DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

jueves, 31 de mayo de 2018

ISSTH Capítulo 801: ¡Nos volveremos a encontrar!

ISSTH Capítulo 801: ¡Nos volveremos a encontrar!


Libro 6: Fama que Sacude la Novena Montaña; el Sendero hacia la Verdadera Inmortalidad



El padre y la madre de Meng Hao no lo dudaron ni por un momento. Mientras existiera la posibilidad de que Meng Hao mejorara, estaban dispuestos a pagar cualquier precio. Si ese precio era una pérdida de libertad, y les exigía renunciar a su estatus y prestigio e ir al Planeta del Cielo Sur para protegerlo durante 100.000 años ...

¡Entonces estaban dispuestos!

Dejarían el Planeta Victoria del Este y se llevarían a Meng Hao y su hermana mayor. ¡Dejarían el Clan Fang!

En vísperas de su partida, la generación mayor del Clan Fang apareció para verlos. Como no podían llevar nada que estuviera contaminado con su Karma, el padre de Meng Hao se vio obligado a dejarlo todo atrás.

Lo único que tomó fue una espada de hierro.





No tomaron las dos Frutas Nirvana de Meng Hao con ellos. La generación mayor del clan, incluido el Patriarca, eligió mantenerlas a salvo. Cuando Meng Hao se recuperara y regresara, las dos Frutas Nirvana le pertenecerían.

El padre de Meng Hao se burló fríamente en respuesta a esto. ¿Cómo podría él no entender el verdadero significado detrás de la directiva? Originalmente, no había planeado dejar atrás las Frutas Nirvana.


"Muy bien, las Frutas Nirvana se quedarán aquí con el Jefe del Clan", dijo, con los ojos brillantes con una luz intensa. "¡En unos años, Hao'er personalmente regresará para recuperarlas!" Con eso, arrojó los preciosos tesoros que eran las Frutas Nirvana.


Por supuesto, lo que los ancianos no sabían era que para el padre de Meng Hao, estos dos preciosos tesoros eran en realidad la fuente de una tristeza increíble.


Se marcharon unos días más tarde, llevándose a Meng Hao y su hermana mayor. Desde el Renacimiento Nirvánico más reciente, había estado letárgico y algo en blanco.




Cuando llegaron al Planeta del Cielo Sur, se dirigieron al remoto estado de Zhao, debajo del monte Daqing, y se establecieron en el condado de Yunjie. La hermana de Meng Hao no se quedó con ellos. Ella fue a las Tierras del Este, donde se unió a la división de Tierras del Este del Clan Fang, y se centró en el cultivo. Ella quería dejar a su padre y su madre solos para pasar lo que quedaba de los siete años con su hermano menor.

Durante esos siete años, Meng Hao estaba realmente muy feliz. Poco a poco se hizo muy inteligente y comenzó a concentrarse en estudiar. En la víspera de su séptimo cumpleaños, un viento violeta soplaba afuera. Sus padres estaban desconsolados y ansiosos, pero para salvar su vida, se fueron. No tenían otra opción.

Cuando se despertó y comenzó a llorar, sus padres no estaban ...



--------


Meng Hao abrió los ojos. Las lágrimas que corrían por su rostro habían empapado sus prendas. La visión se desvaneció, y vio a su padre y su madre sentados allí frente a él.

Ahora podía ver algunos pelos blancos en la cabeza de su madre que no habían estado allí antes. La cara de su padre parecía más vieja que en el pasado.


Estaban mirando a Meng Hao con un amor que hizo temblar su corazón.


Ahora él entendió todo. Sus dudas fueron resueltas. Sus preguntas fueron respondidas. Cuando vio los eventos que habían tenido lugar en sus dos vidas anteriores, parecían un sueño. Sin embargo, ahora se había despertado, y aún así, todo lo que había sucedido durante el sueño permanecía en su cabeza, y nunca sería borrado.


"Tribulación del Séptimo Año ...", pensó. "Mis padres estuvieron de acuerdo en proteger este lugar por 100,000 años ... por mi. 100.000 años .... "Meng Hao ni siquiera pudo abarcar su cabeza en un período tan increíble de tiempo. La sensación retorcida en su corazón había desaparecido por completo. Ya no se sentía perjudicado, y de hecho, sintió un poco de dolor y arrepentimiento.


Sus padres no merecían la culpa.




Pagaron mucho, demasiado, y nunca se quejaron ni una sola vez. No le exigieron nada ni pidieron ninguna compensación. Ellos solo querían ... que él pudiera vivir.

Meng Hao tembló, y aún más lágrimas comenzaron a correr por su rostro.

"Mamá ..." dijo en voz baja. "Papá…."

Temblando, su madre dio un paso adelante y lo tomó en sus brazos. Ella también estaba llorando.

"Hao'er, todo va a estar bien. Tú trascendiste la tribulación. Todo estará bien…."

El padre de Meng Hao, que una vez fue el hijo mayor y descendiente directo de la línea de sangre del Clan Fang, un asombroso Elegido que todavía maravillaba en el mundo exterior, dio un paso adelante y abrazó a su esposa e hijo.




"Ya pasó, Hao'er. Todo está en el pasado ahora ... "Su voz tembló un poco, y él también estaba llorando. Esta era solo la segunda vez que lloraba como adulto.

La primera vez fue cuando Meng Hao experimentó el Renacimiento Nirvánico por segunda vez. Cuando vio a su hijo pasar de siete a un bebé, cuando vio el dolor en la cara diminuta de Meng Hao, cuando vio que sus ojos se volvían lentamente apáticos ... había llorado.

"¿Qué pasa con mi hermana mayor ...?", Preguntó Meng Hao en voz baja. Nunca podría olvidar la imagen de su dura hermana mayor protegiéndolo en su segunda vida.

Ni olvidaría las palabras que ella había pronunciado.

No tengas miedo hermano menor, tu hermana mayor está aquí para protegerte!

Llorando feliz, su madre respondió: "Ha estado en meditación recluida en las Tierras del Este por algún tiempo. Después de que regresemos, esperaremos a que ella emerja, ¡y entonces podremos tener una gran reunión! "




"¿Qué pasa con el abuelo Meng y el abuelo Fang ...?", Preguntó Meng Hao.

Cuando hizo la pregunta, su padre se quedó allí en silencio por un momento. El corazón de Meng Hao comenzó a latir con fuerza. Recordó que sus dos abuelos se habían ido juntos para buscar un Forastero.

El Forastero vino, pero sus dos abuelos nunca regresaron.

Después de un largo momento, su padre dijo: "Todas las cosas tienen un precio. Las lámparas de vida de tu abuelo Meng y el abuelo Fang aún arden. Todavía están vivos, pero ... no sabemos dónde están ".

Meng Hao se sentó allí silenciosamente, y su corazón se dobló dolorosamente. Ahora que sabía la razón de todo, sintió una profunda culpa por sus dos abuelos.

Si no fuera por ellos, ese Forastero nunca habría aparecido, y él habría regresado al polvo hace mucho tiempo, con solo cuatro Frutas Nirvana  dejadas atrás.





Fue por él que sus dos Abuelos nunca regresaron.

Además, sus padres estuvieron atascados protegiendo el Cielo Sur por 100,000 años. Cuando pensó en esto, Meng Hao se sintió aún peor. Miró a sus padres, y aunque no dijo nada, sus sentimientos ya estaban grabados en su corazón.


Él nunca podría pagar la bondad que le mostraron sus padres y parientes.


El Patriarca Demonio de Sangre nunca despertó, y pronto llegó el momento de que Meng Hao se fuera con su padre y su madre. Su padre y su madre se pusieron frente al Monte Demonio de Sangre, se tomaron de las manos y se inclinaron profundamente.


Unos días más tarde, cuando el trabajo de restauración estaba en marcha en el Dominio del Sur, Meng Hao y sus padres se fueron. Antes de regresar a las Tierras del Este, fueron a visitar a su maestro, Demonio de la Píldora.


Su madre y su padre estaban muy agradecidos por todo lo que Demonio de la Píldora había hecho, e incluso le ofrecieron regalos costosos. En respuesta, sin embargo, la cara de Demonio de la Píldora se oscureció. No importaba que estuviera frente a personas con poderosas bases de cultivo, se negó a aceptar los regalos.





"¡Meng Hao es mi discípulo! ¡¿Cómo podría aceptar regalos de usted ?! "dijo.

El padre de Meng Hao se tomó de las manos y se inclinó profundamente ante él, luego envió un hilo de su voluntad de Dao, que se solidificó dentro del cuerpo de Demonio de la Píldora y causó un temblor que lo atravesó.


Voluntad de Dao como esta era algo muy importante para Demonio de la píldora, y lo ayudaría a verificar su sendero de cultivo.


"Qué grosero de nosotros", dijo el padre de Meng Hao. "Perdóname, Gran Maestro. Por favor acepta este hilo de voluntad de  Dao. Hao'er no nació en las tierras del Cielo Sur, por lo que el destino Inmortal para este período de diez mil años no puede pertenecerle. Gran maestro, admiro mucho sus aspiraciones con respecto al Dao. ¡Cuando llegue tu verdadera Tribulación Inmortal, personalmente actuaré como Protector de Dao para ti! "


Permanecieron en la Secta del Destino Violeta por varios días. Chu Yuyan continuamente evitó a Meng Hao, lo que le hizo suspirar. Sin embargo, él no forzó el asunto, y finalmente se fue con sus padres. Fueron a visitar al Patriarca Song, y finalmente abandonaron el Dominio del Sur.





Cuando se transformaron en haces de luz prismática que se dispararon en la distancia, Chu Yuyan estaba orgullosamente en el pico de montaña en la Secta del Destino Violeta. Ella no dijo nada, simplemente se quedó allí, pareciendo un tanto desolada. Cuando Demonio de la Píldora la vio, suspiró.

Fue de esta manera que Meng Hao dejó el Dominio del Sur con sus padres.

En el camino, Meng Hao mencionó que quería pasar por el Mar de la Vía Láctea para buscar a la vieja tortuga Patriarca Confianza. La madre de Meng Hao sacudió la cabeza con una sonrisa.

"La tortuga de la que hablas se fue hace mucho tiempo. Ya no está en las tierras del Cielo Sur ".

Meng Hao se quedó boquiabierto, y luego apareció una expresión de odio en su rostro. "Es algo bueno que se fue tan rápido", pensó para sí mismo, "de lo contrario lo habría rastreado y le habría mostrado una o dos cosas".

Mientras tanto, en el cielo estrellado ...




Una enorme tortuga flotaba entre las estrellas. Tenía un continente entero a sus espaldas, sobre el cual existían innumerables vidas, incluyendo numerosos cultivadores y sectas.

Por supuesto, no se dieron cuenta de que estaban flotando entre las estrellas. Cuando levantaron la vista, lo que vieron fue un cielo producido mágicamente.

La tortuga, por supuesto, no era otra que el Patriarca Confianza. Actualmente, su cabeza estaba metida dentro de su caparazón, y estaba tarareando una pequeña melodía. Se veía increíblemente feliz y orgulloso de sí mismo.

"¡Je, je! ¡El Patriarca es el más increíble, una vez más! ¡Ahora que he huido aquí, ese pequeño bastardo nunca podrá encontrarme!

"¡Jajaja! ¡De ahora en adelante, mi futuro es tan ilimitado como el mar y el cielo! ¡El Patriarca tiene libertad por fin!


(jajaa maldicion como sera la reunion entre la vieja tortuga el loro y el gran maxima vejacion, alli si que se volvería loco meng hao)


"Veamos cómo reacciona ese pequeño bastardo cuando se de cuenta de que ya no estoy en el Planeta del Cielo Sur. ¡Se quedará mudo! ¡Jajaja! "La idea de Meng Hao yendo al Mar de la Vía Láctea para buscarlo, solo para ser incapaz de encontrarlo, hizo que el espíritu del Patriarca Confianza se levantara instantáneamente aún más. Continuó reflexionando sobre cómo era mucho más inteligente que Meng Hao.

"¿Quieres que el Patriarca sea tu Protector de Dao? ¡Imposible! Ai ... todo es culpa de esos viejos bastardos de la Liga de Selladores de Demonios. Deben haber dañado mi cerebro de alguna manera. ¿Cómo es que no se me había ocurrido antes que podía simplemente volar lejos del planeta del Cielo Sur?


"Aunque, es mejor tarde que nunca. ¡Ahora que finalmente he volado del Cielo Sur, siento que en realidad me he vuelto más inteligente!


"Aiyaaa, ¿a dónde debería ir ahora? Ah, realmente no importa. Recuerdo que hace años tuve una amada en Victoria del Este. Me pregunto cómo estará después de todos estos años. Debería ir a ver a mi vieja querida." Suspirando un tanto emocionalmente, el Patriarca Confianza parpadeó mientras se lanzaba hacia el Planeta Victoria del Este, llevándose el Estado de Zhao con él.


Mientras voló, tarareó su pequeña canción, sintiéndose extremadamente feliz ...





Había alguien más corriendo a toda velocidad a través del cielo estrellado. Era un viejo loco que claramente no era inmortal. Sin embargo, por alguna razón, emanaba un fuerte qi Inmortal, y era capaz de volar entre las estrellas.

"Ascensión inmortal ... Ascensión inmortal ... "Cuando su voz resonó, una extraña transformación parecía estar ocurriendo. Su rostro era antiguo por un momento ... pero luego parecía joven de repente.


Sin embargo, la cara vieja y la joven se veían diferentes entre sí. ¡Eran dos personas diferentes!


Este fue el 10 ° Patriarca del Clan Wang. En cuanto a la transformación de su apariencia ... si fuera Meng Hao, reconocería esa cara joven. No era otro que ... ¡Wang Tengfei, cuya alma había sido devorada por su ancestro!


Mientras tanto, dos figuras aparecieron en la frontera entre los Altos del Norte y las Tierras del Este, arrastrándose sigilosamente. Uno de ellos era un joven con túnica negra que parecía delicado y bonito, casi como un escolar. Si mirabas de cerca, en realidad se parecía a Meng Hao. Sin embargo, había una expresión pervertida en sus ojos que arruinó completamente la imagen completa.





Junto a él había un hombre alto y gordo, que de vez en cuando farfullaba quejas.

"Correr, correr, huir. Todo lo que sabes hacer es huir. Te lo he estado diciendo todo el tiempo, esto está mal. ¡Es inmoral! ¡Es muy, muy desvergonzado! Nunca deberíamos haber huido entonces ... 

Hemos terminado. ¡Completamente terminado! Meng Hao se ha vuelto increíblemente poderoso ... ¿Que hacemos ahora? ¿Qué se supone que debe hacer Lord Tercero ahora?"

"¡Cállate!", Respondió el joven con arrogancia, mirando al hombre gordo por el rabillo del ojo. "Lord Quinto ni siquiera ha dicho nada, ¿para qué estás agitando tus encías? ¿Qué diablos quieres? Déjame preguntarte, ¿sabes lo que viene después del tres? ¿Puedes contar todo el tiempo hasta cinco?


"¡Bien, Lord Quinto puede!


"Ten fe en el Señor Quinto, ¡gana la vida eterna! ¡Lord Quinto te lleva a las Tierras del Este! ¡Con esta pluma que cayó del cielo, definitivamente podremos vivir la buena vida! "El joven sacudió su cuerpo casi de la misma manera que un pájaro cuando estira sus plumas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario