DevilNovels - Tus Novelas en Español

Devilnovels, Against the gods online español, Tales of Demons and Gods, Sovereign of the Three Realms, Legend of the Dragon King

Si te gusta la página, por favor desactiva adblock para ayudarnos.

martes, 29 de agosto de 2017

ATG Capítulo 908 - La Fuerza Aterradora del Camino de lo Divino

ATG Capítulo 908 – La Fuerza Aterradora del Camino de lo Divino



“En este mundo, Feng Xue’er posee la más pura sangre divina. En varios años, definitivamente sería capaz de alcanzar el Reino Profundo Divino y convertirse en la primera persona en toda la historia del Continente Cielo Profundo en alcanzar el camino divino. Después de eso, todavía tendría un futuro ilimitado y posibilidades ilimitadas.”


“Y tú, Xuanyuan Wentian, no sólo serías incapaz de romper a través del Reino Profundo Divino, ¡tampoco hay futuro para ti! Además, puesto que tu linaje y tu alma ya han sido completamente corrompidos, trastornados y destrozados, después de tu muerte, ¡¡te disiparas completamente y no serás capaz de reencarnar por la eternidad!!”

Atacar al oponente, hacerle enojar y perder su tranquilidad a veces sería más eficaz que cortar uno de sus brazos. Yun Che lo había logrado obviamente, ya que todas sus palabras habían apuñalado en los puntos débiles de Xuanyuan Wentian. El cuerpo entero de Xuanyuan Wentian temblaba y el aura negra de su cuerpo se volvió caótica. Era obvio que estaba completamente enfurecido.

Justo cuando Yun Che estaba a punto de añadirle combustible al fuego, de repente vio accidentalmente que el temblor de Xuanyuan Wentian había empezado de pronto a calmarse y hasta la ira en sus ojos había empezado a reducirse rápidamente.

“Heh, heheheh…” Xuanyuan Wentian empezó a reír y su risa ya no era feroz, sino más bien sombría: “Este soberano ya es el Señor Supremo del mundo, un dios diablo que posee la fuerza del Camino Divino… ¿cómo podría yo ser enojado por un simple mortal como tú?”

“…” Yun Che abrió la boca y la cerró. Este Xuanyuan Wentian pasó de calmado a irritado y volvió repentinamente a calmarse nuevamente. Entonces, se irritó debido a sus propias palabras antes de que de repente se tranquilizara de nuevo…

¡Este constante e intenso cambio de emociones era simplemente una locura!

“¿Futuro ilimitado y posibilidades ilimitadas? Heh…” Xuanyuan Wentian rió sombríamente, “¡Ustedes son los que realmente no tienen futuro y posibilidades! Porque hoy, este soberano… ¡los exterminará a todos ustedes aquí!

BOOOOM…

En el cielo que estaba desprovisto de luz, la oscuridad se había convertido en una sólida sustancia pegajosa que se estaba regando gradualmente mientras retumbaba. En un mundo desprovisto de luz, la oscuridad parecía una bestia feroz que consumía los cielos y la tierra.

Yun Che sentía que la intensa presión era cada vez más fuerte. Sus ojos penetraron a través de la oscuridad y se dio cuenta de que la oscuridad retumbante se estaba reuniendo detrás de la espalda de Xuanyuan Wentian. Creció gradualmente y se convirtió en un mar más y más enorme de oscuridad donde las fronteras casi no podían ser vistas.


¡El límite superior era el cielo, mientras que las fronteras inferiores eran los grandes mares!

Las cejas de Yun Che se fruncieron ferozmente, la energía profunda de todo su cuerpo se elevó y la Espada del Castigo Celestial rápidamente barrió delante de él.

La zona donde se encontraba el Palacio Supremo del Océano se había oscurecido por completo y aún con el poder ocular de los monarcas, todavía no podían ver claramente lo que estaba a tres metros más allá de ellos. Feng Xue’er barrió sus manos nevadas y las llamas de Fénix quemaron en el cielo, devolviendo algo de luz al mundo.

“¿Qué… qué clase de poder es este?”

Este cambio espantoso en los cielos y la tierra; Esta espantosa presión que era mucho más aterradora que el infierno en sus mentes… No se atrevían a imaginar que habría una existencia tan poderosa en este mundo y que esta fuerza había venido de alguien que conocían.

“Yun Che, frente a la fuerza del dios diablo, ¡¡este soberano quiere ver cómo vas a luchar todavía!!”

¡Boom!

La Espada del Diablo de la Noche Eterna perforó hacia adelante, con una simple acción, un mar sin límites de oscuridad que cubría los cielos y la tierra envolvió a Yun Che y no había manera de escapar.


“Psss…” Yun Che inhaló fuertemente, toda la energía profunda dentro de su cuerpo comenzó a circular sin restricción. Aparte de la existencia anormal que era Jasmine, ésta era la presión más pesada y la fuerza más espantosa que había encontrado en su vida. Era diferente en comparación con toda la fuerza que había soportado en el Continente Cielo Profundo… Una diferencia completa en términos de nivel y reino.

Xuanyuan Wentian nunca pudo entrar en el verdadero camino de lo divino, no eran palabras vacías. Porque incluso cuando muriese, nunca podría alcanzar la longevidad, el poder del alma y el sentido espiritual del verdadero camino de lo divino.

Sin embargo, simplemente en términos de fuerza profunda, ¡él estaba realmente en el Reino Profundo Divino!

¡El Reino Profundo Divino que nunca había existido dentro del Continente Cielo Profundo!

Contra la fuerza en ese nivel, Yun Che no tenía ninguna posibilidad de ganar.

Sin embargo, si fuese contra Xuanyuan Wentian…

Yun Che se adelantó ferozmente, la Espada del Castigo Celestial se balanceó con intensidad y las llamas doradas del cuervo emergieron varios cientos de metros en el aire, formando un mar de llamas escarlatas que ahuyentaron fuertemente la oscuridad.

“¡Boom!”

El mar de oscuridad chocó fuertemente con las feroces llamas en el aire. En un instante, la oscuridad en el cielo se dividió en dos mundos obviamente separados. La parte más alta era la oscuridad pegajosa y densa, mientras que la parte inferior era llamas calientes abrasadoras que hacían parecer como si un sol dorado estuviera en aumento. El brillo de las llamas brillaba hacia abajo y formaba hermosos rayos en la superficie del mar.

“Eso… ¡¡eso es!!”

En la parte norte, donde el rojo y el negro de los cielos se encontraron, era como si la imagen representada fuera la del día del juicio final. Incluso aquellos practicantes profundos que soportaban el veneno diabólico miraban hacia arriba con todas sus fuerzas hacia el norte, no queriendo perderse esta imagen, Esta era una imagen que era más impactante que cualquier desastre natural y que definitivamente sólo lo encontrarían una vez en sus vidas y nunca habría una segunda vez.
Cualquiera podía decir que la oscuridad era la fuerza de Xuanyuan Wentian mientras que las llamas escarlatas eran la fuerza de Yun Che. A pesar de estar a cientos de kilómetros de distancia, todavía podían distinguir con claridad los acontecimientos de la batalla.

“¡Hermano Mayor Yun…!” Los dos brazos de Feng Xue’er se aferraban a la compinche de su vestido con fuerza mientras su corazón no podía establecerse.

“¡Hermano Mayor Yun!” Gritó Feng Xue’er, sorprendida mientras ambas manos sostenían su pecho con fuerza.

Jasmine le había dicho a Yun Che antes, si él veía el Reino Profundo Elemental al Reino Profundo Soberano como un reino enorme, entonces el reino profundo divino estaba en un reino totalmente diferente.

En los Reinos mas bajos, Yun Che podía luchar contra el Reino Profundo Tirano con la fuerza del Reino Profundo Cielo, él podría luchar el Reino Profundo Soberano con la fuerza del Reino profundo Tirano. Cuando estaba dentro del Reino Profundo Tirano, ya podía derrotar a alguien tan poderoso como Huangji Wuyu.

Durante todo este tiempo, su fuerza era capaz de trascender uno o incluso dos reinos profundos. Sin embargo, aunque el Reino Profundo Soberano y el Reino profundo Divino parecían que sólo había un reino aparte, la brecha entre los dos era demasiado enorme… Era tan enorme que en la historia del Continente Cielo Profundo, aunque había innumerables soberanos e innumerables monarcas, nunca había habido un Profundo Divino antes.


En este momento, Yun Che, que ya ha entrado en el Reino Profundo Soberano, se enfrentaba a la primera persona dentro de la historia del Continente Cielo Profundo que rompió a través del cuello de botella del Reino Profundo Soberano, poseyendo la fuerza del camino de lo divino. También estaba testificando personalmente cuán enorme era la brecha entre los dos reinos.

Las llamas del cuervo dorado que él encendió con toda su fuerza habían durado solamente apenas cinco segundos antes de que fuesen derrotadas bajo el poder de la fuerza del camino divino de Xuanyuan Wentian. Hubo una presión que parecía como si los cielos se derrumbaran. El cuerpo entero de Yun Che tembló y el mar de llamas rápidamente cayó junto con su cuerpo. Cuando se acercó a la superficie del océano, las llamas del cuervo dorado se extinguieron y no volvió a haber luz en los cielos y en la tierra.

La oscuridad que envolvía los cielos parecía la boca de un diablo, mientras rodaba y consumía a Yun Che dentro de él.

“¡Hahahahaha!” Xuanyuan Wentian dejó escapar una ria histérica que sacudió el cielo, “Yun Che, ¡estás viendo esto! ¡Esta es la fuerza del dios diablo! No importa cuánto de ustedes posea, ¡incluso si usted fuera a hacer una enorme mejora, todo sería sin sentido! ¡Frente a la fuerza del dios diablo, sigues siendo una hormiga!”


La oscuridad del aura diabólica empezó a rodar con aún más intensidad, suprimiendo gradualmente el aura de Yun Che. De repente, se oyó un agudo chirrido y una espada escarlata de repente disparó hacia el cielo. La densa oscuridad estaba siendo dividida capa por capa y la punta de la espada perforada hacia Xuanyuan Wentian. Dondequiera que la punta de la espada pasaba una espiral de tornado oscuro se formaba.

“¿En?” La risa histérica de Xuanyuan Wentian fue cortada repentinamente. El mundo de oscuridad ya había sido atravesado de abajo hacia arriba por la Espada del Castigo Celestial Asesina Diablos. La punta de la espada que emitía un resplandor escarlata iba hacia su abdomen.

A pesar de que había atravesado todo el mundo de oscuridad, el poder de la espada todavía no se reducía en lo más mínimo.

¡Es esa despreciable espada otra vez!

Xuanyuan Wentian aulló y de repente sacó la Espada del Diablo de la Noche Eterna hacia abajo.

¡¡¡Dangggg!!!

Esta fue la primera vez que Yun Che chocó con la fuerza del camino de lo divino. Desde que sus llamas habían sido completamente suprimidas, ya había sentido cuán aterradora era la fuerza del camino de lo divino. Cuando estaban a punto de cruzar espadas, ya se había preparado lo suficiente. Sin embargo, cuando la fuerza de los dos fue transferida cuando sus espadas chocaron, el cuerpo entero de Yun Che todavía temblaba. Sus dos brazos fueron entumecidos y se desmayó. En ese instante, su conciencia se había dispersado.

Yun Che resopló y su cuerpo giró hacia atrás.

“Heh, sigue luchando. ¡Sólo cuando luches lo suficiente te sentirás más desesperado!”

Toda el aura negra se reunió detrás de Xuanyuan Wentian y apuñaló su espada hacia Yun Che. La oscuridad fluyó junto con el golpe…

Yun Che, que volaba hacia atrás con fuerza, estabilizó su figura con una postura distorsionada. El aura profunda de él se elevó y las llamas reavivaron. Frente a la espada de Xuanyuan Wentian que estaba en su postura de entierro, no sólo Yun Che no se retiró o lo evito, sino sacó su espada en su lugar. El espacio que rodeaba la espada se rompía rápidamente como el vidrio y la energía ilimitada se fundía con las abrasadoras llamas divinas. El ambiente estaba distorsionado y ardía.

¡¡Boom!!

La Espada del Castigo Celestial Asesina Diablos y la Espada del Diablo de la Noche Eterna
atravesaron el aire al mismo tiempo, chocando fuertemente entre sí. En un instante, el mundo perdió completamente su ruido antes de que estallara ferozmente una vez más cuando el frágil ambiente dejó escapar un largo chirrido de ruido y se derrumbó durante varias decenas de kilómetros. Las llamas circundantes y la oscuridad fueron separadas con fuerza y ​​miles de enormes olas barrieron el mar por cincuenta kilómetros.


“Wahhhhhhhhhhhh…”

El Palacio Supremo del Océano  estaba lleno de numerosos gritos nerviosos mientras el palacio del océano entero temblaba fuertemente como si pudiera colapsar completamente en cualquier momento.

“¡Puuu!”

Una larga flecha de sangre salió de la boca de Yun Che. Sus brazos estaban desprovistos de sentimiento y fue enviado volando como un meteorito que se estrellaba. Sin embargo, frente a la postura de la espada de Xuanyuan Wentian aún no se pudo resistir completamente. Las numerosas auras de espada oscura arremetieron en su cuerpo, destruyendo su energía exterior y agregando numerosas manchas profundas de sangre en su cuerpo.

Pero Xuanyuan Wentian sólo había sido derribado por menos de treinta metros.

Sólo cuando se acercaba a la superficie del océano Yun Che se había detenido finalmente. Su cuerpo entero estaba lleno de dolor y las áreas que fueron atacadas directamente por el aura de la espada estaban en dolor insoportable. Sus dos brazos que resistieron esa fuerza espantosa exudaban rayas de sangre.

Dentro del Continente Cielo Profundo, la única persona que podía soportar un golpe de Xuanyuan Wentian era Yun Che. Si fuera alguien más, aunque tuvieran fuerza similar a Yun Che, sus brazos estarían sin duda destrozados.

Lentamente alzando la Espada del Castigo Celestial nuevamente, las llamas del cuervo dorado encendieron de nuevo en su cuerpo y su energía profunda se elevó una vez más. Aunque había muchas manchas de sangre en todo el cuerpo de Yun Che  él había comenzado a levantarse ligeramente, su fuerza resurgida no era más débil comparado a antes.

Este Xuanyuan Wentian…

En este punto, Yun Che ya estaba seguro, aunque Xuanyuan Wentian nunca obtendría la longevidad y el sentido espiritual del camino divino, su espantosa fuerza estaba realmente dentro del Reino Profundo Divino.

La razón por la cual había una brecha tan grande entre el Reino Profundo Soberano y el Reino Profundo Divino era porque, cualquiera bajo el Reino Profundo Divino, no importa que tan fuerte fuese, era todavía apenas un humano.

¡Cuando uno entraba en el Reino Profundo Divino, habría trascendido el reino de los mortales y se habría convertido en un dios verdadero entre los humanos!

Los antiguos oponentes de Yun Che, sin importar lo fuertes que fueran, aún eran humanos… incluso la fuerza del Demonio Soberano de la Matanza Lunar ya se había deteriorado al nivel de los humanos. Sin embargo, hoy, ¡él estaba confiando en su fuerza mortal para luchar contra alguien que posee la fuerza del camino divino!!


Además, no importa qué, era una batalla que tenía que ser ganada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario