DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

jueves, 12 de julio de 2018

ISSTH Capítulo 928: ¡Quédate Conmigo!

ISSTH Capítulo 928: ¡Quédate Conmigo!



Los jóvenes que habían empujado a Fang Xi hacia atrás vestían largas túnicas negras decoradas con imágenes de una luna. Parecía haber un aire especialmente severo y amenazador alrededor de ellos, una frialdad glacial que causaba que cualquiera que miraran se sintiera como si los estuviera mirando una víbora.

Además, tenían bases de cultivo Inmortal de la etapa 3 y emanaban ondas amorfas que les daban la apariencia de poderosos inmortales.


Tan pronto como los miembros del clan circundantes vieron quiénes eran los dos jóvenes, sus rostros parpadearon y sus corazones se llenaron de asombro. Lentamente retrocedieron.


"¡Son guardias de la Luna Negra!"


"¡Muchos de los elegidos de otras sectas están aquí para el Sol de la Ascensión del Este, y los Guardias de la Luna Negra se han encargado de mantener las cosas en orden!"



"Hay nueve cuerpos de guardia en el Clan Fang, cuatro de los cuales están estacionados fuera del planeta, y cinco de los cuales tienen jurisdicción aquí en el Planeta Victoria del Este. De esos cinco, los Guardias de la Luna Negra y los Guardias del Sol Violeta son responsables de la mansión ancestral ".




Los nueve cuerpos de guardia del Clan Fang habían obtenido gloriosos logros en la batalla y habían sacudido la Novena Montaña y el Mar. En cuanto a los Guardias de la Luna Negra, eran conocidos por ser siniestros y malvados, como las víboras.

Esa era su reputación entre los forasteros y dentro del propio Clan Fang. Todos temían a los Guardias de la Luna Negra.


Fang Xi miró a los dos jóvenes, y su rostro parpadeó. Las palabras que había estado a punto de decir se le atascaron en la garganta. Él podría ser de la línea de sangre directa, pero todos en el clan sabían que la línea de sangre directa estaba en declive. Él ... no podía permitirse ofender a los Guardias de la Luna Negra.


"Fang Xi", dijo uno de los jóvenes, con voz fría, "por la conducta ruidosa y desordenada en la orilla del lago de la Luna Brillante, por alterar el orden público, y por perder la cara del clan frente a invitados de otras sectas, ¡moverás tu trasero a 300 metros de este lugar! "El joven habló sin la más mínima cortesía.


"Si te atreves a caminar a menos de 300 metros de cualquier Guardia de la Luna Negra", dijo el otro joven, con los ojos llenos de desprecio, "¡entonces se tomará como un acto de insurrección! ¡Fang Xi, vete de aquí! "Con eso, agitó su mano, causando que otro viento impactante apareciera, lo que arrastró a Fang Xi y lo obligó a retroceder.



Fang Xi era incapaz de resistir, y en un abrir y cerrar de ojos había retrocedido casi trescientos metros. Hubo un completo silencio cuando todos los miembros del clan circundante miraron a Fang Xi.

Finalmente se detuvo a 299 metros. Su rostro estaba pálido, y estaba temblando. La rabia parpadeó en su rostro mientras miraba asesinamente a los dos jóvenes.


No era tonto, y sabía que estos dos habían venido intencionalmente a humillarlo frente a los otros miembros del clan. Pronto se corrió la voz de que los habían echado sin contemplaciones.



Lo que era especialmente obvio ... era la manera siniestra en que lo humillaron. Con sus bases de cultivo, podrían haberlo empujado fácilmente a 300 metros de distancia. En cambio, solo lo empujaron 299 metros, asegurándose de que Fang Xi tuviera que retroceder voluntariamente el metro final.


Los ojos de Fang Xi eran de un rojo brillante, y jadeó mientras miraba a los dos jóvenes a casi 300 metros de distancia. No deseaba dar un paso atrás, pero también sabía que las reglas del clan tenían prioridad sobre cualquier cosa. Los Guardias de de la Luna Negra eran responsables de mantener el orden en el área, y si los desafiaba abiertamente, tendrían una amplia gama de opciones con respecto a cómo tratar con él. Lo más importante de todo era que los Guardias de la Luna Negra... estaban bajo el control directo de la rama de la familia de Fang Wei.




Fang Xi apretó los puños con fuerza y, mientras todos lo miraban, inclinó la cabeza y retrocedió un último metro hasta que alcanzó la marca de los 300 metros.

Ese paso final fue un movimiento que aplastó la dignidad de Fang Xi y humilló su línea de sangre. Sin embargo, Fang Xi tuvo que aceptarlo; no había forma de que él pudiera defenderse.


Se quedó allí temblando mientras todos lo miraban. Ni una palabra fue pronunciada por nadie, aunque muchos de los espectadores suspiraron por dentro.


En cuanto a los dos jóvenes guardias de la Luna Negra, se rieron con frialdad y luego, haciendo caso omiso de Fang Xi, se giraron y se fueron.


Todos los que estaban viendo supusieron que la reprimenda de Fang Xi había terminado. Incluso Fang Xi supuso que al inclinar la cabeza, no tendría más dificultades ...


Sin embargo, fue en este punto que dos guardias de la Luna Negra aparecieron de repente junto a Fang Xi. Instantáneamente, agitaron sus manos, haciendo que sus bases de cultivo se llenaran de poder. Un viento feroz se levantó, envolviendo a Fang Xi y llevándolo hacia atrás una vez más.


Esta vez, nuevamente fue enviado hacia atrás 299 metros.




"La Guardia de la Luna Negra ya te lo advirtió una vez", dijo uno de los dos, con voz fría. "¡Debes permanecer a 300 metros de distancia de cualquier ubicación que ocupemos! Estamos parados aquí ahora, así que vete! "

"¡¡TÚ !!" Fang Xi estaba temblando, y sus ojos eran de un rojo brillante.


Los dos guardias de la Luna Negra se rieron de la reacción de Fang Xi, y sus ojos irradiaron resplandores fríos. Era como si estuvieran esperando que Fang Xi se defendiera. Aunque podían temer a su padre, habían recibido órdenes bajo los auspicios del Príncipe Wei. Además, eran responsables de mantener el orden aquí, por lo que si Fang Xi hacía algo precipitado, sus respaldos los protegerían de cualquier consecuencia.


Fang Xi estaba furioso, y quería echar todo a un lado y defenderse. Pero luego pensó en la frecuencia con la que su padre suspiraba por el declive de la línea de sangre directa. Fang Xi no tenía una personalidad fuerte, y de hecho, a menudo era amable. No queriendo causarle más problemas a su padre, dio un paso atrás amargamente.


Cuando dio un paso atrás, se percibió un atisbo de abatimiento en sus ojos.




Fue en este punto que aparecieron más de diez guardias de la Luna Negra de repente. La multitud retrocedió, abriéndoles un amplio camino. Los Guardias de la Luna Negra miraron a Fang Xi con ojos fríos.

Fang Xi bajó la cabeza y continuó retrocediendo. 300 metros. 1,500 metros. Pronto estuvo casi completamente fuera de la multitud, a 3.000 metros de distancia del lago de la Luna Brillante. Los guardias de la Luna Negra miraron con desdén a Fang Xi, que en ese momento estaba figurativamente marcado y maltratado.


"¡Un paso más!", Dijo el Guardia de la Luna Negra más cercano a Fang Xi, con voz fría. 

Actualmente, estaban separados por 299 metros.

No se podía escuchar nada más que silencio. Muchos de los miembros del Clan Fang suspiraron por dentro, pero no dijeron nada. La línea de sangre directa del Clan Fang estaba en declive, y la de Fang Wei estaba en aumento. Esa era la situación actual.


Fang Xi se rió amargamente al darse cuenta de que no podía quedarse más tiempo allí. Estaba a punto de darse la vuelta e irse cuando, de repente, una mano apareció detrás de él y le dio unas palmaditas en la espalda, impidiéndole dar el último paso.


Al mismo tiempo, se podía escuchar una voz tranquila detrás de él.




"¿Qué pasa, Fang Xi?"

Cuando Fang Xi escuchó esa voz, un temblor lo recorrió. Se giró para ver que Meng Hao estaba detrás de él, habiendo aparecido allí en algún punto indeterminado en el tiempo. Encaramado en el hombro de Meng Hao estaba el loro, que guiñó un ojo a Fang Xi.

Meng Hao había aparecido sin el más mínimo sonido, y ni uno solo de los miembros cercanos del clan lo había notado. Todo lo que vieron fue a Meng Hao de repente parado allí, justo detrás de Fang Xi.

Los más de diez guardias de la Luna Negra miraron con ojos feroces y brillantes. Se sorprendieron, porque incluso ellos no tenían idea de cómo Meng Hao había aparecido allí. Él había aparecido literalmente en un abrir y cerrar de ojos.

Su aparición en la escena inmediatamente causó un gran revuelo entre los miembros del Clan Fang.

"¡Es Fang Hao!"




"¡Qué forma tan extraña de hacer una entrada! ¡No hizo ningún tipo de ondulación de desplazamiento en absoluto! ". Muchas personas sintieron que sus corazones comenzaban a latir con fuerza. Meng Hao acababa de inventar la píldora Espíritu del Sol del Palacio del Cielo, y había hecho sonar la Campana de Dao del Clan Fang. Por ahora, Meng Hao era una persona que muchos de los miembros del clan estaban meditando profundamente.

"Primo..." dijo Fang Xi, mirando a Meng Hao. Su expresión era de resentimiento, el tipo de mirada que aparece cuando un pariente querido aparece justo cuando te fastidian.


Meng Hao sonrió ligeramente, luego le dio unas palmaditas en el hombro a Fang Xi. Sin embargo, dentro del corazón de Meng Hao, la frialdad glacial subió a alturas monstruosas. Un momento antes, había estado en la distancia, viendo a Fang Xi siendo rechazado por los siniestros Guardias de la Luna Negra.


"Fang Xi, quédate conmigo. Veamos quién trata de interponerse en mi camino ". Con eso, Meng Hao se puso delante de Fang Xi y luego comenzó a caminar hacia adelante. Fang Xi respiró profundamente. Con los ojos llenos de determinación, comenzó a seguir a Meng Hao.


La docena de guardias de la Luna Negra observaron con diversas expresiones cuando Meng Hao se adelantó. Cuando había caminado unos treinta metros hacia ellos, dos de los Guardias de la Luna Negra resoplaron y luego se acercaron a él.




"Tu puedes  acercarte", dijo uno de ellos, "pero Fang Xi perturbó la paz pública aquí, y si se atreve a caminar a 300 metros de nosotros, ¡será castigado!" En un abrir y cerrar de ojos, los dos guardias de la Luna Negra estaban justo en frente de Meng Hao.

Sus palabras aún flotaban en el aire cuando Meng Hao repentinamente levantó su mano derecha y la empujó frente a él. Se oyeron estruendos cuando se formó un viento de fuerza de vendaval. Un incorpóreo Dragón de Lluvia Volador apareció de repente, rugiendo en silencio mientras disparaba hacia los dos Guardias de la Luna Negra. En un abrir y cerrar de ojos, estaba sobre ellos. Sus caras parpadearon, y lucharon con todo el poder que pudieron reunir. Sin embargo, la sangre roció de sus bocas cuando fueron lanzados a un lado.


Este desarrollo inmediatamente envió a las multitudes a un alboroto. Debe notarse que aunque los Guardias de la Luna Negra habían apuntado a Fang Xi, lo único que hicieron fue ahuyentarlo. No lo atacaron ni hirieron. En agudo contraste, Meng Hao atacó con fuerza dominante e hirió de inmediato a los dos guardias de la Luna Negra.


Fang Xi comenzó a ponerse nervioso de inmediato, pero la expresión de Meng Hao era tan fría como siempre. Mientras avanzaba, el resto de la docena de Guardias de la Luna Negra que estaban más adelante comenzaron a dirigirse hacia él.



"¡Has perturbado la paz e incluso te has atrevido a lastimar a la gente! ¡Fang Hao, no importa si estás respaldado por la División del Dao de la Alquimia, todavía enfrentarás el castigo del clan este día! "

La docena de guardias de la Luna Negra se abalanzaron hacia Meng Hao. Cuando estaban a solo unas docenas de metros de distancia, brillantes haces de luz explotaron repentinamente de los ojos de Meng Hao, y él dijo una cosa.


"¡PIÉRDANSE!"


Las palabras resonaron como tronidos. Ruidos llenaron el área, e incluso los Elegidos en el Pabellón de la Ascensión del Este lo oyeron y miraron.


Los Guardias de la Luna Negra frente a Meng Hao sintieron como si una montaña enorme e invisible los aplastara. La sangre salpicó de sus bocas y rugidos ensordecedores llenaron sus oídos. De repente sintieron como si sus bases de cultivo se hubieran vuelto inestables. No importaba que estuvieran en el Reino Inmortal; comenzaron a temblar cuando un viento aterrador los barrió y los hizo caer hacia atrás. La única oración de Meng Hao hizo que sus mentes giraran y los envió volando.


Los miembros circundantes del Clan Fang estaban completamente conmocionados.




Fang Xi miró, estupefacto, mientras Meng Hao avanzaba tranquilamente hacia adelante. ¡La multitud se separó de inmediato, haciendo un sendero para él que condujo todo el camino hasta el Lago de la Luna Brillante!

En la isla en el medio del lago, dentro de la Pagoda de la Ascensión del Este, Fang Wei y los demás a su alrededor vieron a la multitud apartarse como si hubiera aparecido algún tipo de Divinidad Inmortal.


Meng Hao avanzó, con el pelo largo y liso sobre los hombros como una capa. Su expresión era grave y severa, como si su ascenso a la prominencia le diera un aura cegadora que nadie podía ignorar.


Cuando los Elegidos en el pabellón vieron que era Meng Hao quien caminaba hacia ellos, se pudo ver una variedad de expresiones diferentes.


La cara de Li Ling'er parpadeó con odio mientras lo miraba.


Los ojos de Sun Hai se abrieron de par en par, respiró hondo y subconscientemente se inclinó hacia atrás.


Song Luodan y Taiyang Zi vieron a Meng Hao al mismo tiempo, y sus ojos brillaron con luz penetrante.


Luego estaba Fan Dong'er, cuya mirada se volvió tan filosa como una daga. En ese momento, no tenía un deseo más fuerte que el deseo de cortar a Meng Hao en pequeños pedazos. Ella comenzó a jadear, y de repente se volvió imposible para ella mantener su expresión previamente estoica."Meng Hao ..."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario