DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

jueves, 28 de diciembre de 2017

SOTR Capítulo 762: El Generoso Joven Maestro Ji San

SOTR Capítulo 762: El Generoso Joven Maestro Ji San


Últimos Cap adelantados hasta el 30 de diciembre.



Jiang Chen vio al joven maestro esperándolos afuera de la entrada, pero no se acercó a él. En cambio, envió un mensaje: "Busquemos un lugar tranquilo para hablar, joven maestro Ji San".

El joven maestro Ji San agitó su abanico de papel y no mostró ningún cambio en su expresión a pesar de haber escuchado la voz de Jiang Chen. Un momento después, regresó con "Wei Jie, reservaré una mesa en Pequeñas Nubes Ociosas. Sígueme allí ".


Pequeñas Nubes Ociosas era un restaurante de clase extremadamente alta en Capital 
Veluriyam . Estaba exquisitamente construido en un lugar tranquilo, y sus reglas de recepción eran excepcionalmente estrictas. No era un lugar donde la gente común podía conseguir una mesa. De hecho, incluso un miembro de la familia aristocrática de noveno rango podría no ser capaz de reservar una mesa en Pequeñas Nubes Ociosas. Solo un miembro de un gran clan podría reservar una mesa con seguridad. Incluso Jiang Chen se sorprendió un poco cuando llegó a Pequeñas Nubes Ociosas con Wei Jie. No creía que un restaurante de tan buen gusto existiera en un lugar tan caro como Capital Veluriyam . Situado entre colinas y ríos, el restaurante emitió un ambiente increíblemente agradable. A partir de las reacciones de Wei Jie, parece que incluso él no tuvo la oportunidad de frecuentar Pequeñas Nubes Ociosas a menudo. El dúo acababa de llegar a la entrada cuando un mayordomo les dio la bienvenida con una sonrisa profesional. "Mis disculpas, pero ¿son los dos amigos del joven maestro Ji San?"





Wei Jie asintió, "¿Ha llegado el joven maestro San?"

"El joven maestro Ji San ya los está esperando a ustedes dos arriba. Por favor, síganme ". Este gerente obviamente ocupaba un alto puesto en Pequeñas Nubes Ociosas, pero el hecho de que los hubiera acogido personalmente era un gran honor. Wei Jie entendió que este honor no fue otorgado en su nombre, sino en el del joven maestro Ji San. El clan más importante en Capital 
Veluriyam aún tenía una gran influencia.

Los platos ya estaban en la mesa cuando llegaron a una habitación exquisita. La figura alta del joven maestro se quedó con un poco de ansiedad escapando de su expresión. Era obvio que el joven maestro Ji San estaba extremadamente preocupado por la píldora de la longevidad. Al ver que Jiang Chen se había reunido con Wei Jie, el joven maestro Ji San instruyó inmediatamente al mayordomo: "Gracias por su servicio, pero no lo necesitaremos por ahora. Nos cuidaremos a nosotros mismos ".


El mayordomo era una persona muy discreta, y entendió que él o el personal no debía estar al tanto de la conversación privada del invitado. Inmediatamente sonrió, "Por favor disfruta tu comida".





Una vez que todo el personal de Pequeñas Nubes Ociosas había salido, el joven maestro Ji San agitó su mano, "¿Cómo se llama tu amigo, Wei Jie?"

Wei Jie todavía se veía un poco incómodo en la presencia del joven maestro Ji San.

Rápidamente respondió al escuchar la pregunta: "Él es el nuevo rey de la píldora invitado que la Casa Wei ha contratado. Puedes llamarlo Rey de la Píldora Zhen, joven maestro ".


El joven maestro Ji San asintió antes de examinar a Jiang Chen por un breve momento con una mirada complicada. Saludó a Jiang Chen, "me disculpo por estar mal informado, porque esta es la primera vez que escucho de su reputación, Rey de la Píldora Zhen. ¿Puedo tener el placer de saber quién es tu maestro?"


El tono del joven maestro Ji San fue un poco inquisitivo, pero a Jiang Chen no le importaron esas pequeñas transgresiones. Por lo menos, este joven maestro Ji San no lo había recibido con la hipocresía, "es un honor conocerte por fin" cuando ni siquiera conocía a Jiang Chen. Desde este ángulo, juzgó que el joven maestro Ji San era, al menos, una persona por encima del tablero que no andaba por las ramas demasiado.





"Joven maestro Ji San, no hay extraños aquí", sonrió Jiang Chen, "Así que no vamos a andar de un lado a otro sondeando los antecedentes de cada uno, ¿o sí? Estoy seguro de que no conoces a mi maestro, incluso si tuviera que decírtelo ".

Jiang Chen se sentó en su lugar después de hablar y se sentó en un asiento de invitado con una floritura, presentando la píldora de la longevidad de rango superior que había preparado desde hacía mucho tiempo. Empujó suavemente la botella de píldora y la envió deslizándose hacia el joven maestro Ji San. No hay palabras tan persuasivas como la realidad. La única razón por la que el joven maestro Ji San investigaba aquí y allá era porque sospechaba las afirmaciones de Jiang Chen de poseer la píldora de la longevidad. En ese caso, no había nada más persuasivo que poner la píldora de la longevidad sobre la mesa.


Como era de esperar, el joven maestro Ji San levantó una ceja al instante y agarró la botella de píldora con un poco de agitación en su rostro. Lo olfateó un poco, y la alegría floreció de inmediato. Podría decir al menos que la presencia de esta píldora estaba en el punto. Además, esta píldora era de hecho de una calidad superior a la que subastó el Pabellón Crestas Unidas. Obviamente, con prisa, el joven maestro Ji San sacó la píldora de la Longevidad de grado superior y jugó con esta cuidadosamente en sus manos. La exploró continuamente con su conciencia. Cuanto más miraba, más perdía su expresión seria y se relajaba. La alegría en su rostro se hizo más y más clara.






"¡Bien bien bien! Esta píldora es genuina. Definitivamente es la píldora de la longevidad. Es incluso mejor que la subastada por el Pabellón Crestas Unidas. Eres un hombre de palabra, Rey de la Píldora Zhen. "Las nubes en el rostro del joven maestro Ji San se desvanecieron un poco, e incluso su sonrisa se volvió cortés," Wei Jie, tu Casa Wei finalmente ha encontrado un confiable rey de la píldora. Debo felicitarlo por esto ".

Su única línea causó que su relación bastante rígida se descongelara un poco. Wei Jie respondió apresuradamente, "Rey de la píldora Zhen es la razón más grande por la que somos capaces de resolver nuestros conflictos internos. Su talento del dao de la 
píldora es inconmensurable ".

El joven maestro Ji San asintió con una sonrisa y jugó con la píldora de la longevidad con admiración durante mucho tiempo. La alegría en su rostro se parecía a la de un niño que acababa de obtener un delicioso dulce por primera vez.


"Rey de la Píldora Zhen, si esas tres píldoras de la longevidad de rango medio pudieran venderse por una suma de ciento veinte millones, entonces valdrían cuarenta millones cada una. Por lo tanto, su píldora de la longevidad de rango superior valdría al menos cincuenta millones. Así que aquí, toma tu Caldero Skysnatcher. ¡Nos ahorraremos el problema y el cliché de intercambiar dinero! "Este joven maestro Ji San era un personaje sorprendentemente refrescante. Sacó el Caldero Skysnatcher y lo empujó directamente hacia Jiang Chen.






Jiang Chen echó un vistazo al Caldero Skysnatcher , sintiéndose bastante impresionado por el carácter heroico del joven maestro Ji San. Él había gastado cincuenta y seis millones de piedras espirituales santo para ganar este caldero. Sin embargo, este verdadero valor de la Píldora de la Longevidad de rango superior en realidad solo valía de dos a tres millones de piedras espirituales santo.

La razón por la que su precio se elevó a alturas locas antes era simplemente porque el Clan Majestuoso había manipulado la ansiedad del joven maestro Ji San y se había topado con él. No había duda de que Jiang Chen se beneficiaría enormemente si cambiara esta píldora de la Longevidad de rango superior por un caldero Skysnatcher así como así. Pero Jiang Chen entendió que no podía aceptar este intercambio, o al menos no así. En lugar de guardar el Caldero Skysnatcher a toda prisa, miró al joven maestro Ji San con ojos sinceros. "Joven maestro Ji San, estoy muy impresionado por tu heroísmo. Sin embargo, sufrirá una gran pérdida si comerciamos de esta manera, y como tal, no puedo aceptar este intercambio con buena conciencia ".


El joven maestro Ji San frunció el ceño y dijo: "El dinero no es un problema para mí, amigo mío. Puede sentirse cómodo si sus dudas se basan únicamente en la diferencia entre los precios. Hago a mis amigos completamente basados ​​en mis propias preferencias, y no es raro que gaste decenas de miles de una sola vez ".





Jiang Chen sonrió débilmente y respondió: "No es solo un problema de la diferencia de precio".

"¿Cuál es el problema entonces?"


Jiang Chen habló en serio, "Es exactamente porque eres un personaje tan heroico que no quiero aprovecharme de ti, joven maestro Ji San. Si fueras una persona vil como Wang Teng, no solo me aprovecharía de ti, también me reiría a tus espaldas ".


El joven maestro Ji San rió ruidosamente de acuerdo al escuchar la descripción de Jiang Chen de Wang Teng, "¡Bien dicho! Ese Wang Teng es bastante vil ciertamente".


"Veo que tu mente está centrada en la píldora de la longevidad, y te he visto dispuesto a sufrir a través de las artimañas de Wang Teng y separarte de cien millones de piedras espirituales santo solo para pujar por ella. ¿Puedo preguntar por qué? "En realidad, Jiang Chen ya sabía la verdad desde que Wei Jie le había contado sobre esto antes. Pero no podía dejar que el joven maestro Ji San pensara que Wei Jie era alguien hablador, razón por la cual había fingido deliberadamente su ignorancia y había formulado esta pregunta.





Como era de esperar, el joven maestro fue atrapado por sorpresa momentáneamente antes de lanzar una pensativa mirada a Wei Jie. Él asintió y respondió lentamente: "Wang Teng lo mencionó varias veces en la subasta, y los rumores se han extendido por toda Capital Veluriyam . Supongo que es poco probable que las noticias estén ocultas por más tiempo. Sí, es verdad. El señor del clan del Dragón Enrollado está llegando al final de su vida, y perderá toda su cultivación dentro de tres años. Entonces, cuando me enteré de las habilidades milagrosas, pensé ... "El joven maestro Ji San detuvo su oración en este punto. No hubo necesidad de hablar.

"Joven maestro San, esta es también la razón por la que te he impedido luchar por la píldora de la longevidad contra Wang Teng. Si gastaste más de cien millones en esta píldora de la longevidad y descubrieras más tarde que la píldora era de hecho, completamente inútil para un cultivador del reino emperador, te habrías convertido en el hazmerreír de toda la capital Veluriyam. "Jiang Chen entendió que la verdad era un poco cruel, pero tampoco deseaba mentir al joven maestro Ji San.


La expresión del joven maestro Ji San cambió abruptamente cuando escuchó esto. Todas las sonrisas en su rostro desaparecieron de inmediato cuando su tez adquirió un tono de blanco mortal. "Rey de la Píldora Zhen, ¿hay alguna ... base detrás de tu afirmación?"






Jiang Chen declaró sin pestañear, "Puedo hablar con mi vida de que la píldora de la longevidad es casi completamente ineficaz para un cultivador del reino emperador. De hecho, los efectos secundarios pueden ser incluso mayores de lo habitual. Incluso puede tener el efecto contrario ".

El joven maestro Ji San miró fijamente a los ojos de Jiang Chen. Era obvio que estaba tratando de averiguar si Jiang Chen estaba diciendo la verdad. Jiang Chen suspiró suavemente, pero nunca apartó la mirada del joven maestro Ji San. Simplemente lo miró con calma. La expresión del joven maestro Ji San se transformó de alegría, shock, desilusión y desesperación. Parecía perdido y completamente abatido. "¿Cómo podría ser esto? ¿Cómo podría ser esto? ¿Es este el destino de nuestro Clan del Dragón Enrollado? "El joven maestro Ji San murmuró amargamente.


Wei Jie deseaba consolar al joven maestro Ji San, pero cuando pensaba en su condición inferior y palabras inútiles, no estaba muy seguro de qué decir. Aunque el joven maestro Ji San había perdido la compostura por un momento, solo duró un instante. Rápidamente recuperó la calma y empujó el caldero Skysnatcher hacia Jiang Chen. "Rey de la píldora Zhen, la verdad es un poco cruel, pero sigo admirando tu honestidad. Toma este Caldero Skysnatcher, y me llevaré esta píldora de la longevidad. "Una diferencia de precio de varias decenas de millones realmente no era nada para el joven maestro Ji San.






Jiang Chen parecía un poco sorprendido. Pensó que había dejado en claro los pros y los contras, y que esta píldora de la  longevidad ya no tenía ningún significado para el Clan del Dragón Enrollado. "Joven maestro Ji San, no debes apostar con la píldora de la longevidad. Este es mi consejo sincero ", aconsejó Jiang Chen.

El joven maestro Ji San suspiró impotente, "Puede que no entiendas la situación del Clan del Dragón Enrollado, Rey de la píldora Zhen. Nuestro señor de clan tiene solo tres años, así que incluso si no tomo este riesgo, lo único que el señor del clan podría hacer es esperar su muerte. Si ese es el caso, puedo intentarlo ".


"Olvídate de tres años, incluso tres días puede ser suficiente para que ocurra un milagro en el mundo del dao marcial. La píldora de la longevidad puede ser inútil para su situación, pero no es como si no tuviera una pizca de esperanza en este momento, joven maestro Ji San, "Jiang Chen pensó por un momento y finalmente decidió que podía divulgar un poco del secreto . Pudo ver que este joven maestro Ji San era una persona franca y sincera. Jiang Chen también estaba dispuesto a darle una pequeña pista basada solo en su generosidad.






Como era de esperar, la luz de la esperanza se iluminó una vez más en los ojos del joven maestro Ji San cuando escuchó esto, "¿Qué quieres decir con eso, Rey de la píldora Zhen?" Inmediatamente se animó cuando oyó que aún había esperanza.

"¿Recuerdas el último artículo que pujaste?" Preguntó Jiang Chen con una sonrisa.


"La Grulla de Nube de Corona Dorada?" El joven maestro Ji San parecía conmovido. Estaba a punto de preguntarle a Jiang Chen por qué había gastado ochenta millones en el animal espiritual. 

Simplemente se había abstenido de hacerlo debido a la píldora de la longevidad.

"Exactamente, la 
Grulla de Nube de Corona Dorad", asintió Jiang Chen, "un maestro extraordinario me enseñó el dao de la píldora cuando era joven, y una vez me dijo que hay todo tipo de píldoras que pueden extender la vida de uno en este mundo. Dijo que la píldora de la longevidad puede prolongar la vida de un cultivador del reino sabio entre quinientos y ochocientos años, y que también hay otra píldora que puede hacer lo mismo con un cultivador del reino emperador ... "

"¿Qué?" El joven maestro Ji San inmediatamente se levantó de un salto. Una alegría salvaje llenó sus ojos, y la incredulidad acribilló su rostro, "¿Existe realmente una píldora tan milagrosa en el mundo?"Incluso Wei Jie se sorprendió mucho cuando miró a Jiang Chen con asombro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario