DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

miércoles, 1 de agosto de 2018

AWE Capitulo 146: ¡Poderoso!





AWE Capitulo 146: ¡Poder!




El cabello de los dos discípulos de la Secta Corriente de Píldoras voló salvajemente, y sus túnicas ondearon. Sus caras estaban pálidas, e incluso su piel parecía estar presionada por la fuerza. Estaban aterrorizados hasta el extremo cuando el viento salvaje los golpeó, convirtiéndolos en botes de remos en un huracán cuando la fuerza que los desbordaba del mar los inundó, haciéndolos tambalear hacia atrás, salpicándose de sangre de sus bocas.
La discípula estaba temblando violentamente, la sangre le emanaba por los ojos, las orejas y la nariz. Mientras se alejaba de Bai Xiaochun, rápidamente se hizo evidente que no podía soportar la fuerza que la empujaba. Ella soltó un grito espeluznante cuando primero sus ojos explotaron, luego su cabeza, ¡y luego todo su cuerpo!
Ella instantáneamente se transformó en una bruma de sangre que fue arrastrada por el viento.
"¡No!", Gritó el discípulo masculino. La sangre comenzó a salir de su boca, y estaba temblando violentamente. Su mundo comenzó a ponerse negro, y dejó escapar un grito agónico. Nunca en sus pesadillas más oscuras pudo haber imaginado que provocaría ... a alguien tan indescriptiblemente poderoso como este.
La energía y la presión parecían algo de un anciano en su secta. Era algo que un discípulo de la Condensación de Qi nunca podría soportar, algo que ni siquiera el Elegido más poderoso que conocía, Fang Lin, ¡podía resistir!
"Estaba mal. ¡La información que la secta nos dio estaba totalmente equivocada! No me mates! Yo .... "El discípulo varón empapado de sangre se estaba desmoronando mentalmente, y comenzó a suplicar y llorar. No quería morir, y apenas podía soportar el terror que sentía. Sin embargo, antes de que pudiera terminar de hablar, Bai Xiaochun dio un paso adelante y lo agarró por el cuello.
"Mi sobrino de la secta Zhou no quería morir", gruñó. "¿Y sabes qué? No quería matar a nadie, tampoco ". Bai Xiaochun no era el tipo de persona para ser amigo de cualquiera. Su corazón pertenecía a la Secta Corriente Espiritual.
No importaba cómo había llegado a eso; para él, ¡la Secta Corriente Espiritual era su casa!
Apretó su agarre, y se escuchó un crujido cuando el discípulo de la Secta Corriente de Píldoras fue aplastado. Sus ojos se hincharon, y sus piernas se crisparon un par de veces. ¡Entonces él estaba muerto!
Las cosas gradualmente se calmaron. Bai Xiaochun soltó su agarre y luego caminó de regreso al cadáver de Zhou Youdao. Él suspiró.
"Zhou Youdao", dijo en voz baja, "permíteme llevarte de vuelta a la secta". Dicho eso, puso el cadáver de Zhou Youdao en su bolsa del almacenamiento, tomando su botella Dao pero dejando intacta su bolsa de alamacenamiento.
En cuanto a la gente de la Secta Corriente  de Pildoras, los buscó a fondo. Antes de irse, colocó el contenido de las cuatro botellas Dao que había recogido en las suyas. En total, ni siquiera habían recogido la mitad de lo que tenía el solo.
Por fin, tuvo la oportunidad de ver lo que las tablillas de jade de los discípulos de la Secta Corriente de Píldoras decían sobre él.
"Bai Xiaochun de la Secta Corriente Espitual. Un genio en el Dao de la medicina, sospechoso de ser la llamada pequeña tortuga de la secta. Técnicas desconocidas, destreza de batalla poco clara. A veces débil, a veces fuerte, tiene una gran colección de objetos mágicos. Tomó el primer lugar en las batallas elegidas de la secta, probablemente debido a la negligencia de parte de Colmillo Fantasma. Si lo encuentras, preocúpate por su Dao de la medicina, no por su destreza en la batalla. Atacarlo dos a uno ".
Bai Xiaochun no estaba seguro de dónde obtuvo su información la Secta Corriente de Pildoras, pero ahora estaba aún más curioso acerca de lo que decía la información de la Secta corriente profunda y la Secta corriente sangrienta. Con eso, se fue.
Cuatro horas más tarde, un joven inexpresivo se acercó a la escena. No era otro que Fang Lin de la Secta Corriente de Pildoras. Con los ojos brillantes, miró alrededor del área para determinar qué había ocurrido.
En poco tiempo, estaba parado en el lugar donde Bai Xiaochun había soltado ese poderoso rugido. Cerró los ojos como si buscara la iluminación. Pronto, su expresión parpadeó, y sus ojos se abrieron de golpe.
"¡Tan fuerte! Quien hizo esto...? Song Que? Colmillo Fantasma? ¿Nueve islas? "Fang Lin respiró profundamente cuando el deseo de luchar se elevó en su corazón. Mirando a su alrededor, identificó el camino que Bai Xiaochun había tomado cuando se fue, y luego tomó una dirección diferente, no dispuesto a hacer contacto en ese momento.
Cuatro horas después, apareció otra persona. Era un hombre alto y corpulento rodeado de rayos de llamas. Después de mirar alrededor, sus ojos comenzaron a brillar y comenzó a jadear.
"No fue Song Que, ni fue Nueve islas. ¿Pudo haber sido Colmillo Fantasma? ¡Maldita sea! ¡No quiero provocar a ninguno de esos tres!" Este hombre no era otro que Lei Shan. Después de mirar alrededor, vaciló, incapaz de determinar exactamente qué dirección había tomado la aterradora figura responsable de la escena. Apretando los dientes, escogió al azar una dirección, que resultó ser la misma dirección que Bai Xiaochun había tomado.
El tiempo aceleró . Durante los siguientes tres días, muchas personas pasaron por el área. Algunos entendieron las pistas, otros no.
En la tarde del tercer día, Song Que se acercó. Aunque las huellas de la batalla habían desaparecido en su mayoría en ese momento, podía sentir que había algo extraño en el área. En cuclillas, puso su mano derecha sobre la superficie del suelo. Un momento después, sus ojos brillaban intensamente.
"Tal energía ... Esto no era Nueve Islas ni Fang Lin. No es Colmillo Fantasma tampoco. En ese caso, debe haber sido ... ¡Bai Xiaochun! "
Estrechando sus ojos, dio media vuelta y se alejó en la distancia.
Alrededor de ese mismo tiempo, Bai Xiaochun también estaba acelerando a través del mundo de la espada. Cada vez que se encontraba con una bestia de la perdición terrestre, la mataba y recogía su energía terrestre.
Más líquido gris se estaba acumulando en su botella Dao, pero todavía estaba bastante lejos de ser capaz de formar el cristal de captura de la energía terrestre. En el área actual, las bestias de la perdición proporcionaron mucha más energía terrestre que las de más atrás, pero desafortunadamente, fueron más difíciles de encontrar. Gran parte de su tiempo se desperdiciaba viajando de un lado a otro.
Aparentemente, las bestias de la perdición terrestres eran en parte ilusorias y en parte corporales, lo que les permitía fundirse en el aire mismo. Fueron muy difíciles de rastrear, y algunas veces incluso desaparecieron al azar en medio de una pelea. Si no fuera por los sentidos excepcionales de Bai Xiaochun, ni siquiera podría haber sido capaz de detectarlos.
Solo se materializarían si te acercas mucho a su escondite. De lo contrario, permanecerían ocultos.
"Necesito encontrar un mejor método. La mejor forma sería conseguir un grupo de bestias de la perdición en la misma área. Mi método actual es muy lento. Incluso los discípulos atacantes de otras sectas no serían lo suficientemente rápidos. "Incluso mientras reflexionaba sobre el asunto, de repente se detuvo en su lugar. Entonces se oyó un silbido cuando una mano escamosa extendió la mano como para atraparlo. Cuando no tomó nada más que aire, comenzó a retroceder, pero antes de que pudiera, Bai Xiaochun extendió la mano y lo agarró.
Luego, echó la mano hacia atrás y un estruendoso estrépito resonó como el de un espejo gigante que se rompe. Al mismo tiempo, una bestia de la perdición terrestre de tres metros de altura, parecida a un mono, fue arrastrada de la nada.
No tenía pelo, solo escamas negras, y cuando Bai Xiaochun lo arrastró hacia afuera, dejó escapar un poderoso rugido. Sus ojos brillaban con ferocidad, pero muy poca inteligencia. Casi de inmediato, intentó abalanzarse sobre Bai Xiaochun, cuyos ojos parpadearon mientras extendía su mano izquierda y agarraba al simio por el cuello. Sin embargo, en lugar de aplastarla, la acercó un poco más y comenzó a examinarla de cerca. Pronto, sus ojos comenzaron a brillar con una luz extraña.
"Si pudiera inventar una medicina espiritual que pudiera atraer a estas bestias malditas ... eso definitivamente resolvería el problema". Entonces podría formar ese cristal de captura de la energía terrestre aún más rápido. Por lo menos ... sería más rápido que tratar de matar y robar a otros discípulos. "Habiendo llegado a este punto en su línea de pensamiento, Bai Xiaochun se dirigió a lo lejos, con los ojos brillantes, simio a cuestas.
Su destino era un valle más adelante, donde encontró un lugar apartado para esconderse y estudiar a la bestia maldita. Su poderosa mirada dejó a la cosa temblando, como si simplemente mirándola pudiera ver todo sobre su estructura interna.
Por supuesto, la verdad era que no podía hacer eso. Por el momento, esta bestia maldita era simplemente un tema de investigación, del mismo modo que algunas de las serpientes lo habían sido hace años en el Valle de las 10.000 Serpientes Si él quisiera hacer una medicina espiritual que apunte específicamente a este tipo de bestias, entonces obviamente necesitaría estudiarlas en muchos niveles.
Con los ojos ardiendo por la pasión, metió la mano en su bolsa de almacenamiento y sacó una espada voladora. Poco después, estaba cortando el pecho de la bestia maldita.
Al día siguiente, tenía los ojos inyectados en sangre al salir del valle.
"No hay mucha diferencia entre ellos y las bestias ordinarias. Tienen los mismos órganos, e incluso tienen sangre ... Sin embargo, tan pronto como mueren, todo eso se desvanece y se transforma en energía terrestre.
"Otra cosa extraña es que las bestias de la perdición terrestres no tienen ningún alimento dentro de sus estómagos ... ¿Es que no necesitan comer?". Con eso, capturó a otra bestia de la perdición para realizar más experimentos.
Unos días más tarde, más y más discípulos aparecían en el área, que podría considerarse la sección media del mundo de la espada. Algunos de ellos atacaron a otros discípulos para robar sus botellas Dao, otros fueron tras las bestias de la perdicion. En este momento, Bai Xiaochun había estudiado más de diez bestias de la perdición diferentes, y sus ojos estaban más inyectados de sangre que nunca. Su cabello estaba desaliñado, y casi parecía como si se hubiera vuelto loco.
"Mala vista, y mal sentido del olfato, y sin embargo, parecen muy perceptivos ... ¿Cómo se fusionan en el aire? ¿Cómo se forman a partir de la energía terrestre? ¿Y por qué atacan a los cultivadores? "Bai Xiaochun estaba ahora completamente inmerso en el Dao de la medicina en este punto. Continuando murmurando preguntas para sí mismo, confirmó que los malvados siempre tomarían la iniciativa de atacarlo, y lo hizo con ferocidad sedienta de sangre.
"Espera un segundo ..." Su corazón comenzó a palpitar cuando se dio cuenta de que podría estar en algo. Al levantar la vista de repente, se apresuró a encontrar una bestia de la perdición para confirmar su nueva teoría.
En poco tiempo, un oso terrestre de nueve metros apareció frente a él. Estaba cubierto con escamas negras, y actualmente estaba siendo asediado por cinco discípulos con largas túnicas color sangre.
Obviamente, eran discípulos de la Secta Corriente Sangrienta. Su intención de matar era furiosa, y no parecían importarle nada excepto la muerte. Ni siquiera les importó cuando uno de sus compañeros discípulos fue asesinado de repente.
Los ojos de Bai Xiaochun brillaron mientras se transformaba en un rayo de luz que se disparaba hacia la zona. Incluso cuando los cuatro discípulos de la Secta Corriente Sangrienta se preparaban para lanzar otro ataque, apareció una imagen borrosa y alguien extendió la mano y agarró al enorme oso.
Los ojos de los discípulos de la Secta Corriente Sangrienta se abrieron de par en par. Ninguno de ellos reconoció de inmediato a Bai Xiaochun, pero se dieron cuenta de que llevaba puesta la ropa de la Secta Corriente Espiritual. Pronto, frías sonrisas aparecieron en sus caras, así como burla. Durante su pelea con el oso, se dieron cuenta de que tenía ciertas cualidades especiales, incluido un aterrador poder corporal carnal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario