DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

viernes, 27 de julio de 2018

AWE Capitulo 64: La moral y el funeral



AWE Capitulo 64: La moral y el funeral



Mientras Ouyang Jie miraba a Li Qinghou irse, su voz resonó a los discípulos de los alrededores. "Dividan ce y hagan todo lo posible para localizar a Bai Xiaochun. Quien lo encuentre recibirá una recompensa de mis puntos de mérito personalmente. ¡Si encuentran cultivadores de Clan Luochen supervivientes, mátenlos!

Dos mil cultivadores pasaron un mes entero buscando en el área de 5.000 kilómetros.

Buscaron prácticamente en todas las ubicaciones posibles, pero nadie encontró a Bai Xiaochun. Sin embargo, descubrieron los cadáveres de los cultivadores del Clan Luochen que él había matado. Cuando los cadáveres aparecieron uno tras otro, los discípulos de la Secta Interior se sorprendieron cada vez más.

Prácticamente todos los cultivadores del Clan Luochen habían sido asesinados de un solo golpe. Los discípulos de la Secta Interior apenas podían imaginar cómo un discípulo de la Secta Exterior en el sexto nivel de Condensación Qi podría haber hecho algo así.

Qian Dajin jadeó una y otra vez, y de repente se dio cuenta de que en realidad sería mucho mejor para él si Bai Xiaochun estuviera muerto. Él mismo probablemente no era rival para alguien tan violento y poderoso. La furia de Li Qinghou hizo que se pusiera más nervioso, e incluso comenzó a gemir interiormente.

"¡Maldición!", Pensó. "¿Por qué no me dijiste que tenías tales conexiones? ¡Si lo hubieras hecho, nunca te hubiera provocado! "

Eventualmente encontraron los cadáveres de los tres discípulos que estaban en el octavo nivel de Condensación Qi, y solo podían imaginar cómo debería haber sido esa batalla amarga e intensa. Los dejó tambaleándose.

Pronto todos llegaron a la conclusión de que Bai Xiaochun ... probablemente había sido asesinado en esa cadena montañosa sin nombre. Ese era un lugar plagado de bestias peligrosas y muchos otros peligros que podrían matar a una persona y no dejar ningún cadáver detrás.

Eventualmente, capturaron a los dos discípulos del clan Luochen que Chen Heng había enviado tras de Hou Yunfei y Du Lingfei. Cuando supieron que una de las personas que perseguía a Bai Xiaochun no había sido otra que el príncipe heredero del Clan Luochen, que estaba en el noveno nivel de Condensación Qi, todos se resignaron al hecho ... de que Bai Xiaochun realmente debía estar muerto.

Después de que el mes de búsqueda terminó, todos regresaron a la secta. Hou Yunfei había sido encontrado relativamente temprano, gravemente herido, pero vivo. Con todo el poder de la secta centrado en curarlo, terminó estando bien.

Tanto él como Du Lingfei habían realizado importantes servicios meritorios para la secta, pero eso los dejó sin ningún sentimiento de emoción. En cambio, sintieron tristeza y no pudieron dejar de pensar en los eventos que ocurrieron.

Ambos querían regresar para unirse a los esfuerzos de búsqueda cuando estaban en marcha, pero sus heridas eran demasiado serias. La única persona que se negó a renunciar a la búsqueda de Bai Xiaochun fue Li Qinghou. Viajó solo a la cordillera sin nombre, donde buscó durante dos meses completos. Aparte de unos pocos lugares en los que ni siquiera él podía entrar, buscó a lo largo y ancho de las montañas. Extrañamente, a pesar de que parecía claro que Bai Xiaochun tenía que estar en estas mismas montañas, no pudo encontrar ni rastro de él. Era casi como si Bai Xiaochun estuviera actualmente en otro mundo.

Durante el proceso de búsqueda, terminó peleando contra algunas poderosas bestias, e incluso fue herido por algunos de ellos. Dos meses después, con gran amargura, se paró frente a cierto árbol con un trozo de tela manchado de sangre.

"Si no te hubiera traído a la secta ..." pensó Li Qinghou. Cuando cerró los ojos, recordó la imagen de Bai Xiaochun allí en montaña campana, mirando asustado a la muerte del rayo y el trueno. Pensó en lo asustado que había estado en el valle de las 10,000 serpientes, en lo que había sucedido durante la competencia de la secta y en cómo había ocupado el primer lugar en todas las estelas de piedra.

Suspiró en silencio, aparentemente envejeciendo cuando extendió la mano y recogió la tela ensangrentada. Ya había recogido siete u ocho piezas de tela similares así durante su búsqueda.

Al final, abandonó la jungla, transformándose en un rayo de luz que se disparó en la distancia.

Así terminó la rebelión del Clan Luochen. La Secta Corriente Espiritual golpeó como un rayo, aniquilando por completo a los traidores. El asunto causó un gran revuelo en la extencion inferior Madera del Este del Rio Extencion Celestial. En el mundo de cultivo del Continente Madera del Este, que era uno de los cuatro grandes continentes, innumerables clanes cultivadores y sectas aprendieron sobre el asunto. Como resultado, creció el temor que sentía hacia la Secta Corriente Espiritual, una secta que era una de las Cuatro Grandes Sectas en la extencion baja del continente Madera del Este.

Después de una investigación de la Secta Corriente Espiritual, encontraron algunas pistas sobre por qué el Clan Luochen se había convertido en traidor. El sello de sangre fue una de las razones, pero había una motivación aún más profunda. Después de unir varias pistas, las vastas ramificaciones dejaron a la Secta Corriente Espiritual impactada.

Si no hubieran detenido el asunto cuando lo hicieron, la reacción en cadena resultante habría llevado a muchos otros clanes cultivadores a escuchar sobre el asunto y luego seguir con la rebelión. Hubiera sido casi lo mismo a que un enemigo poderoso hubiera invadido el territorio de la Secta Corriente Espiritual, y hubiera tenido graves repercusiones,  e incluso la desestabilización de la secta.

Las noticias sobre las hazañas realizadas por Du Lingfei y Hou Yunfei se extendieron rápidamente, al igual que las historias de Bai Xiaochun sacrificándose noblemente.

El hecho de que se había negado a abandonar a sus compañeros discípulos, e incluso se había utilizado a sí mismo como cebo para alejar al enemigo, dejó a muchas personas conmovidas. El mundo de la cultivación estaba lleno de personas egoístas; individuos como Bai Xiaochun no eran comunes. La pérdida de tal discípulo dejó a muchas personas, incluso el Líder de la Secta y los Ancianos, sintiéndose muy ofendidos.

Hubo otras implicaciones que vinieron con todo el evento. Sin embargo, a medida que salieron a la luz más pistas, la Secta Corriente Espiritual creció más y más silenciosa. Por alguna razón desconocida, finalmente dejaron de investigar. Sin embargo, todos los cultivadores del Establecimiento de la Fundación en la secta aumentaron su nivel de vigilancia hasta un punto mucho más allá de lo normal.

Aparentemente ... se avecinaba una tormenta.

Los bancos del sur y del norte juntos tenían siete señores máximos. Además de eso, el líder de la secta y otros ancianos. Después de mucha discusión e investigación, llegaron a una decisión unánime.

Du Lingfei, Hou Yunfei, así como el fallecido Feng Yan, todos habían realizado un servicio meritorio. En cuanto a Bai Xiaochun ... ¡había logrado un tremendo servicio más allá de lo ordinario!

La decisión final fue explicada por el Líder de Secta Zheng Yuandong. "Se avecina una tormenta. Lo más importante ... es levantar el ánimo de todos. Durante diez mil años, la moral de nuestra secta se ha mantenido alta. Teniendo en cuenta el tremendo servicio que Bai Xiaochun ha realizado, a costa de su propia vida, solo podemos pagar su bondad realizando un gran funeral. Aquellos que contribuyen a la secta nunca serán olvidados ".

En los días siguientes, aunque la Secta Corriente Espiritual no investigó más las razones de la traición del Clan Luochen, aprovecharon todas las oportunidades para difundir la historia de cómo Bai Xiaochun se había sacrificado por sus compañeros discípulos, y cómo él había luchado noblemente por la secta.

A medida que se propagaba la historia, más y más discípulos de los diversos picos de las montañas en los bancos del sur y del norte aprendieron el nombre Bai Xiaochun, y lo que él había hecho para salvar a sus compañeros discípulos.

Por supuesto, la secta en sí misma no era indecisa para un discípulo tan devoto y leal. Li Qinghou había erradicado a un clan entero, y dos mil discípulos de la Secta Interior habían sido movilizados. Enviar una fuerza tan poderosa para manejar la situación era como matar a un pollo con un hacha de guerra.

No solo todos los discípulos de la secta recordaron el nombre de Bai Xiaochun, sino también la reacción de la secta ante la situación. A pesar de que la secta obviamente había reaccionado de tal manera intencionalmente ... esa reacción fue exactamente lo que los discípulos esperaban.

Durante diez mil años, esa fue la tradición inmutable de la Secta del Arroyo del Espíritu.

¡Toca a uno de nuestros discípulos y morirás, sin importar cuán lejos corras!

Cuando un discípulo de la Secta Corriente Espiritual salió de la secta, nunca estuvieron solos: fueron respaldados por toda la Secta Corriente Espiritual. La secta era como un escudo, eternamente allí para su protección.

Debido a eso, los discípulos estaban dedicados a su secta, y gastarían cualquier esfuerzo, incluso entregarían sus vidas, para defenderla, su hogar.

Esa fue la poderosa Secta Corriente Espiritual, que había comenzado hace diez mil años como una pequeña secta con solo unas pocas docenas de personas en ella.

Para determinar si Bai Xiaochun realmente estaba muerto, el Líder de la Secta pidió ayuda a uno de los principales ancianos de la secta, que era experto en adivinar información de los cielos. Desafortunadamente, su magia de adivinación no reveló ningún indicio de que Bai Xiaochun todavía estuviera vivo en el mundo. Lo único que descubrió fue un aura de muerte, que parecía demostrar que Bai Xiaochun ... había muerto en la batalla, luchando por la secta.

En una mañana lluviosa, unos días después, el sonido triste de las campanas se escuchó a lo largo de la Secta Corriente Espiritual. Incontables discípulos vestidos con túnicas negras emergieron silenciosamente de sus residencias, expresiones de dolor en sus rostros mientras se reunían a medio camino en Pico Nube Fragante.

Allí, una lápida sepulcral había sido erigida, con un retrato de Bai Xiaochun en ella, sonriendo alegremente.

Gran Gordito Zhang estaba allí en medio de la multitud. Miró a todos a su alrededor y luego miró la lápida y el nombre de Bai Xiaochun. Cuando cayó la lluvia y empapó su ropa, lloró, recordando todos sus recuerdos del pasado. Pensó en cómo habían comido los diversos tesoros espirituales hurtados, sobre cómo se habían reído y bromearon juntos, sobre cómo habían vendido pases en la Secta Exterior, y sobre el robo de pollos ...

"Noveno gordito ..." murmuró Zhang grande y gordo, muy triste. Su corazón se sentía vacío, y el dolor hizo que todo el mundo pareciera oscuro.

Los otros gordos de los Hornos, Hermanos mayores de Bai Xiaochun, estaban todos llenos de dolor y no podían dejar de llorar, incluido Tercer Gordito Hei.

Xu Baocai, Chen Zi'ang, Zhao Yiduo y los Ancianos Xu y Zhou, así como todos los demás que Bai Xiaochun conoció desde que se unieron a la secta, todos se quedaron en la multitud, con caras llenas de dolor.

Zhou Xinqi vino y miró en silencio la lápida. Después de escuchar la historia de lo que Bai Xiaochun había hecho, no pudo evitar pensar en cuán celosamente había buscado al ladrón de pollos.

Hou Yunfei llegó, apoyada en el hombro de Hou Xiaomei. Se quedó allí, con los puños apretados, temblando de dolor.

"Hermano menor Bai ..." Una sonrisa amarga torció su rostro. Después de volver a la secta, comenzó a pasar sus días bebiendo. Simplemente no podía olvidar el momento en que Bai Xiaochun había alejado a todos los enemigos, usándose como cebo.

Más y más personas aparecieron, hasta que la sección central del Pico Nube Fragante estuvo repleta de innumerables discípulos, todos mirando en silencio la lápida.

En el frente de la multitud estaba Du Lingfei. Su rostro estaba pálido, y era imposible distinguir la diferencia entre las lágrimas que corrían por sus mejillas y el agua de lluvia. Parecía estar aturdida, y aunque su rostro era tan hermoso como siempre, esa belleza ahora era triste y conmovedora.

"Podrías haber permanecido vivo ... pero aquí estoy, y te has ido ..." Los días de Du Lingfei se habían pasado en la tristeza y la miseria recientemente. Había perdido peso y con frecuencia soñaba con el momento en el que Bai Xiaochun había regresado, inquebrantable y decidido. Y luego se fue, una escena que la dejó llorando y atormentada por el dolor.

Mientras las campanas de duelo sonaban, haciendo eco en todas las direcciones, rayos de luz se dispararon hacia la lápida desde todas las direcciones. Dentro de ellos se encontraban los siete seńores máximos, todos los ancianos de la Secta Corriente Espiritual, e incluso el líder de la secta. Vestían túnicas negras, y cuando se congregaron cerca de la lápida, sus expresiones eran de tristeza.

En cuanto a Li Qinghou, la amargura y el reproche le llenaron el corazón.

Un momento después, el líder de la secta comenzó a hablar, su voz tranquila y lenta.

"Bai Xiaochun era un discípulo de la Secta Exterior del Pico Nube Fragante en la Secta Corriente Espiritual. Era un sol ardiente en el Dao de la medicina, un Elegido entre los discípulos. En su batalla contra el Clan Luochen, mató a numerosos traidores del Clan Luochen, y se sacrificó para salvar a sus compañeros discípulos. Fue leal a su secta y dio su vida en la más tremenda muestra de servicio meritorio. ¡Los discípulos de la Secta Corriente Espiritual recordarán su nombre por toda la eternidad!"

Su voz se llenó de dolor, y cuando su voz hizo eco, las lágrimas de Du Lingfei fluyeron aún más. Hou Yunfei,Gran Gordito Zhang y muchas otras personas lloraban.

"¡En este día, confío a Bai Xiaochun el título del discípulo Prestigioso de la Secta Corriente Espiritual!" En respuesta a las palabras del Líder de la Secta, innumerables discípulos fueron sacudidos. Escuchar el término discípulo Prestigioso dejó a todos conmovidos.

Esa posición era un honor inigualable dentro de la Secta Corriente Espiritual, y solo podía haber un discípulo Prestigioso dentro de la secta dentro de cualquier generación. Era una posición más alta que la Secta interna, y en pie de igualdad con el Escalon del Legado. El estado del discípulo Prestigioso se le dio a los muertos, mientras que el Escalon del Legado fue para los más poderosos entre los vivos.

A lo largo de la historia de diez mil años de la Secta Corriente Espiritual, solo hubo nueve discípulos con tal título, todos y cada uno de los cuales habían sido conferidos después de morir en la batalla por la secta. A partir de este momento, ahora hay diez discípulos en la historia de la secta.

Ni una sola persona presente sintió que el honor era inapropiado. Bai Xiaochun se lo había ganado con su vida.

"Desde el momento en que se unió a la secta hasta que sacrificó su vida", continuó el líder de la secta, "Bai Xiaochun nunca tuvo un Maestro. Después de haber dado su vida por la secta, me niego a permitirle vagar solo por el inframundo. Por lo tanto, representaré a mi maestro muerto, el maestro taoísta Tamiz del Alma, para aceptar a Bai Xiaochun como su aprendiz. De ahora en adelante, él puede continuar persiguiendo al gran Dao en el inframundo ". En respuesta a las palabras del líder de la secta, Li Qinghou asintió con la cabeza, el dolor parpadeando en sus ojos mientras miraba la lápida.

"¡Y ahora todos ... observarán un momento de silencio!". Con eso, el líder de la secta cerró los ojos e inclinó la cabeza, al igual que todos los otros discípulos presentes.

Después de unas pocas respiraciones, el momento de silencio terminó. Du Lingfei no pudo contener sus sentimientos por más tiempo, y comenzó a llorar.

En el mismo momento en que todos estaban observando el momento de silencio, en la anónima cordillera, Bai Xiaochun abrió lentamente los ojos y estornudó.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario