DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

jueves, 24 de mayo de 2018

ED Capítulo 937: Inseparable

ED Capítulo 937: Inseparable



Li Qiye se quedó en la escuela del Loto Puro. Aparte de refinar su fundación de dao, usó su tiempo para meditar en los misterios supremos a fin de perfeccionar el bajel de athanasia. Tenía una visión particular en mente: una vez que los tres bajels se perfeccionaran, se formaría un sistema completamente nuevo.

Li Qiye sabía que solo con respecto a la creación de la vida, otras personas habían ido mucho más allá que él.

Sin embargo, sin importar cuán poderoso sea uno en este sendero, tendrían que pagar un precio terrible. Esta era una cuestión que desafía el cielo, un desafío a los altos cielos.

Debido a esto, la nueva idea de Li Qiye era levantarse contra los cielos y superar todas las cosas. Crear vida solo no era suficiente. Si este fuera su límite, entonces todo habría terminado para él.

Por esta razón, debe hacer que los bajels se apoyen mutuamente en lugar de ser existencias independientes, para formar un nuevo sistema que nunca antes había existido, ¡para alcanzar una altura sin precedentes!



Por lo tanto, todavía quedaba un largo camino por recorrer para Li Qiye. En su opinión, convertirse en el Emperador Inmortal fue solo el comienzo.

Durante su estancia, Ye Chuyun no era reservada en absoluto. Ella directamente le pidió ayuda cada vez que tenía preguntas sobre la cultivación. Ella no tenía la misma mansedumbre de las mujeres del sur. Ella era franca pero agraciada. Más importante aún, incluso como  Paragón 
Virtuoso, ella todavía lo consultaba con sinceridad y modestia.

Sabía mejor que nadie que, a pesar de ser un paragon, Li Qiye era mucho más poderoso que ella. Incluso un genio como Bing Yuxia estaba llena de respeto hacia Li Qiye, por lo que no tenía nada de qué ser arrogante.


Li Qiye tampoco se contuvo, resolvió todas sus preguntas y señaló sus deficiencias.


Después de obtener su guía, Ye Chuyun tuvo un nuevo sentido de iluminación. Muchas cosas que ella no podía entender antes de repente se aclararon.


"No puedo alcanzar tu comprensión del gran dao incluso si lo intento por el resto de mi vida". Ella estaba absolutamente convencida por su conocimiento.




Li Qiye solo sonrió. Incluso podía enseñar a un Emperador Inmortal, por lo que este nivel de orientación no era nada especial.

Li Qiye dijo sonriendo: "Es solo porque también puedes entender. Si me das un buey para enseñar, incluso si pudiera vomitar un diluvio de lotos celestiales con mis palabras, todavía no lo entendería ".



El talento de Ye Chuyun era alto. Aunque todavía había una brecha entre ella y Bing Yuxia, ella tenía un corazón con las características de una flor de orquídea. Esto compensó sus debilidades. [1. La orquídea es el símbolo de la perfección y la elegancia en la cultura china.]


Ella se rió entre dientes después de escuchar esto. La suave sonrisa hizo que una chica gentil como ella fuera aún más encantadora que antes.


Ella se sumergió en la cultivación con la guía de Li Qiye y se convirtió en su amiga, una sombra inseparable.


Esto hizo que los discípulos de la escuela pensaran que su maestro de escuela había encontrado un compañero de dao. Incluso los ancestros ​​pensaron que Ye Chuyun había encontrado su amor. 

Específicamente la llamaron y le preguntaron: "Chica, ¿cuándo es tu boda?"




Después de escuchar al ancestro, Ye Chuyun no sabía si reír o llorar. Se dio cuenta de que su ancestro no entendió bien, así que sonrió y negó con la cabeza: "Ancestro, no dije que quisiera casarme".

"Entiendo que te importa la secta, pero tampoco puedes abandonar tu propio matrimonio. Si tienes a alguien que te gusta y él es el indicado para ti, entonces solo ve a casarte con él ". Este ancestro dijo:" Nuestra escuela es diferente a las demás, nuestra maestro de escuela puede casarse. No tenemos la ambición de competir con el resto del mundo, basta con vivir en paz. Los mayores en la secta no quieren que desperdicies tu oportunidad solo por la secta ".


Ye Chuyun no supo cómo responder después de escuchar esto. La noticia de que ella siempre estaba junta con Li Qiye se había extendido por toda la escuela. No hubo discípulo que no supiera sobre ellos. Sin embargo, la verdad es que no pasó nada entre ellos.


El le dijo a Ye Chuyun: "He comprobado al mocoso que se queda contigo. Él realmente no está mal; no le teme al mundo y tiene un corazón de dao firme, definitivamente un personaje extraordinario. Si te gusta, entonces cásate con él. Los mayores en la secta te apoyan ".




Ella rió torpemente antes de negar: "Ancestro, esta es una cuestión imposible. Además, incluso si quisiera casarme, el hermano Li no estaría dispuesto. Hay tantas bellezas a su lado y todas son genios ".

"Tienes que luchar por tu matrimonio. Mientras lo intentes, siempre habrá una posibilidad. "El ancestro habló profundamente.


Ye Chuyun estaba en una perdida de palabras. Eventualmente, ella se despidió del ancestro ya que no quería discutir este asunto por más tiempo porque todos habían malinterpretado su relación con Li Qiye. Además, empeoraba más y más. Sin embargo, ella no trató de aclarar este malentendido. Li Qiye era demasiado perezoso también. Debido a esto, todos asumieron que realmente se habían convertido en pareja.


Li Qiye estaba muy contento con su tiempo aquí en la escuela del loto. No hubo preocupaciones y Ye Chuyun se ocupó de cada detalle trivial. Su tiempo de cultivación juntos fue muy puro y no fue afectado por los estragos de la vida. Disfrutó los días que pasan así.


Aunque tanto Ye Chuyun como la señora Zi Yan fueron amables, hubo una gran diferencia entre las dos. La señora Zi Yan era tan suave como el agua, como la lluvia de primavera que cae sobre la vida cotidiana de Li Qiye. Mientras tanto, Ye Chuyun era una corriente creciente que borraba sus preocupaciones seculares.




Ye Chuyun lo siguió y no permitió que nada interfiriera con su meditación. Sin embargo, en un día en particular, ella tuvo que interrumpirlo.

"Hay un mensaje, ¿te gustaría escucharlo?". Le preocupaba que él se distraiga, por lo que no le molestaría con asuntos ordinarios.

"¿Qué es?" Li Qiye casualmente preguntó.

"Nuestros discípulos obtuvieron algo de información nueva. Hace varios días, un río inmortal surgió de la montaña de la Guerra de los Dioses. Le pregunté a mis ancestros antes de escucharlo y descubrí que esto es algo que nunca antes había sucedido ". Explicó:" Hace un par de días, expresaste interés en ir allí, así que me pregunto si quieres ir ahora mismo?"

De hecho, ella realmente esperaba que se quedara en la escuela del Loto Puro. Su tiempo juntos fue muy agradable.

"¿Río inmortal? Explica". Li Qiye expresó su interés al entrecerrar los ojos.




"No sé los detalles exactos. Los discípulos dijeron que parecía una corona en ascenso. "Ella sacudió suavemente la cabeza en respuesta.

Después de escuchar esto, inmediatamente se levantó y habló lentamente: "Iremos mañana".

"¿A la montaña de la Guerra de los Dioses?", Preguntó.

Li Qiye negó con la cabeza: "No, no tenemos prisa por ir allí. Nos dirigiremos primero a la Secta Guardia del Cielo".

"Secta Guardia del Cielo". Ye Chuyun se sorprendió y dijo: "La Secta Guardia del Cielo no se encuentra con extraños en estos días. No creo que quieran competir en esta generación tampoco ".

"Me verán, dejé algo allí", respondió Li Qiye.

Ye Chuyun lo miró y habló en voz baja: "¿Qué tal si voy contigo? Si no lo encuentras apropiado, entonces no haré las cosas difíciles ".




Ella era lo más gentil posible en este momento y exudaba un encanto indescriptible con cada una de sus acciones.

Li Qiye se encontró con su mirada y asintió con la cabeza: "Iremos juntos entonces. Después de terminar con la Secta Guardia del Cielo, iré a la Montaña de la Guerra de los Dioses, luego iré a la Meseta Funeraria Budista. No tienes mucho que ver en la montaña de la Guerra de los Dioses, pero la meseta es definitivamente un lugar que vale la pena visitar. Podrás beneficiarte del viaje ".


"Aprecio tu guía." Ye Chuyun se puso feliz y se inclinó con emoción.


Li Qiye acarició suavemente el cabello que le corría por la frente y dijo: "Esto no se considera una guía, pero es más por afición a ti. Tu voluntad de llegar al dao es como el agua que fluye, libre pero persistente como la lluvia tranquila en primavera. En el futuro, no te convertirás en un Emperador Inmortal, pero seguirás siendo un experto supremo ".


"Estoy muy feliz de escuchar tus alabanzas". Ella sonrió mientras sus cejas se levantaban con gracia. Ella tenía un atractivo particular para llegar directamente al corazón.


Li Qiye ordenó: "Ve a prepararte ya que necesitarás irte por un largo tiempo".




Ye Chuyun no dudó en absoluto y comenzó sus preparativos. Dejó los asuntos de la secta a los ancianos para que pudiera visitar la Secta Guardia del Cielo con Li Qiye.

Al día siguiente, se embarcaron en su viaje. Ye Chuyun no trajo ningún discípulo para no molestar a Li Qiye.


Tang Sur también estaba cerca del extremo suroeste de la Tierra Estéril mientras que la Secta Guardia del Cielo estaba en la región sureste, por lo que los dos se dirigieron hacia el este.


Sin embargo, Li Qiye no tenía prisa. En lugar de tomar un portal tras otro, optaron por tomar un bote para cruzar las cordilleras.


En el camino, se detuvo en otros lugares. Todos eran diferentes; antiguas capitales, montañas, ríos, picos divinos ...


Su expresión siguió cambiando después de detenerse en estos lugares; silencio, tristeza, aturdimiento ...


No importa el momento u ocasión, Ye Chuyun solo se mantuvo quieta a su lado y le hizo compañía.


La Tierra Estéril tenía un significado diferente en la mente de Li Qiye. Si las Cien Ciudades del Este fue memorable debido a que es el origen de la raza humana, entonces la Tierra Estéril era un lugar en el que no quería pensar.


Sin embargo, al mismo tiempo, este era el lugar donde Li Qiye quería detenerse más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario