DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

domingo, 27 de mayo de 2018

ED Capítulo 945: Ciudad Santa

ED Capítulo 945: Ciudad Santa



Lo primero que vieron las personas mientras miraban hacia la dirección de la Ciudad Santa no fueron los propios establecimientos, sino una gran cordillera. La ciudad fue erigida justo al lado de esta cordillera.

La ciudad era bastante grande, pero era como una pequeña roca en comparación con esta cordillera, como un pequeño bote en medio de un vasto océano.


La gente llamaba a este lugar las Montañas del Dragón Oculto. Se extendió por millones de millas como un dragón que yace en la interminable Tierra Estéril.


La Ciudad Santa era de buen gusto simple y arquitectónicamente sin adornos. Parecía haber experimentado la intemperie de incontables años, pero aún se mantenía firme.


Había un dicho en el Mundo del Emperador Mortal: Descenso en el Este, Santo en el Sur. Esto se refería a Ciudad Descenso en las Cien Ciudades del Este y Ciudad Santa en la Tierra Estéril.


Se rumorea que la Ciudad Santa solía llamarse Ciudad Vigía del Cielo, pero más tarde, los cultivadores nunca se atrevieron a actuar violentamente en esta ciudad, por lo que se convirtió en una tierra de paz. Eventualmente, la gente vino a llamarla Ciudad Santa en su lugar. [1. Motivo similar a Guardia del Cielo, pero una palabra diferente.]




Además de su estilo simplista, un aire auspicioso interminable impregnaba el espacio sobre la ciudad hasta el firmamento. Un aura violeta a veces se condensa en el cielo. Innecesario decir que había árboles gigantes en la zona, pintando una imagen verde. Cascadas cayeron del cielo junto a los palacios y picos flotantes sobre ...

Los forasteros nunca habían oído hablar de ninguna secta o linaje imperial imbatible en la Ciudad Santa. Solo algunos clanes fueron mencionados en el mejor de los casos. Sin embargo, ¡estarían muy equivocados si miraran hacia abajo en la Ciudad Santa por esta razón! La Ciudad Santa era el lugar de reunión de la raza humana y se consideraba que estaba en el mismo nivel que la Ciudad Descenso del Este; estos fueron los dos enclaves más grandes de la raza humana en el Mundo del Emperador Mortal.


Aquí existían las bases de los clanes más antiguos, mientras que las sectas y los linajes no eran tan inminentes. Por ejemplo, uno solo podía escuchar acerca de algunos clanes, como el Clan Cao. Sin embargo, aquellos que entendieron la ciudad sabían que estos clanes tranquilos habían existido por incontables años. Eran incluso más viejos que algunos linajes imperiales.


Según los cuentos, durante muchas generaciones, bastantes emperadores inmortales habían visitado la Ciudad Santa. Además, nunca mostraron sus auras aquí y solo vinieron como la gente común.




Incluso los emperadores inmortales no querían perturbar la paz de este lugar. Después de llegar, venían a ver los restos antiguos de los grandes sabios.

Debido a esta leyenda, la Ciudad Santa siempre había sido tranquila. Incluso aquellos que tenían enemistades no peleaban dentro de la ciudad. Saldrían afuera para arreglar la deuda en su lugar.


Al estar de pie ante las puertas de la Ciudad Santa, uno podría ver otra cordillera ondulante frente a ellos. Era extremadamente majestuosa y magnífica, dejando a los espectadores sin aliento pesando sobre sus corazones. Esta espectacular cordillera era un tema querido de los habitantes de este mundo: las montañas de la Guerra de los Dioses; ¡Se dice que una batalla entre deidades había tenido lugar aquí!


(jajaja me equivoque entonces es montañas de la guerra de los dioses xD)

Li Qiye suspiró suavemente mientras miraba la distante Ciudad Santa. Dio media vuelta y vio las montañas de la Guerra de los Dioses detrás de él y su mente se hizo aún más pesada.


Después de la batalla final de ese año, ríos de sangre corrieron desenfrenados y montañas de cadáveres ocuparon esta tierra. Eventualmente, un nuevo amanecer fue introducido en los nueve mundos, señalando el final de la Era de la Era Ming Antiguo.




En aquel entonces, después de mirar a los generales y grandes sabios que sobrevivieron para salir de las ruinas, preguntó con un corazón pesado: "¿A dónde irán todos desde aquí?"

Después de un largo silencio, algunos generales querían seguirlo mientras que otros querían regresar a casa por fin. Una parte del ejército dijo: "¡Estamos dispuestos a proteger esta tierra para proteger la última luz del amanecer del Mundo del Emperador Mortal!"


Desde entonces, un batallón de este ejército se quedó en esta tierra y comenzó sus propias familias. ¡Construyeron una ciudadela gigantesca y le dieron el nombre, Vigía del Cielo! No fue hasta mucho más tarde que se conoció como la Ciudad Santa.


Esta no era una sensación agradable para Li Qiye mientras miraba las Montañas de la Guerra de los Dioses. Los genios más talentosos y brillantes junto con muchos grandes sabios invencibles lo siguieron para luchar en esa época.


Sin embargo, un sinnúmero de ellos murieron aquí. No importaba si uno era un  hijo 
bendito o hija del cielo o un gran sabio, si uno caía en la batalla, otro tomaría su lugar. ¡Debido a que abrieron el sendero con su sangre y sus vidas, el ejército pudo detener una ola de ataques tras otros de las fuerzas del  Ming Antiguo!



Esa guerra fue demasiado trágica. ¡Sus enemigos no eran solo Godkings, sino incluso Emperadores Inmortales! Al final, fueron victoriosos e incluso los Emperadores Inmortales fueron derrotados. ¡La nueva era dorada comenzó para los nueve mundos! [1. La pluralidad no se establece explícitamente aquí, pero puede ser plural. Suponer que tanto el singular como el plural pueden ser problemáticos en esta traducción, pero creo que el plural es la elección correcta aquí].

"Hermano Li, ¿entramos a la ciudad?", Preguntó Ye Chuyun suavemente después de ver el estado aturdido de Li Qiye.


La mente de Li Qiye finalmente regresó. Miró a Ye Chuyun antes de negar con la cabeza: "Entra primero, quiero ir a algún lugar por un tiempo. Me reuniré contigo más tarde ".


"De acuerdo, tengo que reunirme con un mayor de todos modos". Ye Chuyun fue muy sensata con su respuesta: "Solo házmelo saber cuando seas libre".


Li Qiye asintió levemente. Ye Chuyun no dijo nada más y se despidió antes de entrar a la ciudad con prisa.


Li Qiye suspiró y determinó su próximo destino, luego se dirigió hacia un cierto pico.




Había muchas colinas entre la Ciudad Santa y las Montañas de la Guerra de los Dioses. De hecho, el camino para ingresar a la ciudad requería cruzar estas colinas.

Mucha gente vivía en estas numerosas y espirituales colinas. Ellos construyeron sus propias ciudades pequeñas. Tanto los cultivadores como los mortales que entran o salen de la Ciudad Santa pueden descansar en estos lugares.


Pico Albaricoque estaba entre estas colinas. Este lindo pico era de tamaño promedio y ya tenía un maestro. Había un viejo patio expansivo. La palabra "Xu" estaba inscrita en una tableta junto a la entrada.


Mientras tanto, en la parte inferior del pico había otro edificio antiguo. Era una bodega que también tenía una placa con la palabra "Xu" frente a la puerta, meciéndose con la brisa.


Xu de Pico Albaricoque era un pequeño clan. Sin embargo, este almacén de vino que era tan humilde en tamaño parecía ser atemporal.


Tanto los mortales como los cultivadores que llegaban a este lugar se detenían para tomar algo en el almacén de vino por un momento. De vez en cuando, alguien le preguntaba al viejo comerciante: "¿Alguno de sus ancestros fue cultivador?"




No era extraño hacer esta pregunta porque en la Ciudad Santa e incluso en las miles de millas que la rodeaban, muchos ancestros de los mortales solían ser cultivadores.

El viejo comerciante solo sonrió y nunca respondió este tipo de pregunta.

Uno podía oler la fuerte fragancia del licor en el momento en que entraron en el Pico Albaricoque. Esto fue lo mismo para Li Qiye. Al oler esta fragancia familiar, surgieron muchas emociones en su mente. Él no sabía qué decir en este momento.

"Vino añejo del Clan Xu, un olor memorable y nostálgico" murmuró Li Qiye.

El almacén de vinos Xu había estado aquí por mucho tiempo. Para cuando los jóvenes que estaban cerca comenzaron a darse cuenta de lo que les rodeaba, el almacén ya había estado presente. Después de tantos años, continuó prosperando generación tras generación.

No había tantos clientes cuando Li Qiye entró. Fuera de varios mortales bebiendo, solo había uno o dos cultivadores descansando.




El tendero inmediatamente lo saludó. Li Qiye fue al segundo piso y se sentó junto a una ventana.

Li Qiye estaba algo distraído mientras miraba al Pico Albaricoque afuera. El tendero le preguntó: "Señor, ¿qué le gustaría?"

Li Qiye se calmó y miró al viejo tendero y su rostro familiar antes de suspirar. Un descendiente del Clan Xu ... Él ordenó: "Tráeme una botella de vino y algunos bocadillos".

El tendero confirmó lo que Li Qiye quería y estaba a punto de irse, pero Li Qiye lo llamó de vuelta y habló con voz suave: "¿Su Clan Xu todavía está bien? ¿Cómo están los niños?"

El viejo tendero dio media vuelta y no encontró esta pregunta extraña. Dijo con una sonrisa: "Señor, gracias a las bendiciones de todos, mi  Clan 
Xu  ha estado dirigiendo este restaurante durante mucho tiempo. Aunque no tenemos tantos hijos, están llenos de piedad filial ".

"Eso está bien, eso está bien". Li Qiye asintió suavemente.




Li Qiye suspiró una vez más mientras veía al viejo tendero irse. Clan Xu  ... En esa era distante, era un clan tan poderoso y próspero.

Fue poderoso a un nivel temible. Ni siquiera los Godkings del clan Ming Antiguo se atreverían a provocarlo.


Cuando decidió atacar al  Ming 
Antiguo, intentó presionar a mucha gente. El ancestro del Clan Xu fue el primero en responder a su llamada. ¡Además, todo el clan y sus discípulos se unieron en esta guerra prolongada!

En el momento de la victoria final, al Clan Xu solo le quedaba el ancestro y su hija menor. Li Qiye siempre se abatió cuando recordó a la pequeña niña.


Ella era una chica muy vivaz con talentos excesivamente altos. ¡Después de la guerra, se volvió retraída y callada, como una persona completamente diferente! Ella había perdido demasiado durante esa guerra fría y no pudo soportar el impacto.


Más tarde, vino a ver a la chica varias veces y vio cómo una chica animada se convertía en una sombra silenciosa. ¡Las heridas de la guerra no sanarían, haciendo que su corazón se sintiera incómodo cada vez que se encontraban!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario