DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

martes, 31 de julio de 2018

ISSTH Capítulo 985: ¡Lucha!

ISSTH Capítulo 985: ¡Lucha!



33 almas inmortales fueron completamente impactantes. Innumerables soldados celestiales se doblegaron, haciendo temblar el cielo estrellado. Meng Hao estaba en el vacío sobre un pedestal, mirando a su alrededor mientras las señales se desvanecían gradualmente.

Después de que se hubieran ido completamente, él estaba oficialmente en el Reino Inmortal 
verdadero, y había alcanzado la cima del Reino, convirtiéndolo en un Paragon del Reino Inmortal.

En ese momento, la Novena Montaña y el Mar estaban completamente en silencio. Todos los cultivadores observadores dejaron de respirar cuando la imagen de Meng Hao se convirtió en una marca que fue marcada en sus corazones.

¡Era una marca indeleble que nunca se desvanecería!

No pasó mucho tiempo, sin embargo, para que surgiera un alboroto, especialmente en el Planeta Victoria del Este. Todos, incluidos los miembros del Clan Fang y otros clanes, estallaron en una gran conmoción.




Los gritos sonaron en todas las direcciones.

"¡Fang Hao!"

"¡Fang Hao!"

"FANG HAO !!!"

El nombre de Meng Hao era gritado por innumerables bocas, que resonaban en todos los Cielos, sacudiendo las tierras. A partir de este momento, él era el sol ardiente del Clan Fang, su orgullo y alegría.

Fang Xiushan estaba de pie entre la multitud, su rostro era una masa de ferocidad. Sus puños estaban apretados a los costados, y estaba jadeando. Las ideas venenosas brotaron en su mente y giraron violentamente.

Su padre taciturno inclinó la cabeza para que nadie pudiese ver el siniestro destello en sus ojos.




El Gran Anciano estaba parado no muy lejos, en silencio. Suspiró para sus adentros.

El resto de los miembros del Clan Fang gritaban de alegría. En el aire, Fang Wei flotaba tranquilo y silenciosamente, el deseo de luchar que brillaba en sus ojos cada vez más intenso.

Todas las diversas sectas y clanes de la Novena Montaña y el Mar estaban hirviendo de emoción.

A lo lejos, en el cielo estrellado, Meng Hao se volvió hacia el Planeta del Cielo Sur, se dejó caer sobre una rodilla y se inclinó profundamente.

Los ojos de todos los cultivadores en la Novena Montaña y el Mar estaban sobre él mientras se inclinaba hacia el Planeta del Cielo Sur. A lo que se estaba inclinando no era al Cielo ni a la Tierra, y tampoco era el planeta mismo. No, se inclinaba ante su padre y su madre.

En ese momento, Fang Xiufeng y Meng Li se pararon en la Torre de Tang en el Planeta del Cielo 
Sur , mirando a Meng Hao. Su madre estaba extremadamente emocionada, y lágrimas de alegría llenaban sus ojos, así como un intenso orgullo.

¡Ese era su hijo!




Fang Xiufeng no pudo mantener la calma en su expresión. Una amplia sonrisa apareció en su rostro, la sonrisa que proviene de ver a su propio hijo convertirse en un dragón. Él respiró hondo y luego comenzó a reír.

Naturalmente, era muy consciente de a quién se estaba inclinando Meng Hao.

A partir de este momento, el rencor que se había acumulado en él después de abandonar el Clan Fang finalmente fue liberado, gracias a su hijo Meng Hao. No solo su hijo había regresado a su hogar en el clan, se había levantado para convertirse en un sol ardiente.

Fuera del Planeta Victoria del Este, Meng Hao se puso de pie otra vez. Las señales se habían desvanecido, y ahora las 33 almas inmortales también desaparecieron.

Fue entonces cuando los Elegidos 
Inmortales verdaderos de la Novena Montaña y el Mar sintieron que su deseo de luchar era furioso, y sus rostros parpadeaban con obsesión.

¡LUCHA!

¿Qué importaba si fueron derrotados? ¡Pelearían de todos modos!




Si no peleaban, entonces el Diablo interior en el que se había convertido Meng Hao los acosaría por el resto de sus vidas, y esa imagen diabólica haría casi imposible caminar en sus propios senderos.

Por lo tanto, ¡tuvieron que pelear!


¡Necesitaban ir a por todas, no contener nada y luchar!


Su única opción era confrontarlo directamente. Esa era la única manera de asegurarse de que tendrían la oportunidad de nuevos avances en el futuro. ¡Esa era la única manera de garantizar que pudieran seguir su propio Dao!


Taiyang Zi fue el primer Elegido Inmortal verdadero en ingresar a un portal de teletransportación. Él era el Dao Child del Monte del Sol, una de las Cinco Grandes Tierras Santas. Era uno de los dos únicos miembros del Monte del Sol que había pisado la verdadera Inmortalidad en esta generación. Tenía su orgullo, y él tenía sus metas y obsesiones, ¡y lucharía!


Sonidos de estruendos llenaron el aire cuando puso un pie en el portal de teletransportación y desapareció. Cuando reapareció, sorprendentemente, estaba justo afuera del Planeta Victoria del Este. Inmediatamente se volvió hacia Meng Hao y comenzó a volar hacia él.




"¡Meng Hao!" El no gritó el nombre que Meng Hao usó en el Clan Fang, Fang Hao, ni gritó el nombre que había usado en la prueba de fuego de las Tres Grandes Sociedades Daoístas. ¡Gritó su verdadero nombre, el nombre que había usado en el Planeta del Cielo Sur!

Su grito se convirtió en algo así como una onda de sonido que surgió a través del cielo estrellado. Taiyang Zi luego se transformó en un sol que irradiaba una luz deslumbrante y centelleante, impactante al extremo mientras corría hacia Meng Hao.


"¡¡Vamos a luchar!!" Los ojos de Taiyang Zi eran de un rojo brillante, y el estalló con poder. Había abierto más de 90 meridianos inmortales, y todos ellos aumentaron con poder. La energía de un Inmortal 
verdadero estalló.

A medida que su energía se disparó, la forma del sol Taiyang Zi llamó instantáneamente la atención de todos los cultivadores, que estaban completamente sorprendidos.


"¡Van a luchar!"


"Tienen que pelear esta batalla. Si yo fuera un Elegido, atacaría también. No temería perder ni morir. Lo que temería ... ¡sería no atreverme a pelear! ¡No atreverme a desenvainar mi espada!"




"¡Este Taiyang Zi es la primera persona en atacar! ¡Definitivamente será un individuo extraordinario en el futuro! ". Incontables espectadores esperaban que la pelea comenzara.

"En esta era de Inmortales 
verdaderos, quien logre derrotar a Meng Hao ... ¡podrá ascender a la cima!"

Los ojos de Meng Hao brillaron mientras miraba a Taiyang Zi disparar hacia él. Cuando estaba haciendo su gran avance, había asumido que la gente vendría a luchar contra él. Sin embargo, nunca imaginó que la primera persona en hacerlo sería Taiyang Zi, y no Fang Wei.

"Bueno", dijo Meng Hao con indiferencia, "me debes un poco de dinero, ya sabes ..." Su expresión era muy tranquila, como si sus palabras fueran completa y absolutamente apropiadas, sin la más mínima incorrección.

Sus palabras instantáneamente causaron que la agresividad de Taiyang Zi flaqueara ...

Todos los cultivadores en la Novena Montaña y el Mar que estaban viendo el evento miraron con sorpresa.




"Pero ..." continuó Meng Hao, "si quieres pelear, ¡entonces peleemos!" Tan pronto como terminó de hablar, una luz brillante salió de sus ojos, y dio un paso adelante hacia Taiyang Zi.

Cuando salió, Taiyang Zi rugió con enojo, y su energía agresiva se elevó de nuevo. Innumerables símbolos mágicos aparecieron en la superficie de su forma de sol, que se transformaron en impactantes ondas que se dispararon hacia Meng Hao. Taiyang Zi rugió, luego extendió su pie derecho y comenzó a girar en círculos en un ataque a Meng Hao.


¡Todo el poder de su base de cultivo estalló, solo para esta batalla!


Detrás de él, apareció un enorme Ídolo del  Dharma. Sorprendentemente, era una imagen de un sol, que se fusionó con su habilidad divina para hacer que su forma de sol fuera increíblemente realista. Se veía exactamente como un verdadero cuerpo celeste, como si hubiera vertido toda su fuerza de vida en este ataque.


La mano derecha de Meng Hao se cerró en un puño, y cuando la pierna de Taiyang Zi descendió hacia él, el golpeó casualmente, ¡casi como si no lo estuviera intentando!




En un abrir y cerrar de ojos, el puño y la pierna se golpearon el uno al otro.

Un enorme estallido se levantó, sacudiendo el cielo estrellado. Los Cielos se atenuaron, y el viento cambió de dirección. Una onda de choque intensamente poderosa se extendió en todas las direcciones. Todos los cultivadores de la Novena Montaña y el Mar vieron como la forma del sol de Taiyang Zi colapsó completamente bajo la fuerza del golpe de Meng Hao. Esta se rompió y se disipó al instante.

¡Era como si Meng Hao hubiera detonado un sol!

La sangre salpicó la boca de Taiyang Zi, y se dejó caer hacia atrás como una cometa con su cuerda cortada.

Meng Hao flotaba en el cielo estrellado. Su cabello no estaba volando, y su ropa era completamente lisa e inmóvil. Su puño permaneció extendido en esa postura por un momento, y luego, con la cara tranquila, lentamente tiró de su brazo hacia atrás.

¡Un puñetazo!





¡Meng Hao había aplastado la habilidad divina de un Elegido Inmortal verdadero con más de 90 meridianos tan fácilmente como pisar malas hierbas secas!

La Novena Montaña y el Mar estaban completamente en silencio. Aunque todos habían supuesto que Meng Hao ganaría espectacularmente, ser testigos de lo que acababan de presenciar los dejó sorprendidos. Eso fue especialmente cierto ... porque aunque no eran capaces de evaluar el alcance completo del poder de Meng Hao, ahora podían hacer algunas especulaciones.

"Eso fue solo un golpe ... Ni siquiera usó su Ídolo del Dharma ..."

"¡Este Meng Hao, solo ... qué tan poderoso es él!?!?"

Incluso cuando todos dieron voz a su sorpresa, Taiyang Zi logró forzarse a sí mismo a detenerse. Su rostro estaba pálido, y tosió una gran bocanada de sangre. Miró hacia arriba, su rostro retorcido por la ira, y su deseo de luchar aún más fuerte que antes.

"Meng Hao, ¡nuestra batalla aún no ha terminado!




"¡Magia secreta, Sagrada Escritura del Sol!" Taiyang Zi realizó un gesto de encantamiento a dos manos, y luego golpeó varios puntos de presión en su cuerpo, 49 veces. Aparentemente, él quería continuar, pero había llegado a su límite. Su rostro se volvió rojo brillante, después de lo cual echó la cabeza hacia atrás y rugió cuando su energía se elevó.

Hace unos momentos, se había llenado con el poder de más de 90 meridianos inmortales. Ahora, sin embargo, se extendieron las ondas que contenían un veinte por ciento más que ese nivel de poder. ¡Ahora tenía la energía de más de 110 meridianos inmortales!

Magia secreta!

Cada secta y clan tenían magias secretas del Reino Inmortal, poderosas magias que podían cultivarse a un alto precio, y que solo se otorgaban a los miembros que reunían los requisitos para estudiarlas.

De hecho, ¡Meng Hao nunca había sido capaz de aprender ninguna de las magias secretas de los meridianos Inmortales del Clan Fang!

Cuando la energía de Taiyang Zi se elevó, su ídolo del Dharma desapareció, y en su lugar, sorprendentemente, ¡fueron 9 almas inmortales!




Cada una de esas almas inmortales tomó la forma de un sol, por lo que Taiyang Zi estaba respaldado por 9 soles. Los soles se unieron, transformándose en una imagen majestuosa que emanaba energía impactante.

Las explosiones resonaron en los Cielos, extendiéndose a través del cielo estrellado. Los ojos de Taiyang Zi eran de un rojo brillante mientras miraba a Meng Hao. De repente señaló, haciendo que los 9 soles dispararan hacia Meng Hao. Al mismo tiempo, Taiyang Zi realizó un gesto de encantamiento, causando que el poder de más de 110 meridianos inmortales formara una imagen de un arco en su mano izquierda. Agarró la cuerda del arco con su mano derecha, la tiró y luego la soltó.


"Sagrada Escritura del Sol, Flecha Inmortal de la Destrucción de los Nueve Soles!"


Todos los ojos estaban pegados en la escena. Innumerables personas sintieron que sus corazones palpitaban cuando un rayo de luz dorada se disparó a través del cielo estrellado como una flecha filosa.


La expresión de Meng Hao estaba tan calmada como siempre. No importaba que Taiyang Zi hubiera desatado una magia secreta como esta. Meng Hao simplemente suspiró.


"Me debes mucho dinero, lo que hace que luchar contra ti sea un poco más complicado", dijo. 

Negando con la cabeza, dio un paso adelante. Cuando su pie descendió, los 9 soles se abalanzaron sobre él, inundándolo por completo.



"¡Detonar!" Rugió Taiyang Zi. Los 9 soles explotaron, creando un rugido ensordecedor que envió ondas en todas direcciones. Al mismo tiempo, la flecha dorada apuñaló a través de las ondas.

La cara de Taiyang Zi estaba pálida, y tosió una bocanada de sangre. Él ahora era mucho más débil; utilizar la magia secreta fue demasiado agotador para él. Fue en este punto que sus ojos de repente se abrieron con incredulidad y asombro.


Cuando las ondas se desvanecieron del cielo estrellado, Meng Hao se hizo visible, flotando exactamente en la misma posición que antes. No fue herido en lo más mínimo, y de hecho, su expresión ni siquiera había cambiado. Sostenido entre su pulgar y su dedo índice había un tembloroso haz de luz dorado.


"Su deuda ahora se ha duplicado", dijo con frialdad. Con eso empujó hacia abajo, y se escuchó un crujido cuando la luz dorada ... se hizo añicos.


Taiyang Zi tosió una bocanada de sangre, tambaleándose hacia atrás en estado de shock. Había estado preparado para la posibilidad de que Meng Hao pudiera defenderse contra su habilidad divina, pero nunca pudo haber predicho que incluso después de agotarse para desatar una magia secreta, Meng Hao realmente ... ¡lo vencería con solo dos dedos!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario