DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

miércoles, 18 de julio de 2018

ED Capítulo 1089: Viejo Pequeño

ED Capítulo 1089: Viejo Pequeño



La excursión continuó. Fuera de las ruinas y los cadáveres metálicos, el resto era arena amarilla.

No hubo elevaciones rocosas en este mundo, y mucho menos una escena de verdes colinas y aguas verdes. ¡Sin mencionar encontrar vida en un mundo así, no había rastros de pequeñas briznas de hierba!


Solo fue silencio y nada. Lo único que actuaba como un recordatorio de su existencia era la brisa ocasional que soplaba lentamente acompañada de arena caliente. Si no fuera por esto, se estarían preguntando si ya estaban muertos.


Este mundo era opresivo a un nivel sofocante. Las chicas habían experimentado un entrenamiento duro antes; habían estado en lugares aún más peligrosos que este.


Para los cultivadores, cruzar un desierto era realmente muy ordinario. Pero hoy, se sentían bastante oprimidas. A pesar de sus firmes corazones de dao, caminar por este mundo de arena dorada los dejó en un estado debilitado.


En el pasado, no importaba cuán peligrosos fueran sus lugares de entrenamiento, existía la esperanza de que, después de partir, vieran los maravillosos nueve mundos.




Sin embargo, caminar en este mundo dorado les dio la sensación de que no había fin, ¡solo más ruinas y arena! La conmoción inicial al ver a los hombres de hierro caídos y las ruinas desapareció después de que continuaron adelante ya que se habían vuelto insensibles a ella.

Viajaron bastante lejos y finalmente llegaron a un lugar donde solo había ruinas destrozadas a la vista.


Esta ciudadela en particular era la más grande que habían visto hasta ahora. Se extendía sin límites, hasta donde alcanzaba la vista. La luz del sol siempre golpea las partes dispersas en el suelo o las paredes colapsadas debido a su proliferación.


El tamaño de esta ciudadela de metal excedió la imaginación de todos. Tal vez incluso la ciudad más grande en la que habían estado no era tan grande como esta ciudadela.


Li Qiye echó un vistazo a este sitio sin fin y murmuró: "Debería ser este lugar".


Li Shuangyan preguntó: "¿Hemos venido aquí a buscar algo?"


Lentamente respondió con una mirada concentrada: "Estamos buscando un objeto de las leyendas, algo que nunca se había visto antes".


Con eso, entró en las ruinas para buscar con las chicas justo detrás de él.




De hecho, Li Qiye realmente no sabía lo que estaba buscando porque los registros de esta época se habían hundido en el río del tiempo. Pasó innumerables lunas y volcó todos los sitios antiguos en los nueve cielos para finalmente comprender un poco acerca de este mundo.

Viajar en estas ruinas daba la sensación de caminar en un mundo de metal. Aparte de la arena, había pequeñas partes metálicas en todas partes.


Después de caminar durante un largo tiempo, finalmente llegaron a un lugar que se parecía un poco a un palacio. A pesar de su estado destrozado, todavía se podía ver lo sagrado y extravagante que solía ser.


"Está justo por delante". El corazón de Li Qiye dio un vuelco al ver una plataforma alta frente a él. Esto era exactamente lo mismo que la antigua talla que había visto hace mucho tiempo. Corrió hacia adelante con prisa mientras las chicas seguían.


Después de apresurarse hacia la plataforma, lo primero que vio fueron tres hojas verdes.


Habiendo estado en este mundo por tanto tiempo, esta era la primera vez que veían el verdor de la vegetación. Esto los hizo sentir jubilosos, como si hubieran encontrado un oasis en el desierto seco. Era algo que no se podía describir con palabras.




Las tres hojas crecían encima de un árbol marchito. Se suponía que este árbol era bastante grande, pero algo lo destruyó y solo quedó un cuerpo de un metro de altura. No era demasiado grueso y su corteza rajada parecía escamas de dragón. Fue un espectáculo extraordinario para la vista.

Sin embargo, un árbol tan increíble y antiguo estaba al borde de la muerte. El árbol roto se había marchitado. Incluso las tres hojas que colgaban de su cuerpo estaban bastante languidas, como si pudieran desvanecerse en cualquier momento.


Lo que fue aún más impactante para las chicas fue que había una persona acostada bajo el viejo árbol. Era un viejo pequeño con un cuerpo solo del tamaño de un adolescente.


Sus brazos eran bastante largos y parecían fuera de lugar en comparación con el resto de su cuerpo. Su cabeza también era grande, haciendo que la gente se preguntara si su cuerpo podría soportarla. Sus ojos eran grandes a pesar de que estaban cerrados.


Su cuerpo se secó con solo su piel cubriendo sus huesos. Uno no podía ver ninguna señal de vida viniendo de este viejo. ¿Quién sabe por cuánto tiempo estuvo muerto?


Li Shuangyan y las otras se sorprendieron al ver este tipo de cadáver e intercambiaron miradas.




No les importaría nada si vieran este cadáver en el mundo exterior porque sería algo muy común, nada impactante en absoluto.

Sin embargo, en un mundo destruido de seres de metal, fue sorprendente ver un cadáver tan similar a un humano.


Li Qiye apuntó con su dedo a la frente del viejo. Una ley universal muy pequeña viajó adentro.


En este segundo, el viejo de repente abrió sus grandes ojos de una manera débil. A pesar de que era solo un pequeño entrecerrar los ojos, uno aún sentía esa poderosa mirada dentro. Tal escena sorprendió a las chicas.


"Alguien finalmente ha llegado". El viejo pequeño habló, pero no estaba hablando con la boca. Él estaba usando su intención divina; este era un método de comunicación que todos podían entender.


El viejo moribundo ni siquiera tenía la fuerza para respirar. Sus ojos miraron a Li Qiye muy rápido mientras su intención divina hablaba débilmente: "Estaba equivocado, estaba equivocado ... Yo fui el que destruyó todo el Mundo Máquina ..."


Con eso, el viejo casi no pudo hablar más. Definitivamente estaba muerto y solo tuvo un aliento final. Fue Li Qiye quien prolongó este momento.




"Cuidado ... cuidado ... contraataque ..." Eventualmente, el  viejo pequeño gastó su último aliento para decir esto. Sus ojos se cerraron después cuando se separó de este mundo.

En este momento, su mano derecha se aflojó lentamente para revelar un objeto que había estado agarrando todo el tiempo. Finalmente lo reveló para que Li Qiye lo viera.

"¿Podemos salvarlo?" Preguntó Mei Suyao. Este viejo definitivamente sabía muchas cosas.

Li Qiye sacudió suavemente la cabeza: "Incluso si hubiera inmortales en este mundo, todavía no podrían salvarlo. Solo persistió hasta ahora para decir esa frase ".

"Correcto, y confiando completamente en este árbol también". Sus ojos se posaron en el árbol en el que el viejo estaba apoyado.

Cambió sus ojos al objeto en la mano del viejo y extendió la mano para tomarlo.

No era grande y parecía estar hecho de bronce antiguo. Se parecía un reloj de bolsillo que estaba ensamblado con muchas piezas exquisitas de una manera indescriptible. Nadie en este mundo podría crear tal artículo.



"¿Qué es eso?", Preguntó Bai Jianzhen. El viejo estaba agarrando este objeto todo el tiempo. Esto hizo que su valor insondable fuera aparente.

Li Qiye lo miró cuidadosamente, pero de repente hubo un impacto en su palacio de destino.

"¡Buzz!" Li Qiye abrió su palacio y algo salió volando desde adentro. Era el Huevo Miriadas de Estrellas que siempre había estado en su decimotercer palacio. Inmediatamente fue por el objeto en su mano, aparentemente queriendo tomarlo de Li Qiye. [1. El huevo / piedra del Cementerio del Cadáver 
Celestial .]

Inmediatamente agarró el huevo y lentamente dijo: "¿Quieres este tesoro? No tan rápido…"

Las chicas encontraron esta escena bastante extraña también. No sabían el origen del huevo ni por qué quería este objeto.



El huevo no estaba contento con ser retenido por Li Qiye. Se sacudió violentamente como si quisiera escapar de su supresión.

Li Qiye dijo lentamente: "No juegues conmigo, mi temperamento es mucho peor que el tuyo. Te permito ser arrogante en mi palacio del destino porque tienes algún valor para mí. Sin embargo, si me enojas, ¡te cocinaré!"

Eventualmente, el huevo de piedra comenzó a calmarse. ¡Una existencia como esa sabía que las palabras de Li Qiye eran más que solo una amenaza!

Echó un vistazo al huevo. Hasta ahora, el huevo no quería nada, pero parecía tener un gran deseo por este objeto.

Li Qiye miró hacia atrás en el tesoro en su mano y le preguntó: "¿Quieres esto?" Tenía un conocimiento general de este objeto. De lo contrario, no habría pasado tanto tiempo en el Mundo  Máquina.

El huevo de piedra tembló una vez para transmitir su intención claramente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario