse extinguido hace mucho tiempo! ¡El poder de los antiguos demonios es conocido en todos los planos celestiales! ¡Mientras la llama sagrada continúe ardiendo, la raza demoníaca nunca morirá!"


"Una rana en un pozo". Jiang Chen dijo desdeñosamente.


De hecho, la raza demonio era una de las razas más poderosas entre los planos celestiales. Eran luchadores naturales con una línea de sangre extremadamente invasiva que podría transformar a la mayoría de las otras razas en un demonio. Sin embargo, llamarlos incomparables bajo los cielos era una clara exageración. Hubo muchas razas que fueron igual de fuertes, si no más fuertes que ellos.


La raza demonio solo era notoria por su fuerza debido a su agresividad. Las razas comunes no podían evitar temblar de miedo cuando escucharon sobre los demonios. Ocasionalmente, este miedo se transformaría en una adoración sin sentido. El maestro de Veranda fue un buen ejemplo. Era humano, pero había sido presa del lavado de cerebro del demonio y se había convertido en su fiel seguidor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario