DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

domingo, 19 de agosto de 2018

ISSTH Capítulo 1041: El Origen

ISSTH Capítulo 1041: El Origen



No me provoques!

Meng Hao en realidad no dijo las palabras, pero en base a todo lo que había dicho, el mensaje a todos sus enemigos era claro:

No me provoques!

Si lo haces, ¡prepárate para lidiar con las consecuencias!

Hoy, maté a un cultivador Demoníaco y capturé 33 más. Bueno, entonces ... si te atreves a provocarme mañana, haré lo mismo. Y si me empujas aún más, entonces daré la vuelta a la mesa y realmente causaré una escena.

Las corrientes del sentido divino del Reino Dao se desvanecieron. El primer día de Meng Hao en el Mundo de Dio de los Nueve Mares fue un día en el que su nombre se extendió por toda la secta. Todos los discípulos escucharon sobre lo sucedido, dejándolos con una profunda impresión.

Fan Dong'er miró profundamente a Meng Hao por un momento, pero no dijo nada. Su expresión de antes, en la que se regocijaba por su desgracia, había desaparecido por completo. Ahora, su miedo hacia él estaba aún más enraizado.




El odio de los cultivadores demoníacos todavía estaba allí, pero Meng Hao había establecido su posición en la secta. Todavía no estaba seguro de por qué lo odiaban tanto, pero no importaba; él ya había asegurado su posición. No había un solo cultivador Demoníaco en toda la secta que se atreviera a actuar en su contra.

Nadie en el Reino Inmortal era su rival. Él había castigado al Reino Antiguo, e incluso el Reino Dao fue intimidado por él. La gloriosa escena en la que reveló su aterrador origen hizo que los cultivadores Demoníacos no solo le temieran, sino que también estén celosos de él y que maldigan su arrogante y despótica exhibición.


Ling Yunzi se fue con Meng Hao a remolque. El resto de los cultivadores se dispersaron gradualmente. Cuando la visión de Meng Hao se aclaró, él estaba en una cordillera en las profundidades del Mundo de Dios de los Nueve Mares.


Su ubicación actual era una montaña, la mitad superior estaba cubierta de nieve; el frio gélido era evidencia de la fuerza de la energía del Cielo y la Tierra aquí. A pesar de que el Mundo de Dios de los Nueve Mares estaba en el fondo del mar, toda la masa terrestre estaba rodeada por un enorme escudo invisible que impedía el paso del agua de mar. Sin embargo, la presión masiva ejercida por el Noveno Mar todavía estaba allí.


En la cima de la montaña había un templo, que era donde Ling Yunzi estaba llevando a Meng Hao. Tan pronto como entró, vio que había otras dos personas sentadas allí con las piernas cruzadas.



Una de ellas era la vieja de antes. Vestía una larga túnica gris, y su cara era una masa de arrugas. Su cabello era largo y blanco, y su expresión arcaica, como si hubiera existido por muchos, muchos años. Sus ojos brillaban con una sabiduría que parecía indicar que podía ver a través de los corazones de los hombres.

Por supuesto, los expertos del Reino Dao eran todos excéntricos con una vasta experiencia y personalidades únicas. Podían decir que las amenazas previas de Meng Hao no habían sido más que explicaciones sobre sus antecedentes. Sin embargo, él los había hablado intencionalmente y luego los dejó colgando en el aire con suspenso. Al final, realmente no importaba si los expertos del Reino Dao le creían completamente o no, lo importante era sembrar semillas de duda y miedo en sus mentes.


Al lado de la vieja estaba un viejo de rostro inexpresivo, vestido con una túnica verde. Mientras estaba sentado allí con las piernas cruzadas, su mirada recorrió a Meng Hao, aparentemente midiéndolo.


Sus ojos parecían contener una agudeza, una habilidad para sondear minuciosamente cada aspecto de Meng Hao. Sus ojos se detuvieron por un momento en la frente de Meng Hao, y sus ojos brillaron.




Bajo la mirada del viejo, Meng Hao sintió que su base de cultivo involuntariamente giraba, y de repente, su frente parpadeó cuando apareció la marca del Escalón.

Cuando el viejo vio la marca, él asintió y miró hacia otro lado.

"Meng Hao", dijo la vieja, sonriendo, "puedes llamarme Abuela Nueve". Su expresión fue amable mientras hablaba con Meng Hao.

"En cuanto al Gurú sentado a mi lado, deberías referirte a él como el Maestro Dios".

"Meng Hao ofrece saludos a Matriarca Abuela Nueve y Guru Maestro Dios." Meng Hao inmediatamente reprimió todas sus actitudes dominantes y arrogantes de antes, y adoptó una actitud muy mansa y encantadora. Incluso se veía un poco tímido mientras estrechaba sus manos y le ofrecía saludos formales.

Cuando vieron la expresión tímida de Meng Hao, Abuela Nueve aparentemente lo encontró muy divertido. Miró a Meng Hao, su mirada amable y gentil.




Junto a ella, la expresión de Ling Yunzi fue de aprobación. Hace años, durante la prueba de fuego de las Tres Grandes Sociedades Daoístas, hacía tiempo que había tenido una buena impresión de Meng Hao, especialmente su disposición a sacrificar tanto por el Mundo de Dios de los Nueve Mares. 
Definitivamente le había dejado con una profunda impresión.

"Esto es para ti", dijo la abuela Nueve con una sonrisa, "considera que es tu regalo de bienvenida para unirte a la secta". Ella hizo un movimiento de agarre, haciendo que apareciera una bolsa de tenencia, que envió flotando hacia Meng Hao.


Parpadeó, luego lo aceptó y lo escaneó con sentido divino. Inmediatamente, su corazón comenzó a latir de emoción. La bolsa de tenencia estaba llena de masas de fórmulas de píldoras y deslizamientos de jade. También había una gran colección de plantas medicinales, muchas de las cuales eran extremadamente raras en el mundo exterior. El valor de los contenidos de esta bolsa era astronómico.


Ling Yunzi se rió entre dientes y dijo: "Sabemos que eres aficionado a la alquimia, así que los tres de nosotros los veteranos preparamos este regalo especial para darte en nuestra primera reunión. Muchos de los objetos en esa bolsa fueron cosas que hace poco tomamos en un viaje para ad
quirir solo para ti ".

Aunque sus palabras parecían sencillas, las plantas medicinales eran claramente un recordatorio para Meng Hao de lo mucho que los tres lo valoraban.




Meng Hao inmediatamente se inclinó de nuevo y dijo: "Patriarcas, les agradezco profundamente esta expresión de la mayor generosidad y amabilidad".

Sin vacilación alguna, rápidamente puso la bolsa de tenencia en su bata, y al hacerlo, vio a los tres veteranos sacudiendo la cabeza y sonriendo. Incluso Maestro Dios, cuyo rostro había sido inexpresivo, ahora estaba sonriendo.


"Antes que nada", dijo Abuela Nueve, "permítannos disculparnos por lo que sucedió cuando llego por primera vez al Noveno Mar. Eso fue un poco más allá de lo que habíamos anticipado. Originalmente, hubiéramos salido de inmediato para resolver la situación, pero debido a ciertas circunstancias imprevistas, no pudimos. Esperamos que usted pueda entender ".


La expresión de Meng Hao era la misma de siempre. Él no era un recién llegado al mundo de la cultivación, y de hecho había practicado la cultivación durante muchos años. Había experimentado muchas situaciones de engaño mutuo, y sabía que solo había algunos asuntos que no se podían abordar demasiado en serio.


Él podría ser capaz de creer que ella no estaba al tanto de la reacción que provocaría su llegada entre la Horda Cultivadora Demoníaca, pero también estaba seguro de que el conflicto resultante había causado que Abuela Nueve y la facción que ella representara repentinamente tuvieran otros motivos.



Después de todo, ellos eran la facción principal en el Mundo de Dios de los Nueve Mares, y claramente, querían usar la oportunidad para colocar a la Horda Cultivadora Demoníaca en su lugar. Meng Hao no pudo decir nada al respecto.

Era muy parecido a lo que había sido en el Clan Fang. Él había sido usado de manera similar en aquel entonces ... lo cual estaba bien. Sin embargo, ser usado de esa manera debería venir con una compensación. Por lo tanto, después de recibir la bolsa de tenencia, rápidamente dejó descansar cualquier sentimiento de mala voluntad.


Meng Hao estaba seguro de que si los eventos no se hubieran desarrollado de la manera en que lo hicieron, aún habría habido un obsequio. Sin embargo, probablemente habría contenido alrededor de la mitad de las valiosas plantas medicinales que huvo.


Al ver la actitud obediente y encantadora de Meng Hao, así como su ingenio rápido y la falta de cualquier intromisión en los detalles de lo que había sucedido, los elogios de Abuela Nueve se hicieron aún más fuertes.


"Ahora que estás aquí en el Mundo de Dios de los Nueve Mares, te daré un resumen simple del origen de las Tres Grandes Sociedades Daoístas", comenzó la mujer lentamente. Tan pronto como comenzó a hablar, las orejas de Meng Hao se elevaron. "Estas son cosas que podemos contarte, pero no deben extenderse más allá de esta habitación.





"Las Tres Grandes Sociedades Daoístas han existido eternamente desde el comienzo de las Nueve Montañas y los Mares hasta nuestros días.

"En cuanto a cómo se iniciaron, bueno, ¡fueron fundados nada menos que por los tres supremos Paragones!"

"Los nombres verdaderos de esos tres Paragons han sido olvidados desde hace mucho tiempo. Sin embargo, todos los mencionaron como Paragon Antiguo Inmortal, Paragon Nueve Sellos y Paragon Sueño del Mar.

"Paragon Antiguo Inmortal fundó el  Rito Daoista Antiguo Inmortal. Paragon Sueño del Mar fundó el Mundo de Dios de los Nueve Mares y la Gruta de la Espada del Flujo Sublime.

"Ese es el origen de las Tres Grandes Sociedades Daoístas. Has conocido a Paragon Sueño del Mar; ella es quien te colocó en el Escalón. También es la única superviviente Paragon ... La voz de la abuela Nueve flotaba como desde la antigüedad, levantando lentamente el velo que cubría la verdad de la historia de las Tres Grandes Sociedades Daoístas.




Meng Hao guardó silencio por un momento. Algunas de estas cosas eran cuestiones de las que ya había adivinado la verdad. Sin embargo, escucharlos personalmente fuera de la boca de la Abuela Nueve lo dejó bastante conmocionado. Finalmente, preguntó, "Las Tres Grandes Sociedades Daoístas no son específicas de la Novena Montaña y el Mar, ¿o sí? ¿Y qué pasa con Paragon Nueve Sellos? ¿Qué creó él?"

"Excelentes preguntas", respondió la mujer, asintiendo. Sus ojos brillaban con alabanza. "¡Todas y cada una de las Nueve Montañas y Mares tienen Tres Grandes Sociedades Daoístas!"

Sus palabras causaron que la mente de Meng Hao girara.

"Todos son llamados el Mundo de Dios de los Nueve Mares, el Rito Daoísta Antiguo Inmortal y la Gruta de la Espada del Flujo Sublime.

"Hay nueve Mundos de Dios de los Nueve Mares, y cuando se combinan ... ¡ese es el VERDADERO Mundo de Dios de los Nueve Mares!" La voz de la Abuela Nueve era tranquila mientras hablaba.




"En cuanto a Paragon Nueve Sellos, nadie sabe exactamente lo que fundó. Sin embargo, a lo largo de los años, se han descubierto varias pistas que han llevado a rumores y especulaciones ... "En este punto, la abuela Nueve dejó de hablar, casi como si aún estuviera conmocionada e incrédula por las palabras de las que hablaba.

La persona en completar el pensamiento no era la Abuela Nueve, sino el viejo inexpresivo que se llamaba el gurú Maestro Dios. "De acuerdo con los rumores", dijo, "Paragon Nueve Sellos creó ... todo el Reino de la Montaña y el Mar".


Cuando Meng Hao escuchó esto, su mente se llenó de estruendo. La información contenida en lo que había escuchado era algo completamente inaudito, dejándolo temblando y jadeando.


"Paragon Nueve Sellos creó el Reino de la Montaña y el Mar", exclamó.


"Es meramente especulación", dijo Maestro Dios, su voz arcaica resonando en el salón del templo. "No hay manera de determinar si es verdad o no. Sin embargo, Paragon Nueve Sellos era el líder de los tres grandes Paragones, así que tal vez ... durante la era de la gran guerra, él fue el único que pudo lograr semejante hazaña, revertir el destino del cosmos y marcharse detrás de un pequeño hilo de incienso ardiendo como un monumento para el Reino Inmortal. "Su voz resonó por todo el templo.




"¡Es esta especulación lo que nos lleva a creer que la magia Daoista de Paragon Nueve Sellos no era otra que la Escritura de la Montaña y el Mar!

"¡Quienquiera que pueda adquirir la Escritura completa de la Montaña y el Mar, será el Señor del Reino de la Montaña y el Mar! ¡Esa persona nos llevará a la batalla contra los 33 Cielos, y restaurará el Reino Inmortal a su antigua gloria!


"¡El mundo en el que vivimos es el Reino inmortal, el Reino Inmortal Paragon que una vez gobernó sobre los 3.000 reinos inferiores!" Maestro Dios cerró los ojos para ocultar el dolor que contenía.


Meng Hao estaba respirando pesadamente. Él había aprendido de su Búsqueda del Alma de Yi Fazi que el Reino de la Montaña y el Mar era lo que quedaba del Reino Inmortal Paragon. Sin embargo, escuchar la historia directamente de la boca de Guru Maestro Dios era una cuestión diferente. De repente, las imágenes que había obtenido de la Búsqueda del Alma flotaban en su mente.


"Es suficiente que sepas eso", dijo la abuela Nueve en voz baja. "Es mejor que sigas ignorando algunos de los detalles más complicados ...




"La misión de las Tres Grandes Sociedades Daoístas es ayudar al Escalón a crecer. El Escalón fue comenzado por Paragon Sueño del Mar. Las nueve Montañas y Mares tienen cultivadores que forman parte del Escalón. En cuanto a la Novena Montaña y el Mar ... tenemos el menor número de miembros. El primero fue tu ancestro, y el segundo eres tú.

"Tu camino no se limita a la Novena Montaña y Mar, sino a todo el Reino de la Montaña y el Mar. Tus competidores, ya no son los compañeros de tu generación, sino ... ¡miembros del Escalón de todo el Reino de la Montaña y el Mar!


"Las batallas del Escalón son brutales, y en muchas ocasiones, no son solo entre dos oponentes. A veces, el poder de sectas enteras respaldará a dos oponentes, ¡incluso conduciendo a grandes guerras entre montañas!


"No te pedimos que seas el miembro más poderoso del Escalón. Por el contrario, solo esperamos ... que puedas mantener tu lugar! Si simplemente continúas por tu camino, entonces el precio que paguen las Tres Grandes Sociedades Daoístas de la Novena Montaña y el Mar ... ¡valdrá la pena! "La abuela Nueve miró profundamente a Meng Hao a los ojos, su expresión de anticipación .


Meng Hao encontró difícil mantener la calma. A pesar de que ya había adivinado la verdad sobre muchas de estas cosas, su corazón todavía estaba lleno de olas de conmoción incomparables.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario